El Cierre Gubernamental de 2006, 24 Meses Después

Sugar cane workers resting, Rio Piedras, Puert...
Image by The Library of Congress via Flickr

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

(Se ve que en estos días tengo algún tiempo en mis manos, ¿no? Pero como dicen por ahí, “eso es bueno”…)

Continuando con el tema de los aniversarios, hoy quiero traer a colación otro aniversario importante para muchos de nosotros en Puerto Rico. Se trata del segundo aniversario, a cumplirse mañana jueves (1 de mayo de 2008), de la implantación del cierre de agencias gubernamentales estatales en medio de una controversia por el presupuesto de gastos públicos, con lo cual se dejó en la calle a unos 95 762 servidores públicos—incluido quien les escribe—durante unos 14 días naturales. Quienes hayan leído los mensajes que coloqué durante esos días (así como la parte inicial de mi mensaje escrito un año después, titulado Un Cierre Olvidado, Una Cadena y Varios Errores), habrán visto las posiciones encontradas que llevaron a que ocurriera el cierre, las acciones de uno y otro bando—específicamente, el poder ejecutivo y el legislativo puertorriqueño—por tratar de demostrar quién tenía los “pantalones” más grandes (ustedes entenderán por qué no quiero usar aquí la palabra que mejor describe este concepto), y las lecciones que pude extraer entonces de esta experiencia lamentable.

¿Qué ha sucedido desde entonces? ¡Pues, que las cosas—como es de esperarse—no han cambiado gran cosa! Y si no me lo creen, vean esto:

1) Continúan las batallas ideológicas entre los representantes del poder ejecutivo y los del poder legislativo, como la muestra visible de cómo NO debió implantarse el gobierno compartido entre los dos partidos políticos principales luego de las elecciones generales de 2004. Y quiero recalcar que yo creo en el gobierno compartido, pero siempre y cuando se ejerza de una manera sabia, con madurez e integridad, que anteponga el bienestar del pueblo a los intereses mezquinos y los protagonismos. Así se llegó a hacer en algún momento en el pasado (por ejemplo, a comienzos de la década de 1980); lamentablemente, ésa NO es la manera en la que se está ejerciendo en estos momentos. Y que conste, que eso no significa que tengamos que regresar a los tiempos del pasado, los de “una sóla cruz, debajo de _________” (llene el blanco con el nombre de su emblema político favorito).

2) Los representantes del poder ejecutivo—que con las recientes acusaciones emitidas en el foro federal, no necesitan meterse en aguas más profundas—siguen demostrando cuán débiles son en su manejo de los asuntos que afectan el diario vivir del pueblo, mientras que los representantes del poder legislativo—le guste a quien le guste—siguen dando cátedra de su falta de madurez, integridad y compromiso social. Es más, creo oportuno recalcar lo que dije hace un año:

Después de todo, los políticos siempre serán políticos, y seguirán proponiendo soluciones equivocadas a problemas que ellos ni siquiera tienen la capacidad para resolver del todo.

(Y a la capacidad yo añadiría: la sabiduría, la voluntad, el corazón, y otras cualidades positivas.)

3) Siguen aumentando los costos de los servicios básicos (electricidad, agua, teléfonos de línea y celular, etc.) y de los bienes de consumo, especialmente los productos agrícolas, los que además se están haciendo difíciles de conseguir en cantidad suficiente y de la calidad adecuada.

4) Y ni hablar de la gasolina, pero… ¿de veras quieren que yo entre en ese tema? Cuando escribí el año pasado sobre el cierre, la gasolina estaba rondando los US$0 75 por litro (US$2 84 por galón estadounidense). Luego que pasó el verano del año pasado, el precio llegó a descender según iban “mejorando” las condiciones del mercado; en algún momento yo lo vi descender levemente por debajo de los US$0 60 por litro (US$2 27 por galón estadounidense). Lamentablemente, con los eventos más recientes, incluida la aparente recesión en la economía estadounidense (palabra que parece ser anatema para algunos líderes de esa nación) y con el alza del barril de petróleo por encima de los US$100 00, el precio de la gasolina ha vuelto a subir al punto de que el costo más barato que he visto en estos días es de US$0 90 por litro (US$3 41 por galón estadounidense).

[Aparte, en una estación de gasolina en el camino a mi oficina, vi ayer que el precio del combustible diesel ya había superado la barrera de US$1 00 por litro (US$3 79 por galón estadounidense). Me pregunto qué más tendrá que ocurrir antes de que las cosas salgan fuera del control de quienes tienen el poder para decidir.]

5) Y por supuesto, hay que hablar de lo que el cantautor puertorriqueño José Nogueras llamó durante las navidades pasadas, “el odioso IVU… el odioso IVU… el odioso IVU”. El famoso (o infame, como usted lo vea) Impuesto de Ventas y Usos cuyo propósito (como escribí hace un año) era que hubiesen fondos para poder mantener flotantes las nóminas públicas y evitar la posibilidad de otro cierre gubernamental… ¡Sí, Pepe! Si el año pasado a esta fecha, de los recaudos generados por el IVU no se veía “del lobo, un pelo”, ¡al día de hoy no se ve ni el lobo!  (Y tal vez el próximo año habrá que pregunarse, “¿Lobo?  ¿Qué lobo?”) De hecho, el propio gobernador Acevedo Vilá llegó a proponer en su mensaje presupuestario a la legislatura en febrero de 2008 que se disminuyera el IVU a una tasa de 2% y se volviera a imponer el arbitrio que se cobraba hasta la implantación del IVU por la mercancía que se recibía en los muelles puertorriqueños (de un 6 6%). No sé si eso será ir de lo malo a lo peor… pero entonces, ¿qué se yo de esas cosas? Se supone que los líderes de gobierno son más inteligentes que yo y están para orientarme, ¿no?

Si eso es así al día de hoy, yo tengo que preguntarme: ¿A dónde han ido a parar los recaudos del IVU? ¿Quién más (que no sea el pueblo de Puerto Rico) se está beneficiando con esos recaudos? ¿Por qué no se le dice al público—el mismo al que se le recalca cada año su responsabilidad de aportar al bienestar del país—lo que ocurre en la realidad?

Y lo peor de todo sigue siendo lo que expresé en una parte de mi escrito de hace un año:

Aún me parece que las lecciones que muchos de nosotros sacamos de esa lamentable experiencia no han sido aprendidas del todo…. Probablemente no hay mucha esperanza de cambios en esa situación, cambios que sean positivos para Puerto Rico, y menos en estos momentos, cuando se nos dice por el propio gobierno que estamos por entrar en la parte más fuerte de una recesión económica…

Y probablemente seguirá siendo así, por mucho, mucho tiempo…  Pero bueno, no queda otra salida.  Hay que seguir batallando.  Hay que seguir echando pa’ lante…  Mientras tanto…

ESTA SEMANA (28 DE ABRIL–4 DE MAYO DE 2008): Qué sucede cuando el principal rabino judío de Inglaterra se somete al ritual de consagración como Caballero del Imperio Británico…  Advierten a un reparador de electrodomésticos… discúlpenme, parece que de tanto sintonizar Univisión y Televisión Española Internacional se me han pegado algunas palabritas estrambóticas… que debe cuidarse de no hablar con una cotorra…  ¡Cuidado!  ¡Mucho cuidado!  Big Bad John anda suelto por ahí…  Y… Un hombre quiere humillar a su esposa contándole las… ejem… “virtudes” de su nueva secretaria.

Visite LuisDBeltránPR.com y oprima el botón que dice, “Humor… según LDB”.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

1 comentario en “El Cierre Gubernamental de 2006, 24 Meses Después”

  1. nosotros estuvimos sin gobierno y el mundo no se acabo. es una pena que en la isla haya un fanatismo brutal partidista porque seria chevere darle una oportunidad al anarquismo.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s