Una Perra Pitbull con Lapiz Labial

Left to right: Todd Palin, Sarah Palin, Cindy ...
Image via Wikipedia

I had the privilege of living most of my life in a small town. I was just your average hockey mom and signed up for the PTA.

I love those hockey moms. You know, they say the difference between a hockey mom and a pit bull? Lipstick.

(Sara Louise Heath Palin, ex-asambleísta municipal y ex-alcaldesa de Wasilla, Alaska, Gobernadora de dicho estado y candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos de América por el Partido Republicano, cazadora ávida, miembro de la NRA, aparte de haber sido jugadora de baloncesto en la escuela secundaria, primera finalista en un concurso de belleza, presentadora de deportes en un noticiario de la televisión local, etc., etc., etc.)

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Yo creo que lo sucedido en las últimas dos semanas en el escenario político estadounidense es algo que hasta hubiese dejado contento al siempre recordado alcalde de Machuchal… ¡que no es lo mismo, ni se escribe igual! La elección por parte de John McCain, de Sara Louise Heath Palin como su compañera de papeleta en las elecciones del 4 de noviembre de 2008 por el Partido Republicano, ciertamente es algo que a mi modo de ver, ha quitado de la mira del mundo el fenómeno de Barack Obama y las expresiones de apoyo a su candidatura presidencial por los Demócratas, especialmente la senadora Hillary Rodham Clinton (quien seguramente aún está resentida porque el senador por Illinois la despojó de su oportunidad de alzarse con la gloria), durante la convención de ese partido la semana anterior.  (Claro está, también ayudó a despejar un poco el ambiente la amenaza del huracán Gustave, especialmente sobre una ciudad de New Orleans que aún se está tratando de recuperar de los estragos dejados por Katrina exactamente tres años antes.  Pero ése no es el punto.)

Mientras escribo esto el domingo 7 lunes 8* por la noche (en hora de Puerto Rico), todavía estoy tratando de asimilar bien el discurso que la señora Palin ofreció el pasado miércoles 3 en aceptación de la candidatura vicepresidencial republicana.  De lo que he podido leer del discurso, la señora Palin se proyectó (o se quiso proyectar, si ése era el propósito de su discurso) como una persona común y corriente, de extracción humilde, que saca un poco de su tiempo para involucrarse en los asuntos de la comunidad (como la junta de padres y maestros de su escuela local, o sea, el PTA al que ella se refiere en la cita de arriba), pero que además es aguerrida cuando se trata de lo suyo y los suyos.

(Me imagino que a eso se refiere la analogía que ella hace entre la agresividad de las hockey moms y los perros pitbull.  Eso sí, yo no estoy exactamente deseoso de saber cómo se vería un perro pitbull con lápiz labial… ¡por lo menos se vería muuuuuuuuuuy enojado!)

Y de ese carácter aguerrido, ella mostró bastante durante su discurso.  Desde resaltar la inexperiencia y el elitismo en las expresiones del candidato presidencial de oposición, pasando por la usual crítica de los reaccionarios conservadores a las elites de Washington y a los “prejuiciados” medios informativos liberales (como los reaccionarios conservadores suelen llamar a aquellos medios de comunicación a los que no pueden tener bajo su control)… hasta echarle flores a su superior prospectivo, a su firmeza como combatiente y su capacidad para recuperarse de la amargura de un largo cautiverio en Viet Nam, a su capacidad para asumir ocasionalmente posiciones que él entiende que son justas, aunque las mismas vayan contra la posición oficial de su partido (¡y no hace falta decir aquí a qué se reducen las posiciones oficiales del Grand Old Party!).

Por supuesto, nada de eso está mal para una persona que cuando uno de esos medios informativos “prejuiciados” le preguntó unos meses atrás, no tenía ni p…erra idea de lo que hace el vicepresidente de una nación.  (Y si como se dice, ella es miembro de la Asociación Nacional del Rifle [NRA], tal vez sería bueno que de vez en cuando ella lea los reglamentos de la misma.  Digo—aunque de veras no me hace falta recalcarlo aquí—, toda entidad que se precie de serlo se rige por una constitución y sus reglamentos asociados, y tiene su estructura directiva y sus mecanismos para resolver conflictos… claro está, a menos que las disputas dentro del seno de la NRA tengan que resolverse, como dijo hubiese dicho su finado ex-presidente, Charlton Heston,

[Arrancando el arma] de mis manos frías y muertas.

Pero allá Juana con sus pollos…)

Y por supuesto, tampoco está mal para una persona que predica el valor de la vida (es antiabortista, pro-vida, o como la quieran llamar), la unidad familiar, y la pureza de las niñas antes de llegar al matrimonio… al mismo tiempo que bajo sus propias narices (por decirlo de una manera “fina”), su hija mayor (de 17 años de edad) sale embarazada de su noviecito de escuela secundaria.  Menos mal que el “agraciado” muchachito ha optado por hacer lo correcto y se casará próximamente con la niña (¿para no tener que enfrentarse a la escopeta en-er-eiesca de su futura suegra?).  Como quiera, ya el daño está hecho.

(Aparte, para mí, la respuesta apropiada del futuro yerno de la señora Palin es una muestra de que los jóvenes de comienzos del Siglo 21 tienen la capacidad de reconocer que hay errores que cuestan caro, y pueden aprender de los mismos y rectificar su caminar cuando aún hay tiempo para hacerlo.  O sea, que a mi entender, no todo está perdido.  Y mientras sea así, aunque yo nunca tenga hijos, seguiré creyendo en los jóvenes. ¡Y PUNTO!)

Pero nada.  En medio de un colectivo en el que abundan quienes se dan golpes de pecho, se rasgan sus vestiduras como en los tiempos del Antiguo Testamento, se llenan de indignación justa (me refiero a lo que ellos llamarían righteous indignation) cuando ven la inacción de quienes tienen el poder para tomar decisiones, se llenan de indignación cuando ven cómo los cimientos de la sociedad occidental se están haciendo añicos—por culpa de los liberales, las feministas, los homosexuales, Hollywood, etc.—… aunque cuando se les da la espalda son capaces de hacer las mismas cosas que tanto critican… ¡yo creo que a la señora Palin le irá muy bien, ya sea que gane o pierda!  Good luck!

Y ya que estamos en eso, quiero llamar la atención a una cosa que vi el viernes 5 en la prensa local, y que confirma algo que ya yo sabía: ¡que nuestros pseudolíderes políticos son una cantera inagotable de material para los comediantes!  Digo, poco se puede esperar sino eso, a juzgar por las payasadas que nuestras estrellas de la comedia política nos brindan cada día, especialmente traídas a nuestra atención por los expertos en los dimes, diretes, broncas y bochinches que pasan como “análisis y noticias”.  (¡Sí!  Los mismos a los que me refería la vez pasada.)  Es más, creo que de vez en cuando debo adaptar alguno de los chistes que me encuentro cada fin de semana en mis exploraciones en los grupos de discusión de usenet a las hazañas diarias de nuestros políticos.  Y creo que tengo el chiste justo para comenzar:

Cuando el legislador regresó recientemente de su luna de miel, ya era obvio para todos (hasta para “La Comay”) que él y su esposa no se hablaban.  El líder de la bancada legislativa, quien había sido el padrino en la boda del legislador, se sentó aparte con éste para preguntarle qué fue lo que ocurrió.

“Pues sí, ‘papá'”, respondió el legislador, “no bien terminamos de hacer el amor en nuestra primera noche juntos, cuando me levanté para ir al baño, sin pensarlo le coloqué a ella $50 sobre la almohada.”

“Chico, no te debes preocupar tanto por ello,” le contestó su amigo, el líder legislativo. “Seguramente, eso es algo que tu esposa podrá superar.  ¡Digo, ella no puede pretender que tú te hayas guardado para ella todos estos años!”

El legislador asintió calmadamente y dijo entonces, “Sí, ‘mano, pero yo no sé si yo pueda superar esto.  ¡Ella me devolvió $20!”

(Cualquier parecido con situaciones reales que bien pudieran ocurrir entre los legisladores… ¡olvídenlo, que los mismos legisladores van a negar que esas cosas ocurren!)

Es más, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  ¡Hasta luego!

* NOTA: Empecé a escribir este mensaje la noche del domingo 7 de septiembre.  Lamentablemente, mi proveedor de Internet sufrió una avería que me impidió publicar mi mensaje esa noche.  De ahí que tuve que interrumpir la sesión y reanudarla hoy lunes 8.

LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

1 comentario en “Una Perra Pitbull con Lapiz Labial”

  1. Pues sí, mi gente. Resulta que el equipo republicano conformado por la señora Palin y John McCain perdió la elección general estadounidense de 2008, y desde entonces las cosas le han ido “bastante bien” a ella. Incluso ha habido (hasta en su propio bando) quienes la han considerado como un lastre político, como una carga bastante pesada para quienes intentan llevar el llamado “partido de Lincoln” hacia la reconquista política de la nación estadounidense en el 2012.

    Yo no sé cuán consciente ella pueda estar de eso (y puede ser que a ella ni le importe), aunque sabe Dios si eso ha influido (en mayor o menor grado) en su decisión de dejar la gobernación de Alaska efectivo el 26 de julio de 2009 (o sea, el día anterior a este comentario que estoy escribiendo)—decisión que anunció sorpresivamente al comienzo de ese mes. Pero ya “el daño está hecho”, y la distinguida “pitbull” con lápiz labial no se hará sentir en la palestra pública con tanta frecuencia. (Digo, eso creo…)

    Ahora bien, hay algo de su despedida que no me cae muy bien que digamos. Aparentemente (como lo verán más adelante en la entrada, ¿Chiquillos en pijamas? Me salvé yo ahora…), ella tiene problemas para aceptar que la prensa y los medios modernos de comunicación (como los blogs) tienen una función social que cumplir (digo, ella fue periodista alguna vez, ¿no?) y que—a menos que tengan “deditos amarrados”—tienen la obligación de rasgar el velo de la farsa y del engaño, especialmente cuando se trata de las actuales acciones militares en las que los soldados estadounidenses están involucrados (Irak, Afganistán). Por eso, el regaño velado que ella le hace a “los medios”—en el sentido de que en nombre de los hombres y mujeres de las fuerzas armadas estadounidenses que están defendiendo la misma democracia que les permite expresarse, dejen de estar inventando cosas—me parece sumamente desacertado, y refleja una mentalidad para la cual todo se vale (incluso la mentira) y nada puede ser cuestionado, sobre todo si es en aras de defender la democracia (aunque sea sólo de nombre).

    De todos modos, buena suerte, señora Palin. Apenas la estamos empezando a conocer.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s