Lo que nos deja el 2010

an old post card
Image via Wikipedia

Bueno, amigas y amigos, para cuando yo coloque esta entrada en los servidores de WordPress.com, el resto del mundo aún no habrá recibido el nuevo año 2011—cosa que deberá empezar a ocurrir cuando en Puerto Rico sean las 8 de la mañana (08:00 UTC –04:00) del viernes, 31 de diciembre de 2010.  (O por lo menos, eso es a lo que yo aspiro.)  Así que a ésta la considero como la última entrada oficial de mi blog para el 2010.  Un año en el que en Puerto Rico se vieron muchas cosas.

Se vieron los efectos de una ola delictiva que parece no tener fin, muy a pesar de que se alega oficialmente que la misma “está bajo control”—or is it?  Una ola delictiva en la que cualquiera se cree con poder sobre la vida y la muerte y los inocentes se convierten en un blanco fácil.

Se registraron más y más actos de violencia dentro del seno familiar, con resultados cada vez más escalofriantes—y siempre, quienes menos pueden defenderse, especialmente l@s niñ@s, ya sean l@s del residencial público, o l@s de la barriada pobre, o l@s de la ruralía, o hasta l@s de las supuestamente seguras urbanizaciones de “acceso controlado”, acaban pagando los platos rotos.

Se continuaron implantando las medidas de “estabilización” y “recuperación” fiscal, con la salida de más empleados públicos de sus puestos en el gobierno estatal—medidas que han traído un desmejoramiento en la calidad de los servicios que se le prestan al público, al sobrecargar a l@s emplead@s que quedan para hacer las tareas de l@s que “se fueron”.  Y en cuanto a l@s que “se fueron”, muchos de ést@s tratan de arreglárselas como pueden, ya que la suerte de volver a tener un empleo no parece favorecerles por lo pronto.  Y l@s que no pueden arreglárselas… no pueden más con su carga y caen.

La mediocridad se paseó de la mano de la codicia una vez más, especialmente en el lugar donde se elaboran las normas que deben ayudar a la sana convivencia de quienes preferimos vivir en sociedad a vivir sin reglas—con una profusión de necios, ignorantes, elementos con más ambición de servirse de los demás que de servir a los demás, o aquéllos cuya conducta pública evoca un sentimiento de vergüenza.

Sobre todo, el conflicto y la confrontación se hicieron sentir mucho durante este año que nos deja.  Se hicieron sentir en las acciones contra entidades de la confianza de los ciudadanos, como el Colegio de Abogados, y contra las comunidades pobres, cuyo único “delito” es interponerse en el camino del “progreso”.  Se hicieron sentir en la Universidad del estado, cuando imperaron la retórica de un tiempo que muchos creíamos muerto y sepultado, la intolerancia y la mala voluntad, sobre el consenso y la razón.  Y todo eso, ¿para qué?

Es curioso que estos días del feriado de Navidad y fin de año del 2010 han transcurrido en Puerto Rico bajo una lluvia persistente.  Tal vez para cuando yo coloque esta entrada en los servidores de WordPress.com, ya haya dejado de llover y empiece a brillar el Sol, como un signo de esperanza, de que no todo está perdido.  A mí me gustaría pensar que eso será así, pero con los barruntos que nos deja el año 2010 que se va… la pregunta que me hago es: ¿hacia dónde vamos desde aquí?

(Y eso, que ni siquiera voy a mencionar el temblor de tierra de magnitud 5.4, que se sintió en Puerto Rico la noche del 24 de diciembre de 2010.  Interesantemente, el epicentro del mismo se estimó como a 15 millas o 24 kilómetros al oeste de donde vivo… lo suficiente como para que se sintiera como si un tren hubiera chocado contra mi casa.  ¡Así de fuerte se sintió ese temblor!  ¡UY!)

Y ahora sí, ¡vamos a dejar el 2010 ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Nos vemos en el 2011.

LDB

Anuncios

Un Dia Antes de…

Saludos,

Al momento en que escribo esto, restará poco menos de 24 horas hasta que se inicien los comicios electorales de Puerto Rico. Según las cifras oficiales, se estima que la población puertorriqueña con capacidad para votar en estas elecciones asciende a 2,440,131 electores activos (aunque normalmente, participa alrededor de 80% a 85%; en este caso, ello representaría entre 1,952,000 y 2,074,100 electores). De hecho, según la buena gente (según ellos) del periódico El Nuevo Día, ello representa unos 6,901 electores menos que los que había para las elecciones que se efctuaron el 6 de noviembre de 2000 (en las que participó un 82.6%, o 2,021,249 electores).

La campaña de este año ha sido, a mi juicio, bastante particular, con una Gobernadora en funciones que ha optado por no postularse para un segundo mandato de 4 años, porque quiere allanarse a buen vivir, más un ex-gobernador que después que dijo que no regresaba a la política decidió regresar y postularse, más una campaña de insultos, confrontaciones (hasta con la prensa… deja vu… aunque—vuelvo y lo digo una vez más—no todos los que están en el negocio noticioso son hermanitas de la caridad)… más una huelga en progreso (la del agua) y dos o tres sectores obreros en estado de amenaza de huelga… ¡AAAAAAAAAAAARGHHHHHHH!

La verdad es que mi esperanza sigue siendo que todo este revolú se acabe una vez se den los resultados la noche del martes… Digo, es que prefiero ser optimista. De todos modos, quien gane esta vez, deberá hacer lo posible para ayudar a que Puerto Rico eche hacia adelante, en un clima de paz, concordia, respeto por el sentir de los demás…

¿Será todo esto mucho pedir?

Mientras tanto, ya que la semana pasada no tuve con qué…

ESTA SEMANA (2004-42/43) REGRESAMOS CON: Otra pareja con problemas en su noche de bodas… ¿Cuál de los órganos vitales del cuerpo humano es el jefe (le sorprenderá lo que averiguamos)?… Dos madres conversan sobre cómo les va a sus hijas en el empleo… ¿A qué se le está dando mayor énfasis en la investigación médica actualmente?… Los ingleses se expresan sobre quién debe ser el próximo Presidente de los Estados Unidos… Y… Sabios consejos de salud para evitar que nos ataque el flú.

ADEMÁS,

NUEVO EN LA PÁGINA 2004-27: Un ciudadano de mayor edad se queja contra el Presidente Bush.

NUEVO EN LA PÁGINA DE 2002: Desde Venezuela, sugerencias para reaccionar cuando los (las) amigos(as) nos hacen preguntas estúpidas.

Bueno, hasta aquí yo llego por hoy. Espero poder tener el ganador de la gobernación de Puerto Rico (que por lo demás es la contienda más importante de todas) y hacerlo constar aquí. Por lo pronto, cuídense mucho y pórtense bien, y que gane… ¡el que sea! Bye!

LDB