Con La Cuellerita… Ella Se Ve Mas Bonita

Saludos, mi gente.

Pues sí, esta vez no tengo mucho que decir. La semana ha transcurrido un poco aburrida… tal vez muy aburrida para mi gusto. Ni siquiera los huracanes se están dando vueltas por aquí… y eso, que estamos en el periodo del mes de septiembre en el que se supone que los veamos a menudo pasar por nuestra isla, como sucedió con Hugo (1989), Georges (1998) y Jeanne (2004). Pero mejor que sea así…

…o tal vez no, porque los huracanes se están yendo para el Golfo de México y el Sur de los Estados Unidos, y lo estragos que están dejando son terribles. Sobre todo en lo que se refiere a las operaciones petroleras en esa zona… con lo que ello representa para quienes tenemos que estar echando US$40+ de gasolina para nuestros vehículos… ¡AAAAAARGHHHHHH!

Pero lo importante fue que no hubieron muertos…

OOPS! Acabo de “poner un huevo”… Pero total, hay quienes cometen errores tan y tan espectaculares que eso es lo más que se puede esperar de ellos… o ellas. Para botón de muestra basta con ver lo que sucedió con la modelo Maripili Rivera el fin de semana pasado, cuando al hacer caso omiso a las indicaciones de un policía de tránsito en San Juan se buscó un choque frontal con otro vehículo al que sí se la había indicado que continuara su marcha. (Por cierto, para quienes no la conocen muy, pero que muy bien, la frase entre las comillas la dijo ella, luego del accidente.) Peor aún, ella llevaba a su niño de dos años en el asiento delantero, donde no se suponía que estuviera sentado (y donde recibió el golpe de la bolsa de aire cuando ocurrió el impacto).

A mi juicio, eso es algo que a ella le acarreará bastantes problemas (total, aparte de haberse lastimado el cuello ¿qué importa uno más?) ante la justicia, ya que en Puerto Rico (para no ser menos que los EE.UU.) la ley requiere que todo niño menor de 4 años vaya en un asiento protector y éste debe estar atado al asiento de atrás del vehículo de motor. Habrá que ver cómo sale ella de esto. Lo que sí espero… ¡por el amor de Dios!… es que ella no haga una de sus barrabasadas verbales habituales cuando tenga que responder por lo sucedido… Aunque yo creo que ella está algo consciente de eso, cuando dijo no hace mucho,

¡Calladita, me veo más bonita!

Pero bueno, vamos a otra cosa…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Curiosas inscripciones en las lápidas de los viejos cementerios… Asaltan a una tortuga en las calles de Nueva York… De qué se quejaba la gente allá para 1957… Y… Por qué no es tan buena idea disciplinar a su niño o niña… ¡obligándole a leer una obra de Shakespeare! (¡Total! Yo tampoco esperaría que Maripili le hiciera eso a su niño…)

Aquí es que es… Aquí es que es…

Bueno, ojalá que la próxima semana sea más interesante. Cuídense mucho y pórtense bien…

¡Ah! Y por favor, no se olviden de ayudar a la Cruz Roja y a aquellas entidades humanitarias bona fide que están ayudando a las víctimas de los huracanes Katrina y Rita. ¿OK? Bye!

LDB

A Mi Me Gusta la Gasolina – Pero Barata

Hola, mi gente.

No mucho que contar esta semana, salvo que la misma estuvo dominada por las noticias que han surgido tras la muerte de un niño de corta edad, al que sus padres dejaron como si fuera una bolsa de basura frente a las puertas del Instituto de Ciencias Forenses en San Juan. Digo, una cosa así suena muy, pero que muy atroz… pero más atroz aún es el cuadro de la familia de ese niño, si a ESO se le puede llamar “familia”: un hombre que se cree ser Dios, que convive con tres mujeres (con las que convive también otro hombre), más 11 niños cuyo padre no se sabe quién es, que no están inscritos en el Registro Demográfico (o sea, no tienen certificado de nacimiento… o sea… ¡que ellos no existen!), que no tienen las vacunas requeridas, que no van a la escuela porque los están “educando” en la casa (el llamado homeschooling)… Y muchísimo peor aún… ¡el gobierno no hizo nada que ayudara aprevenir esta tragedia! Ni los departamentos de Salud, de Educación y de la Familia… ¡NINGUNO!

Por supuesto, todos esos departamentos se han estado “cooleando”, haciendo lo que en su momento hizo Poncio Pilatos.

Ahora, ¿qué hacer para que algo como esto no siga sucediendo? (¡SÍ! Porque existen muchos casos similares a éste, particularmente en municipios con extensas áreas rurales, algunas de ellas, bastante aisladas.)

Mientras seguimos ponderando esto, por lo menos hay algo bueno. ¿Recuerdan que les hablé de una gasolinera situada en la ruta que yo tomo de ida y vuelta a mi trabajo en San Juan, que había subido los precios de la gasolina a US$0.857 por litro (US$3.244 por galón estadounidense)? Pues bien, ahora resulta que están empezando a bajar leeeeeeeeeevemente los precios de la gasolina, a niveles como los que casi me dan un ataque al corazón hace un mes cuando regresé de mi viaje a Tampa. La última vez que me asomé por allí el viernes, la gasolina regular estaba a US$0.627 por litro (US$2.373 por galón estadounidense). Digo, por lo menos, es una señal de que debe poderse aliviar la crisis, ¿no? Todo lo que falta es que los árabes de la OPEP empiecen a aumentar su producción y que con ello disminuyan los precios a un nivel tolerable, que permita tener más dinero en el bolsillo para enfrentar los demás aumentos en el costo de la vida. ¿Será eso mucho pedir?

¿Será mucho pedir que la gasolina en Puerto Rico baje a US$0.317 por litro (US$1.199 por galón estadounidense), como estaba no hace mucho?

Mientras ponderamos la respuesta a esa otra interrogante…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Un as de la Segunda Guerra Mundial logra impresionantes hazañas en su primer día como piloto de combate… Y… Una señora de la Tercera Edad disfruta de todas las atenciones en un crucero… ¡pero esperen a ver por qué!

OK, como que la cosecha de esta semana estuvo floja…

CORRECCIÓN EN LA PÁGINA DE AGOSTO DE 2004: Una reseña de la película Open Water… ¡por un par de buzos! (Añadimos el identificador del mensaje original.)

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2002: ¿Se acuerdan de Who Wants To Be A Millionaire? Pues la fiebre de ese concurso televisivo se hace sentir… ¡hasta en el matrimonio!

Aquí es donde está todo esto.

Bueno, por hoy los dejo con esto. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Domain Thing

Hola, mi gente.

Cortesía de la gente de Snopes.com, aquí va un caso de nombres de dominio de la Internet que pueden sonar medio feo, sin quererlo.

Domain Thing

Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Sembrar Para Cosechar

Saludos otra vez, mi gente.

Esta semana tuve una experiencia que jamás pensé que me sucedería, con la propensión que tengo para restarle importancia a las cosas que he hecho en el pasado y que a su manera me han llevado hasta donde estoy actualmente. El pasado jueves, a mi oficina en el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales acudió una joven que se identificó como abogada, y que necesitaba información sobre si un tipo de árbol en particular estaba regulado bajo las disposiciones reglamentarias de dicha agencia. Mientras yo hacía lo posible por atender su petición de información, la joven en cuestión me reconoció de mis tiempos como Instructor de laboratorio de Ciencias Biológicas en la Universidad de Puerto Rico (de 1986 a 1987).

¡La abogada a la que yo estaba atendiendo en ese momento fue una de mis estudiantes durante ese tiempo!

Demás está decir que la pude orientar en cuanto a la información solicitada, y hasta la referí a otra oficina para lo relacionado con las normas que rigen las plantas y animales en vías de extinción en Puerto Rico, por entender que ello podría servirle de guía en casos futuros que ella tuviera que llevar ante nuestra agencia. Demás está decir también que ella salió muy agradecida de mi oficina por la ayuda que le dí, aparte de la emoción que implicaba encontrarme casi 20 años después.

Y sobre todo, muy por demás está decir que esta experiencia me ha hecho sentir de una manera muy extraña, como que yo nunca había considerado que mis acciones del pasado han dejado su huella, en aquellas personas a quienes han ido dirigidas. Tal vez, yo nunca lo había ponderado así, pero es bueno experimentar esa sensación de logro…

Pero bueno, vamos a lo que procede anunciar ahora…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Una gallina pone un huevo de medio kilogramo (!)… Un individuo no sabe cómo decirle a su amigo de mucho tiempo que se volvió gay… Una letanía para las mujeres que aún buscan su pareja… Un chiste de esos que nunca muere… ¡sólo sigue dando lata!… Un día común y corriente en la vida de un perro y un gato… Y… Las 10 principales razones por las que muchos de nosotros hemos podido llegar sanos y salvos a los 45 años de edad (y más allá).

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2005: Se forma el pánico en Washington, D.C., a causa de un vehículo no identificado, potencialmente peligroso.

AÑADIDO A LA PÁGINA DE AGOSTO DE 2004: Una reseña de la película Open Water… ¡discutida por un par de buzos!

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2004: Esto es SÓLO una prueba, ¿OK?

Ya lo saben, aquí es donde está todo esto.

Bueno, y ahora sí que con esto los dejo por hoy. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Que Hubiera Sucedido Si…

Hola, mi gente.

Para cuando escribo esto, se habrá cumplido el cuarto aniversario del día que cambió la faz del mundo para siempre, de una manera que yo no me hubiera imaginado que ocurriría durante mi vida. Ya a la hora en que escribo, la magnitud de la tragedia que se cernía sobre New York, NY, y Washington, DC, estaba empezando a palparse. Por supuesto, para hacer mayor la magnitud de la tragedia, ese mismo día un avión de pasajeros cayo en la campiña de Shanksville, PA. ¿Y qué tenían en común estas tragedias? La intención criminal de un grupo de terroristas de hacer una reparación de supuestos agravios contra su gente, su religión y su cultura, mediante el estrellamiento de aviones de pasajeros contra “los símbolos del poder” estadounidense (el World Trade Center, el Pentágono y—según se especula—la Casa Blanca). Y lo peor de todo es que dichos terroristas se valieron de gente inocente, que no tenía NADA que ver con sus causas (fuesen justas o no), para llevar su “mensaje”.

Mucho peor aún fue la forma en la que se aplicó la respuesta. Respuesta que por las razones que fuesen, buscaba atender el problema correcto, pero por medios cuya efectividad aún está por verse. (Yo creo que Groucho Marx tenía absoluta razón cuando señaló que la política es el arte de buscarle soluciones equivocadas a los problemas, mayormente diagnosticados de la manera incorrecta.) Ahora hay que ver cuál será la salida a toda esta crisis, y si habrá que vivir mirando por encima del hombro por años y años sin fin…

En todo caso, una cosa que vengo diciendo desde que ocurrió ese evento nefasto es que pude haber estado cerca de ser partícipe indirecto de lo ocurrido. De hecho, después de mi viaje del año 2000 a Costa Rica, lo que tenía en agenda era visitar a mis primos que viven cerca de la capital de Connecticut. Sin embargo, por razones que Dios tendría en su infinita sabiduría, ese año no me animé a viajar fuera de Puerto Rico. El caso es que ese 11 de septiembre de 2001, yo estaba en mi casa disfrutando de mis vacaciones regulares. El día entonces se veía nublado, listo para un buen aguacero. De momento, recibo una llamada de mi hermana, para indicarme que encendiera la radio, que se estaba informando en ese momento de un posible ataque terrorista contra New York. Al principio, yo no lo podía creer, pero según pasaban las horas, los detalles de la tragedia empezaron a tocar fondo en mi ser. ¿Qué diantre pasó aquí? ¿Cómo puede ser posible que algo así esté ocurriendo? De más está decir que mi ánimo, como el de muchos, decayó conforme se hacía sentir a magnitud de la tragedia.

¿A dónde irá el mundo desde aquí? Esa es una pregunta que todavía nos hacemos cuatro años después. Puede ser que uno (o una) trate de hacer lo que dice el refrán, A mal tiempo, buena cara. Puede uno intentar vivir una vida con una semblanza de normalidad (por ejemplo, desde los sucesos que conmemoramos hoy, he hecho tres viajes fuera de Puerto Rico, a Hawai’i, Guayaquil y Tampa)… ¡pero las huellas de los trágicos y criminales eventos del 11 de septiembre de 2001 han hecho que nada sea lo mismo!

¡Que Dios tenga a su lado a los inocentes que perecieron el 11 de septiembre de 2001!

Nos vemos más tarde. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB