La Presa Se Queja de la Escopeta

OK, mi gente. Uno más y los dejo descansar, ¿OK?

En la misma edición de El Nuevo Día que el asunto del mensaje anterior (FM), encontré que el presidente de la Cámara de Representantes (a quien tuve el “privilegio” de conocer durante una vista pública hace un par de años) se quejó el sábado 6 de agosto de la manifestación encabezada por un grupo de payasos (que por cierto, estaban celebrando su semana), quienes entraron al hemiciclo cameral y ocuparon hasta el estrado presidencial. (Créanme, me hubiera gustado incluir aquí la foto en la que salen varias payasas ocupando la presidencia cameral, pero la misma está protegida por derechos de autor… ¡otro día será!)

Según el distinguido legislador, la manifestación fue “inapropiada”, además de haber sido promovida por terceros (a los que como suele ser costumbre, no identificó) que tienen otras agendas (BOSTEZO) y utilizan la inocencia y el desconocimiento de otros para adelantar sus causas (yo también voy a pedir el steak, pero con “arañitas” de plátano, no me gusta con papas).

Peor aún, el “honorable” líder cameral dijo que al igual que otras instituciones (como las escuelas y las iglesias), la Legislatura “merece respeto”… ¡y ahí yo tuve que hacer un esfuerzo sobrehumano para aguantarme la risa! Digo, una expresión como ésa, viniendo de una persona como ÉSA… (Énfasis mío, muy a propósito…) ¡Ay, por favor, no me haga reir! Total, ¿quién de todos es más payaso? ¿O es que este líder tiene la piel demasiado finita, y no se ríe ni de sí mismo? (FUENTE: /El Nuevo Día/, 8/07/2005, página 28.)

Total, a ellos no les gusta la competencia…

Y ahora sí, como dice Xiomara González, la venezolana de Telemundo Internacional, “a otra cosa, mariposa”…

(¡NO! Yo no le estoy diciendo “mariposa” a nadie, ¡que conste!)

ESTA SEMANA EN “¡QUÉ HAY DE NUEVO!”, INAUGURAMOS EL MES DE AGOSTO CON: Dos amigos que logran el éxito económico con un invento para el baño… Una buena acción que a un individuo le puede traer problemas con su esposa… Tres monjas que confiesan entre sí sus pecados… Y… Una viuda que está MUY agradecida por la generosidad de su difunto esposo.

Ya lo saben, aquí es donde está todo esto.

Por último, una nota especial: Del jueves 11 al martes 16 estaré de viaje en Tampa (Florida, USA), por lo que no estaré escribiendo mi mensaje habitual el domingo por la noche. Espero a mi regreso a Puerto Rico poderles contar mis impresiones del viaje, y tal vez empezar a ponderar con mayor seriedad si la grama es un poco más verde allá que acá. Digo, eso tal vez abonaría al problema mencionado en el mensaje “FM” anterior, pero quién sabe…

Bueno, y con esto los dejo por hoy. Así que cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

FM… Falta ‘e machos?

Otra vez aquí, mi gente.

Acabo de leer en el periódico El Nuevo Día de hoy domingo que en términos demográficos, los varones estamos en minoría en Puerto Rico, y que por ello se le hace difícil a muchas de nuestras mujeres (especialmente aquéllas que han tenido éxito en sus derroteros profesionales) conseguir pareja. (No es que yo le dé la razón a un compañero de trabajo del DRNA que viene insistiendo en el tema desde nuestros tiempos en el Programa Graduado de Biología de la UPR en los 1980s, pero parece que las cosas son así.)

Las razones para ello son muy variadas, aunque a veces suenen como los chistes que yo chequeo cada fin de semana para la sección de Humor. Si no están casados, son homosexuales o les falta inteligencia para sostener una conversación, o tras que hay pocos, son como los teléfonos públicos: la mayoría están ocupados y la otra mitad no sirve, son de las respuestas más comunes entre las solteras consultadas por el rotativo con sede en Caparra. Claro está, en un nivel más técnico se cuentan factores como los que nosotros discutimos en los cursos de Ecología en la universidad: natalidad, mortalidad y migraciones (especialmente emigración).

Al final de cuentas, muchas de las consultadas opinan que los varones debemos dejar de hacernos la ilusión de que somos “la última [NOMBRE DE MARCA DE REFRESCO DE COLA] del desierto”, y que es preferible seguir disfrutando de la soltería a emparejarse con la versión moderna de un cavernícola. (Esto último, aclaro, dependerá de cuán sólida sea la red de apoyo con que cuente la persona…)

A todo esto, yo sé que no me considero como “la versión moderna de un cavernícola”… ¡pero por una vez aunque sea no me siento mal de estar “en minoría”! (FUENTE: El Nuevo Día, 8/07/2005, páginas 4–8.)

Por cierto, si alguna de las entrevistadas en ese reportaje se cuenta entre las lectoras de este blog y quiere comunicarse conmigo, hay dos maneras de hacerlo: oprimiendo el enlace de “Comentarios” al final del mensaje (que envía también una copia del comentario a mi dirección principal de email) o buscando mi dirección de Hotmail en el enlace al lado de mi foto, aunque ya esto es un poquito más privado… 😉

EN BREVE: “Los pájaros le tiran a las escopetas” o “No nos gusta la competencia”… y por supuesto, lo que ustedes siempre están esperando… digo, ustedes lo esperan, ¿no? ¡Digan que sí, ca…!

¡Uy, perdónenme! Por poco se me zafa eso…

LDB

Acrobacias Peligrosas

Saludos, mi gente.

La verdad es que ya uno no sabe de dónde saldrá la próxima sorpresa. La mañana del martes 2 de agosto, Puerto Rico despertó con la noticia de que un hombre que no veía a sus hijos desde hacía dos años (por lo que alega es una inacción del Departamento de la Familia de Puerto Rico) se subió a una grúa en uso en la construcción de un condominio adyacente al Hotel Caribe Hilton (a la entrada de la isleta de San Juan) para expresar su protesta…

Qué sé yo, normalmente una protesta así se suele disipar antes que se ponga el Sol, es decir, se suele atender bastante pronto. Pero no, ¡la protesta del caballero se prolongó por más de 30 horas! La cosa es que se intentó disuadir al manifestante por prácticamente todos los medios habidos y por haber, pero no se logró ese propósito, por lo menos hasta la tarde del miércoles. Sólo fue cuando le dijeron que sus hijos estaban esperando al caballero en el Cuartel General de la Policía de Puerto Rico que lograron convencerlo para que bajara de la grúa, a más de 60 metros de altura. Y afortunadamente, se produjo el deseado encuentro entre este señor y sus hijos. Hasta aquí, todo debe estar bien, ¿sí?

¡PUES NO! Ya el Superintendente de la Policía está considerando presentar cargos contra el individuo, y la empresa constructora que estaba realizando la construcción que mencioné arriba está considerando demandar a éste por las pérdidas que él les causó a su tan preciado desarrollo. ¡QUÉ… PANTALONES!

Déjenme decirles algo: Aquí hay demasiados responsables de que cosas como éstas sucedan, empezando por un sistema de gobierno que debe proveer las condiciones adecuadas para las relaciones entre los padres (las madres, si es el caso) y los hijos, en el caso de aquellas relaciones familiares alteradas por alguna causa externa.

Pero más importante aún: ¿Serán cosas como ésta alguna señal de que la sociedad puertorriqueña en general se está debilitando, al punto de que cualquier incidente como éste acabe de “virarla patas pa’rriba”? Espantoso, ¿no?

Pero no se vayan, que esto continúa en breve con: “FM”…

LDB