Visto en las redes sociales hoy: Guau, Guau, snif, snif

Amigas y amigos, mi gente, ¿ustedes pueden creer una cosa como ésta?  Que sea materia de interés para la prensa de Puerto Rico que los perros se pongan… esteeeeeeeeee … con fresquerías.  Me imagino que llegaremos al punto en el que hasta los políticos y las figuras de la farándula (total, no hay mucha diferencia entre unos y otros) haya que preguntarles si su perro le huele el… esteeeeeeeeee… “el d’eso”.

Es más, propongo que en alguno de los debates con los candidatos a la gobernación de Puerto Rico, se le pregunte sobre ese particular.  A mí me interesaría saber cómo contestarían sobre un tema así de apremiante para el país. 😛

En cuanto a mí se refiere… ¡me alegro de no tener mascotas en mi casa en este momento!

¡Y vamos a dejar ese “d’eso” ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.

(Y mejor me doy prisa, porque ese perro que está allí me está mirando medio raro… 🐶) 

Soy Luis Daniel Beltrán… y yo apruebo esta entrada. 👍

Visto en las redes hoy… ¡Ay, por favor!

image

¡Ooooooooootraaaaaaaaaa para el canal de los dedos en forma de “V”!

Pero díganme una cosa, amigas y amigos, mi gente, ¿qué carajo cuál es el mérito o méritos de esta señora para que le dediquen una fecha?  A lo mejor es que puede resolver una demanda en sólo media hora—menos tiempo que lo que le ha tomado al Departamento de Justicia de Puerto Rico, diz que “esclarecer” el asesinato del niño Lorenzo González (casi 6 años a la fecha en la que ocurrieron los hechos).  Entonces, si hubiera sido por ella, a lo mejor se habría hecho justicia hace rato…

Pero entonces, pregunta que me hago, ¿qué vendrá después de esto?  ¿Postularse en un futuro (¿no muy lejano?) para un puesto electivo?  ¿Una candidatura como la del “entertainer” que quiere convertir a los EE.UU. en un “reality” que camina?  (¡Que comoquiera lo es! Guiño)  Y eso, que se dice que la candidatura de ese innombrable surgió como un chiste de sobremesa… ¡bastante graciosito que está saliendo el chiste!

Que me disculpe la “homenajeada”, pero en lo que a mí se refiere, estoy denegando esta petición.  ¡He dicho!…

Y antes de que se me pegue lo de despedirme como ella… ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.

Yo soy Luis Daniel Beltrán… ¡y yo apruebo esta entrada!

(Y por cierto, el original de esta entrada fue creado en WordPress para Android.)

Visto en las redes hoy – ¡Y va a seguir!

image

Bueno, esta gente de Telemundo Puerto Rico, ¿va a seguir?  Y además, ¿llamar a los bomberos para eso?  Yo me imagino que eso le habrá pasado a la dama por no acordarse de dónde deja sus llaves.

(Es más, no le recomiendo a ella que tome “Memory Power“, porque seguramente se le va a olvidar dónde guardó el frasco…)

Enigüei, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.

Soy Luis Daniel Beltrán… ¡y yo apruebo esta entrada! 👍

Visto en las redes sociales hoy

Mi gente, olvídense por un momento de las noticias de New York y de lo nuevo de Eva L.  A continuación, les presento… (repique de tambores, por favor)… ¡la gran noticia de la hora!

image

La verdad es que eso me ha dejado con la boca abierta Sorpresa … ¡del asombro, no sean malpensad@s!  Guiño  Yo no quiero ni imaginar… esteeeeeeeeee… cómo es que le funcionará ese d’eso  biónico al individuo.  Tremenda noticia para empezar el año, mi gente.

Es más, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.


Por cierto, en las salvedades (“disclaimers”) que se hacen en los comerciales del tipo de medicamento para tratar a aquellos que no… esteeeeeeeeee… no pueden competir en ese “deporte”, dicen que se debe buscar ayuda médica si “el efecto” dura más de 4 horas.  (No tengo que decirles cuál es “el efecto”, ¿o sí?)  Pero imaginen que a este individuo… ¡ejem!… se le queda “estoqueao” más de 4 horas.  Y entonces, ¿a quién acudirá?


Soy Luis Daniel Beltrán, y yo apruebo esta entrada. Pulgar hacia arriba

Sí, todavía existen… (Yes, they’re still there…)

Image posted by MobyPicture.com
– Posted using MobyPicture.com

OK, se preguntarán por qué está esta foto aquí.  Simplemente me detuve a retratar este teléfono público, el cual está colocado al frente de una mueblería en mi pueblo de Juncos, para poder documentar que los teléfonos públicos todavía existen.  Que alguna vez sirvieron como medio para que la persona que no se podía dar el lujo de tener una línea fija en su casa pudiera tener un medio para comunicarse con sus familiares o con la farmacia o el médico de cabecera, etc.

Por supuesto, ya estos aparatos casi no se ven, y de los que quedan, muchos han sido vandalizados—por quienes no aprecian ni las cosas que tienen a mano ni se preocupan por el bienestar de su prójimo—o la caja que alojaba el aparato está vacía.  Además de que tal vez muchos de los que por lo demás usarían estos teléfonos, tal vez ya usan teléfonos celulares pre-pagados (si es que no se pueden costear un celular post pago).  Pero bueno, así es la marcha del tiempo.

¡Y vamos a dejarlo ahí, que tengo que atender una llamada por mi celular!  Cuídense mucho y sean personas razonables.

P.S.  Y sí, la foto la tomé con mi celular.

LDB