Algo para pensar un poco: El dolor

Amigas y amigos, mi gente:

A Bouncing Ball.
A Bouncing Ball. (Photo credit: Wikipedia)

Mientras iba de camino a mi trabajo esta mañana, estuve pensando en el dolor como una herramienta para aprender a vivir.  Pensaba en cómo algunas veces tratamos de anular las posibilidades de crecimiento de otr@s cuando tratamos de “evitar que sufran”, evitar que tengan que atravesar por el dolor de perder algo o alguien.

Y ciertamente es algo por lo que yo también he pasado en la vida, aunque algunas personas—sobre todo en mi entorno cercano—no lo quieran entender o aceptar.  He tenido momentos en los que vi cómo hacía daño a otras personas, sin yo tener conciencia de que hacía ese daño.  Y esas han sido ocasiones en las que he tenido que pagar bien cara mi inconciencia.

Pensando en ello, recordé una cita que extraje de una revista de fisiculturismo a la que estuve suscrito alguna vez* (y dirán que eso es algo irónico para alguien que ni siquiera aspira a ser un Mr. Universo—y mucho menos, a la edad que tengo ahora), en la que se incluyen artículos para motivar a los atletas a dar lo mejor de sí.  Esta cita me llamó poderosamente la atención, y quiero compartirla aquí:

“El caso opuesto (al de las personas que se pasan la vida corriendo riesgos exagerados, impulsados únicamente por su ego) es el de la gente que vive su vida regida por el miedo.  El miedo al fracaso.  El miedo al éxito.  El miedo al dolor.  Sé de gente que pasaría su vida, no en la búsqueda de las metas, los sueños o el placer, sino en total compromiso con evadir completamente el dolor.  ¡Qué autolimitante!  ¡Qué impedimento para cualquiera que desee experimentar la vida!  ¿Por qué no sentarse ahí y simplemente pudrirse, esperando la muerte?  Muéstrenme un hombre que nunca ha cometido un error y les mostraré un hombre que nunca se ha tomado un riesgo, que nunca ha tenido éxito y que nunca ha vivido su vida a plenitud.  El dolor es, después de todo, parte de nuestra existencia.

(Dr. Tom Deters, en un artículo para la revista ‘Muscle & Fitness’.  Los énfasis, como los tengo acostumbrados a esperar de mí, son hechos con toda intención.)

Puede que algun@ de ustedes encuentre esto un poquito fuerte, pero es la realidad.  Queramos o no, el dolor es parte de la vida.  Es una herramienta valiosa que nos ayuda a crecer y a desarollarnos como seres humanos.  Y aunque lo que escribo en esta entrada no significa que salgamos a la calle a infligirnos dolor sobre dolor y más dolor—y para mí, eso sería igual de horrible que vivir una vida totalmente protegida, escondida de todo dolor—, lo que significa es que el dolor es algo que enfrentamos tod@s, en alguna etapa de nuestra vida, tarde o temprano, y que no es algo a lo que debamos temer ni de lo que debamos escondernos.  Es algo que debemos aceptar como parte de nuestra existencia, como una lección que la vida nos da y de la que debemos aprender,y con la que podemos crecer como seres humanos.

Yo no sé, pero creo que hoy tenía ganas de filosofar un poco, para variar… ¡mejor, vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.


* P.S. Fue a través de esa revista que conocí a una joven atleta que estaba despuntando dentro de ese deporte, y cuya vida tuvo un final trágico al privarse de la vida a tan temprana edad (como lo relaté hacia el final de esta entrada.)


LDB

Autor: Luis Daniel Beltrán

Planificador ambiental en Puerto Rico, con preparación de Maestría en Ciencias en Biología. (An M.S.-degreed Biologist working as a Licensed Professional Planner in Puerto Rico.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s