Una Esfera en un Agujero Cuadrado

¡Saludos, mi gente!

Para empezar, les diré que estoy aquí, disfrutando de mis vacaciones de medio año, y a la espera de poder irme de viaje a Connecticut por una semana. La verdad es que eso me hacía bastante falta, tomando en consideración que las cosas en el mundo en el que me muevo no están exactamente muy buenas. Aumentos en los costos de los bienes y servicios (desde lo más básico como los alimentos hasta los servicios más esenciales, sin olvidar el costo de la gasolina), inseguridad en las calles (acentuada la semana anterior por el asesinato de un neurocirujano oriundo de mi propio pueblo de Juncos, en circunstancias demasiado delicadas como para yo discutirlas aquí en estos momentos), incompetencia e inmadurez de los políticos que dirigen al país… y la lista se hace cada vez más larga.

Pero no hay mal que por bien no venga. Lo bueno del caso es que éste es mi tiempo, el que necesito para poner algunas cosas en orden. Como por ejemplo, mi casa cibernética… o más bien, mis casas si incluyo a este blog. Es más: me imagino que les estará gustando un poco más el nuevo diseño que mi blog luce a partir de este mensaje, que el diseño que había sido mi constante desde el principio, de un fondo azul marino (o algo así) con las letras del texto en blanco. Por lo menos, a mí me luce mucho mejor, empezando por el aspecto visual del título del blog al comienzo de la página. No sé, pero estoy seguro que me quedaré con este diseño por bastante rato.

Pero en todo caso, puede ser que se hayan percatado de que acabo de tachar del mensaje previo al anterior la referencia al sitio que abrí hace un par de semanas en MySpace.com. La razón para ello es que unos minutos antes de yo empezar a escribir este mensaje, decidí eliminar por completo dicho sitio (por lo que tampoco verán el enlace al mismo en este blog), por entender que no me estaba resultando provechoso tenerlo.

(OK, OK, admito que de las 27 vistas que otros usuarios le hicieron a mi página de MySpace.com, ninguna resultó en que alguien se comunicara conmigo o me pidiera ser su amigo… O sea, ¡ÉSA ES LA CLASE DE SUERTE QUE YO TENGO! ¿OK?)

Sobre todo, una de las cosas que se me hace más difícil en esa clase de sitio es chequear la página de alguien (por ejemplo, de alguna mujer de 32–46 años de edad que me hubiera interesado conocer) y que la página tarde una eternidad en cargar completamente porque está “harta” de vídeos, slideshows, canciones de cuanto cantante o grupo musical hay por ahí… Y yo que pensé que mi actual conexión a la Internet podía aguantar todo ese empuje…

Una cosa que puedo decir en favor de MySpace.com es que desde que fuese adquirido por Google, parece que dicha compañía ha hecho lo mejor posible por eliminarle la mala reputación que tenía, como un sitio de lo que llaman en inglés social networking, demasiado peligroso ante la liberalidad que se le permitía a muchos de sus usuarios y el riesgo que ello conllevaba (por ejemplo, en el caso de chicas adolescentes que se exponían, si no es que aún se exponen, a ser víctimas ulteriores de seres indeseables que las puedan sonsacar). (No sé cuán cierto sea esto para sitios de social networking como Tagged.com y Hi5.com, entre otros en los que yo he estado antes, pero creo que los mismos también tienen su semblanza de orden.)

En todo caso, creo que lo que me queda por hacer es agradecer públicamente a través de mi blog a algunos de los miembros en mis listas de contacto de Windows Live Messenger, Yahoo!Messenger, etc., etc., que de vez en cuando se acuerdan de mí y me invitan a unírmeles a alguno de estos sitios de social networking. Pero la verdad es que esa clase de sitio me hace sentir como si yo fuese una esfera (¡ojo! cualquier parecido con mi físico es una soberana pocavergüenza del que lo diga) tratando de encajar en un agujero cuadrado… ¡y ustedes saben que eso es bien difícil!

Así que yo lo siento mucho, pero el social networking a través de la Internet… ¡no es para mí! PUNTO.

¡Y vamos a dejarlo ahí hasta que yo regrese de Connecticut… o antes, de ser necesario! Cuídense mucho y pórtense bien, y sobre todo, ¡a disfrutar del verano! Nos vemos.

LDB

El Queso de la Noche

¡Hola, mi gente!

Hace unos días (creo que fue el martes 12 o el miércoles 13 de este mes), el “gobernéitor” de California, Arnold S., le dijo a un grupo de periodistas hispanos en los EE.UU. que los inmigrantes hispanos debían dejar de estar viendo las telenovelas y otros programas de la televisión en español, y que eso los obligaría a hablar más en inglés, a fin de poderse integrar mejor al ambiente estadounidense. Además de que esa expresión dice muchísimo sobre el sentir de quien la expresa… me imagino que él la hizo pensando en que las telenovelas en español que se difunden allá son algo así como lo que aparece en el siguiente enlace.

En todo caso, en la nueva era de las telenovelas hispanas en los EE.UU., presentamos sin más preámbulo… ¡EL QUESO DE LA NOCHE! ¡Que la disfruten!

Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Del Congelador al Horno, Ida y Vuelta

¡Hola, mi gente!

Y seguramente pensarán que los estoy dejando a ustedes en el olvido, o algo así. La realidad es que estoy muy bien de mi salud, ansioso por poder disfrutar de mis vacaciones. De hecho, en el día y a la hora en que escribo esto, se suponía que yo estuviera en Connecticut visitando a mis familiares de allá. Lamentablemente, causas de fuerza mayor me obligaron a demorar mis planes por un par de semanas. Pero total, como dice mi padre, “el hombre propone y Dios dispone”…

Empiezo por decir que los pasados días han sido una comedia de errores, causada por un desperfecto (¿uno sólo?) en el sistema de enfriamiento de mi lugar de trabajo. Todo comenzó cuando la semana atrasada, mientras me recuperaba de la gripe de la que escribí en mi mensaje anterior, la temperatura de las áreas de trabajo descendió hasta posiblemente por debajo de los 60°F (15.6[15,6]°C). Excelente contrapunto para una ciudad como San Juan, en la que la temperatura máxima diurna de esa semana excedía los 90°F (32.2[32,2]°C). Tanto llegó a bajar la temperatura, que ya yo estaba haciendo planes para usar ropa de invierno como la que se usa en los Estados Unidos… o hasta tratar de conseguirme unos esquíes, porque lo que faltaba entonces era que cayese nieve…

Pero mejor estuvo lo que sucedió después: Al siguiente día de descender la temperatura de nuestras oficinas, empezó el desperfecto en el sistema, que provocó que no se sintiese el aire acondicionado, ni aunque imagináramos que estuviese funcionando. Y demás está decir lo que eso significa: horas de trabajo perdido, tiempo que pudiendose usar productivamente hay que desperdiciar por ejemplo, dando un viaje de ida y vuelta por todo San Juan en el Tren Urbano, o como decía un compañero en uno de los ascensores, yendo a Plaza (Las Américas) “a ver a los viejitos caminar”…

Y lo peor de todo es que ésa no es una avería que se arregle de la noche a la mañana. Pero así son las cosas cuando se trata de manejar sistemas complejos. ¡Qué se va a hacer!

Mientras tanto, voy a aprovechar de una vez para lo siguiente: Una de las personas con quien me comunico regularmente por email me envió en estos pasados días un enlace a una colección de imágenes radicada en Flickr.com, las cuales ilustran varios aspectos de la vida de Puerto Rico a mediados de la década de 1940. Las fotos (yo creo que prácticamente todas) son a color, que me imagino que no sería tan barato como es hoy en día ir a la farmacia y comprar un rollo de película de 35mm… digo, ya que todavía a comienzos del Siglo 21 hay quienes usamos cámara de película, ¿OK? Pero francamente, y volviendo al tema, he visto algunas de esas fotos y mi impresión es que de allá para acá hay muchas cosas que han cambiado en la vida del puertorriqueño… ¡y otras que no necesariamente lo han hecho! En todo caso, me parece que estas fotos son como una ventana que nos permite vernos a nosotros mismos, como éramos en un tiempo no muy lejano…

Enigüei, éste es el enlace a las fotos a las que me refiero: http://www.flickr.com/photos/tlehman/sets/72157600023901288/

Por último, deseo anunciarles que ya que “estoy atrás y no avanzo”, decidí ponerme más o menos al día y abrir un espacio en MySpace.com… (“¡¿Que qué?!” se estarán preguntando.) Pues sí, abrí un espacio en MySpace para tratar de hacer nuevas amistades. Ya les conatré cómo me resulta. Enigüei, voy a colocar la dirección de mi nueva página en este mensaje y en la columna de la derecha de la página del blog, y es como sigue: http://www.myspace.com/ludan1958pr. Espero que me puedan visitar allí, ¿OK? (Y por cierto, acabo de colocar allí varias de mis fotos del sitio ‘web’, más una foto que tomé hace un par de semanas cerca del área de Punta Tuna, en Maunabo; espero que las mismas les gusten. Y allí también tengo un blog… ¡qué bien!)

Y ahora sí… ¡vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB