Y Cuando Nos Vamos De Vacaciones?

¡Hola, mi gente!

Probablemente muchos de ustedes que leen esto me van a envidiar. Sucede que durante toda esta semana, estaré libre con cargo a mis vacaciones regulares. Quienes me estén leyendo en Puerto Rico saben el por qué, pero para beneficio del resto del mundo les explicaré: Sucede que esta semana incluye la conmemoración de dos días feriados separados por un día laborable regular.

Primero, el miércoles 25 de julio se conmemora el cuadragésimo quincuagésimo quinto (“45” “55” para los no iniciados) aniversario de la implantación de la Constitución del Estado Libre Asociado de 1952. Sin pretender entrar en una defensa de algo que no me compete defender, lo único que diré es que nuestra presente carta magna es un documento de avanzada en ciertos aspectos, como en la defensa del medio ambiente puertorriqueño. Esto se ve en la Sección 19 del artículo 6, la cual establece que el sistema de gobierno implantado tendrá como política pública la protección, conservación y desarrollo de los recursos naturales y el medio ambiente, para el beneficio de los puertorriqueños de entonces, de los de hoy y de los del futuro.

(Eso es, mientras nos queden recursos naturales y un medio ambiente que podamos proteger, conservar y desarrollar, pero ya eso es otra historia.)

Y el viernes 27 de julio se conmemora el natalicio del Dr. José Celso Barbosa Alcalá (1857-1921), distinguido médico y líder político. Barbosa es muy admirado por su capacidad inetlectual y su perseverancia, que lo llevó a graduarse de medicina en 1880 en la Universidad de Michigan en Ann Arbor; su aportación al quehacer cultural y educativo, como vicepresidente del Ateneo Puertorriqueño y como uno de sus primeros catedráticos; por ser uno de los primeros propulsores del cooperativismo en Puerto Rico; y por su participación en los procesos políticos de su tiempo, primero defendiendo la causa del autonomismo hasta el cambio de soberanía de 1898 entre España y Estados Unidos, y luego promoviendo la causa de la anexión de Puerto Rico a los Estados Unidos. Claro está, es por esto último por lo que alguna gente prefiere recordarlo únicamente (porque es lo único a lo que le dan importancia), pero cada quien con lo suyo.

Por cierto, tal vez para “equilibrar” ideológicamente los recesos del mes, el 17 de julio se conmemora el natalicio de Luis Muñoz Rivera (1859-1916), reconocido literato, periodista y político de ideas liberales. Se le reconoce por su producción poética, por ser el fundador del periódico La Democracia (desde donde hacía fuertes críticas a las figuras políticas más importantes de su tiempo), y por ser el gestor de la Carta Autonómica que se implantó en Puerto Rico el 25 de noviembre de 1897. (Y cuya vigencia apenas duró ocho meses, al ocurrir la ocupación estadounidense de Puerto Rico… ¡que interesantemente, se inició un 25 de julio de 1898!)

Eh, ¿y por casualidad yo mencioné que en Puerto Rico se observa también el feriado federal del 4 de julio?

Sea como sea, el hecho es que el mes de julio provee muchas… o serán demasiadas… oportunidades para dejar de lado el trabajo. Y conociendo a mucha de la gente que trabaja conmigo, la verdad es que no hace falta mucho para que dejen de lado lo que están haciendo. Desde una serenata con mariachis (¡no es broma!), como las que acostumbraba recibir de su esposo una compañera de trabajo, hasta una falla en los sistemas de electricidad y aire acondicionado del edificio principal. Y no hay que esperar a que algo como eso suceda en el mes de julio.

Pero bueno, la verdad es que todo esto me hace pensar en un informe noticioso que vi la semana pasada en la TV (no me acuerdo si en NBC o en CNN), relacionado con el hecho de que los Estados Unidos es uno de los países cuya fuerza trabajadora dedica menos tiempo a irse de vacaciones, comparados con otros países, particularmente en los de Europa (cuyos gobiernos otorgan a sus empleados hasta 20 días de vacaciones anuales, aparte de los días feriados). De hecho, una búsqueda de información sobre este tópico en la red indica que en 2006, un 25% de los estadounidenses no se tomaron vacación alguna, mientras que un 43% no se tomó ni una semanita libre. Peor aún, los estadounidenses se toman el menor tiempo de vacaciones entre las naciones industrializadas del mundo. Ello resulta en que la persona se siente separada de aquéllas cosas que considera importantes, como su familia y sus amigos, y hasta puede ser perjudicial para su salud física y su bienestar emocional.

Yo me imagino que entonces, en Puerto Rico debemos sentirnos afortunados, ¿sí?

Bueno, vamos a cambiar de tema…

ESTA SEMANA (23–29 DE JULIO DE 2007): Un médico que quiere tener un día libre para jugar al golf deja su clínica en manos de su asistente… Un hombre se pone bien meloso con su esposa y la acaricia como nunca… Y… Un hombre medio miedoso va al dentista para que le extraigan un diente… ¡pero esperen a ver lo que el dentista le ofrece para aguantar el dolor!

NUEVO EN ¡VÍDEOS!: ¡Objetivo Fama NUNCA tuvo una concursante como ella!

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán, ahora en su nueva ubicación (que espero sea temporal, mientras resuelvo un problema que se me ha presentado con mi cuenta de Tripod.com) y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Quien Quiere Nadar en un Mar de…

Saludos, mi gente.

Todavía hoy domingo por la noche, estoy que no sé qué pensar sobre el escarceo formado esta semana pasada, luego de que se anunciara a principios de la misma el cierre de varias playas alrededor de Puerto Rico, debido al riesgo a la salud de los bañistas ocasionado por la contaminación con bacterias de origen fecal. En realidad, hemos visto de todo: alcaldes que la emprenden contra el gobierno estatal (con o sin razón) porque diz que les quieren quitar sus playas, legisladores que anuncian que se tirarán a nadar a dichas playas para “demostrar” que las mismas son seguras para bañarse en ellas, conferencias de prensa de mis jefes en Recursos Naturales (por lo que este asunto me toca peligrosamente de cerca) para anunciar un continuo monitoreo de las playas, tira pa’quí, hala pa’llá…

Por supuesto, lo de los alcaldes se entiende en el sentido de que muchos de ellos creen que pueden administrar bien las playas si se las dejan a la custodia de sus municipios. Sin embargo, lo que conozco por experiencia propia y por planteamientos que me han hecho otros compañeros de trabajo (en el sentido del descuido en el que quedan las facilidades balnearias municipales), me dice otra cosa muy diferente.

Y por supuesto, menciono el papel de Recursos Naturales en esta situación, en tanto tiene una responsabilidad de manejar ese recurso para el bienestar del pueblo. Basta con decir que una compañera de trabajo me indicó que estaba recibiendo a cada rato en su unidad de trabajo llamadas en las que se le preguntaba por el lío de las playas. Pero bueno, esos son gajes del oficio…

Ahora bien, hay una cosa que no se debe pasar por alto, y es el hecho de que esta situación se da justo en el punto culminante de la temporada veraniega en Puerto Rico, cuando muchos puertorriqueños aprovechan la cercanía de dos días feriados: el Día de la Constitución del ELA (25 de julio) y el natalicio del líder anexionista Dr. José Celso Barbosa (27 de julio), que este año caen respectivamente en martes y jueves. Y que conste que muchos de los servidores públicos aprovecharán… más bien, APROVECHAREMOS esa semana de verdad, ya que la misma (del lunes al viernes) ha sido concedida con cargo a vacaciones. Pero volviendo al tema que nos ocupa, el impacto sobre la asistencia a las playas ha sido significativo, sobre todo ante el temor (yo diría que exagerado) de que los bañistas se vayan a enfermar de algún mal gastrointestinal o algo por el estilo. Después de todo, a quién le gusta nadar en un mar de… eeeeeeeeee… eeeeeeeeee… ¡ustedes entienden lo que quiero decir!

Interesantemente, el viernes pasado se pudo ver la proverbial “luz al final del túnel” (aunque si por nuestros políticos fuera, sería “el túnel al final de la luz”): se anunció oficialmente que las mismas playas que se había amenazado con cerrar por no ser aptas para bañistas (incluida la playa La Monserrate de Luquillo, a donde yo acostumbraba ir hace muuuuuuuuuuchos años)… ¡YA NO ESTÁN CONTAMINADAS! ¿Habrá sido un milagro? ¿Será que de momento cesaron las descargas de aguas sanitarias hacia los ríos cercanos a dichas playas? Y las vacas, ¿se habrán enterado del problema que sus actividades le creaban a las playas, y habrán dejado de usar los ríos como bebedero y como letrina pública?

Como decía una vieja promoción, “cualquier cosa es posible en La Dimensión Desconocida“. Mientras tanto…

ESTA SEMANA (24—30 DE JULIO DE 2006): La próxima vez que usted se vaya de viaje, por favor, no sea descortés con las azafatas… Un policía de tránsito ayuda a una anciana conductora… Un “chico delicado” acude a una entrevista para reclutamiento militar… Un hombre tiene que atender un problema muy vergonzoso para él… La alta tecnología que usted y yo conocemos… ¡no es como nos la pinta el cine!… Cuidado con el lugar donde usted deja las colillas de cigarrillos… Y… Conocido restaurante de fast foods recurre a una táctica amenazante.

Y que conste, la táctica amenazante no es obligar a la gente a visitar Humor, Según Luis Daniel Beltrán, ¿OK?

Y vamos a dejarlo ahí. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB