Categorías
agravio Estados Unidos globalización injusticia Internet leyes naturaleza niñas niños noticias Puerto Rico sociedad teléfonos celulares tragedia violence violencia web sites

Aquí donde nadie conoce mi nombre

Casey Anthony has been booked into the Orange ...
Image via Wikipedia

Bueno, aquí de nuevo, amigas y amigos, mi gente.  Espero que les haya gustado el cuento de la tortuga en el poste.  Así que vamos a otra cosa, shall we?

Desde que hace un par de semanas se anunció el veredicto del jurado en el caso contra la Sra. Casey Anthony, la joven de Orlando (Florida) a la que un jurado declaró no culpable de asesinar en 2008 a su niña, Caylee Marie (2 años de edad) (aunque sí fue hallada culpable de decirle toda una ensarta de mentiras a la autoridades sobre el paradero de su hijita), una cosa que me ha llamado mucho la atención ha sido la especulación sobre hacia dónde podría seguir su camino una vez ella saliera de prisión.  (De hecho, escribo esto menos de 48 horas después de que ella fuera excarcelada el 17 de julio de 2011 a las 00:10 UTC –5:00 +1:00.)*  Una teoría que se estuvo barajando la ubicaría viniendo a Puerto Rico, tal vez en plan de mudanza (vea la nota original, en inglés), con base en dos cosas: que durante el tiempo en el que ocurrieron los hechos que se le imputaban (tiempo durante el cual se dice que ella se dedicó a irse de discoteca en discoteca, divirtiéndose de manera escandalosa), ella habría expresado su deseo de venir de turista a Puerto Rico; y que el abogado de esta persona, José Báez, es nacido en Puerto Rico (aunque según varias fuentes, nunca llegó a criarse en mi isla).

(Me imagino que con este dato, el Boricuazo estará más lucido que nunca…)

Pero dejando de lado los méritos del caso, los errores y horrores procesales y las tremendas metidas judiciales de pata que se pudieran haber cometido, y hasta el encabritamiento (OK, quise decir otra cosa) que deben tener muchos de los que comentaron, debatieron y especularon (y a ver si se atreven a conjugar en primera persona singular el verbo especular) sobre las causas, motivos, razones y circunstancias… lo que me llama la atención es qué puede tener Puerto Rico que sirva de “dulce” para todas esas “moscas” que engendra el sistema de justicia estadounidense—tanto el de cada estado como el federal.

Debe ser tal vez la creencia de que Puerto Rico es un mundo aparte, de que aquí no llegan las noticias de lo que ocurre en otros lugares (aun cuando los noticiarios televisivos locales apenas le dediquen a eso un par de minutos, que bien pudieran quitarle a la sección de “entretenimiento y estilos de vida”—pero ya eso es otro asunto).  Puede ser que eso hubiese funcionado en el pasado.

Y un ejemplo que me viene a la mente es el de Nathan J. Leopold, Jr. (1904–1971), uno de los dos jóvenes involucrados en el secuestro y asesinato de un adolescente en 1924 en Chicago, Illinois.  Leopold y su cómplice, Richard A. Loeb (1905–1936), fueron los protagonistas de un sensacional juicio (en el cual fueron representados por el famoso criminalista estadounidense, Clarence Darrow), tras el cual fueron hallados culpables de asesinato y sentenciados en 1925 a cadena perpetua… ¡más 99 años!  (Parece que las autoridades quisieron asegurarse de que ellos no salieran de prisión después de cumplir la perpetua… ¿me entienden?)  Por entonces, la necesidad de mantener al público informado la cubrían los periódicos impresos (y tal vez la radio, que estaba apenas dando sus pasitos de bebé); a lo mejor, si para 1925 hubieran existido muchas de las maravillas tecnológicas con las que contamos hoy en día, hubiéramos conocido prácticamente al instante cuanto detallito existía sobre los acusados.

Leopold fue excarcelado en 1958 (el mismo año en el que nací), tras lo cual emigró a Puerto Rico para (según él) alejarse de la notoriedad que le ganó su caso judicial—y que le ganó a él y a su cómplice (quien muriera apuñalado en prisión 22 años antes) un status de referencia en la cultura popular estadounidense, que se ha mantenido así hasta nuestros días.  Durante esa etapa de su vida, Leopold entendía que podía aprovechar la alta capacidad intelectual que lo hizo ser considerado alguna vez como un niño prodigio.  Por ejemplo, en 1963, Leopold escribió para la Estación Experimental Agrícola de la Universidad de Puerto Rico, una lista de cotejo de las especies de aves de Puerto Rico y las Islas Vírgenes (en la misma se incluye la mención de una población de la paloma sabanera de Puerto Rico, Patagioenas inornata wetmorei, en los alrededores del Lago de Cidra, considerada como la mayor población de esta subespecie endémica, actualmente bajo seria amenaza de extinción en todo Puerto Rico).

Lamentablemente, una idea como la de emigrar a Puerto Rico para huir de un pasado tan innoble, no funciona en un mundo interconectado como el de nuestros días.  Un mundo de computadoras de escritorio y portátiles, de teléfonos inteligentes y de computadoras “de tableta”.  Un mundo en el que ocurre un evento grande en alguna ciudad del mundo—un acto terrorista, un desastre de magnitudes catastróficas, la muerte de un importante líder mundial, el triunfo de un equipo deportivo en una competencia importante—, y al minuto me puedo enterar, lo mismo viendo CNN por televisión que a través de mi teléfono móvil.  Y a juzgar por los comentarios a la nota original en la cual se publicó la especulación de la mudanza de la señora Anthony a Puerto Rico, si ella creía que aquí lo suyo no se conocía, se ha podido dar tremenda… ¡sorpresa!

Según escribo esto, cuando falta poco para que se cumplan las primeras 48 horas, se desconoce el paradero exacto de la (aún presunta) infanticida.  (Y escribo “aún presunta”, porque lo quiera ella o no, siempre quedará la sospecha.)  Y ello ha tenido echando chispas a l@s comentaristas, analistas y especuladores(-as) de siempre… y a otros tantos alcahuetes que hacen de la noticia un espectáculo.  Tal vez sea por la seguridad de ella, tal vez sea para hacerle una última burla a la justicia, la misma que le falló a la pequeña víctima al no poder cobrar la justa medida de una vida truncada a tan corto plazo.

A donde sea que ella se hubiera marchado, yo espero que no haya venido a Puerto Rico.

Y aún si no fuese aquí, yo no creo que ella se sienta completamente libre, por el resto de su vida.  Y ésa es la peor consecuencia.

¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.


* Por si se confundieron, la notación que usé aquí se refiere al huso horario de verano para la costa este de los Estados Unidos (EDT), de 5 horas menos que el Tiempo Universal Coordinado (UTC), pero con una hora de adelanto—lo que sitúa a ciudades como Miami, New York y Boston a la misma hora que San Juan en esta época del año.


LDB

Categorías
educación Estados Unidos figuras públicas gobierno noticias política Puerto Rico sociedad tragedia

Intermedio solidario: Mutis por el foro

Amigas y amigos, hubiera querido comenzar de otra manera la segunda mitad del 2010—además del cambio en el título de este blog (por si no se habían dado cuenta), pero ya otro tiempo será oportuno para eso.

Lamentablemente, esta mañana desperté para enterarme del fallecimiento del analista político puertorriqueño, Juan Manuel García Passalacqua, a quien dediqué una entrada anterior (cuyo título es la frase a la izquierda de los dos puntos en el título de la presente entrada).  Como lo mencioné entonces, “Juanma”, como se le conocía afectuosamente, era el esposo de la conocida historiadora y autora del blog, Sin Mordazas, Ivonne Acosta Lespier.  Tanto Juanma como Ivonne tuvieron que mudarse (imagino que temporalmente, porque como dije entonces, una voz como la de ella siempre hace falta en Puerto Rico, y más en los momentos terribles que estamos viviendo, pero—vuelvo y repito—ya otro tiempo será oportuno para eso) al estado de Ohio, de modo de pasar junto a su familia los días que a él le quedaran por vivir.

Sirvan ahora estas líneas para reiterar el apoyo, comprensión y solidaridad que le expresé en su momento a Ivonne, cuando apenas empezaba a enfrentar este amargo trance.  Ya se hizo la voluntad del Divino Creador (o la Fuerza Suprema de la Creación, según cada quien la concibe), y ahora él estará donde no hay sufrimiento, donde no hay dolor, donde hay paz.  La misma paz que esperamos que reine en los corazones de Ivonne y su familia, ahora que este proceso ha culminado.

¡Que así sea!  ¡Buen viaje, Juanma!  ¡Y a ti, Ivonne, mucha paz y mucho consuelo!  Aquí a tus órdenes, siempre.

LDB

Categorías
eventos fotos humor Puerto Rico

Vendiendo a Credito… o al Contado? Parte 2

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

OK, ya puedo decirlo con orgullo: ¡SOBREVIVÍ A LA MUDANZA DE MI OFICINA! Y aquí está la prueba…

Antes… …”yo vendí a crédito”

Después… …”yo vendí al contado”.

¿Verdad que la diferencia es grande? ¡Del cielo a la tierra! Por supuesto que uno se siente más cómodo sabiendo que puede trabajar en un ambiente que conduzca más a ser productivo, a desarrollar nuevas ideas, en fin, a cumplir mejor con el compromiso contraído…

Mientras tanto…

¿QUÉ TENEMOS PARA ESTA SEMANA (27 DE MARZO—2 DE ABRIL DE 2006)? En busca de un padre sustituto, una señora encuentra algo inesperado… Conozca los primeros decretos de la nueva presidenta de un país latinoamericano… Conozca los lemas (slogans) de los estados mexicanos… Y… Una familia inglesa se interesa por una casita en la campiña escocesa… ¡para entonces llevarse una desagradable sorpresa!

Así que ya lo sabe: Aproveche los vientos mientras éstos aún soplan y visite Humor, Según Luis Daniel Beltrán.

Bueno, ahora sí los dejo. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Categorías
eventos fotos humor Puerto Rico

Vendiendo a Credito… o al Contado?

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

Bueno, tal y como nos lo prometieron, mi oficina está en pleno ajetreo de mudanza. Ya a mediados de la semana que entra, espero poder alojarme en lo que será mi nuevo refugio las 7 horas y media de mi día laboral. Es más, para que vean cómo andan las cosas, déjenme enseñarles mi cubículo, después de despejarlo de toda porquería… ¡uy, perdón!… de todos mis materiales de trabajo…

¿Verdad que se ve un poco raro? Como el viejo letrero que veíamos antes en las farmacias de pueblo, del vendedor que está en la ruina por haber vendido a crédito, vis a vis el que está “en las papas” por haber vendido al contado…

(Hasta la misma computadora se está quejando…)

Pero bueno, esto aún no ha terminado… Mientras tanto…

ESTA SEMANA (20—26 DE MARZO DE 2006)… ¡CUIDADO CON LOS IDUS DE MARZO! (¿O SERÁ CON LOS IDIOTAS DE MARZO?)

Como la pareja que se intercambia cartas de divorcio… o como la autotitulada “moralista” que recibe una dosis de su propia medicina… o como el marido que salió a comprarle unos cigarrillos a su esposa y acabó donde no debía… O PEOR AÚN… como la turista que entra a lo que parece ser un taller de relojería… ¡y se lleva una tremenda sorpresa!

Así que ya lo sabe: Aproveche los vientos mientras éstos aún soplan y visite Humor, Según Luis Daniel Beltrán.

Bueno, ahora sí los dejo. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Categorías
comunidad espiritualidad Estados Unidos eventos internacional política Puerto Rico sociedad web sites

Le Queda Grande El Zapato

Saludos, mi gente. No se me asusten, que todo está bien. ¡Esto es lo que está pasando!

Primero que nada, me disculpo con ustedes por no haberme reportado el domingo pasado. De hecho, me disponía a preparar mi mensaje del domingo, pero me indispuse la mayor parte del día, al punto de que por la noche no me sentí con ánimos para escribir lo que yo quería escribir, o sea, el mensaje que viene en breve. Pero no se preocupen, que como decimos, esas son “pajitas que le caen a la leche”…

Enigüei, “vamo’ al mambo”…

The more powerful you become, the more you learn to access the powers of the universe, the more important is to remember to be humble…. If you don’t, someone or something is always going to come around that shows you it has more power than you.
(Virginia Mayhew, citada por Melody Beattie en Finding Your Way Home)

Traigo esta cita a colación, luego de que hace un par de semanas vi algo que me dejó atónito… o como dicen en mi barrio, “en shock”. Se trata de que tras concluir su marcha por las costas de Puerto Rico, cierto ex-gobernador de Puerto Rico osó compararse (o permitió que así se hiciera) con líderes de la talla del Rvdo. Dr. Martin Luther King, Jr., y Mohandas (o Mahatma) Ghandi… ¡EXACTAMENTE COMO LO ESTÁN LEYENDO! Ahora resulta que un líder político cualquiera se atreve a ponerse en los zapatos de figuras de gran valía intelectual y moral… unos zapatos que definitivamente le quedan demasiado grandes. ¿Será para ensalzarse a sí mismo?

(Si mal no recuerdo, Jesús insistió durante su prédica en Jerusalén que quienes se ensalzan a sí mismos serán humillados… ¿qué tal si alguien se lo recuerda al líder político en cuestión, especialmente cuando éste quiere equipararse con la figura de nuestro Señor?)

Tal vez sea cuestión de que a quienes se vean a sí mismos en esa luz les falte algo. Y si leemos bien la cita de arriba, ese algo es la humildad. Esa humildad es la que nos hace ser mejores personas, que nos ayuda a solidarizarnos con nuestros hermanos, a procurar el mayor bienestar de nuestro prójimo. Y ciertamente esa es una cualidad que adornó en vida (y sigue adornando más allá de la muerte) a figuras como King y Ghandi. Ninguno de los dos hizo alardes de su capacidad para unificar sus pueblos respectivos hacia metas de paz, de unión y de igualdad (en su sentido más noble). Más bien, fueron humildes servidores de la humanidad. Es una pena que a ambos les sucediera lo que Einstein anticipó alguna vez…

Great spirits have always encountered violent opposition from mediocre minds.
(Albert Einstein)

… o sea, que su paso por la Tierra terminara a manos de individuos con mentes mediocres, que no muestran ni rastro de humildad…

Pero bueno, allá Juana con sus pollos… si a ninguno de ellos le ha dado con cruzar el camino (por aquello de… never mind!) Mientras tanto…

¿QUÉ ES LO QUE LO QUE ESTÁ PASANDO ESTA SEMANA (13—19 DE MARZO DE 2006)? Un carnicero que tiene de todo (y cuando digo “de todo”, es DE TODO)… Una joven se pone nerviosa en su primera visita al médico… Un hillbilly de Kentucky se mira al espejo por primera vez… Un bombero jamaiquino se ingenia tremendo sistema para cuando quiere tener intimidad con su esposa… Y… Un marido ebrio encuentra en su cama más pares de pies de lo habitual (¿?).

Así que ya lo sabe: Visite Humor, Según Luis Daniel Beltrán.

Y ahora, a otra cosa: A fin de cuentas, fue bueno que yo me demorara hasta hoy (miércoles 15) para escribir en el blog, ya que desde ayer (martes 14) estoy envuelto en los tan esperados preparativos para la mudanza de mi oficina a la nueva sede del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico en Río Piedras. O sea, que ya estoy empezando a empacar “los motetes” para la mudanza, que (Dios mediante) será para el próximo lunes 20. La verdad, no es nada fácil, especialmente cuando tiene uno que elegir los documentos y materiales que se llevará y los que deberá descartar, para entonces colocarlos en las cajas correspondientes (y rogarle a Dios para que los mudanceros las entreguen en el piso que corresponde)… en fin, todo un revolú. Pero al menos la espera está llegando a su fin.

Y ahora sí, nos vemos en el fin de semana. Cuídense mucho y pórtense bien, ¿OK? Bye!

LDB