Cosas Que No Hacen Falta Durante Las Navidades

Hola, mi gente. ¡Vamos a lo que vinimos!

¡Válgame! Aquí estoy un poquito enfermo, con un catarro que no hizo más que empezarme a dar tan pronto yo regresé a mi casa el viernes, luego de pasar una tarde alegre con mis compañeros de oficina. (Digo, ¡es Navidad! ¿Qué más quieren?) Pues sí, la cosa es que a duras penas me estoy moviendo para poder cumplir con mis compromisos de trabajo, bajo los efectos de las habituales medicinas no recetadas para el catarro. Mi única queja es que algunas de esas medicinas, sobre todo aquéllas que son para usarse a la hora de dormir, tienen el efecto no deseado de impedirme tener un sueño agradable. Digo, ¿a ustedes no les ha pasado que mientras tratan de agarrar el sueño, se les pega una idea extraña y no los abandona por el resto de la noche, hasta que ya no queda más remedio que levantarse de la cama porque amaneció?

¡Créanme! No es una experiencia muy agradable que digamos. Pero bueno, ése es el precio que uno(a) tiene que pagar.

En fin, que aquí estoy echando pa’lante, aunque un poco preocupado por lo que está sucediendo últimamente por ahí. Fíjense que desde temprano empezó la campaña para evitar las muertes ocasionadas por “balas perdidas” durante esta época de celebración… ¡y sin embargo, ya hubo que arrestar a uno o dos irresponsables que se pusieron a disparar frente a un restaurante en Bayamón! ¿Será que la gente… OK, no toda… alguna gente, por más que se le dicen los mensajes, se los meten por… ¡ejem!… por donde no les da el sol? Duele ver la falta de responsabilidad de algunas personas que sólo se consideran a sí mismos, y no toman en cuenta que hay vidas que quedarán afectadas (más o menos trágicamente) por sus actos. Claro, con la clase de ejemplos con los que se alimenta… NO, se atraganta diariamente a nuestro pueblo, cualquier cosa puede suceder.

Y por supuesto, ni hablar de quienes siembran miseria en sus vecindarios, y hacen imposible una sana convivencia al campear por sus respetos, como en los tiempos del “viejo oeste” estadounidense. (Y no hace falta decir a qué o a quiénes me refiero.)

¿Es esto algo que nos haga falta durante un tiempo de amor y de alegría como lo es la Navidad? Personalmente, no lo creo. Pero bueno, hay que seguir echando pa’lante. Mientras tanto…

ESTA SEMANA (11–17 DE DICIEMBRE DE 2006): En el Viejo Oeste, un prospector de oro se enfrenta con un despiadado pistolero… Un hombre se somete a un tratamiento radical para eliminar las lombrices intestinales (las que en mi barrio llaman “solitarias”)… Se produce un accidente vehicular con víctimas fatales, y el único testigo de lo que ocurrió es… ¡un monito!… Y… El 007 original le demuestra a una conocida estrella australiana de la música pop… ¡que el viento es viejo, pero todavía sopla! (¿He mencionado nombres yoooooooooo?)

Pues bien, si usted quiere saber cuál es el secreto del venerable actor escocés para… ¡ejem!… ustedes entienden a qué me refiero… visite Humor, según Luis Daniel Beltrán.

(Ahora me pregunto yo… ¿llegaré a ser así como él cuando yo llegue a su edad? ¡Ojalá!)

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s