Categorías
agravio artistas blogs cine cultura Estados Unidos eventos figuras públicas gobierno injusticia música modelos niños noticias Puerto Rico sociedad televisión tragedia viajes videos web sites

Haz lo que YO digo, NO lo que YO hago… Uh, shouldn’t it read, “Do as I say, NOT as I do”?

¡Saludos, mi gente!

Como creo haber dicho en alguna otra entrada, a veces lo que ocurre en otros lares es más interesante que lo que ocurre con nuestros líderes locales.  Y para mí, lo ocurrido esta semana en el estado de South Carolina fue hasta más interesante que el circo puertorriqueño de tres pistas que presentó su espectáculo en Washington, D.C.

(Obviamente y de manera no muy sutil, me refiero con lo último a la vista efectuada el 25 de junio de 2009 ante la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes estadounidense, sobre el Proyecto H.R. 2499, de la autoría del Resident Commissioner Pedro Pierluissi, para que se trate de iniciar el proceso para resolver dentro del presente cuatrienio—como lo insinuó en su momento el presidente Barack Obama—el centenario problema de la relación política entre Puerto Rico y los Estados Unidos.  Pero en lo que a mí se refiere, no amerita gastar unos y ceros en discutir esta vista, ya que todas las partes implicadas en el asfixiante debate diario sobre el tema fueron a hacer más de lo mismo—o sea, que cada quién fue a llevarle los mismos chismes de siempre al Congreso estadounidense, el mismo que, queramos o no, tiene la última palabra sobre este asunto.  Es más, hasta el presidente de la susodicha Comisión optó por no quedarse hasta el final de la vista, porque tenía “asuntos más importantes que atender”.  Y ése es el problema con el Congreso estadounidense: ¡siempre hay “asuntos más importantes que atender”!  Pero así es la vida…)

¿Y qué fue lo que desvió mi atención de las actuaciones de los mismos payasos de siempre?  Pues nada menos que la saga protagonizada por el gobernador del estado de South Carolina, Mark Sanford.  Saga que comenzó a trascender a comienzos de la semana pasada cuando los medios noticiosos dijeron que él había desaparecido sin dejar rastro, sin que nadie tuviera ni p…erra idea de dónde se le podía encontrar si hubiera ocurrido una situación de emergencia, que hasta sus propios alcahuetes, alzacolas y soplapotes ayudantes decían que él se había tomado unos días libres para caminar por el Appalachian Trail (el sendero de 3500 kilómetros de largo que recorre los estados de Georgia, North Carolina, Tennessee, Virginia, West Virginia, Maryland, Pennsylvania, New Jersey, New York, Connecticut, Massachusetts, Vermont, New Hampshire y Maine).*  Saga que llegó a su punto culminante cuando Mr. Sanford regresó el martes a los Estados Unidos (vía Miami Atlanta) para presentarse al día siguiente en una conferencia de prensa en la capital de su estado y admitir que él no estuvo caminando por el Appalachian Trail. . . sino que él se había ido de viaje… ¡nada menos que para la Argentina!¡y a verse con una mujer que no era su esposa (y ya saben lo que eso significa)!

(¿Así que Mr. Sanford, diz que desapareció para irse de hiking por el Appalachian Trail?  ¡Sí Pepe!  Y el redneck dijo, “¡unjú!”—o un facsímil razonable del “¡unjú!”)**

Digo, lo menos que se pudiera pensar cuando un funcionario del nivel del gobernador Sanford desaparece por varios días sin dejar rastro, es que a él le hubiese ocurrido algo grave, algo trágico, especialmente en este mundo post-9/11.  (Menos mal que a ninguno de los gobernadores en la historia reciente de Puerto Rico se le ha ocurrido semejante barbaridad… ¡pero uno nunca sabe!)  Y me pregunto si el gobernador Sanford pensó en eso cuando llevó a cabo su acción.  (Y cuando digo “pensó”, me refiero a pensar con la cabeza que todos los seres humanos—hombres y mujeres—llevamos sobre nuestros hombros, y no con… esteeeeeeeee… ¡ustedes me entienden!)

Pero para mí, hay algo más sorprendente aún: Se trata de una de las estrellas en ciernes del Partido Republicano estadounidense, que se ha estado haciendo sentir en el esfuerzo por sacar a su partido del enajenamiento—de mucho tiempo—que lo aqueja y volverlo a llevar al favor del pueblo estadounidense.  Como ejemplo de ello, hace unos meses incluí en mi blog de los artículos que me llaman la atención, un escrito del propio gobernador Sanford, en el que discutía las razones de la derrota electoral republicana de noviembre de 2008 y planteaba varias recomendaciones para la recuperación de su partido.  Estas recomendaciones incluían (énfasis añadido intencionalmente):

  1. Hablar en serio y de frente sobre los problemas que aquejan a la nación estadounidense,
  2. Lealtad a las ideas, y no a los individuos, y
  3. Elevar los estándares del partido, especialmente en lo que se relaciona con sus principios fundamentales: la expansión de la libertad individual, el fomento de la libre empresa, y limitar la intervención del gobierno federal en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Interesantemente, Sanford atribuyó la derrota electoral de los republicanos a que los electores no rechazaron esos principios fundamentales, sino a quienes hacían campaña bajo esos tres temas, pero fallaron de manera consecuente en el uso de esos mismos principios para gobernar.  En otras palabras, según el gobernador Sanford, los estadounidenses no rechazaron el conservadurismo; más bien rechazaron a quienes fingieron ser conservadores.

El problema es que con sus acciones de los últimos días, el gobernador de South Carolina, Mark Sanford, acaba de quedar como uno de aquéllos a quienes tanto criticó, de esos que predican una conducta de moral y rectitud, una conducta regida por valores y principios sólidos, para entonces hacer a espaldas de sus conciudadanos todo lo contrario de lo que predican.  Otro “digno” ejemplo del “haz lo que yo digo, no lo que yo hago”.  Y eso acarreará sus consecuencias a la larga, si no de inmediato.

Y créanme, no es nada bueno ser un@ mism@ lo que tanto critica en los demás.  ABSOLUTAMENTE, NADA BUENO.  Es más, ahora hasta creo que Groucho Marx tenía razón cuando dijo…

Estos son mis principios.  Si no le gustan, aquí tengo otros.


Interrumpo momentáneamente el final de esta entrada, para dejar constancia de la pérdida de varias figuras del mundo artístico durante la semana que acaba de concluir:

  1. Ed McMahon, conocido animador de la televisión estadounidense, más recordado como la contrafigura “seria” del comediante Johnny Carson durante unos 30 años;
  2. Farrah Fawcett, a quien siempre recordaremos como ‘la “Jill Munroe” de Charlie’s Angels (la serie televisiva de mediados de los 1970s), así como por el famoso afiche con el bañador enterizo rojo, su ondulante cabellera rubia y su sonrisa que derretía hasta el metal más duro (OK, lo siento, lo último es una exageración);
  3. Michael Jackson, cantante y bailarín que marcó un hito en la historia de la música pop estadounidense y mundial (muy a pesar del misterio y la controversia que rodeó su vida a causa del blanqueamiento de su piel, las cirugías plásticas a través de las cuales alteró bastante sus facciones, y una afición infantil que pudo haberle costado demasiado caro); y
  4. (Añadido al último minuto, al anunciarse su muerte después que yo empecé a escribir esta entrada) Billy Mays, conocido promotor de diversas líneas de productos para el hogar, conocido por su publicidad A PURO GRITO y por su talento para venderle un refrigerador a un esquimal.

Cuatro personas que murieron de maneras tan diversas: McMahon, de una serie de complicaciones de salud que se complicaron aún más, ante la precaria situación económica en la que pasó sus últimos años; Farrah, de un cáncer de colon (y que conste que no voy a utilizar la palabra con la que se ha descrito ese cáncer en la prensa, a riesgo de que esta entrada de mi blog quede “filtrada”) que hizo metástasis hacia el hígado y los pulmones; Jackson, de un aparente paro cardiorrespiratorio que sufrió mientras se preparaba para una gira de conciertos que marcaría su “regreso” al mundo del entretenimiento, del que se había alejado a causa de las controversias que ya mencioné; y Mays, del que se dice que pudo haberse golpeado la cabeza ayer (sábado 27) durante el aterrizaje forzoso de un vuelo que lo traía de regreso a su hogar en Tampa, Florida.***

No creo que que yo vaya a entrar en más de lo que se ha estado diciendo sobre estas cuatro muertes.  Pero lo interesante es que las mismas—o por lo menos, las de Farrah Fawcett y Michael Jackson, ocurridas el mismo día (25 de junio de 2009), con apenas seis horas de diferencia—parecen haber abierto un proceso de penar como no se ve todos los días.  De hecho, mientras buscaba hoy la referencia al artículo del gobernador Sanford que cité arriba, tropecé con un artículo escrito por David Kessler (un colaborador y amigo de la Dra. Elisabeth Kübler-Ross, QEPD), en el cual se aplica el concepto de las cinco etapas del dolor al proceso que estamos viendo en estos días.  Kessler explica en su artículo que en el caso de Farrah, al mundo le fue fácil seguir este proceso, desde la negación que representó enterarse de que ella padecía de cáncer del colon, la ira de pensar que esa enfermedad le arrebatara al mundo uno de sus “ángeles” más queridos, la negociación en la que todos supondríamos que ella podría vencer el cáncer si hacía el mayor esfuerzo posible, la depresión al ver cómo su salud se deterioraba, y finalmente la aceptación de que ella ya no sufrirá más, y que (como siempre digo) ella está mejor que todos nosotros, dondequiera que ella esté.

Y un proceso más o menos parecido es lo que está ocurriendo en el caso de Michael Jackson, mientras escribo esto (aunque a mí me parece que lo están llevando al punto de la exageración, pero ya eso es otra historia).

Así que sigamos adelante, celebrando la vida, y celebrando a quienes hicieron su aporte para un mundo mejor.

(Y ahora regresamos a nuestra programación regular…)


¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Hasta luego.


* Si usted interesa más información sobre el Appalachian Trail, aquí dejo el enlace de la organización no gubernamental dedicada a cuidar de ese monumento natural estadounidense, The Appalachian Trail Conservancy.

** Les dejo aquí una décima del poeta, periodista y escritor puertorriqueño don Luis Llorens Torres (n. Juana Díaz, 1876; m. Santurce, 1944) que retrata a nuestro campesino, el jíbaro, como alguien que no se deja convencer fácilmente por los cantos de sirena, sobre todo en la ciudad—y que imagino que también aplica al redneck genérico que menciono arriba:

Llegó un jíbaro a San Juan,
y unos cuantos pitiyanquis
lo atajaron en el parque
queriéndolo conquistar.
Le hablaron del Tío Sam,
de Wilson, de Mr. Root,
de New York, de Sandy-Hook,
de la libertad, del voto,
del dólar, del hábeas corpus…
y el jíbaro dijo ¡unjú!”

*** RECTIFICACIÓN (29 DE JUNIO DE 2009): La autopsia efectuada por la oficina forense de la ciudad de Tampa, Florida, determinó que la muerte de Billy Mays fue ocasionada por una condición cardiaca y no por algún trauma producido por el cantazo que se dio en la cabeza durante el aterrizaje de su vuelo del sábado.


LDB

Categorías
Estados Unidos política Puerto Rico sociedad

Consenso?… Que Consenso?… Consenso De Que?

Hola, mi gente,

La semana pasada empezamos a ver en Puerto Rico una nueva encarnación del eterno debate sobre nuestra relación con los Estados Unidos de América, debate que ha tenido divididos a los puertorriqueños durante prácticamente 107 años, es decir, desde que el U.S. Navy invadió a la Isla durante las hostilidades de la Guerra Hispanoamericana. (Y eso, que en una ocasión, una senadora de la mayoría legislativa actual se disparó la maroma de decir que se trató de una invasión “por invitación”… Duuuuuh!!!!! Pero ya eso es otro cantar…)

El caso es que el actual Gobernador se ha propuesto buscar la manera de consultar al pueblo a fin de ver bajo qué mecanismo se procura solucionar este debate, si mediante una asamblea constituyente o mediante una consulta directa cuyos resultados puedan ser enviados a Washington, principalmente al Congreso. Claro, que el Congreso haga caso de lo que Puerto Rico pida en ese sentido es otra cosa. (Cabe recordar la última vez, cuando el entonces líder mayoritario repúblicano Trent Lott hizo saber que tenían cosas más importantes que atender… específicamente, les importaba más meterse en los calzoncillos del entonces Presidente Clinton para saber si él metió mano con la Mónica y poderlo residenciar, que reparar el agravio causado a lo que parece seguir siendo una de sus más valiosas posesiones… Go figure!)

Pero bueno. La cosa es que se están iniciando diálogos entre los bandos principales del país a los fines de buscar un mecanismo con el cual todos estén conformes. Ya el Gobernador, como presidente del bando que apoya el statu quo (aunque a decir de algunos, el quo hace rato que perdió el statu) se reunió con el líder de los independentistas… ¡pero el líder de los estadoístas no ha querido reunirse con el Gobernador porque no lo reconoce como legítima y democráticamente electo! (Y vuelvo a repetir que yo NO voté, ni por el actual Gobernador ni por su antecesora. ¡PUNTO! Así que por favor, no me atribuyan favoritismos en este tema, ¿OK?) De hecho, el líder estadoísta sigue insistiendo en que de buscarse una solución al problema, será la que promueve su partido, por encima de cualquier consenso que se pudiera lograr en principio.

Quiero ser franco en esto: Yo sospecho que en allá Washington se deben estar riendo a carcajadas, sólo de ver la comedia de enredos de su posesión en el Caribe. (Ni hablar de lo que deben pensar del debate sobre si se convierte o no el actual sistema legislativo, de 2 cámaras a una sóla…) Y lo más doloroso, y que algunos parecen no querer entender (¿estarán en la etapa de negación que postulaba la recién fallecida Dra. Kübler-Ross?), es que (repitan conmigo) ESO NO LE HACE BIEN A NADIE… A NADIE EN ABSOLUTO.

Bueno, vamos a otra cosa…

NUEVO EN LA PÁGINA DE FEBRERO: La actriz y arquera olímpica Geena Davis se expresa sobre la estupidez… Un marinero de Nueva Zelanda le plantea a la columnista Ann Landers un problema muy particular… Ahora Microsoft está hasta en los TV dinners (por no decir “hasta en la sopa”)… Dos tipos harán lo indecible por descifrar los secretos de una pirámide… Envían a Cuba un ataúd cuyo contenido está bastante apreta’o… Un romance que se lee pa’bajo y pa’rriba… Y… Catorce razones por las que la moda y los ancianos son como el aceite y el agua.

Sitio ‘Web’ de LUIS DANIEL BELTRÁN – Humor

Bueno, nos vemos el próximo weekend. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Categorías
espiritualidad Estados Unidos eventos atmosféricos gobierno internacional libros política Puerto Rico

Varios Temas – 9/05/2004

Saludos,

1) Antes que ninguna otra cosa, quiero empezar por expresar nuevamente mi solidaridad con la gente del estado de Florida (EE.UU.), al atravesar otro momento aciago con el paso del huracán Frances. Precisamente, este huracán estuvo a punto de dejar sentir sus efectos esta semana que acaba de terminar (excepto para algunos de nosotros, ya que mañana también se observa en Puerto Rico el “Labor Day” estadounidense), al pasar a bastante distancia al Norte de Puerto Rico el pasado martes (8/31/2004) (aunque como quiera, casi “partió por el medio” a las Bahamas el viernes 9/03). A pesar de que Gracias a Dios, la intensidad de Frances ha ido disminuyendo según ha penetrado la Florida, no deja de preocupar el fuerte impacto de tener que enfrentar dos huracanes corridos, con apenas 3 semanas de diferencia. Yo no sé qué yo haría si ése fuera el caso. De nuevo, sólo resta pedirle a Dios (o al Ser Supremo en el que el/la lector/a crea) que la gente de Florida pueda ponerse de pie pronto.

2) Al comienzo de esta semana que acaba de terminar, me vi en la circunstancia de tener que conducir a una miembro del personal de mi oficina a las instalaciones de Ramallo Brothers Printing, una conocida compañía puertorriqueña dedicada a la impresión de distintos tipos de publicaciones (materiales promocionales, libros, etc.). Al principio, estuve algo reacio a aceptar la petición, pero al final opté por cumplir esta encomienda (aunque eso significara que debía dejar de lado mi intención de ir de librería en librería en el Viejo San Juan en busca del libro de la recién fallecida Elisabeth Kübler-Ross, On Death and Dying, pero eso lo dejaré para el próximo tema). El caso es que tuvimos una conversación con uno de los ejecutivos de la compañía, el cual tenía a su cargo el asunto al cual respondía la presencia de la compañera de trabajo de mi oficina. Durante la conversación, uno de los temas que se tocó fue el trabajo del personal técnico del gobierno (especialmente el de mi lugar de trabajo, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico) vs la manera en la que se aprovecha (o no) dicho trabajo como parte de las funciones ministeriales de esa agencia de gobierno estatal. Para mí, fue interesante discutir con el ejecutivo en cuestión sobre cómo el personal técnico desempeña lo que a mi juicio es una labor de excelencia en la protección y conservación de los recursos naturales y el ambiente en Puerto Rico, y cómo a veces ese trabajo, además de que no trasciende las paredes del edificio agencial, sufre diversos azares… ¡máxime cuando uno se mueve dentro de un ambiente fuertemente politizado, como el que permea en Puerto Rico! (Y eso, para que lo sepan, no es un mal privativo de países como México o Perú, por citar ejemplos.) El caso es que poco después de la conversación, pensé si sería bueno dar a conocer, a Puerto Rico y al resto del mundo, quiénes son estas personas que laboran en el día a día ecológico y ambiental, buscando aportar al mejoramiento de la calidad de vida de los puertorriqueños del presente y del futuro. Pueden estar seguros de que las ideas sobre cómo hacer esto, las hay. Una idea que estoy considerando sería publicar en la Internet (¿en mi sitio web?) una serie de perfiles, similares a los que están colocados por el programa Sea Grant, del gobierno estadounidense, en los que se destaca el trabajo que realiza la persona y lo que éste conlleva, aspectos positivos y negativos del trabajo, impresiones personales y algún consejo para nuestros jóvenes, especialmente aquéllos que quieran desempeñarse en profesiones como las nuestras… No sé qué piensen, pero creo que me estoy animando a poner en práctica esta idea…

3) Y vuelvo con el tema de la Dra. Elisabeth Kübler-Ross. Ya que no pude de ninguna manera hacer una exploración de librerías en busca de su libro, On Death and Dying (sobre todo, al salir de mi oficina la tarde del mismo lunes 8/30/2004, al caer enredado en un fuerte congestionamiento vehicular o “tapón”, como lo llamamos cariñosamente por acá) he tenido que recurrir a la Internet para poderlo conseguir… En todo caso, digamos que ya esa gestión se hizo y se completó. Mi esperanza es de empezar a leer ese libro, más otro de ensayos sobre la muerte y el morir y cómo ello nos ayuda a entender nuestro tránsito por este “valle de lágrimas” en el que nos ha tocado estar. Ya les contaré en futuros mensajes mis impresiones sobre los postulados de la Dra. Kübler-Ross, especialmente lo relacionado con las 5 etapas del dolor (y cómo éste en particular se aplica—correctamente o no—a muchas otras áreas de la vida).

4) OK, ¿qué más me falta? ¡Ah!…

ESTA SEMANA (2004-35): Qué tienen en común la luz, el sonido y la gente… Un individuo, un barco y una elección peligrosa… Un desastroso accidente de tren… Nuevas especificaciones para las tuberías que instala el gobierno… Un concursante llega a la ronda final por el gran premio de $50,000… ¡Por fin! Una versión de comienzos del Siglo 21 de las tan llevadas, traídas y gastadas “aves y abejas”… Y… Un granjero le pone una trampa a un vendedor ambulante que pernocta en su granja.

(http://espanol.geocities.com/luisdaniel101/humor/index.htm)

Bueno, hasta aquí me trae el río, por el momento. Cuídense mucho. Ciao!

LDB

Categorías
artistas deportes espiritualidad Estados Unidos eventos figuras públicas gobierno libros política Puerto Rico sociedad violencia

Bueno, Se Acabo el Guiso Olimpico

Saludos,

Esta semana que acaba de pasar se podría decir que fue un poco loca. Tal vez hayan oído decir que un dirigente sindical puertorriqueño hizo una advertencia hace un par de semanas, de que de no accederse a los reclamos de su unión “correrá la sangre”. Pues sí, el presidente del gremio que agrupa a los trabajadores de la corporación pública que tiene a su cargo el suministro de agua potable en Puerto Rico insinuó que sus protestas en contra del patrono por una serie de situaciones, incluido un cambio en el plan de salud de los unionados, sería de magnitud tal que el gobierno se vería obligado a aplacarlas de manera violenta (y no hay que tener “dos dedos de frente” para entender a qué se refiere… pero por si acaso, a la intervención de los agentes antimotines de la policía). Este “preclaro”, “prístino y efervescente” líder obrero incluso fue más allá, hasta a decir que con tal de paralizar el país se proponía intervenir en Plaza Las Américas y en el Aeropuerto Internacional de San Juan…

(Eso sí, un par de días después de esas expresiones, el individuo le dijo a la prensa local que “no dijo lo que dijo”. O sea, otro caso en el que hay que “matar al mensajero” porque trajo la mala noticia… ¡Qué mucho se aprende de los políticos!)

En este último punto, los actuales propietarios del país (y fuera de Puerto Rico creo que saben bien a quiénes me refiero) dijeron algo así como hold it right there! El caso es que el local de la sindical (casualmente, ubicado frente a donde yo estuve el día anterior recibiendo un adiestramiento en sistemas de información geográfica) recibió el jueves 26 una “visita de cortesía” del FBI, toda vez que el aeropuerto está bajo la jurisdicción estadounidense. (Y como están las cosas desde lo del 9/11/2001, ellos no quieren tomarse ningún riesgo, creo yo.) Por supuesto, no todo el mundo (excepto los ambiguos de siempre) ha mirado esta intervención con buenos ojos. Pero al final, esto pudiera ser una muestra adicional (si alguien la quería) de por qué el fragor del momento nos hace decir cosas que a la larga nos meten en aguas calientes.

En otras palabras, be careful with what you wish for

A otra cosa… Al escribir esto, acaban de concluir las Olimpiadas de Atenas 2004 (las mismas que Puerto Rico quiso celebrar y por su empeño de querer hacer las cosas más allá de su proporción no lo logró). Sigo creyendo que lo más memorable de todo será el triunfo de Puerto Rico sobre el mal llamado dream team estadounidense en la jornada inicial del baloncesto. De eso todavía se está hablando. Aunque en este momento también se habla de que una de nuestras atletas de pista y campo dio positivo en un control de dopaje. Puede que haya algún iluso que crea que cosas como esa no suceden en el atletismo puertorriqueño… pero lamentablemente, ¡esas cosas pasan! Y hay que saberlas aceptar y trabajar con ellas, y ayudar a la persona que haya incurrido en esa falta antideportiva a superar ese trago amargo. Eso sí diría mucho más de nosotros, los puertorriqueños.

En fin, vamos a lo que ustedes esperan…

ESTA SEMANA (2004-34): Un niño sorprende a su papá en una movida indecente y quiere contárselo a todo el mundo… Más otro caso de padres que le dan un mal ejemplo a sus hijos… Un ama de casa nos da su testimonio sobre una conocida marca de detergente… Si usted toma Levitra™ porque no puede… ¡ejem!…, tenga mucho cuidado con los efectos secundarios… Y… Cómo hacer que la policía acuda cuando en verdad se la necesita.

NUEVO EN LA PÁGINA DE 2000: Un trabajador de la construcción acude a su médico por un problema de estreñimiento.

(Obviamente, ya saben dónde buscar todo esto: http://espanol.geocities.com/luisdaniel101/humor/index.htm.)

¡ÚLTIMA HORA! No hago más que levantarme en la mañana de hoy (8/29/2004) y lo primero es que me entero que a nuestro buen amigo… NOT!… el actor (y hoy presidiario) Osvaldo Ríos lo atraparon ayer en un encuentro demasiado cordial… más bien apasionado… ¡con su abogada de Miami! (¿Otra candidata a servir de pera de boxear?) Sí, amigas y amigos, según la información que escuché por radio, la susodicha abogada fue a visitar a Ríos ayer a la prisión donde está recluido por 3 meses, y se dice que el encuentro privado fue algo más que un simple intercambio entre abogada y cliente. El caso es que las autoridades se percataron de la movida y tuvieron que separarlos (ni que fuera un clinch como en el boxeo), con el saldo de que ya él no podrá recibir visitas privadas.

La pregunta que yo me hago entonces es: ¿No sería que Osvaldo estaba tratando de practicar sus destrezas histriónicas, por si logra salir a tiempo para retomar su personaje en “La Cabra Loca”… ¡perdón!… Ángel Rebelde? Como dicen, “destreza que no se practica, se pierde”…

Bueno, creo que hoy “me boté” escribiendo. Pero antes de irme, quisiera dedicar unas líneas a un acontecimiento que ocurrió esta semana en Estados Unidos. Se trata del fallecimiento de la Dra. Elisabeth Kübler-Ross a los 78 años de edad. Para los que no se acuerdan, ella fue la siquiatra nacida en Suiza (presumo que en 1926, ya que ninguna referencia en la Internet indica exactamente si nació en ese año o en 1925) que propulsó todo un nuevo cuerpo teórico sobre la muerte y el morir (como reza el título de su obra más conocida, On Death and Dying, de 1969). De ahí surge su concepto de las 5 etapas del dolor (negación, negociación, ira, depresión y aceptación). Ella fue quien le enseñó al mundo a aceptar la muerte como un hecho de la vida, como lo refleja la siguiente cita:

Death is simply a shedding of the physical body like the butterfly shedding its cocoon. It is a transition to a higher state of consciousness where you continue to perceive, to understand, to laugh, and to be able to grow.

Buen viaje, doctora…

Hasta la próxima semana (o antes, si necesario). Cuídense mucho. Bye!

LDB