Otro Capitulo del Libro de los Animales

Film star Helen Twelvetrees on an elephant, Ta...
Image by State Library of New South Wales collection via Flickr

Mientras más conozco a los hombres, más me agradan los perros.
Gloria R. Allred (prominente abogada y comentarista radial estadounidense)
(Atribución de la cita por: www.brainyquote.com y quoteworld.org)

¡Saludos, mi gente! ¡Esto es lo que está ocurriendo!

“Elefante adicto a heroína regresa a manada tras rehabilitación”. Ciertamente, el título de la noticia parece extraño. Uno se pregunta, ¿pero cómo puede ser eso? ¿A quién se le ocurre endrogar a un elefante? ¿Para qué? ¿Para hacerlo sufrir como sufren a diario millones de hombres y mujeres, jóvenes y no-tan-jóvenes, de todas las razas, de todos los credos, de todos los orígenes, a causa de un vicio que destruye, no sólo la salud física, sino el alma y el espíritu?

Pero con todo y el despliegue inicial de rectitud… OK, y también con natural curiosidad, me dispuse a leer el artículo provisto el pasado jueves 30 de agosto por la agencia de noticias Reuters. Según la noticia, un elefante llamado “Hermano Mayor” que vivía en la frontera de China con Birmania (hoy Myanmar) fue capturado por traficantes de drogas hacia el año 2005. Estos traficantes, a fin de controlar a Hermano Mayor y que éste se dirigiera (con su manada) hacia donde ellos querían, lo alimentaron con guineos—bananos o plátanos*—revestidos con drogas.

¡Escalofriante! ¿No es así?

(* Debo aclarar que no me refiero aquí al tipo de plátano menos suave que se come con otros complementos, o que se emplea para confeccionar platos como la pelota de masa de plátano rellena con carne, que en Puerto Rico conocemos como “mofongo”; ambas son dos especies diferentes del género Musa.)

La noticia continúa diciendo que los delincuentes fueron capturados cuando trataban de vender a Hermano Mayor y su manada, gracias a una confidencia a las autoridades. Sin embargo, Hermano Mayor había desarrollado para entonces una adicción a la heroína, lo cual se reflejó en que cuando se le retiró la droga, como decimos, “de cantazo” (o como dijo alguien que pasó por eso, “romper en frío”), el animal mostró señas de abstinencia, como comportamiento violento que lo hizo ser un peligro para sí mismo y para quienes lo manejaban. Al final, dice la noticia, luego de un año de tratamiento (con metadona, entre otras opciones) Hermano Mayor pudo recuperarse de su adicción y se esperaba que se pudiese reintegrar próximamente a la libre comunidad.

(Éste es el enlace al artículo en el sitio ‘web’ de la agencia Reuters: Elefante adicto a heroína regresa a manada tras rehabilitación.)

La verdad es que de un lado, es triste… no, no, es DEPRIMENTE ver hasta dónde llegan algunas personas con tal de saciar su sed de lucro, especialmente el lucro que proviene del dolor y sufrimiento de millones de personas a través del mundo. Más aún, es reprochable la idea de dominar la voluntad de un animal como Hermano Mayor por medio de las mismas sustancias que alteran la conducta de los seres humanos, que los hace convertirse en seres sin voluntad, sin futuro, sin esperanza.

Pero de otro lado, no deja de resultar curioso el que esto haya sucedido con uno de los animales más valorados por la humanidad, y que el mismo, por así decirlo, haya podido “vivir para contarlo” (claro, si los elefantes hablaran, ya eso sería otra cosa).

Pero de momento me pongo a pensar una cosa: ¿Cómo hubiera sido si a Hermano Mayor lo hubieran enviado a rehabilitarse en uno de los “Hogares CREA” de Puerto Rico? ¿Lo estaríamos viendo en los semáforos del área metropolitana de San Juan vendiendo bolsas plásticas para la basura? ¿O vendiendo pasteles (lo que aquí llamamos “bizcochos”) rellenos con pasta de guayaba o con queso cremoso? Yo no sé ustedes, pero ESO SÍ QUE ME GUSTARÍA VERLO…

Pero bueno, seguidamente vamos a hablar de otra clase de animales…

ESTA SEMANA (3–9 DE SEPTIEMBRE DE 2007): CERRAMOS EL MES DE AGOSTO CON DOS “BESTIAS” Y UN INDIVIDUO BESTIAL: Una mujer alemana busca refrescarse de la intensa ola de calor de Minnesota… Un individuo en una fiesta de cóctel, como dicen en mi barrio, está más “ajuma’o” que el trapo de la plancha… Y… Un estudiante listo se burla de su profesor mediante un ejercicio de lógica (¡pero esperen a ver qué es lo que hay detrás de esto!). Y ABRIMOS EL MES DE SEPTIEMBRE CON MÁS BESTIAS AÚN: ¡Los delincuentes más TOOOOORPES del mundo hacen su agosto en septiembre!

(Yo creo que toda esta gente le da la razón a la cita de la licenciada Allred…)

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

P.S. Cuando le envié a mi hermana por email la noticia que menciono en este mensaje, ella me hizo una sugerencia: ¿Qué tal si de una vez enviamos a la Britney, la Paris y la Lindsay a un hogar CREA que es para mujeres únicamente (en algún punto del área metro de San Juan), a ver si allí se les quita la… esteeeeeeeeee… el vicio que las tres tienen encima? ESO SÍ QUE ME GUSTARÍA VERLO TAMBIÉN…

LDB

Anuncios

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s