Si Te Creias Que Yo No Venia…

¡Hola, mi gente!  ¡Feliz Año Nuevo 2008!

Bueno, ya se habrán dado cuenta por el título de hoy que aquí estoy nuevamente con ustedes.  Ya salimos “oficialmente” del receso navideño de 2007–2008… aunque aún habrá quien lo siga con las “octavitas”, las Fiestas de la Calle San Sebastián y otros recursos que tenemos los puertorriqueños para olvidarnos de la realidad que nos espera en el año recién iniciado.  Pero qué se va a hacer… o como lo añade un ex-compañero de labores en Recursos Naturales, “pudo haber sido peor y todavía estamos vivos”…

Aunque en todo caso, lo que nos espera parece que será mucho peor, siendo éste un año en el que habrá de todo: una contienda electoral en la que algunos de nuestros pseudolíderes pondrán todos sus huevos en la misma canasta (y yo creo que lo anterior aplica a hombres y mujeres por igual), a fin de adquirir el poder o de aferrarse al que ya tienen; más delincuencia en nuestras calles, con resultados que en los primeros siete días del año ya son de por sí funestos—desde la matanza de varias personas en asesinatos a granel, hasta el atentado que unas horas antes de yo escribir esto ha dejado con muerte cerebral a una agente de la Policía de Puerto Rico a manos de su esposo… ¡que también resulta ser un agente de la Policía de Puerto Rico!—y que la plana mayor de la Policía se limita a observar con impotencia; vientos de guerra y desasosiego en el Oriente Medio, en África y en Asia, donde parece que nadie está interesado en buscar la paz—lo que me recuerda una inscripción hecha con pintura en aerosol en un muro cercano a mi lugar de trabajo, la cual dice algo así como, “¡No queremos la paz, sólo la victoria!” (y yo añadiría, “Ya tenemos la victoria, y ahora… ¿qué haremos con ella?”)—; otro ciclo olímpico que culmina este año con el evento de verano de Pekín/Beijing 2008; y hasta las mismas payasadas con las que las figuras públicas alrededor del mundo terminaron el año anterior, como lo acaba de demostrar Britney Spears—la misma que en 2007 dejó ver a todo el mundo lo lampiña que es—al ser objeto de una intervención policial que la ha llevado a perder la custodia de sus hijos pequeños y a ser recluída por 72 hors en un hospital, me imagino que en lo que los estadounidenses llaman suicide watch).

(De momento todo esto me recordó el cuento que me hicieron de la actividad “por la paz” que se celebró en Puerto Rico mientras yo estaba de viaje por Hawaii—en asunto oficial—en agosto de 2002, especialmente en el momento en que soltaron las palomas de la paz a volar… ¡sólo para que las mismas quedaran hechas chicharrón de paloma con los fuegos artificiales que habían encendido unos segundos antes!  No es por alabar a los que organizaron ese salpa’fuera, pero… ¡Qué clase de morones!)

Así que entonces, ¿qué nos queda?  ¿Resignarnos y poner una cara de becerro mongo como la que algunos “becerros mongos” dicen que tiene el cordero en el centro del Escudo de Puerto Rico?  ¿O ponernos todos de pie y darnos a respetar, y luchar por mejorar la calidad de nuestras vidas?  Yo espero que la respuesta a mi pregunta sea la segunda…

Pero bueno, yo creo que ya estamos empezando el 2008 en una nota demasiado negativa.  Vamos a ir empezando a hacer cosas distintas.  Yo, por ejemplo, he estado varias cosas con mi sitio web y con mi blog.  Por ejemplo, habrán notado en la “nube” temática de este blog (porque no se me ocurre otra forma de traducir el término técnico tag category cloud) que ya la frase uncategorized no es tan prominente.  Lo que sucedió fue que por fin me di a la tarea de acomodar los más de 200 y pico de mensajes colocados en mi blog anterior en las categorías correspondientes (y en eso tengo que estar superagradecido de que mi blog esté ahora en WordPress.com, ya que la herramienta de manejar categorías es más fácil de utilizar que la de Blogger.com).  Esto ya debe hacer más fácil la búsqueda de mis mensajes, según el tema principal o la mención que yo hice de algún tema en particular.  Fíjense también que en la nube temática no aparece toda la retahíla de temas de las que he escrito desde que empecé este blog particuar en mayo de 2004, sino sólo los 10 temas más frecuentes.  No es por nada, pero con esto yo creo que tengo mi primera satisfacción en este año que acaba de comenzar, o sea, que no todo está perdido.

(Y eso, que no he mencionado que rediseñé mi sitio web, ahora con nuevos botones para mis páginas, pero ya esos son otros veinte pesos…)

OK, ya casi estoy por irme a hacer otra cosa.  Pero antes quisiera darles las gracias a todas las personas que leen este blog, aun si no tengo mucha oportunidad de saber quienes son.  Y por lo que puedo ver en la herramienta de estadísticas del blog de WordPress.com, ¡sí que son muchas las personas que me leen!  Para que tengan una idea, la última semana de diciembre de 2007 recibí entre 63 y 79 visitas por día, siendo el día de mayor actividad de esa semana el 12/31/2007.  En cuanto a semanas se refiere, hasta el momento las semanas de 11/11–17, 12/23–29 y 11/18–24/2007 han registrado altos volumenes de visitas únicas a mi blog (respectivamente 447, 434 y 404 visitas en cada una de esas semanas).  Y ni hablar de las visitas por mes: 135 visitas en septiembre, 952 en octubre, 1696 en noviembre y 1352 en diciembre de 2007 (no incluyo los datos de agosto porque esos no están disponibles).  Así que en otras palabras… ¡Yo tengo que estar haciendo algo bueno!

Y ya, vamos a dejar esto ahí.  Cuídense mucho y pórtense bien.  Y nuevamente… ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

LDB

Voces Que Piden Ayuda?

¡Saludos, mi gente!

Éste es el mensaje número 201 que hago para Blogger.com, así que… ¡pa’ encima! ¡Vamos a lo que vinimos!

Esta mañana yo estuve pensando si había algo de lo que valiera la pena escribir en el blog, que no fuera la escapatoria (tipo Houdini) del ex-gobernador Dr. Pedro J. Rosselló de los cargos que le venían encima por apropiarse de manera indebida de su pensión de retiro. La juez que entendió en el caso no encontró causa para arresto, a pesar de que el ministerio público decía tener una prueba sólida y contundente. Y ante la frustración el Secretario de Justicia hizo un comentario que no cayó bien en muchos sectores de la sociedad, de que se estaba midiendo con doble vara a quienes tienen influencias y contactos en la judicatura vs. quienes no los tenemos…

Y es triste decirlo, pero esas expresiones encierran una gran verdad que cualquiera de nosotros ve todos los días… ¡lo único es que el Secretario de Justicia no es la persona adecuada para hacer esas expresiones! Pero bueno, eso, como dicen en mi casa, son “pajas que le caen a la leche”…

La cosa es que mientras yo hacía un repaso mental que me inspirara a escribir algo, me topé con el cuestionamiento que se hace al destaque de prensa sobre los dimes y diretes en el caso de la difunta Anna Nicole Smith—incluido la clase de show que está haciendo el juez que entiende en el caso (no hubiera sido mejor que el caso lo viera la leguleya cubana del programa “Caso Cerrado”)—y sobre las más recientes andanzas de Britney Spears…

¡Exactamente! La misma superestrella que tras su divorcio se ha dado en hacer como Ricky Martin, livin’ la vida loca. Y cuidado que la prensa (¡como siempre, la prensa!) le ha dado un despliegue exagerado a cuanta cosa ha estado haciendo desde entonces, desde sus salidas alocadas a cuanta discoteca hay, sus vestimentas (o la falta de las mismas en ocasiones), pasando por el show que le dio a cuanto buitre cazador de indiscreciones estuviese allí (por supuesto, me refiero a las escandalosas fotos que se le tomaron, en las que el símbolo absoluto de la femineidad estaba a plena vista del mundo)… ¡Para llegar al punto de que hace una semana se rapó la cabeza completamente! (¿Para hacerle juego a… esteeeeeeeeee… a aquello otro?)

Y lo peor es que en el proceso, está entrando y saliendo de cuanto centro de rehabilitación ella se encuentra… ¿por qué? ¿Será que ella quiere ayuda, pero la quiere a su manera?

Ciertamente es muy penoso lo que está ocurriendo, sobre todo cuando se trata de alguien que saltó al estrellato desde temprano en la vida (fue uno de los “miembros” de la etapa contemporánea del Mickey Mouse Club, igual que Christina Aguilera). Mucho se especula si no será que ella no ha sabido manejar la fama que se ha ganado durante todos estos años. Mucho se ha dicho de que su vida es un vacío, el que ella ha estado tratando de llenar con fama y fortuna, pero que en realidad es un abismo del que se hace muy difícil salir.

(Digo, podríamos haber estado diciendo lo mismo sobre Anna Nicole, ¿verdad? Lo único es que ya es un poco tarde para eso…)

Ojalá y esta loca carrera por la supervivencia no le pase la factura a Britney Spears, de la misma manera que a Anna Nicole… Pero uno nunca sabe qué pasará…

Bueno, vamos pa’ otra cosa…

ESTA SEMANA (26 DE FEBRERO–4 DE MARZO DE 2007): Prepárese a ampliar su visión del mundo con una serie de definiciones… Un político nos cuenta cómo fue que comenzó su carrera a tan temprana edad… Un sacerdote cuestiona a uno de sus feligreses su fidelidad a la iglesia… Tres sacerdotes se ven en apuros cuando quieren abordar un tren hacia Pittsburgh… Y… Dos chistes genéricos para usted que se pasa haciendo chistes a costa de los (ponga aquí el nombre de su grupo étnico favorito)… ¡y no se me hagan los inocentes, por favor!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Ya Empezamos Mal El 2007

¡Saludos, mi gente! ¡Vamos a lo que vinimos!

Bueno, se fueron las Navidades OTRA VEZ… ¡Sí! La temporada navideña (por lo menos para mis efectos) culminó ayer (sábado 6 de enero) con la tradicional celebración de la Epifanía, o de los Tres Reyes Magos y su peregrinar en busca de aquel Divino Niño que nació en un establo o pesebre de Belén de Judea… Yo no sé de ustedes, pero para mí es una pena inmensa ver que las Navidades pasan demasiado rápido, que tenemos que volver a las rutinas gastadas de siempre, a lidiar con las fuerzas (ocultas o visibles) que hacen todo lo posible por desmoralizar a los demás, mientras que salen por la puerta ancha en son de burla.

Y si a eso se le añade que el propio año lo comenzamos con un susto de proporciones cataclísmicas… OK, no es para tanto… La cosa es que justo en la mañana del mismo lunes 1 de enero, Puerto Rico despertaba a la noticia de que el sistema eléctrico de la Isla se estaba viendo afectado por una serie de incendios en una de las principales centrales generatrices de electricidad (Palo Seco), los que se habían producido desde la noche del sábado anterior. Según lo que se indicaba entonces, los incendios llegaron a afectar una porción considerable de esa planta generatriz, lo que llevó a temer por el suministro de electricidad a la zona metropolitana de San Juan (en particular), especialmente si se llegaban a afectar unas líneas de alta tensión que provienen desde una de las dos plantas generatrices en la zona Sur del país (Central Aguirre) hacia la zona Norte.

Peor aún: estos incendios se producen en momentos en los que la corporación pública que opera el sistema eléctrico de Puerto Rico (Autoridad de Energía Eléctrica) se encuentra en negociaciones con la principal unión obrera que agrupa a los empleados de dicha corporación (Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, UTIER) para implantar un nuevo convenio colectivo…

… y ahí empezaron a llover las sospechas e implicaciones de parte y parte. De un lado, la gerencia de la Autoridad, aunque no quisiese implicar a miembros de una conocida unión obrera… ¿he mencionado nombre yoooooooooo?… alzó la bandera de la posibilidad de que los incendios en el sistema hubiesen sido producto de actos de sabotaje por parte de “desconocidos”. Del otro lado, los líderes de la unión implicada mantuvieron todo el tiempo que los incendios se atribuyeron a una falta de mantenimiento del sistema, que impidió que se pudiera controlar la situación antes de que la misma pasara a mayores. Así las cosas, casi toda esta semana se fue en: una restricción de entrada a los unionados, una movilización de la Guardia Nacional a vigilar las instalaciones del sistema eléctrico, investigaciones de lo sucedido por parte de las autoridades federales (DHS, FBI, ATF… WTF!)

Al final de cuentas, resultó que la causa de los incendios en la planta eléctrica Palo Seco… ¡no se puede determinar como “mano criminal” ya que no hay evidencia de la misma! ¡QUÉ CO… y dale que es tarde… QUÉ PANTALONES! O sea, que después de todo el show, de todo el despliegue de efectivos militares, de todas las recriminaciones de parte y parte, entonces resultó que sí hubo una falla en el sistema que impidió que un sistema de enfriamiento operara apropiadamente y que eso fue lo que causó los incendios. Y nadie, NADIE metió la mano donde no tenía que meterla… ni aquellos elementos dentro del sindicato que con o sin el conocimiento de sus líderes (¡no, qué va, van a quererlo admitir!) son propensos a perpetrar actos lamentables… ni aquellos elementos dentro de la propia corporación pública (o asociados a la misma de alguna manera) que también son capaces de perpetrar actos lamentables…

(Y duélale a quien le duela, ninguna de las dos parte consta de “hermanitas de la caridad”. La clase de elementos malsanos a la que me refiero existe EN AMBOS BANDOS, como lo demostró dolorosamente la tragedia del Dupont Plaza—hoy Marriot de San Juan—ocurrida hace exactamente 20 años, un 31 de diciembre de 1986.)

(Y hablando de todo un poco, ¡y pensar que yo estuve cerca de ese hotel apenas una hora antes de que esa tragedia ocurriera! Pero ya eso es harina de otro costal…)

De todos modos, el daño ya se hizo. La unión, envalentonada (¡para variar!), se proclamó victoriosa en este asunto, afirmando que siempre tuvo la razón en cuanto a la causa de los incendios. Y la adminsitración de gobierno hizo lo que mejor sabe hacer… ¡cantar como Britney, la lampiña! Oops, I Did It Again! ¿Que cómo se corrigió esa metida de pata? Despidiendo al Director Ejecutivo de la corporación. Total, él fue el que se “esmandó” a implicar lo del sabotaje, etc., etc. Pero claro, el “don” no se fue con las manos vacías: ¡se retira con una jugosa pensión de US$100,000 mensuales y una serie de bonificaciones no reveladas (ni que fuera el CEO de Home Depot, que también hizo lo que dice el título de la película aquélla, Take the Money and Run).

¿Y el resto del pueblo? ¡Bien, gracias! (Por no decir, “¡Que se fastidie!”) Pero así es la vida. Mientras tanto…

ESTA SEMANA (8–14 DE ENERO DE 2007):

LO QUE NOS QUEDÓ DE DICIEMBRE DE 2006: Ahora resulta que ni el trineo de Santa Claus es lo suficientemente seguro como para irse de viaje*… Y… Escándalo en el mundo de la computación personal: ¡La revista Penthouse (y ustedes saben a qué revista me refiero… ¡no se hagan los inocentones!) hace su incursión en el negocio de las computadoras personales!

(*Este chiste era el que yo tenía para la semana anterior, 1–7 de enero de 2007. Sin embargo, he querido incluirlo con los de esta semana.)

Y EMPEZAMOS ENERO DEL 2007 CON: Una “magnífica” pregunta de un fiscal lleva a una “mejor” respuesta del acusado… Entérese de lo que ocurre cuando un inspector agrícola hace alardes de su autoridad… Y… Si durante estas Navidades, usted se la pasó “de palo en palo” como el mono… ¡prepárese para la classe ‘e resaca que le espera!

Y ya que volví a ubicar todas mis páginas en Tripod.com, lo que procede es decirles: Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor… según Luis Daniel Beltrán”.

Bueno, como ven, estoy empezando el año con ímpetu. Así que… ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien, TODO EL AÑO, ¿OK? ¡Hasta luego!

LDB

Unos Van Alegres y Otros Van Llorando

¡Hola, mi gente! ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Yo no sé si se han fijado, pero esta Navidad presenta un variado contraste. De un lado, está el sentido de alegría que nos debe permear a todos, aunque en algunas personas es más notable que en otras. De hecho, ya a estas alturas de la temporada, muchos hemos tenido nuestras fiestas navideñas, particularmente las de nuestros lugares de empleo. Incluso el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (para el que yo trabajo) tuvo su fiesta el viernes pasado, y aunque oigo el comentario de que no se congregó mucha de la plantilla de dicha entidad gubernamental, por lo menos quienes estuvimos aprovechamos para festejar los logros de este año que está por culminar en unos días… ¡tal vez porque estamos un poco olvidadizos con respecto a que por dos semanas en mayo no tuvimos mucho que se pudiese celebrar (por lo del cierre patronal)! Pero bueno, como yo siempre estoy diciendo, a ellos no hay que hacer mucho para motivarlos a que se olviden de las penurias que pasaron…

Pero si de un lado está la alegría que debe permear a todo el mundo en esta época, del otro lado hay tristeza, especialmente en quienes pierden a sus seres queridos, ya sea por accidentes, enfermedades… o en el peor caso que uno se pueda imaginar, en pago por una deuda con la sociedad. Ése último fue el caso de Ángel Nieves, un confinado que estuvo esperando la muerte por más de 20 años tras ser sentenciado a pena capital por asesinar al gerente de un club de strippers en Florida. Y para hacer amargo ese trago, la ejecución se realizó en plena temporada navideña… Pero más amargo aún es que se hubiese descubierto que la ejecución tardó en verificarse más de lo previsto (unos 34 minutos)… ¡porque los encargados de ejecutar al reo no supieron ponerle bien las agujas hipodérmicas por las que se le inyectarían las sustancias que acabarían su existencia terrenal! Y muchísimo más amargo aún es que el gobernador de Florida, Jeb Bush (casualmente, hermano del ex-gobernador de Texas, el presidente George W. Bush) ordenó detener las próximas ejecuciones en agenda, ¡mientras se investiga cómo fue que el estado metió las patas en esta ejecución!

O parafraseando a la conocida cantante pop metida últimamente a exhibicionista (que por cierto, nos dejó saber a todos que ella es lampiña)… OOPS! They did it again!

Pero ahora en serio… yo no sé si ustedes se han fijado que aunque las tragedias ocurren todo el tiempo, suelen adquirir una mayor relevancia en épocas como las Navidades (o “las fiestas”, para los políticamente correctos entre nosotros). Son situaciones que suelen apagarnos el ánimo, que nos aíslan del ánimo festivo a nuestro alrededor. Y lo peor de todo, pueden cambiar nuestra perspectiva de la vida, en muchos casos para siempre.

Pero así son las cosas y así es la gente. Es como lo escribió alguna vez don Benito de Jesús en sus Cantares de Navidad:

Navidad que vuelve
Tradición del año
Unos van alegres
Otros van llorando

(Por cierto, quien quiera escuchar la archifamosa interpretación de esta tradicional melodía navideña por el Trío Vegabajeño, todo lo que tiene que hacer es oprimir este enlace.)

OK, vamos a seguir nuestro camino, no hay más na’…

ESTA SEMANA (18–24 DE DICIEMBRE DE 2006): Cómo (supuestamente) empezó la tradición de poner un angelito en la punta del árbol de Navidad… Qué sucede cuando el rey de la selva, el león, un día se mete a… poeta… Un hombre se somete a un tratamiento drástico para sus fuertes dolores de cabeza… Una mujer irlandesa pide ayuda a su sacerdote para poder tener hijos… Se complican las cosas para dos hermanos gemelos, cuando el mismo día a uno se le hunde su bote y el otro pierde a su esposa… Y… Un individuo pide ayuda a un pastor evangélico para un problema que lo aqueja.

Pero como hubiese dicho el recién fallecido Raúl Velasco, “Aún hay más”…

AÑADIDO A LA PÁGINA DE DICIEMBRE DE 2004: Consejos para comer como le dé gusto y gana… ¡Total, si es Navidad!

Humor… según Luis Daniel Beltrán

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB