Dime Con Quien Andas…

Saludos, mi gente.

Yo siempre estoy diciendo, como lo saben quienes tienen la cortesía de leer lo que escribo en este blog, que algo está terriblemente mal cuando quienes juran ante Dios (el Ser Supremo según cada quien lo entienda) y ante los seres humanos obedecer y respetar las leyes y las instituciones políticas de un país, y actuar en favor del bienestar del pueblo al que juran servir, son los primeros en actuar de manera contraria a lo que han jurado. Y si estas personas exhiben lo que aparenta ser alguna afinidad con elementos destacados en el ámbito de quienes violan abiertamente esas mismas leyes en busca de su lucro particular, ciertamente el cuadro que se conforma es poco halagador.

Tal ha sido el caso desde que se produjo la muerte por asesinato, hace una docena de días atrás, de un conocido empresario de música de reggaetón y presunto traficante de narcóticos (conocido en la calle como “Coquito” o “Coco el Pelotero”), cuya sede era la ciudad de Carolina (al Este de San Juan, para quienes leen esto en el exterior). Aparte de todos los delitos (en los que hubiese participado directa o indirectamente) que se le pudiesen atribuir (y de ninguno de los cuales se le pudiera haber convicto, ya que en varias ocasiones logró zafarse de responder por los mismos), su mayor mérito parece haber sido su aparente influencia sobre varios líderes políticos (específicamente legisladores novoprogresistas del distrito que incluye la ciudad antes mencionada). Desde el liderazgo de una comisión legislativa de seguridad pública (¡!), cuyo presidente ha sido vinculado fuertemente con el occiso en este asunto, hasta dos senadores que aparentemente habrían preguntado por su estado de salud en los días previos a su muerte, “como lo haría con cualquier constituyente (sic) de su distrito”… ¡Ay, por favor! Aquí ha habido de todo: vistas oculares a varias instalaciones penales de la Isla, en las que el occiso habría acompañado a la comisión (¿como asesor?); una licencia de portación de armas de fuego para el occiso, tramitada personalmente por el legislador al que me refiero a mitad de este párrafo; negaciones de muchos de los señalados de haber conocido al hoy occiso, para luego dar un reversazo cuando se les pone la evidencia en su propia cara; intentos de señalar a “los otros” como implicados, para desviar la atención de “los míos”… ¡para que luego resulte que quienes hacen los señalamientos también habrían coincidido con el occiso en alguna actividad!

Y luego estos pseudolíderes quieren hacernos creer que son unas blancas ovejas, limpias e inmaculadas… Pero en el proceso, han dejado ver pedazos de su verdadero rostro. Y todo eso, gracias a (si no a pesar de) un elemento delictivo que de una forma u otra, los atrapó a todos ellos en sus redes…

(… y que dicho sea de paso, por lo menos nos hizo olvidarnos por un momento de… Zuleyka por aquí… Zuleyka por allá… Zuleyka por delante… Zuleyka por detrás.)

Definitivamente, éste es el momento de que quienes se han dejado ver en compañía del ahora desaparecido narcotraficante den al pueblo explicaciones serias y convincentes. Sobre todo, es el momento de que los implicados mediten en las consecuencias desatrosas—para ellos como personas y como ocupantes de puestos electivos, y para quienes depositaron en ellos su confianza—que les podría acarrear esa juntilla. Después de todo, creo que tal vez a ninguno de ellos le agradaría verse (a sí mismos o a sus familias) en la misma situación que a diario pasan las víctimas de la ira de los narcotraficantes (y ustedes entienden a qué es a lo que me refiero)…

OK, ya me cansé de esa porquería. Vamos a lo que vinimos…

ESTA SEMANA (7—13 DE AGOSTO DE 2006): COMPLETANDO EL MES DE JULIO: Un médico recién graduado obra un milagro en un pueblito… ¡pero tal vez tendrá que arrepentirse después!… Y… La tierna (¡ja!) historia de un pescador, una serpiente y una rana. LO NUEVO EN EL MES DE AGOSTO: Antes de irse de viaje, una pareja se ve en apuros por culpa de su gata… Un nuevo estudio científico da al traste con lo que ustedes y yo conocemos sobre la iluminación… Y… Un hombre está en tremendo aprieto por causarle un grave problema a su suegra.

Humor, Según Luis Daniel Beltrán. Aquí todo el mundo es bienvenido… pero ¡cuida’o!

Y vamos a dejarlo ahí. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Anuncios

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s