El Cierre Gubernamental de 2006, 24 Meses Después

Sugar cane workers resting, Rio Piedras, Puert...
Image by The Library of Congress via Flickr

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

(Se ve que en estos días tengo algún tiempo en mis manos, ¿no? Pero como dicen por ahí, “eso es bueno”…)

Continuando con el tema de los aniversarios, hoy quiero traer a colación otro aniversario importante para muchos de nosotros en Puerto Rico. Se trata del segundo aniversario, a cumplirse mañana jueves (1 de mayo de 2008), de la implantación del cierre de agencias gubernamentales estatales en medio de una controversia por el presupuesto de gastos públicos, con lo cual se dejó en la calle a unos 95 762 servidores públicos—incluido quien les escribe—durante unos 14 días naturales. Quienes hayan leído los mensajes que coloqué durante esos días (así como la parte inicial de mi mensaje escrito un año después, titulado Un Cierre Olvidado, Una Cadena y Varios Errores), habrán visto las posiciones encontradas que llevaron a que ocurriera el cierre, las acciones de uno y otro bando—específicamente, el poder ejecutivo y el legislativo puertorriqueño—por tratar de demostrar quién tenía los “pantalones” más grandes (ustedes entenderán por qué no quiero usar aquí la palabra que mejor describe este concepto), y las lecciones que pude extraer entonces de esta experiencia lamentable.

¿Qué ha sucedido desde entonces? ¡Pues, que las cosas—como es de esperarse—no han cambiado gran cosa! Y si no me lo creen, vean esto:

1) Continúan las batallas ideológicas entre los representantes del poder ejecutivo y los del poder legislativo, como la muestra visible de cómo NO debió implantarse el gobierno compartido entre los dos partidos políticos principales luego de las elecciones generales de 2004. Y quiero recalcar que yo creo en el gobierno compartido, pero siempre y cuando se ejerza de una manera sabia, con madurez e integridad, que anteponga el bienestar del pueblo a los intereses mezquinos y los protagonismos. Así se llegó a hacer en algún momento en el pasado (por ejemplo, a comienzos de la década de 1980); lamentablemente, ésa NO es la manera en la que se está ejerciendo en estos momentos. Y que conste, que eso no significa que tengamos que regresar a los tiempos del pasado, los de “una sóla cruz, debajo de _________” (llene el blanco con el nombre de su emblema político favorito).

2) Los representantes del poder ejecutivo—que con las recientes acusaciones emitidas en el foro federal, no necesitan meterse en aguas más profundas—siguen demostrando cuán débiles son en su manejo de los asuntos que afectan el diario vivir del pueblo, mientras que los representantes del poder legislativo—le guste a quien le guste—siguen dando cátedra de su falta de madurez, integridad y compromiso social. Es más, creo oportuno recalcar lo que dije hace un año:

Después de todo, los políticos siempre serán políticos, y seguirán proponiendo soluciones equivocadas a problemas que ellos ni siquiera tienen la capacidad para resolver del todo.

(Y a la capacidad yo añadiría: la sabiduría, la voluntad, el corazón, y otras cualidades positivas.)

3) Siguen aumentando los costos de los servicios básicos (electricidad, agua, teléfonos de línea y celular, etc.) y de los bienes de consumo, especialmente los productos agrícolas, los que además se están haciendo difíciles de conseguir en cantidad suficiente y de la calidad adecuada.

4) Y ni hablar de la gasolina, pero… ¿de veras quieren que yo entre en ese tema? Cuando escribí el año pasado sobre el cierre, la gasolina estaba rondando los US$0 75 por litro (US$2 84 por galón estadounidense). Luego que pasó el verano del año pasado, el precio llegó a descender según iban “mejorando” las condiciones del mercado; en algún momento yo lo vi descender levemente por debajo de los US$0 60 por litro (US$2 27 por galón estadounidense). Lamentablemente, con los eventos más recientes, incluida la aparente recesión en la economía estadounidense (palabra que parece ser anatema para algunos líderes de esa nación) y con el alza del barril de petróleo por encima de los US$100 00, el precio de la gasolina ha vuelto a subir al punto de que el costo más barato que he visto en estos días es de US$0 90 por litro (US$3 41 por galón estadounidense).

[Aparte, en una estación de gasolina en el camino a mi oficina, vi ayer que el precio del combustible diesel ya había superado la barrera de US$1 00 por litro (US$3 79 por galón estadounidense). Me pregunto qué más tendrá que ocurrir antes de que las cosas salgan fuera del control de quienes tienen el poder para decidir.]

5) Y por supuesto, hay que hablar de lo que el cantautor puertorriqueño José Nogueras llamó durante las navidades pasadas, “el odioso IVU… el odioso IVU… el odioso IVU”. El famoso (o infame, como usted lo vea) Impuesto de Ventas y Usos cuyo propósito (como escribí hace un año) era que hubiesen fondos para poder mantener flotantes las nóminas públicas y evitar la posibilidad de otro cierre gubernamental… ¡Sí, Pepe! Si el año pasado a esta fecha, de los recaudos generados por el IVU no se veía “del lobo, un pelo”, ¡al día de hoy no se ve ni el lobo!  (Y tal vez el próximo año habrá que pregunarse, “¿Lobo?  ¿Qué lobo?”) De hecho, el propio gobernador Acevedo Vilá llegó a proponer en su mensaje presupuestario a la legislatura en febrero de 2008 que se disminuyera el IVU a una tasa de 2% y se volviera a imponer el arbitrio que se cobraba hasta la implantación del IVU por la mercancía que se recibía en los muelles puertorriqueños (de un 6 6%). No sé si eso será ir de lo malo a lo peor… pero entonces, ¿qué se yo de esas cosas? Se supone que los líderes de gobierno son más inteligentes que yo y están para orientarme, ¿no?

Si eso es así al día de hoy, yo tengo que preguntarme: ¿A dónde han ido a parar los recaudos del IVU? ¿Quién más (que no sea el pueblo de Puerto Rico) se está beneficiando con esos recaudos? ¿Por qué no se le dice al público—el mismo al que se le recalca cada año su responsabilidad de aportar al bienestar del país—lo que ocurre en la realidad?

Y lo peor de todo sigue siendo lo que expresé en una parte de mi escrito de hace un año:

Aún me parece que las lecciones que muchos de nosotros sacamos de esa lamentable experiencia no han sido aprendidas del todo…. Probablemente no hay mucha esperanza de cambios en esa situación, cambios que sean positivos para Puerto Rico, y menos en estos momentos, cuando se nos dice por el propio gobierno que estamos por entrar en la parte más fuerte de una recesión económica…

Y probablemente seguirá siendo así, por mucho, mucho tiempo…  Pero bueno, no queda otra salida.  Hay que seguir batallando.  Hay que seguir echando pa’ lante…  Mientras tanto…

ESTA SEMANA (28 DE ABRIL–4 DE MAYO DE 2008): Qué sucede cuando el principal rabino judío de Inglaterra se somete al ritual de consagración como Caballero del Imperio Británico…  Advierten a un reparador de electrodomésticos… discúlpenme, parece que de tanto sintonizar Univisión y Televisión Española Internacional se me han pegado algunas palabritas estrambóticas… que debe cuidarse de no hablar con una cotorra…  ¡Cuidado!  ¡Mucho cuidado!  Big Bad John anda suelto por ahí…  Y… Un hombre quiere humillar a su esposa contándole las… ejem… “virtudes” de su nueva secretaria.

Visite LuisDBeltránPR.com y oprima el botón que dice, “Humor… según LDB”.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Una Forma de Expresion Personal

El hecho es que los blogs se han convertido en la útlima trinchera de la expresión personal, en la que cualquier individuo puede manifestar lo que desee sin tener que sujetarse a los criterios de los medios de comunicación tradicionales.  En ellos se comparten, con la infinita amplitud que ofrece el ciberespacio, sueños, desdichas, opiniones o cualquier cosa que se le antoje al bloguero o bloguera.  No hay reglas.
Sara del Valle Hernández, “La última trinchera”, Revista Domingo (El Nuevo Día), 4/27/2008

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Este pasado fin de semana, la Revista Domingo del Periódico El Nuevo Día publicó un artículo dedicado a la presencia puertorriqueña en la blogosfera, del cual me he tomado la libertad de citar arriba uno de los párrafos iniciales… ¡con la debida atribución, por supuesto!  El artículo destaca cómo los blogs se han convertido en un medio de expresión tan personal, que hasta requiere a muchos de sus autores y autoras un gran sacrificio: el de estar actualizandolos continuamente… ¡al punto de que ello puede causar stress—y en algunos casos, hasta la muerte!  (Digo, yo me imagino que eso será en el caso de aquellos blogs en los que se comenta el acontecer diario, que requieren un esfuerzo considerable para mantenerse a la par con el ritmo vertiginoso de los acontecimientos.  ¡Pero no es para tanto!)

La cosa es que aunque la rutina que yo sigo para escribir mi blog tal vez no es la misma que la de otros blogueros o blogueras, al leer el artículo puedo identificarme con el sentir de estas personas.  Como dicen algunos de los blogueros boricuas entrevistados para el artículo, escribir un blog todos los días representa mucho trabajo, y conlleva sacar tiempo del ajetreo diario para pensar en algo sobre qué escribir y entonces escribirlo.  Peor aún: a diferencia de algunos blogueros y algunas blogueras en otros países (que parece que le e$tán $acando el jugo a lo$ blog$ con lo$ anuncio$ in$ertado$ en lo$ mi$mo$), los blogueros y blogueras de Puerto Rico no perciben… o más bien, NO PERCIBIMOS alguna ganancia económica discernible por escribir nuestros blogs.  O sea, que lo estamos haciendo “por amor al arte”…  😦

La verdad es que no debería decirlo, pero tan sólo al leer lo anterior me tranquiliza saber que ése no es mi caso, en tanto lo normal sea que yo escriba mi blog los domingos por la noche… a menos que llegue el domingo por la noche y yo no tenga el más mínimo deseo de escribir sobre nada… pero también está el lunes… o el martes… o… ¡ustedes entienden!   ¡Y además, les aseguro que NUNCA faltarán temas sobre los cuales escribir, aunque no me paguen por ello!  Pero ya esos son otros veinte pesos…

Lo importante es que en la blogosfera puertorriqueña hay de todo, como lo reseña el artículo de la Revista Domingo.  Desde la discusión seria y razonada de los asuntos que afectan al país y al mundo (y puedo dar fe de lo que he visto hasta la fecha), hasta lo que algún iluminado (que de momento no recuerdo quién fue) bautizó en su momento como “la guacahafita criolla”… ¡y no tengo que explicar mucho a qué me refiero ni por qué elegí esa frase en particular para describirlo!  Pero más importante aún: Hay autores y autoras diestros, gente bien preparada (o al menos, yo entiendo que ése es el caso con la mayoría de nuestros blogueros y blogueras)… en una palabra: gente comprometida y dispuesta a aprovechar lo que la tecnología de información le ofrece para expresarle su sentir al mundo.

Sirva entonces este mensaje como un humilde reconocimiento a la labor que hacen los blogueros y las blogueras de Puerto Rico, y sobre todo al empeño y la dedicación que ponen en esa labor.  Con ello, yo creo que pueden inspirar a otros (incluido quien les escribe) y otras a expresarse libremente sobre lo que les plazca.  Sirva esto también para invitar a quienes leen este blog allende los mares de Puerto Rico (y sé que ustedes están ahí… ¡apláudanse!), a que si no lo han hecho todavía, honren con su visita a cualquiera de los blogs de discusión y análisis que se enumeran en el artículo que me sirve como referencia, y que con mucho gusto me permito enumerar a continuación (y en la columna lateral de mi blog):

De mi parte, yo me comprometo a visitarlos lo más frecuentemente posible, ¿OK?

¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  ¡Hasta luego!

LDB

Una Decada… Como Pasa el Tiempo

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Es sumamente asombroso cómo pasa el tiempo.  En estos días he notado que se conmemoran varios aniversarios en el mes de abril.

Está el aniversario de la muerte del Dr. Martin Luther King, hijo, un día 4 de abril de 1968.  Sobre eso, creo que todo lo que haya que decir, ya se ha dicho.

Está el aniversario de la infame tragedia de la escuela superior Columbine (Jefferson County, CO), cuando un 20 de abril de 1999, 12 estudiantes de escuela superior perdieron la vida en una matanza sin sentido, a manos de dos de sus compañeros de escuela, un par de jóvenes desquiciados que al final se privaron de la vida por su propia mano.

Está el aniversario del estallido de una bomba que mató a 168 personas—de las cuales 19 eran niños inocentes—en lo que fue en su momento el edificio federal Alfred P. Murrah en Oklahoma City, OK.  (Por lo menos en el caso de este hecho sangriento, el principal responsable pagó con su vida, pero eso no devolverá a la vida a todos esos niños, ni a las demás víctimas.)

Está el aniversario de la (tragedia del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, Virginia_Tech), cuando un 16 de abril del año pasado, un estudiante universitario perturbado, pero por lo demás brillante, acabó con la vida de 32 personas, entre estudiantes (incluidos una muchacha que aspiraba a trabajar en las Naciones Unidas y un joven PUERTORRIQUEÑO que aspiraba a su maestría en ingeniería civil), profesores (entre ellos un profesor de matemáticas que, en una nota de ironía, había sobrevivido el Holocausto… ¡sólo para morir de la manera vil en la que murió!) y otros.

Un poco más cerca de nosotros, está el aniversario del hecho que sirivó de detonante para la salida de la U.S. Navy de los terrenos que ésta ocupaba en dos terceras partes de la isla puertorriqueña de Vieques, cuando un proyectil “erró el blanco” (¿?) y mató a un guardia de seguridad puertorriqueño, un 19 de abril de 1999.  (Y tan sólo pensar que la limpieza de las municiones que dicho cuerpo castrense dejó atrás tardará hasta que termine el próximo decenio…)

Y si sigo enumerando las tragedias, los hechos negativos y todas las cosas de esa índole ocurridos en el mes de abril, de seguro no encuentro la manera de detenerme…

En lo personal, por lo que me concierne, tengo algo que conmemorar en el mes de abril.  Fue exactamente hace 10 años, un 19 de abril de 1998, que me lancé a la aventura de crear una presencia en la Internet, un medio que, por decirlo así, aún “estaba en pañales”.  Fue en esa fecha que por primera vez publiqué una página propia en la Internet, llamada “El Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán”; actualmente es LuisDBeltránPR.com.  Para mí, ése fue un día en el que me sentí que había logrado algo grande, que tenía la capacidad de desarrollar una nueva destreza, de utiilizar el medio que ahora estaba en mis manos como una vía de expresión.  Y eso es algo que he estado haciendo desde entonces.  (Eso tal vez les explique por qué en la página principal de mi sitio dice que el mismo “está evolucionando constantemente”.)  Y que espero seguir haciendo por mucho, mucho tiempo, si Dios así lo permite.

Y mientras sea así, seguiré haciendo cosas como ésta:

ESTA SEMANA (21–27 DE ABRIL DE 2008): ¡Ultima hora!  ¡Última hora!  Proponen reemplazar las fuerzas policiales de varias ciudades en los Estados Unidos… ¡con los helicópteros de los noticiarios de televisión!

¿Que dónde encuentra usted esto?  Visite LuisDBeltránPR.com y prima el botón de “Humor… según LDB”.

Y esperando que podamos seguir así por muchos años más… y más aún, ahora que tengo este blog (junto con mi blog en inglés)… ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  ¡Hasta luego!

LDB

Una Tragedia Que Esperaba Por Ocurrir

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Para quien esté leyendo esto fuera de Puerto Rico—sobre todo, si no es un puertorriqueño que esté observando los acontecimientos desde algún lugar en el que las condiciones de vida sean mejores que aquí—tal vez sea difícil entender cómo podemos navegar por la vida cotidiana en medio de tantas cosas absurdas (yo creo que Pirandello “la pegó” en Seis Personajes en Busca de un Autor cuando se refirió a los “absurdos infinitos que ni siquiera tienen que parecer plausibles, porque son ciertos”).  Desde la visita del ex-presidente estdounidense W.J. Clinton a Puerto Rico para hacer campaña por la pre-candidatura presidencial de su esposa—en una elección general para la cual los que residimos en Puerto Rico no podemos votar… pero comoquiera tampoco pueden votar los propios ciudadanos estadounidenses, ya que no es el pueblo el que elige directamente a su presidente, sino un “Colegio Electoral”… pero eso ya es otro tema (es más: eso queda “de asignación” para quienes se la pasan hablando sin pensar en lo que van a decir)—, pasando por el proceso jurídico por el que atraviesa en estos momentos el gobernador Acevedo Vilá ante las autoridades federales por presunto lavado de dinero con fines electorales, hasta llegar a una economía que cada vez más da signos de volverse difícil—con el costo de la gasolina que supera la barrera de los US$3 00 por galón estadounidense, y con amenazas de mayor encarecimiento en el costo de productos de primera necesidad como el arroz.

En todo caso, la semana que acaba de cerrar trajo dos noticias contrastantes.  Pero aquí quiero empezar al revés.  La segunda noticia podría considerarse como buena, ya que surge del veredicto judicial por el cual el policía que asesinó al ciudadano Miguel A. Cáceres Cruz en Humacao—y de lo cual el mundo entero fue testigo a través de YouTube, mediante el vídeo tomado por un ciudadano VALIENTE, con todo y el riesgo que ello pudo haberle representado—fue encontrado culpable del vil crimen.  (Vea: Los Vientos Violentos de Agosto [8/21/2007].)  Por supuesto, queda aún por verse el caso de los dos agentes que acompañaban ese día al policía asesino—es decir, la mujer policía que se alega que “agitó” al agente asesino para cometer su fechoría, y el otro agente que salió huyendo al escuchar el primero de los cuatro disparos fatales.  No obstante, sigo insistiendo (como en mi escrito anterior) en que esa tragedia debe servir como el punto de partida para que se mejoren las condiciones de trabajo de los policías en Puerto Rico, para que se les provea ayuda a aquéllos que están activos vigilando en nuestras calles, a fin de que puedan superar las pruebas que la vida les da cada día, y sobre todo, para que se evite reclutar como policías a personas que en realidad no den el grado para serlo, o como yo decía en mi escrito sobre el tema…

un estallido que espera la oportunidad adecuada para que alguien encienda la mecha

Y por supuesto, sigo deseando desde aquí que el resultado de este caso ayude a proveer el cierre que la familia del señor Cáceres necesita para poder seguir hacia adelante, aunque sea sin él, pero siempre con la ayuda de Dios.

Lamentablemente, la otra noticia que conmovió al país fue la del asesinato de una mujer en su lugar de trabajo, el Hospital del Maestro en Hato Rey (sector de San Juan, para beneficio de mis lectores en el exterior), a manos de su esposo, del que ella estaba separada.  (Por cierto, el que los hechos hayan ocurrido en ese hospital es algo que toca incómodamente de cerca a mi familia, por razones en las que no voy a entrar aquí.)  Para no hacerles todo el cuento, la señora estaba prácticamente marcada para la muerte, ya que una orden de protección que ella solicitó en el tribunal en contra de su esposo le fue denegada…

Déjemne repetir lo anterior, con énfasis: una orden de protección que ella solicitó en el tribunal en contra de su esposo le fue denegada.  ¡Eso es escalofriante!

Si ése fue el caso con esta víctima (y aunque no pretendo jactarme de conocer del tema, mi sospecha es que ésta no sería la primera vez que un juez deniega una orden de protección por las razones que fuesen), entonces la persona que esté pasando por un patrón de maltrato o de abuso físico o emocional dentro de su relación conyugal tendrá que buscar la manera de hacerse justicia (aunque luego las mismas instituciones que tenían la responsabiliad inicial de impartir esa justicia se viren en su contra—para eso no son tan ineficientes) o resignarse a recibir su “sentencia de muerte” en el momento menos esperado y en el lugar menos esperado.

Mientras tanto, seguimos perdiendo nuestro tiempo en apostar a quiénes son más corruptos, entre los líderes del PPD o del PNP; a quién nos va a resolver el dilema del status de Puerto Rico, si Hillary Clinton o Barack Obama o John McCain (si a alguno de ellos le da la gana de hacerlo, que yo lo dudo); a que la gasolina llegará pronto a superar la barrera de US$3 79 por galón estadounidense; et cétera; et cétera; et cétera.

Y antes de volverme “un et cétera“…

ESTA SEMANA (14–20 DE ABRIL DE 2008): Lo último en la avenida: Un supermercado donde puedes disfrutar de los auténticos sonidos y olores… un momento: ¿dije olores?…  Y…  Las 10 cosas más importantes que los hombres entendemos sobre las mujeres.

Así que ya lo sabe.  Evite volverse “un et cétera” y visite mi sitio web, LuisDBeltránPR.com, y oprima el botón (o el vínculo textual en la parte de abajo de la página) que dice, “Humor… según LDB”.

¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Hasta la próxima.

LDB

La Noche de la (Empanadilla de) Iguana

¡Qué tal, mi gente!  ¡Saludos, dondequiera que estén!

He aquí algo que tal vez nos permita apartar por un tiempo nuestras mentes del asunto causado por las acusaciones que se hacen contra el gobernador de Puerto Rico, Hon. Aníbal Acevedo Vilá, y contra otras 19 personas por actuaciones impropias en campañas políticas.  Apenas a comienzos de esta semana, trascendió que un par de investigadores biológicos de la Universidad de Puerto Rico han sugerido añadir a la dieta de los puertorriqueños…

(redoble de tambores, please…)

… ¡carne de la iguana conocida como la “gallina de palo” (Iguana iguana)!

¡Exactamente!  La misma especie de reptil exótico que ya está empezando a proliferar en Puerto Rico, al punto de que se está convirtiendo en “carne de camino” o roadkill en varias de nuestras vías de tránsito—por lo que le dediqué un mensaje en una ocasión anterior: La Noche (del Roadkill) de la Iguana—, ahora resulta que las que en algún momento fueron mascotas de alguna persona con gustos extraños, sólo para ser liberadas por ahí cuando esa clase de persona no las podía cuidar más, posiblemente corran el mismo tipo de suerte que los jueyes (cangrejo común de tierra, para quienes leen esto alrededor del mundo).

De acuerdo con esta nota en el periódico El Nuevo Día, dos biólogos de la Universidad de Puerto Rico (la nota no dice de cuál de los 11 recintos provienen) han sugerido que las iguanas sean capturadas, preparadas como si fueran jueyes—por ejemplo, alimentadas con maíz durante varios días, para engordarlas y “limpiarles el sistema” (lo que me imagino que significa eliminarle cualquier toxina que pueda afectar la salud de quien la consuma)—y entonces hervidas, peladas y cortadas en “los mejores pedazos” para ser cocinadas.  Según los dos biólogos, la carne de la iguana es baja en grasa, liviana, fácil de digerir, de color rosado rojizo, y de sabor y textura “no tan fuertes” como las de la carne de pollo.  No obstante, los dos biólogos plantean que debe tenerse cuidado con el lugar de donde las iguanas proceden o donde se las capture, ya que si proceden de lugares con aguas contaminadas, las mismas podrían transmitir la enfermedad conocida como salmonela.

(Por supuesto, mi intención no es restarle importancia al hecho de que la carne de la iguana “gallina de palo” se come en varios países de América Latina.  Incluso mi padre me ha comentado que en la ruralía de Panamá—donde él estuvo estacionado durante lo que la madre de una amiga llama la “acción policial” estadounidense contra Corea del Norte, a comienzos de los 1950s—se come carne de este reptil; sin embargo, él nunca llegó a probar esa carne durante su estadía allí.)

A riesgo de utilizar innecesariamente un clisé, las reacciones a esta propuesta no se hicieron esperar.  Por supuesto, entre las reacciones favorables estuvo la de un catedrático de biología de la UPR de Mayagüez, quien ofreció este novedoso manjar en varios talleres de capacitación para maestros de ciencia y matemática.  Según el respetado catedrático, en sus palabras, de una iguana salieron 200 empanadillas, las cuales fueron “el éxito” entre los participantes en los talleres, debido al valor añadido al sabor de la carne de iguana por ingredientes como el vinagre, ajo, perejil, cilantro, vino y jugo de piña o ananás.  Y para completar, expertos de la misma agencia de gobierno para la que yo trabajo (Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, DRNA) le han dado una suerte de visto bueno a la idea, como una manera de controlar las poblaciones que ya están establecidas en nuestra Isla.

Yo, francamente, aún no he sido objeto de invitación alguna a comer una empanadilla de iguana… o por qué no, un pincho o shish kebab de iguana.  (Digo, ya me gustaría ver este próximo verano a los vendedores de pinchos en las carreteras que llevan a nuestras playas, “haciendo su agosto” con la venta de pinchos de iguana.  Y puede que hasta vendan tanto como una lechonera en tiempo de Navidad…)  Por lo pronto, creo que lo pensaré bastante bien antes de aceptar una invitación así… aunque sea para evitar que las iguanas se conviertan en roadkill

Pero bueno, déjenme pasar a otra cosa.  Hace tiempo que no hago promoción de la parte de mi sitio ‘web’ en la que recopilo muchos de los chistes que se colocan en los servidores de usenet.  Es más, creo que voy a tratar de revivir esa costumbre.  Así que…

LA SEMANA PASADA (24—30 DE MARZO DE 2008 ) TUVIMOS: A un vendedor viajante quedó impresionado con el acto circense de “El Tejano Sorprendente”…  Un individuo que llamó alarmado a su médico por un caso de gonorrea en su familia…  Una abuela que le dijo a su nieto que su televisor es como si fuera “su novio”…  Un robot capaz de detectar si usted está mintiendo y… ¡ejem!… tomar las medidas correctivas apropiadas…  Un viejo profesor que trató de aprender cómo se bate el cobre al trabajar como custodio en un tren…  Un hombre que se enfrentaba ansioso a su primer chequeo de la próstata…  Un piloto naval que vió a su compañera de viaje (en un vuelo comercial) lactar a su bebé…  Y…  A nueve tipos de mujer según la manera en la que usan los servicios sanitarios públicos.

Y ESTA SEMANA (31 DE MARZO–6 DE ABRIL DE 2008 ): Una viejita enfrenta juicio por asesinato, pero esperen a ver cuál es el móvil…  Tres mujeres—una joven de compromiso, una amante, y una mujer casada—deciden sorprender a sus respectivos hombres, de una manera muy atrevida… ¡WOW!…  Y…  Cuál sería la mejor manera de gastar el reintegro de impuestos federales recién anunciado por el Presidente Bush y cómo ello podría beneficiar a la economía estadounidense.

Así que ya lo sabe: Evite convertirse en roadkill y visite mi sitio ‘web’, LuisDBeltránPR.com; oprima el botón donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.  (Por cierto, si lo hace mientras come una empanadilla o un pincho de iguana, a mí no me está malo…  😛 )

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

P.S.: Nuevamente les pongo los enlaces a las dos notas publicadas por El Nuevo Día:

¿Al Ajillo, Fritas o en Fricasé? [http://www.elnuevodia.com/diario/noticia/puertoricohoy/noticias/¿al_ajillo,_fritas_o_en_fricase?/385599]

“De Una Iguana Salieron Doscientas Empanadillas” [http://www.elnuevodia.com/diario/noticia/puertoricohoy/noticias/de_una_iguana_salieron_doscientas_empanadillas/385896]

LDB