¿A dónde fue a parar la Navidad?

Una cosa que nunca seré capaz de entender, mientras viva, es por qué alguien se ensañaría contra un niño o una niña.  Por qué hay quien tiene tan poco corazón como para privar de la vida a un ser humano que apenas está empezando a recorrer su camino.  Ya hemos visto eso en varias ocasiones en este blog, y me temo que mientras no haya un propósito de corregir las causas que llevan a ese tipo de situación, seguiremos viendo cosas como esa.

Mapa de Connecticut, EE.UU.A. La tachuela roja indica la ubicación de la villa de Sandy Hook.
Mapa de Connecticut, EE.UU.A. La tachuela roja indica la ubicación de la villa de Sandy Hook.
Vista aérea de Sandy Hook, en el suroeste del estado de Connecticut, EE.UU.A.
Vista aérea de Sandy Hook, en el suroeste del estado de Connecticut, EE.UU.A.

Esta vez le tocó a Sandy Hook, un villorrio dentro del municipio de Newtown, en el sudoeste del estado de Connecticut, que desde hace dos días (el 14 de diciembre de 2012) vive en lo más íntimo de su ser el impacto de ese sinsentido.  (Como tal vez lo estén sintiendo mis primos que viven al sudeste de la capital estatal, Hartford.)  Tal vez como lo que se vivió en Littleton, Colorado, cuando en 1998 dos jóvenes desquiciados la emprendieron a plomo y fuego contra sus compañeros de la escuela secundaria Columbine, antes de matarse ellos mismos.  O como cuando años más tarde un universitario, también desquiciado, mató a 32 estudiantes universitarios en la Universidad Tecnológica de Virginia, para entonces matarse antes que ser capturado por las autoridades.  Pero lo que hace esto más doloroso es que se trata de otro tipo de estudiante: niños en edad de escuela elemental o primaria.  Veinte niños y niñas entre las edades de 6 y 7 años.  Doce niñitas y ocho varoncitos.  Veinte vidas que apenas empezaban a dar sus primeros pasos.  Veinte vidas que seguramente esperaban ansiosas por ver sus regalos de Navidad.  Veinte vidas que no disfrutarán de esta Navidad.  Ni de ninguna otra.

Junto con esas 20 vidas infantiles tronchadas, también se van las de seis mujeres, maestras, administradoras, consejeras, en alguna manera relacionadas con el plantel objeto de la ira asesina.  Mujeres que dedicaron sus vidas a educar a esas vidas nuevas.  Mujeres para quienes esos niños fueron su razón de ser, ese impulso que las hacía levantarse por la mañana para ir a su trabajo, sin quejarse de la vida que eligieron vivir, de la carrera que eligieron ejercer contra vientos y mareas.  Mujeres que vinieron a este mundo a servir, sin importar las consecuencias que ello les pudiera acarrear.  Y eso fue lo que hicieron.  Especialmente la maestra hispana (¿puertorriqueña, tal vez?) de apenas 27 años de edad, que escondió a sus estudiantes en un armario del salón de clase para poderlos proteger, para acabar perdiendo su vida a manos del desquiciado.

Y sí, como en los otros antecedentes que mencioné, también se fue la vida del aparente asesino, quien al ver sus opciones acabarse según se acercaban las autoridades al plantel—el mismo al que tuvo que ganar acceso por la fuerza, al hacérselo difícil el aparato de seguridad montado allí—, prefirió la solución fácil a tener que responder por su crimen.  Pero no sin antes haber asesinado a su propia madre de varios disparos a la cabeza… con un arma de fuego de varias que ella poseía.  Y vaya si da la casualidad de que la madre de su propio asesino era una entusiasta de las armas de fuego.

Pero entonces, ¿para qué querría ella tener un rifle de asalto, dos pistolas semiautomáticas y una escopeta?  (Y por favor, no me vengan a decir que las tenía para cazar venados u osos grises—personalmente, yo no creo que esos animales sean tan tontos como para dejarse cazar así.)  Y siendo el caso que su hijo era considerado como una persona con deficiencia en su desarrollo emocional (en realidad se dice que el joven padecía cierta clase de autismo), ese era el clásico accidente que esperaba por ocurrir.  Y se quisiera o no, ocurrió.

La verdad es que esta noticia es como para crearle a un@ una tormenta emocional.  Hay muchas cosas que pudieron haber llevado a un desenlace así de terrible—y mientras escribo esto (el 16 de diciembre de 2012, pasadas las 22:30 UTC –04:00), todavía hay más preguntas que respuestas.

Pero entre esas preguntas para las que debería haber una contestación, creo que sigue estando el por qué ese ensañamiento contra la niñez.  ¿Qué pudieron haberle hecho los niños de tan temprana edad al joven asesino?  A mí se me ocurre pensar que tal vez él los observaría y pensaría que ellos tendrían en su futuro mejores oportunidades que las que él tuvo durante esa misma etapa de la vida.  Que tal vez él se sentiría desdichado, pensando que la vida de esos niños y niñas era más feliz que la de él, a la que tal vez vería como un calvario.  Como una prisión de la que él trataba de salir sin éxito.  Una prisión en la que los muros y los barrotes eran de su propia construcción.  O tal vez él se sentía como la víctima de una “injusticia” percibida, en la cual otros podían ser felices en la vida y él no.  Y él tenía que “castigar” esa injusticia, hacer que el resto del mundo pagara su supuesta culpa.

Yo me imagino que no sería un caso muy diferente de aquellos que he mencionado en todos los años que llevo con este blog.  No muy diferente del caso de Paola Nicole, o del incidente en la escuela de los amitas en Lancaster, Pennsylvania, o la “madre” que asesinó a sus dos hijos (niña de 3 años, varón de apenas un añito) luego de una discusión con su compañero y quiso despistar a las autoridades hiriéndose e incendiando su vivienda (por si no tienen idea de por qué “madre” entre comillas).  Niñ@s que perdieron sus tiernas vidas a manos de gente sin corazón, sin alma.  Y mejor no sigo citando más ejemplos.

Así que por lo pronto, habrá que esperar por lo que arroje la investigación de las autoridades.  Pero para mí una cosa sí es segura: en más de un sentido, el trágico tiroteo en la escuela elemental de Sandy Hook, Connecticut, representa la pérdida de la inocencia, tanto la de los niños, como la de toda una comunidad.

Y con mucha pena por esta pérdida irremediable, especialmente en plena época navideña, lo dejamos ahí.  Hasta la próxima.

LDB

De Vientos Que Se Alejan Y De Algunas Cosas Nuevas

Saludos, mi gente.

Definitivamente, la temporada de huracanes de 2005 como que tiene algo de prisa por transcurrir. No llevamos ni un mes y medio desde que se inició la temporada, y ya se han formado cinco tormentas, dos de las cuales (Dennis y Emily) se han convertido en huracanes poderosos. Hasta el momento, no ha pasado nada significativo en Puerto Rico como consecuencia de estos eventos, aparte de algunos merecidos aguaceros dispersos que refrescaron un poco el clima puertorriqueño. Pero aún me temo que lo peor está por venir, a juzgar por lo que ya mencioné anteriormente en el blog sobre la ola de calor que nos ha estado arropando recientemente. Y eso, que aún no hemos entrado en la etapa álgida de la temporada (entre mediados de agosto y mediados de octubre)…

Y yo creo que en cuanto a los preparativos se refiere, seguimos mucho más atrás que la cola del perro. Mientras sigue la insulsa discusión entre la zahorria que se hace pasar por nuestro liderazgo político (ahora el tema de discusión es si se atenderá el mandato de apenas un 23% del electorado que por mayoría de 83% contra 27% decidimos el pasado domingo 10—y tengo el honor de decir que me incluyo en ese 83%—que la legislatura puertorriqueña se convierta en un sistema de una sóla cámara legislativa), muchos ciudadanos aún no están preparados para lo que traigan los vientos. Cosa de no extrañarse en un país en el que al faltar dos semanas para el inicio de un nuevo curso escolar, cerca de 1,500 (1.500) maestros no han sido nombrados en el sistema público de educación… por no decir que la planta física de más de 80 escuelas públicas aún no han sido puestas en condiciones adecuadas para la enseñanza… Después, no nos quejemos…

OK, vamos a otra cosa, shall we?

ESTA SEMANA EN “¡QUÉ HAY DE NUEVO!” (JULIO DE 2005): Un hombre se ufana de que su esposa lo ama (¡y de la manera en que ella lo demuestra!)… Otro hombre se somete al más extraño tratamiento para dejar de ser homosexual (pero, ¿funcionará?)… Ahora resulta que el objetivo de los terroristas que ejecutaron los atentados del 11 de septiembre de 2001 era atacar a México… Y… Graffitis originales como usted sólo los verá en los servicios sanitarios.

Ya lo saben, aquí es donde está todo esto.

Por cierto, ya que estamos en el tema, si se dan una vuelta por mi sitio ‘web’ notarán que le cambié el sistema de navegación a las páginas, de manera que todas apunten (entre otras) a la página principal. Simplemente, en la mayoría de las páginas opté por emplear un sistema como el que se utiliza en Yahoo!, Google y otros sitios, que se le conoce como el breadcrumb trail o “rastro de migajas de pan” (como en algunos cuentos de hadas). Es más, hasta las páginas de la sección de Humor siguen ese esquema de navegación. Digo, yo espero que eso les facilite a ustedes saber en qué parte de la estructura de mi sitio están ubicados. Por otra parte, decidí eliminar la página en la sección de Humor que se conocía cariñosamente como “Todo Lo Demás”, para dar paso a un “mapa de sitio” (sitemap) de esa sección. Allí enumero todos los archivos de la sección, categorizados por el año en que fueron colocados.

Yo espero que ello les permita tener un acceso más fácil a las páginas de mi sitio ‘web’. De todos modos, no olviden enviarme un mensaje a mi dirección de email, en caso de alguna sugerencia que haga que el contenido de mi sitio sea cada vez mejor.

Bueno, hasta aquí me empujaron los vientos de la tormenta. Cuídense mucho y pórtense bien, ¿OK? Bye!

LDB

Comienzo de Clases

Saludos,

Ya comenzó la sesión 2004-05 en el sistema escolar de Puerto Rico, y como suele suceder cada año, surgen las mismas querellas de siempre. Que si alguna escuela no estuvo preparada a tiempo para recibir bien a los estudiantes, que si no hay suficientes maestros en alguna escuela, o los que hay no dan abasto para la carga que llevan (¡imagínese 35 estudiantes o más por maestro!), que si no hay una efectiva vigilancia que evite tragedias como la de un estudiante que el año pasado mató a cuchilladas a uno de sus maestros… ¡y que porque “el individuo le caía mal”!

Por no hablar de las congestiones de tránsito que se forman cada mañana en Puerto Rico (taaaaaaaaan laaaaaaaargas… que las filas de autos paralizados por el tapón de San Juan ya llegan hasta Ponce). 😦

Pero en fin,

ESTA SEMANA (2004-31): Se incendia un templo durante un servicio ecuménico y cada denominación responde a su manera… Un hombre visita a su médico para que cure los golpes en su… en su… ¡ejem!… ¡ahí mismito!… Un niño en la escuela nombra todos los elementos que él conoce… Un médico le da a su paciente una mala noticia y una buena noticia (sí, pero ¿buena para quién?)… Y… Un barbero denuncia a un cliente que se le fue sin pagar. (http://espanol.geocities.com/luisdaniel101/humor/index.htm.)

Por cierto, si se preguntaban qué pasó con el “feed” que yo tenía anteriormente cuando mi blog estaba en Tripod, obviamente ése lo eliminé al cerrar esa cuenta. Ahora bien, el blog que están leyendo actualmente también tiene un “feed” para verse en programas lectores de archivos RSS o en formato ATOM (formato nativo para los blogs en Blogspot.com). Así que ahora todo lo que ustedes tienen que hacer es conseguirse un programa que lea ambos formatos (y por favor, vayan descartando desde YA el Awasu™, ya que no lee archivos en formato ATOM, y parece que sus creadores no piensan capacitarlo para ello por el momento… es más, ¡ya yo no lo recomiendo!), ir a la página de inicio de mi sitio web, oprimir el botón derecho del “mouse” (o el izquierdo, si así está dispuesto), copiar el enlace al que lleva el gráfico anaranjado, abrir el programa RSS/ATOM de su preferencia y suscribirse. ¡Y ya! Eso no requiere mucha ciencia…

Bueno, hasta aquí llegué por hoy. Hasta la próxima (o antes, si necesario), cuídense mucho. Bye!

LDB