Los Dias Perros del Verano

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Bueno, llegó el verano al trópico boricua, como suele suceder después que termina la primavera (digo, a menos que a los legisladores que tanto valoran la dieta, el estipendio para transportación y renovar su guardarropa cada seis meses, les dé con legislar para cambiar las estaciones del año).  Y la verdad es que con el calor de perros de este verano, cualquiera diría que estamos en vías de un derretimiento colectivo.  No hay más que ver la manera en la que estamos teniendo que sobrevivir ante la angustiosa situación de la economía (tanto la puertorriqueña como la mundial), causada por el alza en el precio del combustible fósil.  Sigue subiendo el costo de la gasolina y del diesel (más sobre eso en el próximo párrafo), que a su vez lleva a que aumenten los costos de los artículos básicos (como los alimentos), que también lleva a un aumento en el costo de los servicios esenciales como la electricidad (y que conste, aún estoy contrariado por lo que les mencioné la vez pasada sobre el costo de mi factura del mes en curso)… ¿verdad que esto ya cansa?  (Y no quiero imaginarme lo que sucederá si este año—¡Dios no lo quiera!—nos azota algún huracán.  ¡Sería casi el acabóse!)

Por cierto, recordarán que les comenté que hace un par de semanas me llevé el shock de tener que echarle gasolina a mi vehículo a razón de US$1.02 el litro (US$3.88 por galón estadounidense) de gasolina regular de 87 octanos.  Luego de esa experiencia, la gasolinera donde me surto de ese combustible logró reducir el precio del litro de gasolina regular unos 4 centavos de dólar (y se ha mantenido así a la fecha en que escribo esto).  Lo que me lamento es de que eso tal vez no dure mucho, si le creo las proyecciones a las fuentes a las que me referí la vez pasada (US$174.73 por barril de petróleo, proyectado a un año a partir de hoy, según Oil-Price.net).

En todo caso, lo que más me preocupa en este momento es la posibilidad de que ello pueda llevar a muchas personas que tal vez no cuenten con los recursos (económicos o emocionales) que les ayuden a paliar esta situación, a verse en la de “acabar con todo”, tal vez creyendo que su problema (o sus problemas) se habrán de resolver así de fácil.  De hecho, en los últimos días se ha informado de una alta incidencia de suicidios en Puerto Rico (y me imagino que el cuadro es el mismo alrededor del mundo).  No sé si ello es consecuencia directa del ambiente de tensión económica en el que estamos viviendo, pero no sería de sorprender a nadie si ése es el caso.

Y de ser así, ¿a qué tenemos que esperar para hacer algo?  ¿A que los políticos nuestros dejen la garata nuestra de cada día, por querer demostrar quién es el más corrupto?  ¿A dejar de estarse todo el día, como dicen nuestros jíbaros, “pensando en musarañas”, y en cómo estafar a los mismos que les dieron su confianza?  Francamente, cada día que quienes tienen el poder para hacerlo, dejen pasar sin atender a quienes están considerando “acabar con todo”, es una oportunidad valiosa que se pierde, una oportunidad de mejorar aunque sea una vida…

¡Total!  ¿Qué saben ellos de esas cosas?  Son como el gorila en el comercial que sale en la televisión por cable, que nadie le hace caso y él… pues… “¡allá tú, pregúntame si me importa que quieras hacerme caso o no!”

Y gústele a quien le guste, ésa es la realidad.

Pero bueno, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Hasta luego.

P.S.: Notarán que de un tiempo a esta parte, estoy aprovechando que ahora existen herramientas que permiten preparar un mensaje de blog sin tener que estar una retahíla de tiempo conectado a la cuenta del sitio que lo publique, llámese WordPress.com, Blogger.com o el que sea.  De hecho, actualmente estoy alternando entre el Windows Live Writer (una de las nuevas herramientas que pueden aprovechar los que tengan Windows Vista en sus computadoras) y ScribeFire (una extensión del visualizador Firefox).  Algo que me gusta de estas herramientas es que me permitirá de ahora en adelante hacer algunas cosas que hasta el momento no me había atrevido a hacer, como colocar imágenes en los mensajes (como la de mi mensaje anterior sobre la gasolina).  Así que hasta que no se me ocurra otra cosa, voy a estarme alternando entre una herramienta y la otra, a ver cómo me funciona con este blog.  Ya les dejaré saber cómo me va en eso.

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s