Yo Le Compro A Ella Lo Que Sea

¡Hola, mi gente!

En realidad, salvo porque parece que anda por mi oficina una ola de casos de enfermedades respiratorias (de la que varios de mis compañeros de trabajo han caído víctimas), no hubo mucho que llamara mi atención la pasada semana. Pero eso no quita que se me ocurra colocar hoy una foto que me pareció muy interesante, y que anda circulando por la red. La foto (según mi punto de vista) explica bastante bien cuál es la mentalidad de quienes colocan esas vallas publicitarias que usted y yo vemos a lo largo de las vías públicas de mayor tránsito.

La verdad es que esto no requiere más comentario de mi parte… excepto que esto me sirve de excusa para anunciarles que…

ESTA SEMANA (5–11 DE MARZO DE 2007): FEBRERO, POR CORTO, NOS DEJÓ ESTO: Un individuo se obsesiona con una mujer de pechos perfectos y le pide… ¡ejem!… entérese de qué es lo que le pide… Pepito recibe en Nochebuena la visita de Santa Claus… ¡pero recibe algo más que lo que le pidió!… Amiga que lee esto: ¡ya llegó lo que usted tanto ha esperado! ¡Un formulario de permiso para dejar salir a su novio/prometido/esposo con sus amigos!… Y… Un matrimonio debate sobre si la vestimenta de las atletas de salto con pértiga (o garrocha) es demasiado reveladora. Y YA QUE ENTRAMOS EN MARZO: Dedicado a esos politicastros de la vida: ¡aprenda cómo insultar al adversario, pero con gracia y donaire!… Y… Si usted es ciclista y usa el tipo de guante que llaman “boca (palanca, quela) de langosta”… ¡sepa que hay algo que usted no puede hacer mientras los lleva puestos!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Por Fin Llegaron Las Navidades

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

La semana pasada comencé diciendo que las Navidades estaban a la vuelta de la esquina. Pues bien, la cosa es que como suele suceder una vez pasamos del el Día de Acción de Gracias… ¡comienzan a sentirse los aires navideños! (Lamentablemente, aún no puedo decir esto sobre la temperatura, cuya máxima diaria de noviembre sigue oscilando entre 85°F y 92°F [29°C–32°C] mientras escribo, pero esperen a que lleguemos a mediados de diciembre…) Y por supuesto, no podía ser el comienzo de la temporada navideña, si no fuera por las ventas navideñas “del madrugador”. (Ustedes saben: la costumbre copiada de algún lugar del mundo… ¿he mencionado nombre de lugar del mundo yoooooooooo?… de amanecerse el viernes inmediatamente después de Acción de Gracias para entrar en tropel—como la manada de animales que somos… ¡porque lo somos!—a las tiendas para aprovechar y ser “los primeros” en llevarnos “la mejor mercancía” para nuestros regalos de Navidad.)

Ahora bien, lo interesante es que según varios medios, a pesar de que se hizo cuanta promoción se les ocurrió a los comercios, tanto los grandes como los pequeños… ¡no fue tanta gente a comprar como en otros años! De hecho, los medios locales nos dicen que este año, se aparecieron menos animales… ¡perdón!… compradores durante la “venta del madrugador”… ¡pero se lograron más ventas!

¿Cómo es eso? ¿Menos compradores pero más ventas? ¿Será que como yo lo he venido planteando por el último par de semanas, la reciente implantación del IVU sí tuvo el efecto de que mucha gente adelantara sus compras navideñas? ¡Quién sabe!

De mi parte, yo ya hice mis compras de Navidad… o más bien, ya yo compré lo que me interesaba comprar antes de que se formara la barahunda de compradores en los centros comerciales, donde ni siquiera puedo encontrar un estacionamiento en caso de que yo tenga que detenerme allí un lunes a comprarme alguna tontería. (Y si alguno de los lectores y lectoras nunca ha tratado de llegar hasta Plaza Las Américas durante esta época… pues prepárese, porque todas las áreas de estacionamiento de ese centro comercial sanjuanero están llenas… las 24 horas del día… los 7 días de la semana… o sea, ¡un lleno perpetuo durante esta época del año!)

Así que mientras escribo esto, estoy de lleno en mi moratoria personal, que me impide ir a centros comerciales hasta que pase el Día de los Tres Reyes Magos, excepto cuando ello fuese necesario. Y así me quedo a ver pasar otra Navidad, soñando con un futuro que traiga más cosas buenas y positivas, y menos desconsuelo y decepción…

(Y lo anterior es doblemente cierto, tanto en mi vida personal como en el diario vivir de mi tierra…)

Pero bueno, vamos a poner desde ya una nueva cara… ¡es Navidad! Mientras tanto, vamo’ a echar pa’lante. Hablando de lo cual…

ESTA SEMANA (27 DE NOVIEMBRE–3 DE DICIEMBRE DE 2006): Si usted cree que con la implantación del IVU en Puerto Rico, estamos en crisis, recuerde que siempre hay quien está peor que usted… La historia de un hombre, su esposa… ¡y un espejo!… Un ama de casa enfrenta el desafío de contestar la pregunta de los 65,000 dólares (¡y qué pregunta!)… Y… Un diálogo en un bar gira en torno a los leones.

Visite Humor… según Luis Daniel Beltrán. (Por cierto, espero que les agrade el nuevo diseño de la página de entrada a esa sección.)

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB