Visto en las redes hoy… ¡Ay, por favor!

image

¡Ooooooooootraaaaaaaaaa para el canal de los dedos en forma de “V”!

Pero díganme una cosa, amigas y amigos, mi gente, ¿qué carajo cuál es el mérito o méritos de esta señora para que le dediquen una fecha?  A lo mejor es que puede resolver una demanda en sólo media hora—menos tiempo que lo que le ha tomado al Departamento de Justicia de Puerto Rico, diz que “esclarecer” el asesinato del niño Lorenzo González (casi 6 años a la fecha en la que ocurrieron los hechos).  Entonces, si hubiera sido por ella, a lo mejor se habría hecho justicia hace rato…

Pero entonces, pregunta que me hago, ¿qué vendrá después de esto?  ¿Postularse en un futuro (¿no muy lejano?) para un puesto electivo?  ¿Una candidatura como la del “entertainer” que quiere convertir a los EE.UU. en un “reality” que camina?  (¡Que comoquiera lo es! Guiño)  Y eso, que se dice que la candidatura de ese innombrable surgió como un chiste de sobremesa… ¡bastante graciosito que está saliendo el chiste!

Que me disculpe la “homenajeada”, pero en lo que a mí se refiere, estoy denegando esta petición.  ¡He dicho!…

Y antes de que se me pegue lo de despedirme como ella… ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.

Yo soy Luis Daniel Beltrán… ¡y yo apruebo esta entrada!

(Y por cierto, el original de esta entrada fue creado en WordPress para Android.)

Luces Apagadas

Saludos, mi gente,

Cuánto se apuestan en otros países a que la gran mayoría de quienes me leen en Puerto Rico tuvieron que pasar (al igual que yo) por la desagradable experiencia de tener lo que en buen español sería un dress rehearsal de lo que nos espera en la presente temporada de huracanes. Resulta que el jueves pasado (16 de junio de 2005), medio Puerto Rico se quedó sin servicio de energía eléctrica debido a una avería en una línea de transmisión de electricidad en el sur del país, la cual provocó que se privara a una gran cantidad de abonados por varias horas. En mi oficina en San Juan, nunca llegamos a notar lo sucedido, pero en el resto de la Isla, ¡ya eso era otra cosa! En Juncos, por ejemplo, estuvimos a oscuras desde media tarde hasta casi las 21:40 (-04:00)… Tiempo más que suficiente y oportuno para sentarnos a hablar de las cosas que suceden en nuestras vidas y en el entorno en que nos movemos. Tiempo más que suficiente para pensar y soñar… ¡sobre todo, para esperar que restablecieran el servicio, caramba!

Pero como una de esas cosas extrañas de la vida, ese mismo día Puerto Rico perdió a uno de sus más grandes hombres, a Don Enrique Laguerre (quien estaba a pocos días de cumplir 100 años de vida). Para los que no han pulsado aún el enlace a la sección especial en El Nuevo Día (vea el mensaje anterior), Laguerre fue el autor de varias obras de gran prestigio en la literatura puertorriqueña, como La Llamarada y Cauce Sin Río; fue también profesor universitario de gran prestigio, y uno de los fundadores del Instituto de Cultura Puertorriqueña… irónicamente, el mismo instituto que por razones que uno no entiende, le dio de codo en los útimos años de su vida. Pero así son las cosas, y así es la gente…

Comoquiera, Don Enrique se nos ha ido, pero queda para siempre su obra literaria y de opinión (incluidas varias obras inéditas que están por ver la luz próximamente), para dar luz, sentido y dirección a todo un pueblo que la necesita… ¡y unos más que otros, por cierto! Si no me creen esto último, fíjense lo que ocurrió a los pocos minutos de darse a conocer la noticia del fallecimiento de Don Enrique, cuando una legisladora novata estaba a punto de ser entrevistada en la emisora radial WKAQ-AM sobre otro tema:

Me enteré cuando venía de camino para acá. Es muy triste. Yo de pequeña recuerdo algunas de las producciones que mencionaron de él y uno creció con toda la producción local que había antes, que era muy diferente y un estilo… me parece mucho más productivo, más beneficioso y más positivo de lo que tiene la televisión local ahora. Y no quisiera que se me malinterprete. Ciertamente es muy triste, muy lamentable. Perdimos a una gran leyenda, si se puede decir así, de lo que fue la producción local. Que descanse en paz. A su familia nuestras condolencias. Y yo quisiera exhortar ahora que esta persona falleció que emulen la calidad con la cual él preparaba sus escritos, sus telenovelas y sus producciones locales.

Pero… ¿EN QUIÉN CA***O ESTABA PENSANDO ELLA? ¿EN TOMMY MUÑIZ? ¿EN ÁNGEL DEL CERRO? OK, yo no llamaría a eso “pensar”… Es más, eso me recuerda al rótulo que uno ve detrás de algunos escritorios secretariales (¡no todos!),

No me pidas que piense… ¡Me dieron el empleo por mi belleza!

¡Cosas de la vida! Mientras tanto…

ESTA SEMANA, CONTINÚA LA ACCIÓN DE JUNIO DE 2005… OK, NO ES PA’ TANTO… CON: Cómo rescatar a una linda princesa que está a merced de un dragón, según su estilo musical… Aprenda a insultar de manera elegante, con las figuras históricas de la política hispanoamericana… Un abogado quiere pasarse de listo con un policía que lo detiene por desobedecer una señal de tránsito… Y… Un aviso muy importante para los técnicos de urgencia médica.

Ya lo saben, aquí es donde está todo esto, más las “LDB’S DANCERS”.

Bueno, y aquí los dejo por hoy, no sin antes declarar a Don Enrique Laguerre (1905–2005) mi huésped de honor de esta semana y desearle desde aquí un buen viaje hacia la eternidad. Y a ustedes, pues… Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

El Nuevo Dia – Seccion Especial – Enrique Laguerre

Un merecido tributo al insigne escritor puertorriqueño Don Enrique Laguerre, quien falleció en la mañana del pasado jueves (16 de junio de 2005).

El Nuevo Día – Sección Especial sobre Don Enrique Laguerre