Vida y Milagros de una Estrella Fugaz

American actress Anna Nicole Smith. on the red...
Image via Wikipedia

¡Saludos, mi gente!

Bienvenidos al mensaje número 200 que coloco para Blogger.com. La verdad es que a estas alturas, me siento como si cada semana yo estuviera cumpliendo con una misión: la de plasmar en un lienzo digital mis impresiones sobre las cosas que pasan, tanto en Puerto Rico como en el mundo a mi alrededor. Y la verdad es que salvo en pocas veces (cuando de veras, mi ánimo no está para escribir de algo que valga la pena comentar), siempre sucede algo que me llama la atención. Siempre ocurre algo que me obliga a desahogarme, como los eventos que describí en el mensaje anterior, o hasta lo ocurrido en mayo de 2006 con el cierre de las agencias gubernamentales (que por cierto, siguen los rumores insistentes de que se repetirá en 2007, pero ya esos son otros veinte pesos… o 20 euros… o 20 yen…). Sin embargo, a veces encuentro cosas extrañas pero divertidas, como la chica saltarina de los chocolates japoneses… o la chica robótica que parece tan real…

Pero bueno, fíjense si siempre aparece algo sobre lo cual escribir, que hoy quiero dejar que los políticos se arranquen las cabezas, como hacen todos los días para entretener al pueblo, mientras converso sobre una figura pública que recién nos acaba de dejar. Ya mucho de lo que había que decir sobre esta gran figura pública se ha dicho, así que déjenme hacer un breve acopio de sus logros (condensado de las páginas pertinentes de Wikipedia):

* Nace bajo el nombre Vikkie Lynn Hogan, un 28 de noviembre de 1967 en Houston, Texas, de donde se mudó años más tarde a un pueblito al Sur de Dallas, llamado Mexia;

* Su preparación académica nunca pasó del nivel de octavo grado (o sea, escuela primaria);

* De adolescente, trabaja como mesera en un restaurante local;

* Se casa en 1985 (a los 17 años) y adopta el apellido de su esposo, Smith;

* A finales de 1985, da a luz a su primer hijo, Daniel;

* Hacia 1988, se divorcia del señor Smith y regresa a Houston, quedando con la custodia de Daniel, cuyo sustento le requirió ejercer varios oficios de esos de poca paga;

* Bajo el nombre “Vikkie Smith”, llega a la portada de la revista Playboy en marzo de 1992;

* Posa para la misma revista en su edición de mayo del mismo año (y ya para entonces, los medios la estaban empezando a igualar con un icono del cine, Norma Jean Baker t/c/c Marilyn Monroe);

* Es elegida como la playmate de 1993 de la misma revista;

* Mientras ejerce como bailarina desnudista (o sea, una stripper en buen español), conoce al magnate petrolero J. Howard Marshall… ¡que le llevaba unos 63 años de diferencia! (y a todo esto, lo de este señor, ¿sería cuestión de… esteeeeeeeeee… “estámina”?);

* Se casa con el señor Marshall en 1994 (¿habrá sido por el dinero del viejo?);

* Este matrimonio dura apenas 14 meses, hasta el fallecimiento del señor Marshall el 4 de agosto de 1995 (imagino que no sería por falta de la susodicha “estámina”);

* Comienza una serie de pleitos legales por la herencia del difunto con uno de los hijos de este último (fallecido en junio de 2006, por cierto), los cuales le han acarreado mayormente reveses judiciales, y que están pendientes al momento en que escribo esto (insisto, ¿¿$eguro que ella no $e ca$ó con el viejo por lo$ millone$ que él tenía??);

* Por los años siguientes, continua su vida entre apariciones de cine y televisión (incluido un reality show que ella hizo en 2002), y siendo la comidilla de las revistas de farándula y tabloides de supermercado;

* En octubre de 2003, se convierte en portavoz de un suplemento alimentario para bajar de peso, al que le atribuye haber perdido unas 69 libras (31 kilos);

* En septiembre de 2006, da a luz en las Bahamas a su segundo hijo, una niña a la que pone por nombre Dannielynn;

* Cuatro días después, su hijo Daniel, quien había llegado a las Bahamas para ver a su hermanita recién nacida, fallece a los 20 años en circunstancias sospechosas (atribuidas ulteriormente a una letal combinación de metadona y antidepresivos);

* El 8 de febrero de 2007, mientras estaba hospedándose en un hotel de Hollywood, Florida, pierde el conocimiento, para fallecer después en un hospital de esa localidad (las circunstancias de la muerte no estaban claras a la hora en que escribo esto, pero provisionalmente se indica que no son las mismas que las de su hijo).

Como dije arriba, ya se ha dicho mucho de lo que había que decir sobre Anna Nicole Smith (que por si no se han dado cuenta, es de ella de quien estoy escribiendo hoy). Sin embargo, parece que es mucho más lo que no se ha dicho, como por ejemplo, en qué pararán los líos legales por la fortuna del multimillonario petrolero que fuera su segundo esposo, o quién se quedará con la custodia de Dannielynn… o peor aún, quién es el padre de Dannielynn. ¡Sí! Porque ahora están saliendo varios a reclamar la niña como suya, desde el que fuera su reciente representante legal (un abogado que se llama casi igual que la zahorria radial estadounidense, Howard Stern, que incluso ha afirmado ser el padre de la nena), pasando por un fotoperiodista y ex-novio de la chica, hasta un príncipe austríaco esposo de una conocida socialité y ocasional agresora de policías… ¡qué ridículo! Es más, hasta el ministro de turismo de las Bahamas (que el día en el que escribo esto, había presentado su renuncia en medio de una nebulosa transacción para concederle residencia a ella y su familia)… ¡sabe Dios si él tomó su número e hizo su turno también (aunque yo no estoy muy seguro de eso último…)!

(¡Ey ey ey! ¡Un momentito! ¿Sería mucho pedirles que no me atribuyan esa niña a mí? Total, con todo lo voluptuosa y… ejem… exuberante que era, ella nunca me cayó muy bien que digamos. PUNTO. Además… yo ni siquiera estuve cerca de allí, ¿OK?)

En fin, que con la muerte de Anna Nicole Smith ha nacido una leyenda, algo así como la de la propia Marilyn Monroe, una leyenda que trascenderá la nébula del tiempo… ¡gracias al morbo, por supuesto!

¡Qué se le va a hacer! Pero bueno, vamos pa’ otra cosa…

ESTA SEMANA (19–25 DE FEBRERO DE 2007): Desde México nos dicen cuáles son las miles de formas que toma “la madre”… Dos amigos ancianos valoran muchísimo su amistad… ¡hasta que uno de ellos desaparece por un mes!… Y… Si usted piensa viajar este verano (como yo), ¡sepa a dónde ir o qué hacer o decir (o no) en Boston!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar el mensaje número 200 ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Por mi parte, yo me comprometo a llegar al mensaje número 300… ¡y más allá!, ¿OK? ¡Hasta luego!

LDB

Anuncios

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s