Una Tarde con la Iguaca

¡Hola, mi gente!

Dependiendo de dónde se esté leyendo esto, aún es abril o ya comenzó mayo. Comoquiera, lo importante es que el año está avanzando bastante rápido.

De todos modos, ya cuando escribo esto, se ha atenuado bastante el furor de los terribles asesinatos ocurridos hace un par de semanas en la Universidad Técnica Estatal de Virginia (Virginia_Tech), y las cosas están volviendo a tomar un matiz de normalidad. Por nuestra parte, en Puerto Rico se debate otro nuevo presupuesto, esta vez un poquito más bajo (unos US$9,200,000/$9.200.000) que el que se maneja en el actual año fiscal. Pero todavía hay quien dice que se avecina un cierre laboral del gobierno, como el de exactamente un año atrás. Y para colmo de males, nuestros políticos se van de viaje turístico a Washington, D.C., a unas vistas sobre el eterno dilema de la relación política entre Puerto Rico y los Estados Unidos, que no siempre logran la atención del Congreso estadounidense. (¡Total! Siempre hay asuntos de mayor importancia que éste. La última vez, hacia fines de la década de 1990, el Congreso tenía más interés en la líbido del Presidente de entonces; en 2007, por el contrario, la excusa es la Global War Against Terrorism… o lo que sea que eso signifique.) ¡Qué se va a hacer!

Pero en medio de todo esto, es bueno salirse un poco del cuadro para ver el mundo y los esfuerzos que se hacen por mantener con vida aquellos elementos que son parte de la naturaleza… más bien, ¡de nuestra naturaleza, de nuestro entorno! Y para ello, me di a la tarea de acudir el sábado 4/27/2007 al nuevo aviario que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de lo Interior de los Estados Unidos (USFWS) inauguró ese día en terrenos del Bosque Federal El Yunque. Esta facilidad estará dedicada al proyecto para mantener con vida los individuos que nos quedan allí de la cotorra de Puerto Rico (Amazona vittata vittata).

La cotorra puertorriqueña se distingue de otras especies similares (como la cotorra dominicana) por rasgos como la banda roja en la frente, el anillo blanco alrededor de cada ojo y las plumas de color azul turquesa debajo de las de color verde. Esta ave come, entre otros, semillas y frutos de árboles como la palma de sierra, el cupey y los yagrumos, para lo que vuela a los árboles a alguna distancia de sus nidos (que se encuentran en huecos formados en árboles maduros). La cotorra puertorriqueña se ha visto amenazada por distintas causas: los eliminación de los árboles en los que anidan; los efectos de la caza de estas aves en el pasado (sin descartar los que puede haber tenido la cacería furtiva); la depredación ocasionada por aves como el guaraguao (Buteo jamaicensis) y mamíferos como la mangosta (Herpestes spp.); el parasitismo de los nidos de la cotorra por el zorzal pardo (Molothrius bonariensis); enfermedades, y hasta huracanes. Como resultado, según el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, entre las aves en el estado silvestre y las que están criándose en cautiverio hay aproximadamente unas 200 cotorras puertorriqueñas en estos momentos.

(Y para mí, que actualmente sean 200 las cotorras es demasiado poco…)

Sea como sea, se están haciendo esfuerzos en Puerto Rico para la recuperación de la cotorra puertorriqueña. Uno de estos esfuerzos es el que el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre realiza a través de su aviario en El Yunque. (El otro esfuerzo lo hace el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, mediante un aviario en el Barrio Río Abajo de Arecibo.) Este aviario federal ha sido bautizado con el nombre iguaca, que según los historiadores, era el nombre que los antiguos pobladores taínos le daban a esta cotorra. Mediante reproducción en cautiverio y otras técnicas que permitan aumentar la producción de polluelos al máximo posible, se procura intentar que aumenten las poblaciones de nuestra cotorra. Igualmente, se procura que los polluelos que se mantienen en el aviario estén en buen estado de salud, y que puedan desarrollar las destrezas que les permitan interactuar unas con otras en el futuro. Al final, lo que se pretende es que los individuos sean liberados al estado silvestre, de modo que se puedan formar poblaciones estables de cotorras que puedan sobrevivir, y que ayuden a esta especie a recuperarse de su situación poblacional precaria.

OK, creo que me puse demasiado técnico, ¿verdad? Pero al menos, ustedes podrán tener una idea de lo que esto se trata. Pero volviendo a la actividad del aviario, me di una vuelta por allí para ver las instalaciones con mis propios ojos. Digo, para mí era algo así como un deber, ya que yo evalué el lugar en el cual se construiría, desde el punto de vista de su impacto ambiental. El caso es que la inauguración del lugar (que fue precedida por una actividad oficial, con la presencia de varios funcionarios de las agencias involucradas) fue una actividad abierta al público, en la que se realizaron conferencias y espectáculos artísticos, se proveyó al público material informativo sobre la cotorra y sobre el aviario, y se hizo un certamen de tallados en madera con el motivo de la cotorra (como el que ven en la foto de arriba, que por cierto, ganó el primer premio del certamen).

Pero para mí, uno de los momentos más importantes fue observar de cerca dos de las cotorras del aviario ya existente (ya que según una ex-compañera de trabajo que actualmente está en el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, no se podía traer a todas las cotorras que estaban en la facilidad existente). En la foto que sigue, podrán observar (más o menos) una de estas cotorras:

Yo no sé, pero me impresionó bastante bien la conducta apacible de este ejemplar, y sobre todo, la belleza de su plumaje. Aunque también podría ser el hecho de que estaba viendo a una de las pocas cotorras nuestras que nos quedan. Una especie de vida silvestre muy significativa para nosotros, algo que quisiéramos hacer lo posible por no dejar escapar.

Y ciertamente, una de las razones por las que no debo rendirme en mis esfuerzos como profesional ambiental, en mi lucha por lograr un ambiente mejor para quienes vivimos aquí hoy, y para quienes nos seguirán en el futuro.

Demás está decir, que según yo iba saliendo por el portón que protege las instalaciones del nuevo Aviario Iguaca, lo primero que se me ocurrió repetirme fue, ¡misión cumplida!

OK, ¿qué tal si cambiamos de tema?

ESTA SEMANA (30 DE ABRIL–6 DE MAYO DE 2007): En una fiesta de despedida de año, a los animales machos les requieren… una condición muy especial para participar… ¡pero no todo sale como se supone que salga!… Y… Una madre prepara “para la vida” a su hijo de 3 años de edad.

NUEVO EN ¡VÍDEOS!: Dos clásicos de la música popular estadouniden
se (“Somewhere Over the Rainbow” y “What a Wonderful World”)… ¡interpretados de una manera especial!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Así que vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

P.S. Los datos técnicos sobre el Aviario Iguaca, los adapté de la literatura que el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre repartió durante la actividad, y que están disponibles al público en general.

LDB

Cronica de mis Experiencias con un Simposio

¡Hola, mi gente! ¡Bienvenidos a mi mundo!

Lo primero que me gustaría decir es que me alegra que ya todo ha terminado… Pero no lo digo en el sentido en el que se dice cuando se ha atravesado por una situación angustiosa. Más bien, lo digo como una persona satisfecha de haber formado parte de un evento que ha resultado exitoso (¡para variar!). Por supuesto, me refiero al Primer Simposio de Arrecifes de Coral del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, que se llevó a cabo el miércoles de la semana anterior (4/11/2007) en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, en el sector Miramar de San Juan.

La verdad es que mucho fue el esfuerzo que se hizo para asegurar que la actividad se llevara a cabo exitosamente. Desde la selección del lugar donde se efectuaría la actividad, la selección de las ponencias que se presentarían oralmente o como carteles de investigación, hasta la consecución de un destacado líder en investigaciones y asuntos de política pública de los mares como nuestro orador invitado. Y a decir verdad, no todo el proceso fue fácil, ya que como en todo, siempre se enfrentan algunas situaciones, no siempre fáciles (y aunque la explicación no viene al caso, algunas instancias se relacionan con los trámites burocráticos que un evento como éste requiere enfrentar), pero no por ello imposibles de superar.

De todas maneras, la actividad cumplió con las expectativas que se tenían en cuanto a la asistencia del público… No: ¡más bien, se excedieron dichas expectativas! Por ejemplo, de alrededor de 250 a 300 personas que esperábamos que acudieran en un momento determinado del día, ¡llegamos a superar las 500 personas! (De hecho, cuando faltaba una hora para que se concluyera la presentación de trabajos orales, todavía seguía llegando gente a ver la actividad.) Es posible que ello se debiera al interés que ha generado el tema de los arrecifes de coral en los últimos años, especialmente después de la reunión que el Grupo Federal de Trabajo Sobre Arrecifes de Coral (U.S. Coral Reef Task Force) efectuara en el Hotel Caribe Hilton de San Juan en octubre de 2oo2. Además, la calidad de las presentaciones del simposio, que abarcaron temas tales como el impacto de las fuentes de contaminación, la pesca excesiva, las enfermedades de los corales y la educación y concienciación del público, también pueden haber sido un aliciente para esta respuesta del público.

Por la parte que a mí me corresponde, me siento muy orgulloso de haber sido parte de este esfuerzo, y de que el mismo hubiese dado los frutos que se esperaba que dieran. Sobre todo, aprendí varias cosas durante este proceso, especialmente en lo que se relaciona con los detalles que ayudan a hacer (o deshacer) una actividad pública del tipo de este simposio. Definitivamente, ésta será una experiencia que se quedará conmigo, desde hoy y para siempre.

Bueno, ¿qué tal si pasamos a otras cosas?

Como ustedes bien saben, en este punto del mensaje es donde yo anuncio lo que coloco en mi sección, “Humor, según Luis Daniel Beltrán”. Sin embargo, hoy quiero hacer algo diferente, en vista de que por tener mi mente en el Simposio (y en otros asuntos familiares que ocuparon mi atención), no envié el contenido nuevo de dicha sección cuando debí hacerlo (o sea, el domingo 8 por la noche, en hora de Puerto Rico). Así que lo que voy a hacer es incluirlo todo con el nuevo contenido de esta semana. ¡Vamos a ver cómo funciona!

9–15 Y 16–22 DE ABRIL DE 2007: CERRAMOS LA PÁGINA DE MARZO CON: Dos de “Pepito”: En uno, él se enferma, pero las cosas se le complican… ¡y de qué manera!… En el otro, le dicen que está por tener un hermanito… ¡pero él ve el asunto con tanta sutileza… como la de una hoja de papel de lija!… Y… El fabricante de una medicina recetada para la impotencia sexual… ¿estará nadando en dos aguas sobre el uso de su producto? Y ENTRAMOS EN LA DEL ABRIL CON: Dos buscones y un truco para comer gratis en los restaurantes… En una región recóndita del África, un grupo de cazadores se enfrenta con una temible tribu de caníbales… Una pareja protagoniza un malentendido con el gobierno por “un atraso”… Y… Dos controvertibles figuras estadounidenses le piden a un grupo de estudiantes que les definan lo que es una “tragedia”. Y EN ¡VÍDEOS!: Una cámara ‘web’ a la que no se le escapa nada (y cuando digo “nada”… ¡es NADA!)

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán (por cierto, ahora con un nuevo rediseño que espero les sea más fácil de leer) y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y ya, vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Receso de Semana Santa – Version de 2007

¡Hola, mi gente!

Bueno, hoy voy a tratar de ser breve. Como suele suceder cada año, llega el momento en el que se supone que nos recojamos a buen vivir, tanto en Puerto Rico como alrededor del mundo… o al menos aquella parte del mundo que profesa el cristianismo. Me refiero al comienzo de la Semana Santa. Ocasión que como llevo insistiendo desde que empecé estos blogs (si contamos éste y el que yo tenía antes en Tripod.com), debe servirnos para reflexionar sobre lo que es la vida, sobre el valor que le damos a lo que somos, sobre el rumbo que toman los acontecimientos aquí y allá, y sobre el rumbo que esos mismos acontecimientos deberían de tomar.

Y a decir verdad, las cosas no han cambiado gran cosa desde que yo empecé a escribir estos blogs. Seguimos teniendo que soportar una caterva de líderes políticos sin madurez, sin un intelecto desarrollado (cuyas conversaciones nos hacen desear sentarnos a la mesa con los franceses… ¡ellos sí que saben lo que es una conversación intelectualmente estimulante!), con la mira únicamente en el poder y en el beneficio personal disfrazado de ideales políticos… Seguimos teniendo que enfrentar la evidente incompetencia de las autoridades para detener la ola delictiva que nos afecta, y que cobra hasta las víctimas más inesperadas, como el secretario general de una unión obrera, al que hace unos días alguien mandó a matar (por unos US$3 000) para evitar que denunciara unas movidas sospechosas dentro de su sindical… Seguimos teniendo que enfrentar una crisis ambiental por la disposición (o falta de la misma) de desperdicios sólidos, y sobre todo, de desperdicios biomédicos, como lo dejó patente hace un par de semanas un incendio de este tipo de desecho almacenado indebidamente en una planta de incineración cercana a mi lugar de residencia (y que por cierto, tuvo su costo para mí en cuanto a la congestión de tránsito en torno al lugar del incendio, que me impidió llegar a mi casa a la hora en la que normalmente lo hago)…

Y preferiría no seguir alargando la cosa, para no dañar el ambiente que me gustaría fomentar. Un ambiente en el que exista la concordia, en el que podamos ayudarnos unos a otros, en el que no medien ni las ambiciones personales, ni las distinciones, ni la maldad, ni el deseo de busconear en perjuicio de otros que no favorecen ese tipo de conducta… Insisto: ¿será eso demasiado pedir?

Pues sí, en lo que reflexionamos durante esta Semana Santa sobre todo eso que acabo de decir, y buscamos en nosotros mismos las maneras para recuperar el camino desandado, yo estaré haciendo mi habitual receso de Semana Santa. Tanto el blog como “Humor… según Luis Daniel Beltrán” estarán de vuelta el próximo domingo (4/08/2007). Claro, eso será a menos que surja alguna cosa in between que amerite que yo se las traiga a ustedes en el blog.

Así que por lo pronto… ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Estoy Haciendo Un Inventario – Version 2006

¡Hola, mi gente! ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Posiblemente, para cuando yo termine de escribir esto y oprima el botón de “Publicar”, ya habrá comenzado el año 2007 al otro lado del mundo. Total, yo no sé si habrá quien me esté leyendo desde tan lejos. Pero lo que sé es que éste es técnicamente el último mensaje que escribo en 2006. De todos modos, para este mensaje en particular, he querido hacer un inventario de las cosas más importantes (como siempre, a mi juicio) que han afectado mi vida de alguna manera en el año que nos deja.

Lo primero que viene a mi mente es el (los) efecto(s) de la incompetencia, inmadurez y necedad de la clase política puertorriqueña, sobre aspectos sumamente delicados de la vida cotidiana. De dichos efectos, el más notorio (y que me afectó lastimosamente de cerca) fue el cierre de las agencias gubernamentales del estado durante las primeras dos semanas de mayo, el cual afectó a unos 95 000 servidores públicos (entre ellos, quien les escribe). Dicho cierre fue el producto de la garata política y el interés partidista, que busca demostrar la aparente superioridad ideológica de un bando frente al (a los) otro(s).

El problema es que mientras nuestra zahorria política discute, como si en ello le fuera la vida al país, aquello de que “los míos tienen más ‘pelotas’ que los tuyos” (y ustedes entienden lo que quiero decir con una expresión así de cruda), ¡al país se lo llevan enredado! Le imponen un arbitrio sobre ventas y uso (el IVU, de un máximo de 7%), le manipulan la aprobación de su presupuesto de gastos para no darle ninguna ventaja a los contrarios, le aumentan los costos de los servicios esenciales (electricidad, agua, etc.)… ¡hasta dejan que se maten unos a otros con tanto acto delictivo! Peor aún: hasta dejan que los seres más indefensos, los niños, pierdan sus vidas a causa del maltrato de quienes se supone que los cuiden y los guíen en su desarrollo.

Y muchísimo peor se ven las cosas cuando resulta que algunos de estos pseudolíderes políticos, los mismos que juraron servir y proteger al pueblo, aparentan estar asociados de alguna manera a elementos delictivos (particularmente vinculados al tráfico de drogas). Como yo vengo diciendo desde hace algún tiempo, Dios quiera que quienes estén así implicados no se vean (a sí mismos y a sus familias) en una situación de esas en las que no hay salida… ¡y no creo que esa advertencia sea una exageración!

Pero no todo se ha perdido (¡cuánto odio usar este cliché!). Por lo menos el año 2006 nos dejó algunas cosas buenas, como la elección de Zuleyka Rivera como la quinta Miss Universe que ha dado Puerto Rico (por cierto, ¿alguien sabe por dónde anda ella en estos días?), y el que la temporada de huracanes no fuese tan fiera como la pintaron al principio (cuando se decía que sería tan intensa como la de 2005, si no más). Claro, también nos dejó algunas cosas no muy buenas, como el fallecimiento de las dos Rocío (las cantantes españolas Rocío Dúrcal y Rocío Jurado) y de la cantante colombiana Soraya, todas ellas a causa del cáncer; sin embargo, por lo menos la partida de estas tres mujeres hacia los escenarios celestiales nos deja un mensaje de esperanzas, de abrirnos a la vida, de aceptarla y vivirla con todo: lo bueno y lo malo, la risa y el llanto, el triunfo y el fracaso…

Y es así como seguiremos adelante en el año que está por comenzar… ¡si no es que ya comenzó al otro lado del mundo, para cuando yo termine de escribir esto y apriete el botón de “Publicar”!

Bueno, ya será hasta el año que viene, porque le guste a quien le guste… ¡seguiremos echando pa’lante! ¡Cuídense mucho y pórtense bien! Hasta luego.

LDB

Por Fin Llegaron Las Navidades

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

La semana pasada comencé diciendo que las Navidades estaban a la vuelta de la esquina. Pues bien, la cosa es que como suele suceder una vez pasamos del el Día de Acción de Gracias… ¡comienzan a sentirse los aires navideños! (Lamentablemente, aún no puedo decir esto sobre la temperatura, cuya máxima diaria de noviembre sigue oscilando entre 85°F y 92°F [29°C–32°C] mientras escribo, pero esperen a que lleguemos a mediados de diciembre…) Y por supuesto, no podía ser el comienzo de la temporada navideña, si no fuera por las ventas navideñas “del madrugador”. (Ustedes saben: la costumbre copiada de algún lugar del mundo… ¿he mencionado nombre de lugar del mundo yoooooooooo?… de amanecerse el viernes inmediatamente después de Acción de Gracias para entrar en tropel—como la manada de animales que somos… ¡porque lo somos!—a las tiendas para aprovechar y ser “los primeros” en llevarnos “la mejor mercancía” para nuestros regalos de Navidad.)

Ahora bien, lo interesante es que según varios medios, a pesar de que se hizo cuanta promoción se les ocurrió a los comercios, tanto los grandes como los pequeños… ¡no fue tanta gente a comprar como en otros años! De hecho, los medios locales nos dicen que este año, se aparecieron menos animales… ¡perdón!… compradores durante la “venta del madrugador”… ¡pero se lograron más ventas!

¿Cómo es eso? ¿Menos compradores pero más ventas? ¿Será que como yo lo he venido planteando por el último par de semanas, la reciente implantación del IVU sí tuvo el efecto de que mucha gente adelantara sus compras navideñas? ¡Quién sabe!

De mi parte, yo ya hice mis compras de Navidad… o más bien, ya yo compré lo que me interesaba comprar antes de que se formara la barahunda de compradores en los centros comerciales, donde ni siquiera puedo encontrar un estacionamiento en caso de que yo tenga que detenerme allí un lunes a comprarme alguna tontería. (Y si alguno de los lectores y lectoras nunca ha tratado de llegar hasta Plaza Las Américas durante esta época… pues prepárese, porque todas las áreas de estacionamiento de ese centro comercial sanjuanero están llenas… las 24 horas del día… los 7 días de la semana… o sea, ¡un lleno perpetuo durante esta época del año!)

Así que mientras escribo esto, estoy de lleno en mi moratoria personal, que me impide ir a centros comerciales hasta que pase el Día de los Tres Reyes Magos, excepto cuando ello fuese necesario. Y así me quedo a ver pasar otra Navidad, soñando con un futuro que traiga más cosas buenas y positivas, y menos desconsuelo y decepción…

(Y lo anterior es doblemente cierto, tanto en mi vida personal como en el diario vivir de mi tierra…)

Pero bueno, vamos a poner desde ya una nueva cara… ¡es Navidad! Mientras tanto, vamo’ a echar pa’lante. Hablando de lo cual…

ESTA SEMANA (27 DE NOVIEMBRE–3 DE DICIEMBRE DE 2006): Si usted cree que con la implantación del IVU en Puerto Rico, estamos en crisis, recuerde que siempre hay quien está peor que usted… La historia de un hombre, su esposa… ¡y un espejo!… Un ama de casa enfrenta el desafío de contestar la pregunta de los 65,000 dólares (¡y qué pregunta!)… Y… Un diálogo en un bar gira en torno a los leones.

Visite Humor… según Luis Daniel Beltrán. (Por cierto, espero que les agrade el nuevo diseño de la página de entrada a esa sección.)

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB