Que Siempre Haya Motivos Para Dar Gracias

¡Qué tal, mi gente!

Aquí estoy preparándome una vez más, como todos los años, para la festividad de Acción de Gracias. A mi juicio, ésta—a diferencia de la Navidad o el Año Viejo, o las “fiestas de fin de año”, como se las llama hoy en día, diz que “para no ofender a nadie”—es una fecha que sirve para repasar las vivencias que tuvimos durante estos pasados meses, todo lo bueno, lo menos bueno, lo malo, lo más malo, lo peor, lo que está más abajo de lo peor… Pero más que eso, también sirve para ver qué es lo que no estamos haciendo bien, lo que podemos mejorar, hacia dónde queremos ir en los meses siguientes… y en la vida.

De mi parte, yo creo que debo estar agradecido por haber sido parte de dos eventos realizados por la gente para la que trabajo, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, los cuales resultaron sumamente exitosos. También debo estar agradecido por tener unas facilidades de trabajo mejores que las que tenía anteriormente, a pesar de que todavía hay algunas situaciones que merecen arreglarse (como problemas con el sistema de aire acondicionado del edificio, incluida la posibilidad de que los mismos estén ocasionando problemas respiratorios a algunos de mis compañeros, entre otros issues, como llaman a eso ahora).

Pero sobre eso y otras consideraciones, lo más importante es dar gracias, por el mero hecho de podernos levantar en la mañana para ir al trabajo, a la escuela o la universidad, a realizar diligencias personales, a comprar, etc. Y que al final del día nos sintamos bien con nosotros mismos, y con la vida. En sí, eso es razón más que suficiente.

Así que de parte mía para todos ustedes…


MySpace Comments & MySpace Backgrounds

Y sobre todo…


MySpace Comments & MySpace Backgrounds

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Hasta luego.

P.S.: Eso sí, por favor, no deje que le ocurra lo que a este buen señor, que cuando vino a darse cuenta…


MySpace Comments & MySpace Backgrounds

LDB

Sembrar Para Cosechar

Saludos otra vez, mi gente.

Esta semana tuve una experiencia que jamás pensé que me sucedería, con la propensión que tengo para restarle importancia a las cosas que he hecho en el pasado y que a su manera me han llevado hasta donde estoy actualmente. El pasado jueves, a mi oficina en el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales acudió una joven que se identificó como abogada, y que necesitaba información sobre si un tipo de árbol en particular estaba regulado bajo las disposiciones reglamentarias de dicha agencia. Mientras yo hacía lo posible por atender su petición de información, la joven en cuestión me reconoció de mis tiempos como Instructor de laboratorio de Ciencias Biológicas en la Universidad de Puerto Rico (de 1986 a 1987).

¡La abogada a la que yo estaba atendiendo en ese momento fue una de mis estudiantes durante ese tiempo!

Demás está decir que la pude orientar en cuanto a la información solicitada, y hasta la referí a otra oficina para lo relacionado con las normas que rigen las plantas y animales en vías de extinción en Puerto Rico, por entender que ello podría servirle de guía en casos futuros que ella tuviera que llevar ante nuestra agencia. Demás está decir también que ella salió muy agradecida de mi oficina por la ayuda que le dí, aparte de la emoción que implicaba encontrarme casi 20 años después.

Y sobre todo, muy por demás está decir que esta experiencia me ha hecho sentir de una manera muy extraña, como que yo nunca había considerado que mis acciones del pasado han dejado su huella, en aquellas personas a quienes han ido dirigidas. Tal vez, yo nunca lo había ponderado así, pero es bueno experimentar esa sensación de logro…

Pero bueno, vamos a lo que procede anunciar ahora…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Una gallina pone un huevo de medio kilogramo (!)… Un individuo no sabe cómo decirle a su amigo de mucho tiempo que se volvió gay… Una letanía para las mujeres que aún buscan su pareja… Un chiste de esos que nunca muere… ¡sólo sigue dando lata!… Un día común y corriente en la vida de un perro y un gato… Y… Las 10 principales razones por las que muchos de nosotros hemos podido llegar sanos y salvos a los 45 años de edad (y más allá).

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2005: Se forma el pánico en Washington, D.C., a causa de un vehículo no identificado, potencialmente peligroso.

AÑADIDO A LA PÁGINA DE AGOSTO DE 2004: Una reseña de la película Open Water… ¡discutida por un par de buzos!

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2004: Esto es SÓLO una prueba, ¿OK?

Ya lo saben, aquí es donde está todo esto.

Bueno, y ahora sí que con esto los dejo por hoy. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB