¡Que vengan los payasos!

clowns
Image by Craft*ology via Flickr

¡Saludos, amigas y amigos, mi gente!  Antes de comenzar, tengo una noticia de última hora:

“La modelo puertorriqueña Maripily se encuentra en franca recuperación de la cirugía que le realizara ayer el doctor Anire Okpaku, en el Mercy Hospital de Miami, para eliminar la marcada separación que lucía entre sus senos.

“‘i’m back! mi amores de twitter, estoy nuevamente aqui con ustedes. Gracias a Dios me encuentro bien, super contenta, quedaron de show!’, expresó esta mañana Maripily, a través de la red social Twitter.

“La también anfitriona de televisión compartió con Primera Hora unas imágenes de parte del proceso quirúrgico.”

(“Maripily asegura que los senos le ‘quedaron de show’”, Primera Hora, 27 de mayo de 2011)

OK, ya mencioné a Maripily, salí de eso.  Pasemos a otra cosa, shall we?

Parece mentira que con el pretexto de evaluar la prestación de servicios en las agencias del gobierno puertorriqueño se cometan barbaridades.  Pero así fue que trascendió en la prensa el viernes 27 de mayo de 2011.  Dos funcionarias gubernamentales… no, creo que sería más justo describirlas como parte de lo que ya conocemos como los “gatilleros” gubernamentales, han estado dejando correr su vena histriónica y se han ido a varias oficinas del Departamento de la Familia (antes llamado “de Servicios Sociales”) a montar un espectáculo bastante patético.  Es más, voy a dejar que la siguiente descripción hable por sí misma:

“Usualmente, visten de forma impecable y elegante para cumplir con sus labores como funcionarias de la Secretaría Auxiliar para Asuntos Gubernamentales y Federales en Fortaleza.

“ […]  En esta ocasión, el outfit de María Sánchez Bras y María Fullana Hernández cambia drásticamente para estelarizar a ‘Fulana’ y ‘Mengana’, dos mujeres desempleadas que acuden de forma incógnita… a alguna oficina local del Departamento de la Familia (DF) a solicitar los servicios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), el cual les ofrece ayuda económica a las personas o familias de bajos ingresos.

“Su arribo a las oficinas—como parte del show—conlleva que vayan vestidas de forma descuidada, sin maquillaje, un moñito mal hecho y, en ocasiones, con la tira del brassiere por fuera.

“Después de todo, según ellas mismas les han explicado a algunos empleados de Familia, ‘tenemos que vestir como los clientes’.

[…]

“Ahí no queda la cosa, pues el teatro—cuya deprimente función se ha escenificado en unas 36 oficinas del DF—incluye también incurrir en un comportamiento indisciplinado.

“‘Ellas llegan, cada una por su lado, y se sientan en la sala de espera.  Esperan un ratito y de momento una—en mi caso fue la licenciada Fullana Hernández—se para y empieza a decir de forma gritona: ­«Quiero que me atiendan ahora…  Quiero que me den una emergencia».  Entonces la recepcionista trata de explicarle que tiene que hacer turno y esperar por una cita y ahí se alborota el gallinero’, dijo otra fuente, esta vez de la región de Mayagüez, donde casualmente se realizan las visitas sorpresa esta semana….

“Tras Fullana Hernández hacer su aparición estelar, entra a escena Sánchez Bras a realizar un ‘numerito’ similar.

[…]

“… una vez finalizada la actuación, Sánchez Bras y Fullana Hernández continúan tratando con arrogancia a los supervisores de las oficinas, quienes en ocasiones se han quedado con la palabra en la boca.”

(“Bochornoso espectáculo de María Sánchez Bras y María Fullana Hernández”, Primera Hora, 27 de mayo de 2011)

A simple vista, lo anterior parece la descripción de uno de esos sainetes de calle con los que Allen Funt (1914–1999) ponía—y sus miles de “herederos putativos” en todo el mundo (que en Puerto Rico van desde Efraín López Neris hasta Tita Guerrero) siguen poniendo—en aprietos a la gente común, la gente de la calle, sólo para terminar indicándole al (a la) incaut@ de turno que mirara hacia donde se ocultaba la cámara mientras le decía, “smile, you’re on Candid Camera!” (o “¡sonríe, estás en ‘La Cámara Cómica’!”, o “¡mira que ‘T-V-O’!”).  Y si las dos funcionarias en cuestión creen que con ello están haciendo un “statement” en forma de chiste, nadie (excepto tal vez, el secretario de la gobernación—el mismo que abogó en su momento por “sacar a patadas” de la Universidad de Puerto Rico a los revoltosos de izquierda, ya fuesen profesores o estudiantes, que a él lo mismo le da) se está riendo a juzgar por reacciones como la que sigue… con perdón de “Minga y Petraca”:

“‘Con ese espectáculo quedaron como «Minga y Petraca»…  Si tienen tanto guille de ser actrices, que se vayan a Hollywood en lugar de estereotiparnos a nosotros, que ya bastante que nos marginan diciéndonos «buscones», «vagos» y «cafres»’, dijo furioso y en su estilo picoso el líder comunitario Roberto ‘Papo Christian’ Pérez.

“Y es que para el vecino del residencial Manuel A. Pérez, en San Juan, el fabuloso plan teatral no es la forma adecuada de fiscalizar el servicio que se ofrece en las agencias gubernamentales.

“‘Por qué mejor no le preguntan directamente a los clientes cómo nos sentimos con el trato, en lugar de estar con este espectáculo.  Ésas no son formas… ¿qué están queriendo decir?  Que los que cogen cupones, incluyendo el montón de profesionales que quedaron desempleados con la Ley 7, somos unos indisciplinados, vulgares y sin educación.  Porque, pa’ que les quede claro, la mayoría del pueblo no somos gente como «Minga y Petraca»’, dijo Papo Christian.”

( “¿María Sánchez Bras y María Fullana Hernández se creen ‘Minga y Petraca’?”, Primera Hora, 27 de mayo de 2011)

A mí, francamente, me deja un mal sabor el que haya esa clase de funcionario de gobierno en Puerto Rico.  La clase de funcionario que se cree superior al resto de los seres humanos, la clase de funcionario que ostenta su poder y sus influencias, para “restregárselos” en la cara a quienes no tienen acceso a ese mismo poder.  Y no hay que ir muy lejos: sólo hay que recordar la burla de que fueron objeto las comunidades cercanas a la antigua base naval Roosevelt Roads en Ceiba, a manos del funcionario ostentoso e insensible que quiso zafarse del asunto con su “Such is life!” (que no fue el único en burlarse, como lo vimos a la semana siguiente).  Y ésta es la clase de funcionario público que asume una conducta enajenada de la realidad, en la que se resalta en forma burlona lo desagradable de la persona, con tal de “marcar su territorio”.  Y si esta clase de funcionario cree estar actuando en el mejor interés de los ciudadanos, e incluso se va “hasta el ñu” para justificar una maroma como ésa (como lo hizo posteriormente una de las funcionarias en cuestión—que por cierto, fue la encargada de la implantación de la famosa, o infame, Ley Número 7 de 2009)… ¡qué tal si a continuación me hace un chiste de “Pepito”!

Miren, mi gente, de que ha habido—y hay—deficiencias en los servicios que las agencias de gobierno le dan a los ciudadanos, eso no es nada nuevo.  Y en el caso de una agencia como el Departamento de la Familia, que en nuestro caso es la agencia que todo gobierno—que se enorgullezca de serlo—posee para fomentar el bienestar social y atender las necesidades de los menesterosos entre nosotros: niños, adultos, ancianos, personas con incapacidad física, personas que necesitan del apoyo de su gente para ponerse de pie y seguir adelante en la vida… ésa ha sido una realidad dolorosa por muchos años.  Y los elementos que causan ese problema—y hasta lo agrandan—siempre han estado ahí: poco personal para atender la clientela (muchas veces enorme) que viene a solicitar un servicio (problema amplificado por los efectos de la Ley Número 7 de 2009—ya expirada, por cierto), poca competencia del personal asignado a dar ese servicio (aunque aclaro: no son todos, ¿OK?), supervisión deficiente de los empleados, condiciones de trabajo que no son ni para una bestia de carga… y no sigo enumerando porque eso no es lo que quiero hacer aquí.

¿Y qué se ha hecho o se hace para atender esos elementos, para anular, o si no aliviar, su impacto, especialmente su impacto sobre esa misma clientela?

[…]

(¡Por favor, no contesten tod@s a la vez!)

[…]

(“¡No se oye!  ¡No se oye!  ¡No se oye!”)

[…]

OK, me cansé de esperar por la respuesta.  Aunque todavía tengo fe de recibir la misma algún día.  Pero en lo que llega ese día, ¿qué será lo próximo?  ¿Otra incursión de “Fulana” y “Mengana” (que ahora que se sabe a lo que van, seguramente las potenciales “víctimas” estarán en alerta)?  ¿O qué tal si envían los payasos?  ¿Y el resto del circo—con todo y animales?

¡Y vamos a dejarlo ahí!  (Digo, a menos que ustedes quieran que yo vuelva a lo de las “nenas” copa DD de Maripily… ¡yo sabía que no!)  Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Otra Vez Las Comunas Estan Al Palo

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

Es asombroso cómo a comienzos del Siglo 21, existan en Puerto Rico (como en muchas partes del mundo) reductos donde se impone una ideología religiosa en aparente oposición al bien común. Prueba de ello la hemos visto de septiembre de este año hasta aquí, con la lamentable situación ocasionada por las muertes de 2 niños miembros de una extraña familia de Fajardo (costa Nordeste de Puerto Rico, para quienes no conocen la Isla), encabezada por un individuo que convive con tres esposas (¡y luego él dice que y que “Dios le dijo” que se buscara una cuarta esposa!… Padres, por favor, encierren con llave a sus hijas, ¿OK?), con las que ha engendrado una “recua” de hijos (en realidad son 12, más los 2 ya fallecidos) que ni siquiera están inscritos en el Registro Demográfico (o sea, ¿no existen?).

Ahora bien, si ustedes creían haberlo visto TODO, esta semana que termina se supo de otro fenómeno similar, esta vez en el pueblo de Aguada (costa Noroeste de Puerto Rico). Sucede que un ex miembro del cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, de la noche a la mañana le ha dado con creerse que es la reencarnación del ya fallecido Papa Juan Pablo II, y ha alegado que el actual Papa (Benedicto XVI) es un fake. ¡ASÍ COMO LO ESTÁN LEYENDO! Para colmo, él y sus seguidores (principalmente mujeres, las cuales se visten con una túnica color marrón y un pañuelo azul a la cabeza) hacen un extraño ritual de colocarse boca abajo en plena misa Católica y se ponen a rezar de forma tal que interrumpe el flujo de la misa. El caso es que la cosa ha llegado al punto de que la propia Iglesia Católica ha tenido que excomulgar a todas estas personas, lo que a su vez ha dirigido todo un interés (probablemente inmerecido) hacia la situación que manifiestan (de hecho, se dice que aunque los niños en este caso asisten a la escuela, a diferencia del caso de Fajardo, tienen otras situaciones como la de compartir la vivienda con una veintena de adultos, en condiciones que no son las más adecuadas).

Francamente, yo no sé hacia dónde es que esto llegará a fin de cuentas, y si las autoridades como el Departamento de la Familia habrán de intervenir con esta “comuna”. Pero lo que sí estoy seguro es que no pinta nada bien cuando se cuestionan las bases de la sociedad mediante premisas que están fuera de la realidad (como esa de que el actual Papa es el Anticristo, entre otras lindezas). Quiera Dios que estas personas vean la luz y lleguen al conocimiento de la verdad, y puedan volver a convivir con el resto de la humanidad, en amor y en paz.

Mientras tanto…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Unos ancianos que se las traen… Cuidado con los síntomas de la “sejuela”… Cuál es la muñeca “Barbie” más cara… Y… Un anciano que busca resolver su problema de… esteeeee… bueno, un problema muy personal.

REPETIMOS LAS ADICIONES DE LA SEMANA PASADA, Y ALGO MÁS: AGOSTO DE 2005: Un predicador le declara la guerra a la bebida… ¿y cómo piensan responder sus fieles?… JUNIO DE 2005: Por qué no se puede complacer a todo el mundo siempre… ENERO DE 2005: Qué sucede cuando dos amigas se van de parranda… DICIEMBRE DE 2004: Un galán de la “edad dorada”, en plan de conquista… WOW!… más la de cosas que sólo se ven en el mundo de fantasía de la TV… OCTUBRE DE 2004: Cuál es la mejor broma pesada… más una escuela primaria que trata de manejar como mejor puede un problema delicado… Y… SEPTIEMBRE DE 2004: Un jugador de “football” colegial… que tal vez saldría mejor si no abriera la boca para hablar… más una señora tiene un problemita de salud, y ¿qué es lo que hace su médico?

Y PARA COMPLETAR, AÑADIDO A LA PÁGINA DE 1997: Un novio que se toma muy en serio aquello de “los 12 días de Navidad”.

Aquí es que es, aquí es que es.

Bueno, los dejo por lo pronto con los mejores deseos de que pasen una Feliz Navidad… o Hanukah… o Kwanzaa… o lo que sea… never mind. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

A Mi Me Gusta la Gasolina – Pero Barata

Hola, mi gente.

No mucho que contar esta semana, salvo que la misma estuvo dominada por las noticias que han surgido tras la muerte de un niño de corta edad, al que sus padres dejaron como si fuera una bolsa de basura frente a las puertas del Instituto de Ciencias Forenses en San Juan. Digo, una cosa así suena muy, pero que muy atroz… pero más atroz aún es el cuadro de la familia de ese niño, si a ESO se le puede llamar “familia”: un hombre que se cree ser Dios, que convive con tres mujeres (con las que convive también otro hombre), más 11 niños cuyo padre no se sabe quién es, que no están inscritos en el Registro Demográfico (o sea, no tienen certificado de nacimiento… o sea… ¡que ellos no existen!), que no tienen las vacunas requeridas, que no van a la escuela porque los están “educando” en la casa (el llamado homeschooling)… Y muchísimo peor aún… ¡el gobierno no hizo nada que ayudara aprevenir esta tragedia! Ni los departamentos de Salud, de Educación y de la Familia… ¡NINGUNO!

Por supuesto, todos esos departamentos se han estado “cooleando”, haciendo lo que en su momento hizo Poncio Pilatos.

Ahora, ¿qué hacer para que algo como esto no siga sucediendo? (¡SÍ! Porque existen muchos casos similares a éste, particularmente en municipios con extensas áreas rurales, algunas de ellas, bastante aisladas.)

Mientras seguimos ponderando esto, por lo menos hay algo bueno. ¿Recuerdan que les hablé de una gasolinera situada en la ruta que yo tomo de ida y vuelta a mi trabajo en San Juan, que había subido los precios de la gasolina a US$0.857 por litro (US$3.244 por galón estadounidense)? Pues bien, ahora resulta que están empezando a bajar leeeeeeeeeevemente los precios de la gasolina, a niveles como los que casi me dan un ataque al corazón hace un mes cuando regresé de mi viaje a Tampa. La última vez que me asomé por allí el viernes, la gasolina regular estaba a US$0.627 por litro (US$2.373 por galón estadounidense). Digo, por lo menos, es una señal de que debe poderse aliviar la crisis, ¿no? Todo lo que falta es que los árabes de la OPEP empiecen a aumentar su producción y que con ello disminuyan los precios a un nivel tolerable, que permita tener más dinero en el bolsillo para enfrentar los demás aumentos en el costo de la vida. ¿Será eso mucho pedir?

¿Será mucho pedir que la gasolina en Puerto Rico baje a US$0.317 por litro (US$1.199 por galón estadounidense), como estaba no hace mucho?

Mientras ponderamos la respuesta a esa otra interrogante…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Un as de la Segunda Guerra Mundial logra impresionantes hazañas en su primer día como piloto de combate… Y… Una señora de la Tercera Edad disfruta de todas las atenciones en un crucero… ¡pero esperen a ver por qué!

OK, como que la cosecha de esta semana estuvo floja…

CORRECCIÓN EN LA PÁGINA DE AGOSTO DE 2004: Una reseña de la película Open Water… ¡por un par de buzos! (Añadimos el identificador del mensaje original.)

AÑADIDO A LA PÁGINA DE MAYO DE 2002: ¿Se acuerdan de Who Wants To Be A Millionaire? Pues la fiebre de ese concurso televisivo se hace sentir… ¡hasta en el matrimonio!

Aquí es donde está todo esto.

Bueno, por hoy los dejo con esto. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Acrobacias Peligrosas

Saludos, mi gente.

La verdad es que ya uno no sabe de dónde saldrá la próxima sorpresa. La mañana del martes 2 de agosto, Puerto Rico despertó con la noticia de que un hombre que no veía a sus hijos desde hacía dos años (por lo que alega es una inacción del Departamento de la Familia de Puerto Rico) se subió a una grúa en uso en la construcción de un condominio adyacente al Hotel Caribe Hilton (a la entrada de la isleta de San Juan) para expresar su protesta…

Qué sé yo, normalmente una protesta así se suele disipar antes que se ponga el Sol, es decir, se suele atender bastante pronto. Pero no, ¡la protesta del caballero se prolongó por más de 30 horas! La cosa es que se intentó disuadir al manifestante por prácticamente todos los medios habidos y por haber, pero no se logró ese propósito, por lo menos hasta la tarde del miércoles. Sólo fue cuando le dijeron que sus hijos estaban esperando al caballero en el Cuartel General de la Policía de Puerto Rico que lograron convencerlo para que bajara de la grúa, a más de 60 metros de altura. Y afortunadamente, se produjo el deseado encuentro entre este señor y sus hijos. Hasta aquí, todo debe estar bien, ¿sí?

¡PUES NO! Ya el Superintendente de la Policía está considerando presentar cargos contra el individuo, y la empresa constructora que estaba realizando la construcción que mencioné arriba está considerando demandar a éste por las pérdidas que él les causó a su tan preciado desarrollo. ¡QUÉ… PANTALONES!

Déjenme decirles algo: Aquí hay demasiados responsables de que cosas como éstas sucedan, empezando por un sistema de gobierno que debe proveer las condiciones adecuadas para las relaciones entre los padres (las madres, si es el caso) y los hijos, en el caso de aquellas relaciones familiares alteradas por alguna causa externa.

Pero más importante aún: ¿Serán cosas como ésta alguna señal de que la sociedad puertorriqueña en general se está debilitando, al punto de que cualquier incidente como éste acabe de “virarla patas pa’rriba”? Espantoso, ¿no?

Pero no se vayan, que esto continúa en breve con: “FM”…

LDB