Espectaculo de Relleno – Version de 2006

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

Como yo siempre estoy diciendo, la historia tiene el mal hábito de repetirse. En mi último mensaje de junio del año pasado (Espectáculo de Relleno) yo escribí lo siguiente:

No mucho que comentar esta semana, que no sea el que al faltar apenas cuatro días después de hoy domingo, todavía no hay acuerdo entre los principales poderes del gobierno de Puerto Rico para un presupuesto de gastos que rija los próximos 12 meses. Y lo peor del asunto es que el reloj sigue corriendo… ¿hasta que den las 00:00 (-04:00) del 1 de julio de 2005 y no tengamos un presupuesto de gastos de gobierno? Mientras tanto, pulseo de parte y parte, el mismo espectáculo de relleno de los últimos días. Que si el presupuesto para 2005-06 será de US$9 935 000 000, que si será de US$9 325 000 000, que si habrá que despedir empleados públicos (¡incluidos empleados regulares de carrera! Eso es lo que más me preocupa…), que si el presupuesto propuesto está “descuadrado” y hay que cuadrarlo otra vez… ¡¡¡¡¡CARAMBA!!!!! ¡¡¡¡¡BASTA YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!! >:-<

Pues bien, lo cierto es que estamos nuevamente ante la misma disyuntiva. Nuevamente, la Asamblea Legislativa y el Gobernador están en el mismo baile del año pasado (y creo que con la misma musiquita), sin llegar a un consenso sobre el presupuesto para el Año Fiscal 2006—2007 (que comienza el próximo sábado 1 de julio de 2006). Eso sí, tal vez haya una variación sobre el tema, en el sentido de que las distintas agencias del gobierno de Puerto Rico están tratando de separar dentro de sus próximos presupuestos tantos fondos como sea posible separar para que no ocurra un cierre agencial como el que 95 000 de nosotros tuvimos que soportar las primeras 2 semanas de mayo. Puede que eso suene bien, pero ¿a costa de qué se debe mantener la nómina durante el año fiscal que se avecina? Sí, porque en muchos casos, no va a poderse gastar en las necesidades de los servidores públicos que trabajamos en dichas agencias. Es más, algunas agencias públicas no tendrán dinero para materiales (papel, lápices, carpetas para achivar, etc.) ni para proveer el papel higiénico para los baños. (Eso último me preocupa mucho, sobre todo ya que yo estoy recién saliendo de un edificio en el que las facilidades sanitarias estaban horribles, para venir a trabajar a un edificio moderno y funcional… ¡y que después no haya ni papel higiénico para uno resolverse!)

Y para añadirle sal a la herida, todavía no se sabe si se aprobará la anunciada reforma contributiva para Puerto Rico, cuya disposición estelar es un impuesto sobre ventas (lo que algunos “amigos” llamarían en buen español, un sales tax) como el que se cobra en varios estados de los Estados Unidos (NO EN TODOS, como lo quieren hacer creer algunas mentes mediocres). Todavía no está decidido cuál será la tasa porcentual de ese impuesto (que podría ser entre 4% y 7%, dependiendo del color del partido que lo proponga) ni cómo se afectará el bolsillo de la gente común y corriente como yo, al sumarse a otros impuestos que se proyecta aplicar… ¡hasta a los suspiros!

Yo espero que de aquí a un año (¡con la ayuda de Dios!), cuando yo me siente frente a mi computadora a repasar el mensaje que estoy colocando hoy, la situación no sea tan desastrosa como se vislumbra al día de hoy, y que no tengamos que estar preocupándonos tanto del impacto desastroso de la incompetencia de quienes manejan nuestros destinos.

Pero como dice el comercial de una casa de corretaje estadounidense en Cable TV… “¿Qué sé yo de eso? Yo sólo soy un gorila que pesa 800 libras y que está sentado en la sala de su casa…”

Mientras tanto…

ESTA SEMANA (26 DE JUNIO—3 DE JULIO DE 2006): El sorprendente último deseo de un individuo y cómo esto impacta a su buen amigo… Cómo es la cita perfecta, según la mujer y el hombre… Otra diferencia entre la década de 1950 y nuestros días: cómo educar a las jovencitas en escuela secundaria para el matrimonio y la vida en familia… Una joven se pone tímida a la hora de desvestirse para un chequeo médico… Y… En un avión, un hombrecillo tendrá que lidiar con un compañero de viaje muy intimidante… ¡y con un mareo!

Humor, Según Luis Daniel Beltrán. ¡Aquí es que es!

Bueno, será hasta la próxima. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s