Del Orgullo Paterno y de los Pegadizos

¡Saludos, mi gente!  ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Hoy (10/02/2007) mientras me dirigía a mi trabajo vi algo curioso.  Un auto que iba delante del mío llevaba en el cristal trasero un pegadizo (en español de Puerto Rico, un sticker) que decía lo siguiente:

Mi hijo está en algo bueno… Colegio [X]

(Damas y caballeros: El mensaje en el pegadizo que acaban de leer es verdadero.  El nombre del colegio fue cambiado para proteger… ¡ay, qué importa eso!)

O sea, es como decir que el conductor (o la conductora) del vehículo en cuestión estaba orgulloso (u orgullosa) de que su hijo o hija estuviese matriculado en el colegio en cuestión (y seguramente, hasta está en la lista de estudiantes de honor del mentado colegio). Digo, no hay nada de malo en eso.  Pero entonces me puse a pensar en cómo es posible que vemos mensajes como ése tan a menudo, pero no vemos mensajes como…

Mi hijo está capeando “crack” en el punto, ¿vijte?…  ¿Y el tuyo?

O…

Mi hija está metiendo mano con tres tipos a la vez…

(No quiero ni imaginarme lo que le sigue a eso…)

O qué tal…

¡Mi hijo del caserío se llevó a tu hija la estudiante de honor del Colegio [X]!

(¡Un momentito!  ¿No vi un pegadizo así el otro día en un carro?)

Que conste: Ningún padre o madre—hasta donde yo sepa—se enorgullece de estos… esteeeeeeeeee… ¿cómo lo digo?… “logros” de sus hijos.  Pero no deja de ser válido especular cómo serían las cosas si el mundo fuera de otra manera…

¡Total!  Mejor hablemos de otra cosa.

Aquéllos de ustedes que han seguido este blog saben que el 20 de junio de 2007 yo escribí que no quería saber nada de los sitios de redes sociales como MySpace.com y otros por el estilo.  (Ver: Una Esfera en un Agujero Cuadrado.)  Pero adivinen una cosa… ¡decidí volver a poner mi página en MySpace.com, a ver si esta vez tengo mejor suerte!  Como sea, habrán notado que el enlace está al final de la retahíla de enlaces en el lado derecho de estas páginas, pero por si acaso, es donde dice:

¡Búscame en MySpace y conviértete en mi amigo!

Y bueno, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien (y hagan algo que los llene de orgullo, ¿OK?).  Hasta luego.  Bye!

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s