Voces Que Piden Ayuda?

¡Saludos, mi gente!

Éste es el mensaje número 201 que hago para Blogger.com, así que… ¡pa’ encima! ¡Vamos a lo que vinimos!

Esta mañana yo estuve pensando si había algo de lo que valiera la pena escribir en el blog, que no fuera la escapatoria (tipo Houdini) del ex-gobernador Dr. Pedro J. Rosselló de los cargos que le venían encima por apropiarse de manera indebida de su pensión de retiro. La juez que entendió en el caso no encontró causa para arresto, a pesar de que el ministerio público decía tener una prueba sólida y contundente. Y ante la frustración el Secretario de Justicia hizo un comentario que no cayó bien en muchos sectores de la sociedad, de que se estaba midiendo con doble vara a quienes tienen influencias y contactos en la judicatura vs. quienes no los tenemos…

Y es triste decirlo, pero esas expresiones encierran una gran verdad que cualquiera de nosotros ve todos los días… ¡lo único es que el Secretario de Justicia no es la persona adecuada para hacer esas expresiones! Pero bueno, eso, como dicen en mi casa, son “pajas que le caen a la leche”…

La cosa es que mientras yo hacía un repaso mental que me inspirara a escribir algo, me topé con el cuestionamiento que se hace al destaque de prensa sobre los dimes y diretes en el caso de la difunta Anna Nicole Smith—incluido la clase de show que está haciendo el juez que entiende en el caso (no hubiera sido mejor que el caso lo viera la leguleya cubana del programa “Caso Cerrado”)—y sobre las más recientes andanzas de Britney Spears…

¡Exactamente! La misma superestrella que tras su divorcio se ha dado en hacer como Ricky Martin, livin’ la vida loca. Y cuidado que la prensa (¡como siempre, la prensa!) le ha dado un despliegue exagerado a cuanta cosa ha estado haciendo desde entonces, desde sus salidas alocadas a cuanta discoteca hay, sus vestimentas (o la falta de las mismas en ocasiones), pasando por el show que le dio a cuanto buitre cazador de indiscreciones estuviese allí (por supuesto, me refiero a las escandalosas fotos que se le tomaron, en las que el símbolo absoluto de la femineidad estaba a plena vista del mundo)… ¡Para llegar al punto de que hace una semana se rapó la cabeza completamente! (¿Para hacerle juego a… esteeeeeeeeee… a aquello otro?)

Y lo peor es que en el proceso, está entrando y saliendo de cuanto centro de rehabilitación ella se encuentra… ¿por qué? ¿Será que ella quiere ayuda, pero la quiere a su manera?

Ciertamente es muy penoso lo que está ocurriendo, sobre todo cuando se trata de alguien que saltó al estrellato desde temprano en la vida (fue uno de los “miembros” de la etapa contemporánea del Mickey Mouse Club, igual que Christina Aguilera). Mucho se especula si no será que ella no ha sabido manejar la fama que se ha ganado durante todos estos años. Mucho se ha dicho de que su vida es un vacío, el que ella ha estado tratando de llenar con fama y fortuna, pero que en realidad es un abismo del que se hace muy difícil salir.

(Digo, podríamos haber estado diciendo lo mismo sobre Anna Nicole, ¿verdad? Lo único es que ya es un poco tarde para eso…)

Ojalá y esta loca carrera por la supervivencia no le pase la factura a Britney Spears, de la misma manera que a Anna Nicole… Pero uno nunca sabe qué pasará…

Bueno, vamos pa’ otra cosa…

ESTA SEMANA (26 DE FEBRERO–4 DE MARZO DE 2007): Prepárese a ampliar su visión del mundo con una serie de definiciones… Un político nos cuenta cómo fue que comenzó su carrera a tan temprana edad… Un sacerdote cuestiona a uno de sus feligreses su fidelidad a la iglesia… Tres sacerdotes se ven en apuros cuando quieren abordar un tren hacia Pittsburgh… Y… Dos chistes genéricos para usted que se pasa haciendo chistes a costa de los (ponga aquí el nombre de su grupo étnico favorito)… ¡y no se me hagan los inocentes, por favor!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Vida y Milagros de una Estrella Fugaz

American actress Anna Nicole Smith. on the red...
Image via Wikipedia

¡Saludos, mi gente!

Bienvenidos al mensaje número 200 que coloco para Blogger.com. La verdad es que a estas alturas, me siento como si cada semana yo estuviera cumpliendo con una misión: la de plasmar en un lienzo digital mis impresiones sobre las cosas que pasan, tanto en Puerto Rico como en el mundo a mi alrededor. Y la verdad es que salvo en pocas veces (cuando de veras, mi ánimo no está para escribir de algo que valga la pena comentar), siempre sucede algo que me llama la atención. Siempre ocurre algo que me obliga a desahogarme, como los eventos que describí en el mensaje anterior, o hasta lo ocurrido en mayo de 2006 con el cierre de las agencias gubernamentales (que por cierto, siguen los rumores insistentes de que se repetirá en 2007, pero ya esos son otros veinte pesos… o 20 euros… o 20 yen…). Sin embargo, a veces encuentro cosas extrañas pero divertidas, como la chica saltarina de los chocolates japoneses… o la chica robótica que parece tan real…

Pero bueno, fíjense si siempre aparece algo sobre lo cual escribir, que hoy quiero dejar que los políticos se arranquen las cabezas, como hacen todos los días para entretener al pueblo, mientras converso sobre una figura pública que recién nos acaba de dejar. Ya mucho de lo que había que decir sobre esta gran figura pública se ha dicho, así que déjenme hacer un breve acopio de sus logros (condensado de las páginas pertinentes de Wikipedia):

* Nace bajo el nombre Vikkie Lynn Hogan, un 28 de noviembre de 1967 en Houston, Texas, de donde se mudó años más tarde a un pueblito al Sur de Dallas, llamado Mexia;

* Su preparación académica nunca pasó del nivel de octavo grado (o sea, escuela primaria);

* De adolescente, trabaja como mesera en un restaurante local;

* Se casa en 1985 (a los 17 años) y adopta el apellido de su esposo, Smith;

* A finales de 1985, da a luz a su primer hijo, Daniel;

* Hacia 1988, se divorcia del señor Smith y regresa a Houston, quedando con la custodia de Daniel, cuyo sustento le requirió ejercer varios oficios de esos de poca paga;

* Bajo el nombre “Vikkie Smith”, llega a la portada de la revista Playboy en marzo de 1992;

* Posa para la misma revista en su edición de mayo del mismo año (y ya para entonces, los medios la estaban empezando a igualar con un icono del cine, Norma Jean Baker t/c/c Marilyn Monroe);

* Es elegida como la playmate de 1993 de la misma revista;

* Mientras ejerce como bailarina desnudista (o sea, una stripper en buen español), conoce al magnate petrolero J. Howard Marshall… ¡que le llevaba unos 63 años de diferencia! (y a todo esto, lo de este señor, ¿sería cuestión de… esteeeeeeeeee… “estámina”?);

* Se casa con el señor Marshall en 1994 (¿habrá sido por el dinero del viejo?);

* Este matrimonio dura apenas 14 meses, hasta el fallecimiento del señor Marshall el 4 de agosto de 1995 (imagino que no sería por falta de la susodicha “estámina”);

* Comienza una serie de pleitos legales por la herencia del difunto con uno de los hijos de este último (fallecido en junio de 2006, por cierto), los cuales le han acarreado mayormente reveses judiciales, y que están pendientes al momento en que escribo esto (insisto, ¿¿$eguro que ella no $e ca$ó con el viejo por lo$ millone$ que él tenía??);

* Por los años siguientes, continua su vida entre apariciones de cine y televisión (incluido un reality show que ella hizo en 2002), y siendo la comidilla de las revistas de farándula y tabloides de supermercado;

* En octubre de 2003, se convierte en portavoz de un suplemento alimentario para bajar de peso, al que le atribuye haber perdido unas 69 libras (31 kilos);

* En septiembre de 2006, da a luz en las Bahamas a su segundo hijo, una niña a la que pone por nombre Dannielynn;

* Cuatro días después, su hijo Daniel, quien había llegado a las Bahamas para ver a su hermanita recién nacida, fallece a los 20 años en circunstancias sospechosas (atribuidas ulteriormente a una letal combinación de metadona y antidepresivos);

* El 8 de febrero de 2007, mientras estaba hospedándose en un hotel de Hollywood, Florida, pierde el conocimiento, para fallecer después en un hospital de esa localidad (las circunstancias de la muerte no estaban claras a la hora en que escribo esto, pero provisionalmente se indica que no son las mismas que las de su hijo).

Como dije arriba, ya se ha dicho mucho de lo que había que decir sobre Anna Nicole Smith (que por si no se han dado cuenta, es de ella de quien estoy escribiendo hoy). Sin embargo, parece que es mucho más lo que no se ha dicho, como por ejemplo, en qué pararán los líos legales por la fortuna del multimillonario petrolero que fuera su segundo esposo, o quién se quedará con la custodia de Dannielynn… o peor aún, quién es el padre de Dannielynn. ¡Sí! Porque ahora están saliendo varios a reclamar la niña como suya, desde el que fuera su reciente representante legal (un abogado que se llama casi igual que la zahorria radial estadounidense, Howard Stern, que incluso ha afirmado ser el padre de la nena), pasando por un fotoperiodista y ex-novio de la chica, hasta un príncipe austríaco esposo de una conocida socialité y ocasional agresora de policías… ¡qué ridículo! Es más, hasta el ministro de turismo de las Bahamas (que el día en el que escribo esto, había presentado su renuncia en medio de una nebulosa transacción para concederle residencia a ella y su familia)… ¡sabe Dios si él tomó su número e hizo su turno también (aunque yo no estoy muy seguro de eso último…)!

(¡Ey ey ey! ¡Un momentito! ¿Sería mucho pedirles que no me atribuyan esa niña a mí? Total, con todo lo voluptuosa y… ejem… exuberante que era, ella nunca me cayó muy bien que digamos. PUNTO. Además… yo ni siquiera estuve cerca de allí, ¿OK?)

En fin, que con la muerte de Anna Nicole Smith ha nacido una leyenda, algo así como la de la propia Marilyn Monroe, una leyenda que trascenderá la nébula del tiempo… ¡gracias al morbo, por supuesto!

¡Qué se le va a hacer! Pero bueno, vamos pa’ otra cosa…

ESTA SEMANA (19–25 DE FEBRERO DE 2007): Desde México nos dicen cuáles son las miles de formas que toma “la madre”… Dos amigos ancianos valoran muchísimo su amistad… ¡hasta que uno de ellos desaparece por un mes!… Y… Si usted piensa viajar este verano (como yo), ¡sepa a dónde ir o qué hacer o decir (o no) en Boston!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar el mensaje número 200 ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Por mi parte, yo me comprometo a llegar al mensaje número 300… ¡y más allá!, ¿OK? ¡Hasta luego!

LDB

Los Portones de la Discordia

Hola, mi gente. ¡Vamos a lo que vinimos!

Hay veces en las que me levanto por un momento de mi escritorio, salgo de mi oficina por unos minutos, y me detengo a contemplar el panorama. Claro, ahora lo que tengo para mirar desde donde trabajo es un paisaje interrumpido por la vía del Tren Urbano de San Juan, pasando a desnivel sobre los terrenos de la Estación Experimental Agrícola de la UPR (específicamente, la instalación conocida como la “Planta Piloto de Ron”), seguido por edificios, parques recreativos, urbanizaciones, cementerios… ¡uy, qué deprimente! Para colmo, el mar que solía calmar mis estados de ánimo en la antigua ubicación de mi oficina está ahora más lejos… Pero bueno, todo sea para mejorar…

La cosa es que en algunas de esas ocasiones me pongo a pensar si el tipo de trabajo que yo hago vale la pena. Si alguina vez se aceptan las recomendaciones que yo hago, basándome en argumentos técnicos sólidos que arrojen luz sobre las consecuencias ambientales que podrían resultar de llevar a cabo un desarrollo propuesto o de utilizar incorrectamente uno de nuestros recursos naturales. Si alguna vez se ponderan, se sopesan cuidadosamente y se incorporan a las acciones que impliquen hacer política pública ambiental en Puerto Rico. Entonces me doy cuenta que no siempre ése parece ser el caso. Y lo peor de todo es que a veces, se toman decisiones sin que necesariamente se consideren las consecuencias de éstas sobre aquellos seres humanos que se verán afectados, de una u otra manera. Y a veces esas consecuencias son preocupantes.

Ejemplo de esto último fue lo que presencié la semana pasada, pero para lo cual hubo un antecedente. Sucede que en uno de los sectores pudientes del área metropolitana de San Juan—conocido como Ocean Park, en las cercanías del aeropuerto internacional Muñoz-Marín—alguien (presuntamente, residentes del sector) colocó una o varias verjas para controlar el acceso a las playas, especialmente en horas de la noche. La premisa de la que me imagino que parten quienes hicieron esta acción es la de ponerle un alto a la ola delictiva provocada (supuestamente) por residentes de un cercano complejo de vivienda pública. Hasta ahí, todo bien.

Pero el problema es que esa acción no le cayó bien a un grupo de interés ambiental, el cual considera que mediante esa acción, los residentes de ese sector están privando al pueblo de su derecho a acceder a las playas afectadas. Para ello, dicho grupo de interés invoca el hecho de que desde tiempos de España (más exactamente, desde la Ley de Puertos de 1886, según implantada en Puerto Rico), se le confiere a las playas de Puerto Rico un carácter público, es decir, que son de todos nosotros en general y de ninguno de nosotros en particular. (Y que conste que ésa es una de las disposiciones de ley que tiene mucha influencia en el tipo de trabajo ambiental en el que me desempeño.)

Así las cosas, dicho grupo de interés ambiental, ante lo que consideró como un atropello, se dirigió a la zona playera de Ocean Park a derribar los susodichos portones, con sierras y otras herramientas. De más está decir que lo sucedido fue intenso, con forcejeos, gritos, empujones, etc. Al final, por lo menos uno de los portones fue derribado… ¡pero el destino de ese portón no terminó ahí!

Y es así como en mi hora de almuerzo, mientras me asomo a la calle para tratar de poner mis pensamientos en alguna semblanza de orden, observo cómo el mismo grupo de interés ambiental que minutos antes había derribado el portón ofensor, trasladó el mismo al nuevo Edificio de Agencias Ambientales de Puerto Rico, y luego de arengar por varios minutos, se dispusieron (en una acción que a mi modo personal de ver, más fue una acción de vandalismo contra la propiedad pública) a empotrar el portón derribado sobre una de las varandas de dicho edificio… Y todo ello, ¡para exhibirse como si hubieran tenido una caza exitosa y tuvieran una presa para ufanarse!

Al observar todo lo que acontecía, pensaba si no era que estaba teniendo una pesadilla, o si lo que estaba viendo era un grupo envalentonado por causa de una mala decisión. Y si así era, ¿qué sería lo próximo? ¿Que para reparar un agravio, aquel sector de nuestro pueblo que se vea afectado tenga que recurrir a la violencia? ¿Que cada vez que alguien en el gobierno tome una decisión sin medir consecuencias, tenga que venir una muchedumbre con mentalidad de “guapetón de barrio” a reclamar responsabilidades?

Esto sí que no le hace ningún bien a nadie. ¡ABSOLUTAMENTE A NADIE!

OK, ya me desahogué un poco. Vamos a otra cosa…

ESTA SEMANA (12–18 DE FEBRERO DE 2007): ASÍ CERRAMOS LA PÁGINA DE ENERO: Conozca cuáles son los distintos tipos de suegra… Cómo cambiar un foco (o sea, una bombilla) según su signo zodiacal… Ahora resulta que el pie derecho es más inteligente de lo que creíamos… Y… Lo último en la autopista informática: ¡Poemas haiku para los usuarios del sistema Windows! Y ECHAMOS PA’LANTE CON FEBRERO: Llega para imponer el orden y la justicia… el héroe… esteeeeeeeeee… ¿quién rayos es ese enmascarado?… Momentos de tensión en el aeropuerto de Londres por un exabrupto de la torre de control… Algo para pensar sobre por qué a las mujeres les gustan los gatos… Y… El relato de la Creación, no como usted y yo lo conocemos… ¡sino como pudo haber ocurrido!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta la próxima, que será la número 200!

LDB

Todos Los Dias Se Tira Un Reggaetonero A La Calle

Hola otra vez, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Antes de empezar este mensaje, les tengo una mala noticia: Aparentemente, hay algún problema con la servidora de grupos de discusión (o sea, los newsgroups de Usenet) de la que extraigo los mensajes que coloco en la sección de humor de mi sitio ‘web’. Por alguna razón, los mensajes no están bajando a mi computadora, lo que imagino que se deberá a algún problema técnico con dicha servidora. (Sí, porque el problema no es con mi conexión de Internet, valga la aclaración.) Yo espero que ya para la próxima semana, eso se haya corregido debidamente.

Y a decir verdad, este hiato me viene bastante bien, ya que esta semana no hay mucho que pueda decir que me haya llamado la atención, salvo por lo del letrero en el restaurante mexicano de Shanghai que les presenté en el mensaje anterior. (Aunque no crean que no… yo sé de algunas damas que tendrían que preguntarle a los “atentos guardias de seguridad” del local… esteeeeeeeeee… ¡si son eso a lo que se refiere el letrero o no! Pero ya ése es otro tema…) Total, yo creo que es mejor que dejemos de momento que cada quien siga contando el cuento a su manera, y así, “gloria en el cielo y paz en la Tierra”…

Ahora bien, si ustedes aún se creen que los voy a dejar por esta semana… eeeeeeeeee… como me dejaron una vez en una Navidad, o sea, con el güícharo (también llamado “güiro”) en la mano y listo para parrandear (total, que ya yo estoy acostumbrado a que me dejen así)… ¡se equivocan! Esta vez les traigo lo que ha sido la más reciente sensación musical latinoaméricana. Una chica que parece haber emergido desde las tinieeeblaaaaaaaassssss (¡qué tétrico sonó eso!)… para convertirse en el nuevo fenómeno del reggaetón. Mucho mejor que Daddy Yankee, Tito “el bambino” y Don Omar, ¡juntos y sin la tiraera (las ganas)! Y cuida’o que ya ella tiene admiradores por montones, y hasta una entrada en (of all websites!) Wikipedia.com… Mira pa’allá… ¡si hasta el principal periódico de Puerto Rico, El Nuevo Día le ha dedicado una entrada en uno de sus blogs!

(NOTA: No se requiere estar inscrito con El Nuevo Día para leer los blogs, pero sí para comentar las entradas de los blogs.)

Enigüei, sin más preámbulos, les dejo con el vídeo en YouTube de… esteeeeeeeee… eeeeeeeeee… ¿cómo diántre es que se llama ella?

Bueno, ahora que sé cómo se llama, me alegra saber que ella está lo suficientemente lejos de aquí como para que me alcance con “la gillette“…

Es más: ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Hasta la próxima.

LDB

Estad Usted Segura De Si Lo Es O No?

¡Ay, mi gente! ¡ESTO es a lo que hemos llegado!

La foto que verán si pulsan este enlace, según un blog dedicado a las modelos asiáticas y del Oriente Lejano, corresponde a un restaurante mejicano de Shanghai donde aparentemente se está tratando de hacer cumplir una política pública en contra de la prostitución. Para quienes de ustedes no sepan ni papa de inglés, permítanme traducir el texto del letrero en cuestión (que por cierto, la misma fuente indica que el significado es el mismo, tanto en inglés como en chino):

Zapata’s Mexican Cantina no auspicia las prostitutas en nuestro establecimiento. Si usted es una prostituta, por favor absténgase de entrar en nuestro jardín o restaurante. Si usted no está segura de si es o no una prostituta, pídale a uno de nuestros atentos guardias de seguridad que le ayude a aclararlo.

Gracias.

El Patrón

 

(El énfasis es mío, por si acaso.)

¡Un momento! ¿Cómo es eso de que “(s)i usted no está segura de si es o no una prostituta”? ¿Qué es lo que quieren ellos decir con eso? ¿Que en Shanghai una mujer que desee entrar a un restaurante mexicano a tomarse un “margarita” o un tequila shot, puede ser una prostituta y no saberlo? Y además, ¿de qué manera puede uno de los “atentos guardias de seguridad” del lugar ayudar a la dama interesada a determinar si es o no prostituta? Francamente, prefiero no saberlo…

(Y después de eso, al final le dan las gracias al cliente prospectivo… ¡QUÉ PANTALONES, MI GENTE!)

¡Total! Así está el mundo…

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Hasta luego.

LDB