Y Ahora, Quien Podra Defendernos?

¡Hola, mi gente! Believe it… or not, ¡esto es lo que está ocurriendo!

Todavía yo estoy buscando quién me explica cómo puede ser posible que una discusión familiar por las colindancias de una propiedad haya terminado con un baño de sangre el jueves de la semana pasada, dentro del seno de una familia en el vecino municipio de Las Piedras (para quienes no conocen la región, está situado a unas 6 millas, o menos de 10 kilómetros, al Sudeste de Juncos). Claro está, a diario hay discusiones en las familias, hasta por cosas menos importantes… Pero de eso a zanjar diferencias por medio de la violencia, la distancia es enorme, como desde la Tierra hasta el Sol… (Por cierto, creo que ayer escuché a uno de los pseudolíderes del país prometer que formaría parte del primer equipo de astronautas en viajar hasta el Sol… ¡y que esperaba llegar allí en horas de la noche!)

(OK, chiste flojo… ¡nada que ver!)

Pero lo que hace más difícil de entender esto es que el perpetrador de los hechos violentos a los que me refiero… ¡era un agente de la Policía de Puerto Rico! Según se alega, él mató a balazos a su suegro, a su suegra—y POR FAVOR, absténganse de cualquier comentario cínico sobre ESE particular, ¿OK?—y a la hermana de su esposa, además de dejar gravemente herido al esposo de esta última, que por cierto, era agente de la Policía Municipal de Las Piedras. Es más, se ha dicho también que el presunto homicida (¿suegricida?) era lo que los estadounidenses llamarían una ticking bomb, o también an accident waiting to happen, que ya había querellas en su contra por otros incidentes violentos, contra varios civiles y particularmente contra su esposa.

Y por cierto, lo que hace mucho más deplorable este lamentable incidente es que la propia esposa del presunto homicida (¿suegricida?), que resulta que también es agente de la Policía de Puerto Rico… ¡le dio a entender a los policías que investigaron el incidente que sus propios padres se merecían lo que les sucedió! Leyeron bien: QUE SUS PROPIOS PADRES SE MERECÍAN LO QUE LES SUCEDIÓ. (Cuando escuché esa versión el viernes en la mañana, yo me quedé boquiabierto…)

Lógicamente, el agente-homicida-suegricida ha tenido que pernoctar el fin de semana, con todos los gastos pagos, en uno de los excelentes (¡las ganas!) hospedajes del sistema correccional boricua, mientras que la esposa del agente aún es investigada (mientras escribo esto), por cualquier posibilidad de complicidad en los hechos.

Pero como decía el ya fallecido Raúl Velasco… “Aún hay más”…

¡Sí! En el fin de semana que acaba de pasar, otro policía, esta vez en el municipio de Orocovis (en el centro de Puerto Rico), también la emprendió a tiros contra su suegra (¿no será ya la hora de tipificar como delito grave el suegricidio?) y contra su esposa… pero no conforme con eso… ¡mató hasta al perro de la familia! Nuevamente lo leyeron bien: HASTA EL PERRO “cayó en esa redada”. Lo que agrava hasta lo impensable este otro caso es que los hechos sucedieron en presencia de la niña de ese matrimonio… ¡que ciertamente quedará marcada para toda su vida por esa terrible experiencia!

Y ESO, AMIGAS Y AMIGOS QUE LEEN ESTO, ES SUMAMENTE TRISTE.

(Lo último que supe fue que el agente-agresor en este caso prestó una fianza ridícula, de US$6,000[$6.000]… De paso, oí decir que a él se le impuso una fianza mayor por matar al perro que por matar a su suegra… ¡Y NO ES BROMA!)

¿Qué queda entonces por hacer? Ya el Superintendente de la Policía dijo que hará lo posible porque cada miembro de la Policía se haga examinar sicológicamente una vez al año. (Que algunos de sus coroneles le hagan caso a esa recomendación… ¡ya eso es otra cosa!) Por supuesto, también sería de ayuda si se volviese a ser más selectivo en la admisión de nuevos reclutas a la academia del cuerpo policial, si se asegurara que quienes salgan a la calle (con el uniforme, la placa, las esposas y el arma de fuego) sean personas sólidas, templadas, equilibradas emocionalmente, con un claro sentido de honestidad y de justicia…

¿Será eso demasiado pedir? Francamente, YO NO LO CREO.

Pero bueno, vamos a otra cosa…

ESTA SEMANA (29 DE ENERO–4 DE FEBRERO DE 2007): Un joven aspirante toma el examen de ingreso a la Marina… Descubren una nueva raza prehistórica en México… ¡Cuidado en la oficina! Un “ganso” (o sea, un listo) anda suelto… Ingeniosa descripción de empleo de una pro… esteeeeeeeeee… de una “profesional” (con énfasis en la primera sílaba)… Y… El marido regresa del frente de batalla y está “recuperando el tiempo perdido” con su esposa… ¡pero esperen a ver lo que ocurre cuando están más… esteeeeeeeeee… animados!

Como siempre, visite Sitio ‘Web’ de LUIS DANIEL BELTRÁN y haga click donde dice “Humor… según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien… y como decía aquel sargento del drama policial “El Precio del Deber” (Hill Street Blues)…

Let’s be very careful out there!

LDB

El Pueblo Habló Y Yo… ¡Hago Lo Que Me Da La Gana!

¡Saludos, mi gente! ¡Vamos a lo que vinimos!

No sé si quienes leen esto en otros países de habla hispana recuerdan que hace apenas año y medio, en Puerto Rico se celebró un referendo con el fin de que se enmendara la Constitución de Puerto Rico de 1952, con el fin de que el poder legislativo, actualmente ejercido por un Senado y una Cámara de Representantes, fuera ejercido a partir de 2009 por un sólo cuerpo deliberativo? Claro está, es cierto que apenas participó entre una cuarta y una quinta parte de los electores capacitados para votar (incluído quien les escribe), pero no menos cierto es que un 85% de quienes participaron decidieron… OK, DECIDIMOS (y yo no me avergüenzo de decirlo así) que se ordenara la implantación de una legislatura unicameral en Puerto Rico. Razones hay de más para ese deseo, particularmente el que se asegure la elección de las personas más capacitadas para decidir el futuro del país, vengan de donde vengan (ya sea de los partidos políticos habidos o por haber, o incluso de aquellos sectores del pueblo que entienden tener una obligación de dejar oír su voz en cuanto a aquello que les afecta).

Pues bien, sucede que el mandato electoral así dado a la Asamblea Legislativa siguió un camino muy tortuoso. Para empezar, algunos de los sectores que aparecieron apoyándola en un principio, cambiaron de parecer con tanta facilidad como se cambia uno de ropa (o como decía un primo mío que vive en el estado de Florida, “cambian más de opinión que lo que se cambian de ropa interior”). ¿Sería para quedar bien? ¿Con quién? Pero también estuvieron los enemigos declarados de este proceso, especialmente en la propia Asamblea Legislativa, quienes “desde el tiro de salida” habían dejado establecido que no se daría paso a un proyecto para su conversión en un sistema unicameral. O dicho más claramente, que no se aprobaría dicho proyecto durante el presente periodo de gobierno. ¿Por conveniencia política? ¿Por querer demostrar mollero? ¿Por querer demostrar quién es el que VERDADERAMENTE manda en este país?

El caso es que después de tantas demoras, se presentó ante la naciente sesión legislativa un proyecto para que se implantara el mandato del pueblo sobre el propuesto nuevo sistema legislativo, a fin de que en un referendo programado para el verano de este año se decidiera cómo sería el nuevo cuerpo deliberativo. En el Senado, dicen que ese proyecto se aprobó por una mayoría, reforzada por uno o dos senadores “valientes”, que en lugar de seguir directrices impuestas “por las pantaletas” de otros, decidieron votar “según su conciencia” (presumo yo). Pero aún faltaba la gran prueba de fuego, ante la Cámara de Representantes.

Lamentablemente, allí el proyecto corrió tan mala o peor suerte que Saddam Hussein (o aún peor que la de su medio hermano, el mismo que “perdió la cabeza”). Cuando en un principio se había dicho que se habría de dar a la medida el trámite correspondiente… ¡de momento la someten por descargue (es decir, en fast track, sin una ponderación seria y responsable)! Y así fue como se dieron dos votaciones, las cuales resultaron negativas para el malogrado proyecto.

Y así como así, dicen que ya no hay más na’ que buscar, que ya se acabó el evento… Y todo eso, ¿para qué? ¿Para que unos cuantos quieran salvar su propio pellejo?

Esa es la realidad, gústele a quien le guste… ¡Qué se va a hacer! Pero bueno, vamos a otra cosa…

ESTA SEMANA (22–28 DE ENERO DE 2007): Nuevas evidencias sobre el verdadero significado del lenguaje empresarial… Y… Conozca algunas rarezas idiomáticas que se encuentran alrededor del mundo.

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y haga click en “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Mambru Se Fue a la Guerra, Version 2007

¡Qué tal, mi gente! ¡Esto es lo que ocurre!

La verdad es que ya uno no sabe qué más hacer. No hace uno más que salir a la calle, y ya se expone a que pase un carro por el lado del suyo en el expreso, a la hora de mayor tránsito vehicular, y de momento salgan varias ráfagas de disparos contra los ocupantes del vehículo que va al lado… ¡a plena luz del día! Y prácticamente en la cara de las mismas autoridades de ley y orden de Puerto Rico.

¿Suena exagerado, no? Pero ésa es la realidad que se ha estado viviendo en los primeros días del año que acaba de comenzar. Aparentemente, con los recientes arrestos de varios pejes gordos del tráfico de narcóticos, han comenzado las guerras por los “puntos” de venta de drogas, o por ganar territorio para X o Y aspirante (ciertamente le caería bien usar el mote anglosajón de wannabe) a dominar ese negocio en Puerto Rico. Pero el caso es que los delincuentes no se conforman con sólo ventilar su ira contra sus rivales de negocios, sino que las cosas están al nivel de llevarse por el medio a todo el mundo, tenga o no que ver con la rencilla que se esté ventilando en el momento. Y es así como caen los inocentes: niños escolares, amas de casa, trabajadores humildes, hasta familias enteras (como el caso de un ex procurador que cayó abatido junto a dos hijas y una amiga de éstas, dentro de su carro hace tres o cuatro años, por tener la mala suerte de estar justo en el medio de un tiroteo entre pandillas rivales, o sea, en el lugar equivocado en el momento equivocado)… ¡Total! ¿Qué les importa a estos delincuentes que caiga también quien no tiene que caer?

Y lo peor de todo es que muchas de estas cosas ocurren casi en la cara de las mismas autoridades que supuestamente están ahí para proteger al pueblo. Como que a los delincuentes les ha dado con reírse abiertamente de la policía, y de quienes se la pasan enajenados en los vaivenes con los que justifican su existencia. Prueba de ello: el jueves y viernes pasados (1/11,12/2007) se produjeron tiroteos a plena luz del día en dos de las importantes vías de tránsito de San Juan. Y lo peor fue que el tiroteo del viernes ocurrió… ¡cerca de donde el Gobernador de Puerto Rico se encontraba visitando a los residentes de un conjunto de residenciales públicos agobiados por este problema! ¿Se imaginan la clase de mensaje que eso habría llevado, de que quienes mandan en Puerto Rico son los delincuentes y los traficantes de drogas, y no las autoridades legalmente constituidas?

¡Y ESO SÍ QUE ES ATERRADOR!

Así que ¿qué habrá que esperar? ¿A que el gobierno tenga que volver a criminalizar a los pobres, que aun cuando sean complices involuntarios por callar, no tienen la culpa de lo que hagan los criminales? ¿A que haya que militarizar los lugares donde residen los marginados y los pobres, con la mobilización de la Guardia Nacional? ¿Y para qué? ¿Para que una vez pase esta crisis (si ése fuera el caso) y se dé el toque de retirada, las cosas vuelvan a empeorar?

¡Así de mal están las cosas en Puerto Rico! Pero vamos a otra cosa…

ESTA SEMANA (15–21 DE ENERO DE 2007): Si a usted le fascina la idea de llevarse a su pareja a un cementerio para… ¡ejem!… para hacer lo mismo que harían en un motel (y de paso, ahorrarse los ga$to$), cuídese de que no suceda lo que con esta chica… Romántica llamada telefónica de un hombre a su casa… Y… Todo en la vida se está modernizando… ¡hasta el ratoncito que recoge los dientes de los niños!

Visite Sitio Web de Luis Daniel Beltrán y haga click donde dice, “Humor… según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! ¡Cuídense mucho y pórtense bien! (Pero por si acaso, cuando salga a la calle, miren bien por encima del hombro, ¿OK?)

P.S. Sobre el mensaje anterior: La traducción del anuncio de la chica saltarina, del idioma japonés al español, no la hice yo, sino que más bien se basa en lo que traduce al inglés la persona que colocó el mensaje correspondiente en el blog que les mencioné (Asian Beauties Sirens). ¡Aclarado queda!

LDB

Esa Niña Quiere Que Le Den Que?

¡Hola, mi gente! ¡Esto es lo que encontré!

Yo sé que muchos de quienes leen este blog no entienden tres ca… ¡uy, perdón!… ni papa de japonés. Total, que yo tampoco. Pero no creo que no haya que saber el idioma de la nación del sol naciente para divertirse un poco con el vídeo que verán abajo.

Resulta que esta chica (a la que el blog de Asian Sirens identifica como la actriz y modelo japonesa, Kaori Ohara) está saltando, me imagino que sobre un colchón o un trampolín, al tiempo que exalta con mucho entusiasmo una marca de chocolates que se mercadea en Japón. La cosa va más o menos así:

Ella comienza mencionando el nombre del fabricante del producto (Denroku!), para entonces repetir varias veces (en un inglés más o menos aceptable) la siguiente frase:

Choco… Party… Good Good!

Pero al decir Choco por tercera vez, de momento ella se mira las… esteeeeeeeeee… “las nenas”… y dice hacia la cámara, “¿Qué tú estás mirando?”

(¡NO! A mí no me pregunten qué es lo que ella quiere decir… yo lo que estoy es… esteeeeeeeeee… ¡vamos a dejar esa parte ahí!)

En fin, que aquí les dejo el vídeo… se lo van a gozar un montón… ¡aunque no sepan hablar japonés!

Y yo lo voy a dejar ahí por el momento. Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Ya Empezamos Mal El 2007

¡Saludos, mi gente! ¡Vamos a lo que vinimos!

Bueno, se fueron las Navidades OTRA VEZ… ¡Sí! La temporada navideña (por lo menos para mis efectos) culminó ayer (sábado 6 de enero) con la tradicional celebración de la Epifanía, o de los Tres Reyes Magos y su peregrinar en busca de aquel Divino Niño que nació en un establo o pesebre de Belén de Judea… Yo no sé de ustedes, pero para mí es una pena inmensa ver que las Navidades pasan demasiado rápido, que tenemos que volver a las rutinas gastadas de siempre, a lidiar con las fuerzas (ocultas o visibles) que hacen todo lo posible por desmoralizar a los demás, mientras que salen por la puerta ancha en son de burla.

Y si a eso se le añade que el propio año lo comenzamos con un susto de proporciones cataclísmicas… OK, no es para tanto… La cosa es que justo en la mañana del mismo lunes 1 de enero, Puerto Rico despertaba a la noticia de que el sistema eléctrico de la Isla se estaba viendo afectado por una serie de incendios en una de las principales centrales generatrices de electricidad (Palo Seco), los que se habían producido desde la noche del sábado anterior. Según lo que se indicaba entonces, los incendios llegaron a afectar una porción considerable de esa planta generatriz, lo que llevó a temer por el suministro de electricidad a la zona metropolitana de San Juan (en particular), especialmente si se llegaban a afectar unas líneas de alta tensión que provienen desde una de las dos plantas generatrices en la zona Sur del país (Central Aguirre) hacia la zona Norte.

Peor aún: estos incendios se producen en momentos en los que la corporación pública que opera el sistema eléctrico de Puerto Rico (Autoridad de Energía Eléctrica) se encuentra en negociaciones con la principal unión obrera que agrupa a los empleados de dicha corporación (Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, UTIER) para implantar un nuevo convenio colectivo…

… y ahí empezaron a llover las sospechas e implicaciones de parte y parte. De un lado, la gerencia de la Autoridad, aunque no quisiese implicar a miembros de una conocida unión obrera… ¿he mencionado nombre yoooooooooo?… alzó la bandera de la posibilidad de que los incendios en el sistema hubiesen sido producto de actos de sabotaje por parte de “desconocidos”. Del otro lado, los líderes de la unión implicada mantuvieron todo el tiempo que los incendios se atribuyeron a una falta de mantenimiento del sistema, que impidió que se pudiera controlar la situación antes de que la misma pasara a mayores. Así las cosas, casi toda esta semana se fue en: una restricción de entrada a los unionados, una movilización de la Guardia Nacional a vigilar las instalaciones del sistema eléctrico, investigaciones de lo sucedido por parte de las autoridades federales (DHS, FBI, ATF… WTF!)

Al final de cuentas, resultó que la causa de los incendios en la planta eléctrica Palo Seco… ¡no se puede determinar como “mano criminal” ya que no hay evidencia de la misma! ¡QUÉ CO… y dale que es tarde… QUÉ PANTALONES! O sea, que después de todo el show, de todo el despliegue de efectivos militares, de todas las recriminaciones de parte y parte, entonces resultó que sí hubo una falla en el sistema que impidió que un sistema de enfriamiento operara apropiadamente y que eso fue lo que causó los incendios. Y nadie, NADIE metió la mano donde no tenía que meterla… ni aquellos elementos dentro del sindicato que con o sin el conocimiento de sus líderes (¡no, qué va, van a quererlo admitir!) son propensos a perpetrar actos lamentables… ni aquellos elementos dentro de la propia corporación pública (o asociados a la misma de alguna manera) que también son capaces de perpetrar actos lamentables…

(Y duélale a quien le duela, ninguna de las dos parte consta de “hermanitas de la caridad”. La clase de elementos malsanos a la que me refiero existe EN AMBOS BANDOS, como lo demostró dolorosamente la tragedia del Dupont Plaza—hoy Marriot de San Juan—ocurrida hace exactamente 20 años, un 31 de diciembre de 1986.)

(Y hablando de todo un poco, ¡y pensar que yo estuve cerca de ese hotel apenas una hora antes de que esa tragedia ocurriera! Pero ya eso es harina de otro costal…)

De todos modos, el daño ya se hizo. La unión, envalentonada (¡para variar!), se proclamó victoriosa en este asunto, afirmando que siempre tuvo la razón en cuanto a la causa de los incendios. Y la adminsitración de gobierno hizo lo que mejor sabe hacer… ¡cantar como Britney, la lampiña! Oops, I Did It Again! ¿Que cómo se corrigió esa metida de pata? Despidiendo al Director Ejecutivo de la corporación. Total, él fue el que se “esmandó” a implicar lo del sabotaje, etc., etc. Pero claro, el “don” no se fue con las manos vacías: ¡se retira con una jugosa pensión de US$100,000 mensuales y una serie de bonificaciones no reveladas (ni que fuera el CEO de Home Depot, que también hizo lo que dice el título de la película aquélla, Take the Money and Run).

¿Y el resto del pueblo? ¡Bien, gracias! (Por no decir, “¡Que se fastidie!”) Pero así es la vida. Mientras tanto…

ESTA SEMANA (8–14 DE ENERO DE 2007):

LO QUE NOS QUEDÓ DE DICIEMBRE DE 2006: Ahora resulta que ni el trineo de Santa Claus es lo suficientemente seguro como para irse de viaje*… Y… Escándalo en el mundo de la computación personal: ¡La revista Penthouse (y ustedes saben a qué revista me refiero… ¡no se hagan los inocentones!) hace su incursión en el negocio de las computadoras personales!

(*Este chiste era el que yo tenía para la semana anterior, 1–7 de enero de 2007. Sin embargo, he querido incluirlo con los de esta semana.)

Y EMPEZAMOS ENERO DEL 2007 CON: Una “magnífica” pregunta de un fiscal lleva a una “mejor” respuesta del acusado… Entérese de lo que ocurre cuando un inspector agrícola hace alardes de su autoridad… Y… Si durante estas Navidades, usted se la pasó “de palo en palo” como el mono… ¡prepárese para la classe ‘e resaca que le espera!

Y ya que volví a ubicar todas mis páginas en Tripod.com, lo que procede es decirles: Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor… según Luis Daniel Beltrán”.

Bueno, como ven, estoy empezando el año con ímpetu. Así que… ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien, TODO EL AÑO, ¿OK? ¡Hasta luego!

LDB