Receso de Semana Santa – Version de 2006 – Es Tiempo de Reflexionar

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

De veras, estoy empezando a preocuparme por lo que ha sido la comidilla de la semana: la posibilidad de que el gobierno de Puerto Rico se quede sin dinero para pagar la nómina de las agencias públicas a mediados del mes de mayo de este año. Hay muchas cosas que pasan por mi mente según pienso en esta situación, pero entre todas ellas, la más apremiante es: ¿cómo es posible que hayamos llegado a una situación como ésta?

Las respuestas a esta incógnita pueden ser tan variadas como los actores que intervienen en esta tragedia. Está el gobernador, que con una cara dice que el pueblo tiene que aceptar los retos y hacer su parte para poner a Puerto Rico sobre sus pies, mientras que con la otra permite que los empleados de confianza de las agencias públicas ganen sueldos elevados. Está la asamblea legislativa, la misma que estando en oposición al poder ejecutivo, está más enfrascada en chismes, homenajes sin ton ni son, guerras internas de poder… y también se ganan sueldos que no son precisamente “de hambre”, como los del resto de los servidores públicos.

La cosa es que Puerto Rico no tiene un presupuesto estable y equilibrado en su gobierno, que le permita atender las necesidades del país sin tener que endeudarse, sin tener que poner en tela de juicio su buen nombre. Y no lo tiene, ni tiene una solución acertada a este dilema, debido a la falta de madurez, incompetencia e intolerancia de sus líderes políticos actuales. Yo creo que esto debería ser una lección para todos nosotros, sobre lo importante que debe ser un gobierno compartido, en el que haya madurez y voluntad en las personas que lo van a dirigir. Cuando no hay ninguna de esas cosas, un país como el nuestro solamente puede ir en picada hacia abajo.

Mientras tanto, ¿qué se supone que debemos hacer? Tal vez ahora que la Semana Santa está ante nosotros, empezar a reflexionar con mayor detenimiento sobre el rumbo que lleva nuestro país, con una clase política enajenada de la realidad, con un pueblo que tiene graves problemas de salud mental y de seguridad pública… Yo no sé, pero creo que el autor de las siguientes palabras tenía mucha razón cuando dijo,

Es mejor confiar en el Señor que confiar en grandes hombres.
(Salmo 118, verso 9; versión Dios Habla Hoy, CELAM 1983)

(Noten que otras versiones, como la más reciente revisión de Reina-Valera, dicen “príncipes” en lugar de “grandes hombres”, pero para el caso es lo mismo…)

Pero así es como están las cosas…

Yo, por lo pronto, me dispongo a hacer mi habitual receso de Semana Santa. Estaré de vuelta al blog el domingo de Pascua de Resurrección (4/16/2006), o antes, si ocurre algún evento que lo amerite. Mientras tanto, mi gente, cuídense mucho y recójanse buen vivir, ¿OK? Bye!

P.S. Las páginas de Humor, según Luis Daniel Beltrán también recesan hasta el domingo 16, ¿OK?

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s