Categorías
agravio gobierno injusticia leyes niñas niños noticias pobreza Puerto Rico sociedad tragedia violence violencia

Vergüenza en azul

Colin Henderson's winning design will be displ...
Image via Wikipedia

A veces yo digo que en Puerto Rico estamos muy mal cuando quienes juran protegernos y ayudarnos son los primeros en violar las leyes.  Y si eso es así, cómo podemos esperar que los ciudadanos muestren el debido respeto por esa misma autoridad.

Esta semana, ese pensamiento no estuvo muy lejos de ser realidad, con las revelaciones sobre oficiales policiales de alto rango (por lo menos dos al momento en que escribo esto—quién sabe cuántos más en realidad), a los que se les ha encontrado causa por violar varios artículos de la Ley Número 54 de 15 de agosto de 1989, según enmendada, conocida como la ‘Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica’ (ley que, para quienes aún no lo sepan, fue tema de conversación hace varias semanas cuando el Tribunal Supremo de Puerto Rico dejó fuera de su alcance a las parejas que llevan una relación adúltera—pero de eso podemos hablar más tarde).  Primero fue el Comandante de Área de San Juan de la Policía de Puerto Rico, a quien se le halló causa por maltratar sicológicamente a su esposa, que también es policía; después le siguió el Director de la Región Policial de Caguas, a quien se le imputan maltratar física y sicológicamente a su esposa—y lo que más me molesta de este otro caso es que habría cometido los delitos que se le imputan, ¡en presencia de sus propios hijos!

¡Caramba!  A mí no me importa que lleves una placa y portes un arma de fuego por la naturaleza de tu trabajo, ni mucho menos que tengas un puesto que implique la toma de decisiones.  Pero exhibir una conducta violenta e irrespetuosa contra tu cónyuge, y peor aún, frente a tus propios hijos… ¡eso nunca debe hacerse!  PUNTO.

Digo, ¿qué clase de conducta es ésa?  ¿Qué clase de mensaje se le envía a la propia familia, cuando por alguna razón, o hasta por la menor tontería, se agrede a la persona con la que una vez se juró amor eterno, “hasta que la muerte nos separe”?  ¿Por qué el insulto, por qué la palabra hiriente?  ¿Crees que así tu pareja—y también tus hijos—va a complacerte haciendo lo que tú mandes y ordenes?  ¿Crees que así te sientes completo, que además de tu puesto de alto rango, un puesto que debe servir para ayudar a mantener el orden y la convivencia en sociedad, tienes un derecho soberano sobre tu propia familia—un derecho de poner a tus seres queridos bajo tu bota?

Pero más que nada, ¿crees que los mismos ciudadanos a los que tanto les nos exiges obedecer las leyes y evitar buscarnos problemas, te van vamos a hacer caso?

A mí no me sorprende que a falta de una brújula moral que guíe las acciones de la policía, muchos ciudadanos hagan como hacen los ratones cuando el gato no está.  Y aparte de todos los tiroteos que se han visto en los últimos años, aparte de todas las víctimas inocentes de una incidencia delictiva fuera de un mayor control, tampoco me sorprende que haya quienes le faltan el respeto a la propia policía, en su propia cara.  No me sorprende que en la misma semana que los dos oficiales policiales de alto rango que mencioné arriba fueron acusados de violencia doméstica de género, la gente pobre (principalmente la de los residenciales públicos), la gente marginada, la que se trata como “ciudadanos de segunda clase” (o de tercera, o cuarta, o…), sea la que la emprenda contra las fuerzas de “ley y orden”: agreden policías, les niegan información sobre sospechosos de delitos, interfieren con las redadas policiales en las que se le busca dar un “golpe al punto”…  (“Golpe” que no hará ni mella, porque el mismo “punto” de venta de drogas en el caserío volverá a estar en pie al día siguiente, pero ya eso es otra cosa…)

Yo no sé, pero tal vez sea necesario que la Policía comience por poner su propia casa en orden, antes de pretender poner en orden la casa de los demás.  Tal vez la Policía debe empezar por limpiar su casa de cuanto elemento impropio tenga dentro de sus filas, y no únicamente al nivel del policía que está en la calle, del que arriesga su vida cada día por llevar la paz y por promover la sana convivencia social.  (Y de éstos, yo creo que hay más, muchísimos más policías honestos que deshonestos.)  También debe buscar dentro de sus altos mandos, y sacar a quienes mal utilizan ese poder que les da el rango, y con el que hace daño a los ajenos… y a los propios.

Mientras tanto, sabe Dios (o aquello en lo que queramos creer, o en lo que algunos no quieran creer) cuántos más de estos últimos estarán todavía haciendo daño, no sólo a la reputación de la Policía de Puerto Rico, sino al bienestar y seguridad de sus seres queridos.  Los mismos que no se merecen ese daño.

¡Y con esto vamos a dejar el mes de abril de 2011 ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Categorías
agravio artistas cine curiosidades educación espiritualidad Estados Unidos eventos eventos atmosféricos figuras públicas humor niñas niños noticias política violencia

El Primer Regalito de la Nena

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Como decía una vez el comediante Bob Saget cuando era el anfitrión de lo que ahora conocemos como AFV, de la telecadena estadounidense ABC, “el 1 de septiembre llegó como suele ocurrir al final de agosto”. Con ello, arrastró las mismas cosas que quedaron durante el mes anterior. Las mismas payasadas estúpidas de los políticos, más informes de niños maltratados por quienes tienen la sangre demasiado fría como para cumplir sus responsabilidades parentales, impuestos por un tubo y siete llaves (y particularmente el temor a una doble tributación cuando llegue el momento de implantar el sales tax estatal dentro de dos meses y medio, si no se elimina el arbitrio de entrada de mercancías que está vigente actualmente)… y si sigo no voy a tener cómo apretar el botón de publicar el blog

Pero el 1 de septiembre también nos trajo cosas tan… extrañas que lo dejan a uno estupefacto (whatever that means). Por ejemplo, la noticia de que un escultor ha sido comisionado por el actor Tom Cruise (el mismo que apenas en la misma semana fue “bota’o como bolsa” de los estudios Paramount por su extraño comportamiento reciente) y por su esposa, la actriz Katie Holmes, para hacer una escultura, nada menos que de… a ver cómo lo digo sin ofender… ¡la primera caca sólida de su recién nacida Suri!

De más está decir que cuando me tropecé con esta noticia y la comenté a mis compañeros de oficina, el consenso era que ninguno de nosotros lo podía creer y que era una barbaridad. Digo, ¿hasta dónde puede llegar el ego (o lo que sea) de un actor que esconde el nacimiento de su hija como si fuera un secreto de estado? ¿Será que quiere hacer con su hija lo mismo que Michael Jackson, que cuando saca sus niños a la calle los saca con máscaras? ¿Para proteger sus identidades? ¿Pensará el ex-negro cantante en el daño emocional que ello le podría acarrear a esos niños en el futuro? Y en cuanto a Cruise, ¿le ganará eso algún favor con una prensa que mira más allá del brillo dorado… más bien, de oropel, de su carrera cinematográfica, que cuestiona la racionalidad de sus valores y creencias (como creyente de la Cienciología), y de cómo éstos guían su conducta pública? Máxime en estos momentos, cuando su más reciente película (“Misión Imposible 3”) no ha resultado ser el éxito de taquilla que se esperaba.

Al menos, me alegra que no se le hubiera ocurrido comisionar una escultura u otra obra de arte, de la primera diarrea de Suri… o de su primer vómito… Y a todo esto, ¿y cuando le caiga la regla por primera vez, ah?

OK, eso último suena demasiado gross, ¿no? Pues vamos a cambiar de tema…

ESTA SEMANA (4—10 DE SEPTIEMBRE DE 2006): LOS ÚLTIMOS DOS PARA AGOSTO: Microsoft ayuda a un hombre desempleado a desarrollar todo su potencial… ¡pero no como a los publicistas de Microsoft les gustaría que usted creyera!… Y… Por qué usted NUNCA verá una novela o película de misterio policial… ¡donde la víctima es un redneck! Y… PARA ABRIR EL MES DE SEPTIEMBRE: California demuestra una vez más cómo es que las cosas… ¡no cambian mucho!

Visite Humor, según Luis Daniel Beltrán.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Categorías
año nuevo curiosidades eventos fin de año Navidad noticias Puerto Rico sociedad tragedia violencia

Saludos, Saludos, Vengo a Saludar, Que Un Nuevo Año Acaba de Empezar

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

¡Quién lo diría! Aquí estamos todos comenzando un nuevo año en nuestras vidas, siempre con las mismas expectativas de encontrar las soluciones que buscamos a los problemas que nos aquejan, de observar mejores ejemplos de conducta en las figuras públicas (sobre todo en la política y la farándula… aunque a veces pienso que la distinción entre una y la otra hace raaaaaaaaaato que desapareció…), de que vuelva la concordia y la sana convivencia de la que tanto se ufanaba nuestro pueblo… “apenas el otro día”…

Pero en realidad, no sé. Según yo lo veo, por más que queramos engañarnos… hasta adormecernos en un sueño del que no queramos despertar nunca… por más que queramos convencernos de que estamos en el Siglo 21, las cosas y la gente siguen en su marcha acelerada hacia un pasado que parece no tener fin…

Pero aún así hay algunos indicios de que no todo está perdido. Como botón de muestra, acabo de ver en la primera edición de 2006 de El Nuevo Día que la campaña en contra del uso de armas de fuego para disparar al aire en la despedida de año 2005 parece haber rendido los frutos que se pretendían. De hecho, en la despedida de año que acabamos de tener, sólo se informó de 2 heridos por causa de esta aberrante práctica. (Para que tengan una idea, comparen esto con los siguientes cifras ofrecidas por El Nuevo Día: 8 heridos por balas perdidas en la despedida de año de 2004, y 22 heridos en 2003… ¡Así como lo están leyendo! 22 heridos por balas perdidas en 2003. ¡ESO SÍ QUE ES ALAMARNTE!) El caso es que la campaña ha sido intensa: intervenciones en prensa escrita, radio y televisión, exhortaciones de figuras públicas reconocidas (que aún las tenemos, gracias a Dios)… y hasta la misma intervención de los dueños de armerías en Puerto Rico (como dirían en los EE.UU., of all people)…

O sea, que a mi juicio, todavía no debemos perder la fe…

Mientras tanto…

ESTA SEMANA CERRAMOS CON BROCHE DE ORO… naaaaaaaaaah… EL AÑO 2005 CON: Dos nuevos intentos para explicar los modelos económicos mundiales, mediante el modelo de las dos vacas… En un vecindario, celebran una fiesta del ca… ¡ejem!… que acaba en un completo “degenere” (y no es Ellen)… Conozca el diccionario de los bloggers… ¿Compraría usted un detergente que funciona también como anticonceptivo?… Y… El tremendo caso de un individuo que sufre tres accidentes terribles, y todo lo que tiene de “resuelve” son bolsas de plástico.

En el 2006, aquí es que es.

OK, pero ahora me vendrán a decir, “¿y qué pasó con enero de 2006?” OK, la respuesta es que no ha pasado nada todavía. Lo que sucede es que los grupos de usenet a los que me suscribo no tenían colocado suficiente material de humor para yo poder abrir la página de enero de 2006… total, si eso es prácticamente lo que ha estado ocurriendo desde el verano de 2004 para acá… Pero no se preocupen, que para el próximo fin de semana yo espero que esa página esté disponible. Igualmente, aprovecho para decir que también estará disponible la versión pdf de los mensajes escritos entre julio y diciembre de 2005, cuyo enlace estaré activando en la página principal de mi sitio web.

Dicho todo esto, los dejo así por lo pronto. Cuídense mucho y pórtense bien, en este año que acaba de comenzar y siempre. Bye!

LDB