Una Cuestion de Vida o Muerte

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Retomando el tema del Tribunal de Distrito de los EE.UU. en San Juan, además de los eventos no muy auspiciosos que se dieron allí la semana anterior, también vimos cómo se barajaba con la vida y la muerte en un caso por demás controvertible. Se trata del asesinato, ocurrido en 2002, de un agente de seguridad del Hospital de Veteranos de San Juan a manos de un drogadicto que junto con otros como él, buscaba un arma de fuego diz que para “cuidar” un “punto” de drogas. Muy desafortunadamente para el asesino, las cámaras de seguridad captaron el momento del crimen y ello, junto con otra evidencia, llevaron a que se le declarara culpable ulteriormente en un juicio. Hasta ahí, vamos bien, pero entonces… ¿cuál debía ser la sentencia que se le aplicaría al caso? ¿Cadena perpetua? O peor aún… ¿pena de muerte?

El problema es que la cosa no es tan sencilla, porque en Puerto Rico se decidió hace muchos años… de hecho, desde 1929… que no se aplicaría ese castigo funesto. Y ello se recrea en nuestra Constitución de 1952, cuya Carta de Derechos establece claramente que el gobierno de Puerto Rico NO aplicará la pena de muerte… Por supuesto, ésta es la misma constitución que ocasionalmente queda a la merced de las leyes estadounidenses. Y éstas son las que vienen determinando desde la década de 1970 que se aplique la pena de muerte a todo aquél que haya cometido ciertos delitos castigables en el ámbito federal, dentro de los estados, territorios y posesiones estadounidenses… ¡aun en aquellos estados, territorios y posesiones donde no existe oficialmente este castigo!

Merece especial atención una ampliación de las leyes federales anticrimen de 1994, en la cual se extiende la aplicación federal de la pena de muerte a unos 60 delitos u ofensas, tales como asesinar a ciertos oficiales del gobierno federal, secuestros o robos violentos de automóviles los cuales resulten en la muerte de la víctima, y varios otros. Y lo peor de todo es que de unos 382 casos en los que se aplicó la pena de muerte desde 1988, la mayoría de los condenados (278, o 73%) eran de lo que por allá llaman “minorías”; en éstas había unos 64 hispanos.

(Información adaptada de las páginas de: THE DEATH PENALTY INFORMATION CENTER, de Washington, D.C.)

Volviendo al caso, la atención principal estuvo en el dilema de si el jurado que entendió en el juicio, a los que yo “cariñosamente” bautizaría como los “12 angry boricuas”, estaban dispuestos a plantar bandera y decidir en favor de un castigo de por sí impopular para el resto de nosotros, o si decidían que era mejor que el asesino (un joven en sus 20s tardíos) pagara su fechoría en reclusión por el resto de su vida natural. Ahora bien, poco o nada se recordó el sufrimiento de los familiares de la víctima, quienes tuvieron que estar aguantando por días y días y días mientras se decidía la suerte de quien privó a una familia puertorriqueña de su principal proveedor. Y ése es el contraste: El occiso, un ejemplar padre de familia, que lo único que hacía era llevarle el pan de cada día, que se ganaba sirviendo a Dios y a la humanidad; el asesino, hijo de un ex-líder político hoy en desgracia y una profesora universitaria, un muchacho de esos a quienes se les dan muchas cosas, pero se le escatima el amor familiar.

Para su suerte, los “12 angry boricuas” (6 hombres y 6 mujeres) decidieron que el asesino no fuera sentenciado a muerte, sino que pasara el resto de sus días sin ver la luz del sol, excepto tal vez por una sóla hora en el “recreo”… Atrás quedará el dolor que ese asesino le infirió a una familia puertorriqueña que no se merecía ese suplicio… Pero total, ¿acaso a él le importa eso ahora?

¡Sumamente deprimente!

OK, ahora cambiamos de tema…

ESTA SEMANA (30 DE OCTUBRE—5 DE NOVIEMBRE DE 2006): Un hombre agobiado por las deudas intenta suicidarse… ¡pero esperen a ver lo que sucede después!… Una ancianita encuentra una manera fácil de ganarse su dinerito extra… Las más extrañas notas de los hospitales… Si usted está considerando un romance con alguien de su lugar de trabajo, vea por qué debe pensarlo muy bien… Y… Descubren un nuevo método para la cura del hipo, pero… ¡utilícelo a su propio riesgo!

Se los digo con tiempo: Ustedes NO QUERRÁN SABER de qué se trata esta cura para el hipo, pero si aun así quieren enterarse, visiten Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán, y hagan click donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”. ¡Pero no digan después que no les advertí!

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

P.S. Si no sucede otra cosa que lo impida, haré lo posible porque la próxima entrada de mi blog trate sobre cómo han estado las cosas, 6 meses después del cierre patronal del que fuimos víctimas los 95,000 servidores públicos de Puerto Rico los primeros 14 días de mayo pasado. Sin embargo, ya hay quien está empezando a decir que la historia pudiera repetirse, quien sabe si hasta antes de tiempo. Quiera Dios (o el Ser Supremo según cada quien lo entienda) que eso no llegue a suceder, pero como lo vengo diciendo desde entonces, no parece haber muchas razones para estar optimista. Ya veremos…

LDB

Anuncios

Nosotros Los Santos, Ustedes Los Malvados

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

La semana pasada vimos lo que nos pareció más bien un concurso de quién era más ladrón que el otro. Sucede que en salas separadas del Tribunal de Distrito de los EE.UU. en San Juan, se están viendo dos casos que amenazan con sacudir de alguna manera los cimientos de la sociedad, al exponer los malabares de quienes en lugar de servirle al país, se quieren servir del país.

De un lado, se ve un caso de fraude contra dos funcionarios del gobierno estadoísta que rigió desde 1993 hasta 2000, los cuales le sacaron el jugo a una obra de infraestructura (específicamente a un “superacueducto” con el que se ha pretendido resolver los problemas en el suministro de agua a los residentes de San Juan. Digo, imagino que eso será dejando a secas a medio mundo en el área fuente… pero allá ellos, que se fastidien…) El caso es que dichos funcionarios se apropiaron de millones de dólares en contratos con el gobierno, pero ¿para qué? Para poder ostentar un lujo que no les sienta bien, para darse aires de grandeza, para darse una sensación de poder, de estar por encima de las leyes que el resto de nosotros estamos obligados a cumplir… ¡quién sabe!

Del otro lado, se está viendo una sesión del Gran Jurado federal en la que se investiga si se deben radicar cargos relacionados con unos donativos a la campaña del actual gobernador de Puerto Rico, cuando éste era candidato a Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington, D.C. En este otro caso, se ha llamado a testificar testigos relacionados con las transacciones cuestionadas, funcionarios de aquella campaña, funcionarios del gobierno actual…

¡SÍ! Eso fue lo que escribí: “funcionarios del gobierno actual”. Pero ustedes dirán, “¿Qué ca…ramba tiene que ver el cargo actual de él como gobernador con los donativos para la campaña de Comisionado Residente?” Yo no sé (como ya he insinuado en otras ocasiones, yo no sigo la misma línea política del actual ejecutivo… ¡pero tampoco digo a cuál de los dos bandos que quedan me asocio!). Lo que sí sé es que hasta el gato está siendo llamado a testificar en esas sesiones, y hasta se están pesquisando documentos, desde los que se pueden conseguir mediante una fácil gestión hasta aquéllos que “se les olvidó” entregar desde el principio…

Obviamente, el bando contrario de cada quién está haciendo fiesta con la mala fortuna del otro. Parece que para eso es lo único que sirven nuestros políticos en este país. Y el resto de nosotros, los meros mortales puertorriqueños… ¡Pues muy bien, gracias!

En fin, que siga el relajito. Y ya que hablamos de relajito…

ESTA SEMANA (23—29 DE OCTUBRE DE 2006): Un rey moribundo quiere pedirle un favor bien especial a sus cuatro esposas… Un hombre aprovecha la ausencia de su familia para hacerle el amor a su sirvienta… pero ésta quiere quiere que él tome ciertas precauciones… Una mujer se hace una cirugía para reducirse… esteeeeeeeeee… una parte de su cuerpo, y no quiere que nadie más que su médico se entere… Y… Un repostero a punto de cerrar su negocio se ve forzado a atender un pedido de urgencia.

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”. And that’s all there is.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

P.S. Tal vez más adelante les explicaré lo de la chica robótica de mi mensaje anterior. Lo que sucede es que la encontré tan cute… ¡Ojalá y fuera de carne y hueso! Arigato!

LDB

Será o No Será? Ni Su Peinador Lo Sabe…

Mi gente, ¿me creerían si les digo que esta chica es… es… es… demasiado “estirá'”?

Y lo peor es que cuesta mucho mantenerla (¿por qué eso no me sorprende?)…

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!LDB

De Regreso Desde El Frio

¡Hola, mi gente! Como dice el título, ya yo estoy de regreso… ¡y esto es lo que está ocurriendo!

Pues sí, acabo de regresar de un viaje relámpago que hice este fin de semana al estado de Connecticut, con el fin de ver a varios de mis primos que residen allí (y muy en especial a los deudos de un primo mío que falleció a comienzos de septiembre pasado). Les diré que la pasé muy bien este pasado fin de semana… ¡a pesar de que la climatología local quiso ponerme a prueba! Resulta que debido a la influencia de un sistema meteorológico que soltó aproximadamente un metro de nieve (o menos) en las cercanías de los Grandes Lagos (especialmente en el Oeste del estado de New York), las temperaturas nocturnas descendieron considerablemente en el Nordeste de los Estados Unidos hasta las inmediaciones de los 0°C (alrededor de 32°F). Pero, si alguno de quienes me leen creía que iba a dejarme vencer por el clima… ¡se ha podido dar tremenda… esteeeeeeeeee… sorpresa!

No, en serio, para mí que la temperatura estuvo muy tolerable, algo distinto a lo que yo esperaba, que me calara los huesos. Lo mejor del caso fue que ya yo iba preparado para eso, y para lo peor que hubiese podido ocurrir si la temperatura bajaba aún más.

Pero eso no es de lo quiero escribir hoy. Aunque tenía poco tiempo disponible, pude conocer un par de lugares que no había visto en visitas anteriores. Uno de ellos es el museo del antiguo tranvía de la ciudad de Hartford (capital estatal), el cual conserva carros de tranvía de principios del Siglo 20. Muchos de los carros de tranvía en exhibición lucen muy bien cuidados, y hasta exhiben retazos de la publicidad de los años en los que corrían por las calles. Digo, a que muchos de mis lectores no se imaginan un anuncio para el serial radial “El Llanero Solitario” auspiciado por una marca de pan o de jabón… o una exhortación a la compra de “bonos de guerra” para ayudar al esfuerzo de los aliados en la Segunda Guerra Mundial… o al “pequeño Joe” de Bonanza (o sea, el ya fallecido actor, Michael Landon) estelarizando un espectáculo de rodeo en algún escenario local…

Pero eso no fue todo. Al día siguiente, tuve la oportunidad de presenciar la versión local de la “Carrera Por Una Cura”, que se corrió en el parque principal de Hartford (situado junto al Capitolio estatal) como en varias ciudades en los EE.UU., más San Juan (donde se celebraba por segundo año consecutivo)… Digo, era eso o no tener manera de ver a los primos que me faltaba por ver, pero bueno… Les diré que a pesar de que el frío matinal sí estaba fuerte, pude compartir allí con mis familiares y, por qué no, pasar la clase de ratitos que no se dan todos los días, especialmente cuando hay distancias de por medio.

Lamentablemente, “todo tiene su final” (¿dónde ca… perdón… rayos habré oído eso antes?), y mi viaje relámpago no fue la excepción. Pero no me puedo quejar, porque experiencias como esa hacen que mi diaria batalla aquí en Puerto Rico sea más llevadera.

Es más, voy a hacer una cosa: Voy a dejar para el próximo fin de semana la actualización de la sección de humor de mi sitio ‘web’. Y como dice el dicho, “Muerto el pollo, se acabó el moquillo”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Y Que Sigan Pagandola Los Niños

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

¿Qué diantre es lo que está pasando por la mente de algunas personas en estos días? Hace un par de semanas, veíamos por el cable TV los estragos causados por un maniático que penetró una escuela en Bailey, un pueblito del estado de Colorado, que se tomó a varios de los estudiantes como rehenes, que mató de un disparo en la cabeza a una de las estudiantes (¡una muchacha de apenas 16 años, que lo único que hacía era ganarse la vida como mesera en un restaurante!) para entonces privarse de la vida antes que las autoridades pudieran capturarlo.

Pero eso no se quedó ahí. Esta semana que acaba de terminar nos trajo la irrupción de otro desquiciado… ¡en una escuelita de un sólo salón en una comunidad de amitas (en inglés, Amish) en el Condado Lancaster de Pennsylvania! Una comunidad de gente que aunque (literalmente hablando) no cree ni en la luz eléctrica, es gente de paz, o más bien, gente que se manifiesta en paz con su Creador. En este otro incidente, lamentablemente, el saldo fue peor: cinco niñas perecieron víctimas de la ira del maniático asesino, quien también se privó de la vida después de cometer los terribles hechos. Peor aún, el desquiciado habría cometido violaciones contra dos niñas algunos 20 años antes, y en una nota de suicidio habría expresado su deseo de repetir esa “hazaña”.

Menos mal que lo que han proyectado los medios ha sido que los amitas han tomado el asunto con todo amor, perdonando al asesino (e inclusive algunos miembros de esa comunidad estuvieron presentes en su sepelio, según las noticias que vemos en la Internet)…

Todo esto apunta hacia algo que debe preocuparnos a todos. Un grave problema con la salud mental general, que ciertamente no es exclusivo de Puerto Rico, pero que está adquiriendo proporciones escalofriantes en muchas partes del mundo. Se trata de gente que no tiene la voluntad para admitir que tienen problemas y que no pueden resolverlos por sí solos. Peor aún: hay gente por ahí que son “bombas de tiempo” ambulantes, a la espera de alguna pequeña chispa que los haga detonar su furia.

Y lo peor del caso es que siempre, quienes acaban pagando los platos rotos, son quienes menos capacidad tienen para defenderse, en particular los niños. Y ellos no se merecen semejante castigo…

OK, ya basta de escribir de algo tan deprimente. Déjenme cambiar de tema…

9—17 DE OCTUBRE DE 2006: Un gitanillo se ufana contando sus logros en la escuela… Una chica va donde un joven a pedirle “una gozaíta” a cambio de 500 dólares… Un marido se pone insolente con su esposa, pero cuando se arrepienta, será muy tarde… Y (para no ser menos)… Un marido que sospecha que su esposa le es infiel, pide a Dear Abby que le ayude a tomar una decisión crucial.

Para enterarse de cuál es esta decisión crucial, visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán, y haga click donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

Por último, no quiero irme sin decir dos cosas:

1. El próximo mensaje posiblemente venga el jueves 12 (que para efectos de Puerto Rico, ese día es el feriado del Descubrimiento de América; para el gobierno federal, el mismo feriado es mañana, lunes 9). La razón para ello es que al día siguiente salgo en un viaje relámpago fuera de Puerto Rico, para atender un asunto familiar. (Si eso no fuera posible, el mensaje se queda para el martes 17.)

2. La próxima actualización de la página de humor para octubre de 2006 será el martes 17, una vez yo regrese de mi viaje fuera de Puerto Rico. De ahí las fechas como se indican arriba, donde se supone que diga “ESTA SEMANA”.

Así que hasta que nos volvamos a comunicar… Cuídense mucho y pórtense bien, ¿OK? Bye!

LDB