Visto en las redes sociales hoy: Guau, Guau, snif, snif

Amigas y amigos, mi gente, ¿ustedes pueden creer una cosa como ésta?  Que sea materia de interés para la prensa de Puerto Rico que los perros se pongan… esteeeeeeeeee … con fresquerías.  Me imagino que llegaremos al punto en el que hasta los políticos y las figuras de la farándula (total, no hay mucha diferencia entre unos y otros) haya que preguntarles si su perro le huele el… esteeeeeeeeee… “el d’eso”.

Es más, propongo que en alguno de los debates con los candidatos a la gobernación de Puerto Rico, se le pregunte sobre ese particular.  A mí me interesaría saber cómo contestarían sobre un tema así de apremiante para el país. 😛

En cuanto a mí se refiere… ¡me alegro de no tener mascotas en mi casa en este momento!

¡Y vamos a dejar ese “d’eso” ahí!  Cuídense mucho, pórtense bien y sean personas razonables.

(Y mejor me doy prisa, porque ese perro que está allí me está mirando medio raro… 🐶) 

Soy Luis Daniel Beltrán… y yo apruebo esta entrada. 👍

Anuncios

Mirenlos… y ponganse a llorar!

Aerial view of Naval Station Roosevelt Roads, ...
Image via Wikipedia

¿Qué es lo que está ocurriendo aquí, mi gente?

Desde la mañana del martes 25 de agosto vengo escuchando las desafortunadas manifestaciones que hizo el director del proyecto Riviera del Caribe (o Portal de Futuro, como lo llamaba la administración del PPD), Jaime González, el 15 de julio de 2009 durante una reunión con las comunidades alrededor de lo que hasta hace unos 5 ó 6 años fue la base Roosevelt Roads de la marina estadounidense (y que recién acaban de salir a la luz, gracias a que alguien… pues… circuló el vídeo en YouTube).  Y francamente, estoy muy sorprendido y decepcionado con este “servidor público” por dispararse la maroma de hacer un despliegue de su arrogancia y necedad, restregándole en la cara a los miembros de dichas comunidades el que no podrán disfrutar de los lujosos hoteles de 5 estrellas, de los restaurantes donde la gastronomía (además de ser costosa) es un arte, de los casinos donde la Dama Fortuna seduce al aventurero que se atreve a retarla, de los grandes yates donde el lujo y la lujuria se exhiben de la mano… ¡porque no son los “agraciados” que se beneficiarán de las obras que se realizarán allí!  Porque así es la vida… such is life!

Así que según ese señor, ¿qué tendrán que hacer estos “no agraciados”?  Conformarse con mirar a los turistas ricos disfrutar de esos lujos, como el perro que mira a sus dueños comer a la mesa, a la espera de que le tiren algo de lo que sobre o de lo que los comensales no apetezcan.  O si tanto aspiran a ser como esos turistas pudientes… ¡pues seguir jugando Loto o “Pega 3”, que así tal vez se puedan conseguir uno de esos yates lujosos!

La verdad es que a muchos nos ha causado indignación estas expresiones, expresiones que sólo podrían venir de personas a quienes no les importa el bienestar de los demás, de personas a las cuales la pobreza les causa repulsión, y quién sabe si además son la clase de persona que busca ganarse el favor de estos comensales potenciales, a ver qué bocado les puede caer de esa mesa lujosa.  Pero además, estas expresiones crean una duda, porque las hace quien se identifica de entrada como “mensajero” de la administración del gobernador Luis G. Fortuño Bruset en este asunto, como un hired gun (un gatillero a sueldo).  (Poco le faltó a ese señor para ir allí vestido completamente de negro y repartir una tarjeta de presentación con un caballo de ajedrez y la inscripción, “Have Gun – Will Travel”…)

Y entonces, ¿será eso una reafirmación de que los grande$ intere$e$, los rico$, los podero$o$, son lo$ dueño$ de Puerto Rico, mientras que los pobres y la clase media no tienen oportunidad de salir del hoyo?  ¿Será esa la política pública de la actual administración? A mí me gustaría pensar que no es así.  Y a mí me gustaría pensar que el gobernador Fortuño está dando pasos afirmativos para que ésa no sea la política que impere durante su administración.  Y de hecho, tengo entendido que él se expresó en contra de las manifestaciones de su hired gun.  Más aún, su propio hired gun manifestó luego de divulgarse sus nefastas expresiones que lamentaba haberlas hecho, pero eso a muchos nos ha caído como que él lo está haciendo “de la boca para afuera” (la misma frase que él utilizó en su momento para referirse a sus críticos, los cuales él ha dicho que no le importan), y que personas como él seguirán caminando por ahí con impunidad, serviles a quien les pague mejor, a quien les deje caer de la mesa lo mejor de las migajas, mientras los demás se pelean por lo poco que les quede.

Total, como él dijo, such is life!

Y como así es la vida, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

Un Viaje Sin Regreso, Y Una Nota Administrativa

¡Saludos, mi gente!  ¡Esto es lo que está pasando!

Indignación.  Esa es la primera reacción que las personas tienen cuando se enteran de que un asunto de interés humano termina de mala manera.  Y el asunto al que voy a referirme no es la excepción.  Se trata del hurto de un perro de raza que fuese traído desde Brazil para participar en una exhibición de perros que se estaba celebrando la semana pasada en uno de los principales hoteles de San Juan.  Para quienes aún no estén enterados, el perro en cuestión, bautizado con el nombre de un reconocido actor cinematográfico (que de todos modos voy a reservarme, porque no sé si hay asuntos de “derechos de autoría” o copyright implicados aquí),* se encontraba en una jaula dentro del vehículo que su dueño había alquilado para desplazarse desde su hotel hasta la sede de la exhibición, cuando el vehículo fue hurtado el pasado viernes.  Luego de la correspondiente búsqueda policial durante el fin de semana (largo, por observarse también en Puerto Rico el Día del Armisticio y del Veterano), apareció el vehículo en una avenida de Carolina (suburbio al Este de San Juan y sede del Aeropuerto Internacional, para quienes estén leyendo esto en América Latina).  Lamentablemente, el perro aún estaba dentro del vehículo, donde fue hallado muerto en su jaula (se cree que por asfixia).

Así que imaginen, si lo desean, el trauma por el que el dueño del animal debe estar pasando en estos momentos, de haber venido a exhibir su perro (cuyo valor monetario debe oscilar por los US$20,000) en un certamen, para entonces venirlo a perder por causa de una ola criminal que nuestro gobierno parece que no sabe como controlar.  Seguramente él estará pensando que el nuestro es un país peligroso, donde el criminal campea por su respeto, mientras que las autoridades se preguntan qué hacer y no hacen absolutamente nada.  Tal vez decida que no regresará nunca a Puerto Rico, por no revivir el trago amargo de que le arrebataron algo de valor para él.

Es más: Se me ocurre hasta pensar que los victimarios se hubieran enterado de lo valioso que era el perro en cuestión, y que hubiesen decidido hacerlo morir, sólo por el placer de ver morir a otro ser viviente, de burlarse de la indignación de la gente decente y cumplidora de la ley, de afirmar su supuesto poder sobre la vida y la muerte…

Yo estoy muy seguro que esa risa, ese placer que quien(es) cometió (cometieron) ese delito deben estar sintiendo en estos momentos no durará mucho…

¡Total!  ¡Así de mal están las cosas en Puerto Rico!

A CONTINUACIÓN, UNA NOTA ADMINISTRATIVA: Se habrán dado cuenta de dos cosas en este blog.  Primero, acabo de cambiar la plantilla habitual por una plantilla de Navidad, de manera de ir “haciendo embocadura” al acercarse el final de este año.  Un año que, como todos, me ha traído de todo: triunfos (como los dos simposios en los que estuve involucrado), decepciones, etc.  Y segundo, decidí eliminar mi blog en inglés, por el momento (por lo que no verán el feed de ese blog en la columna lateral).  La razón para ello estriba en que aparentemente, mi blog en inglés no llegó a la cantidad de lectores que yo esperaba cuando empecé hace unos meses con WordPress.com,** además de que en estos momentos no me es viable dedicar el tiempo de que dispongo (que suele ser la noche del domingo en hora de Puerto Rico) a ambos blogs a la vez.  Aún así, yo espero volver a poner en el futuro un blog en inglés, en el cual yo pueda expresarle a otro público mi sentir y mis opiniones, dentro de un clima de respeto y cortesía, en el que podamos intercambiar ideas amistosamente.  Así que no se preocupen, que habré de salir adelante como quiera.

¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.  ¡Hasta la próxima!

* Sólo diré que el actor en cuestión interpretó hace unos 30-y-tantos años a un detective de la policía de New York quien casi pierde la vida investigando la corrupción en dicho cuerpo policial.  Así que… ¡adivina, adivinador!

** Si comparamos el blog que están leyendo con el blog que acabo de eliminar, éste apenas lo estaban leyendo de 6 a 8 visitantes en un buen día, mientras ue del blog que están leyendo aquí, un buen día lo están leyendo hasta 81 visitantes.  (Otro día les haré el informe completo.)

LDB

Sin Ley Ni Orden: Intencion Animal

¡Saludos, mi gente! ¡Esto es lo que está pasando!

Seguramente ustedes se habrán enterado ya de lo que se dio a conocer la semana pasada, cuando se reveló que una compañía, supuestamente contratada por el gobierno municipal de Barceloneta (un municipio de la costa Norte de Puerto Rico, famoso por sus sembrados de piñas y por ser la sede de un desarrolo farmacéutico extenso) dispuso de una gran cantidad de perros de los que en Puerto Rico conocemos como “satos” (para que lo entiendan en otros países hispanohablantes, es como decir que son perros “de la calle”) tirándolos por un puente alto (más de 50 pies o 15 metros) de una de las principales vías que conducen hacia San Juan… ¡ASÍ COMO LO ESTÁN LEYENDO! Se dice que dicha compañía había sido contratada con el fin de recoger todos los perros realengos que encontrara en los residenciales públicos de Barceloneta, en supuesto cumplimento a una política pública que impide la tenencia de mascotas en esos residenciales (con multas y otras penalidades).

Por supuesto, cuando se dio a conocer esta noticia, la culpa (como siempre) se hizo ajena. Por ejemplo, el alcalde de Barceloneta citó a una conferencia de prensa en la que negaba que hubiese ordenado que se tiraran los perros por el puente para abajo, y amenazó con quitarle la administración de los residenciales al gobierno estatal (Departamento de la Vivienda) para que sea el municipal el que los administre. (Desde luego, cualquier excusa es buena para muchos alcaldes como éste, cuya apariencia—a mi juicio—da la impresión de que a veces actúa destempladamente. Pero bueno, así es alguna gente…) Por su parte, el dueño de la compañía que tuvo a su cargo el operativo, en un aparente deseo de imitar al Apóstol Pedro, negó más de tres veces (¿qué tal “setenta veces siete”?) haber tenido algo que ver con la desafortunada acción. Pero para hacer más difíciles las cosas, él hizo incinerar unos perros muertos que ya estaban en los refrigeradores de su compañía, porque y que “ya estaban oliendo mal”.

Pero una cosa: ¿y si alguno de los perros que este señor… no no no, este individuo mandó a incinerar, hubiese sido de los que cayeron en la redada en los caseríos de Barceloneta? ¿Serían evidencia de que sí estuvo involucrado, y quiso disponer de ella antes de que la misma lo implicara? Si me preguntan a mí, yo diría que ni en series de TV como Miami Vice o Law & Order: Criminal Intent había visto tanta intriga criminal.

Aparte de eso, todo esto ha tenido el efecto de causar furor, no sólo en Puerto Rico, sino fuera de nuestras costas. Prueba de esto es la cantidad de noticias que a la fecha en que escribo circulan por la Red, como cualquiera de mis lectores puede comprobar haciendo una búsqueda de la siguiente secuencia (sin las comillas) en Google: “Puerto Rico pet massacre”. Y eso atrae la clase de atención negativa que ninguno de nosotros desea. Pero también atrae la preocupación genuina de quienes se ponen de pie y están dispuestos a alzar su voz en contra de la injusticia, especialmente la que se comete contra los pobres y los marginados (como en este caso).

De hecho, valga mencionar que en la Red se están haciendo hasta campañas de peticiones para que las autoridades investiguen lo sucedido y fijen las responsabilidades correspondientes. De éstas quiero destacar la que se lleva a través de The Petition Site para que se le pida al Gobernador de Puerto Rico que ordene una detallada y completa investigación del asunto y se lleve ante la justicia a los responsables de esta matanza, y se penalice a éstos acorde con una ley estatal que condena la crueldad en contra de los animales. La campaña, cuya meta inicial era recolectar 1,000 (1.000) firmas ya había levantado 11.240 (11.240) firmas al momento en que escribo; por cierto, la mía es la número 10,972 (10.972). Si alguno de ustedes está interesado y la campaña no ha cesado, éste es el enlace a la petición.

Mientras tanto, dejo una pregunta en el aire: ¿qué le decimos a los niños de nuestros residenciales públicos, que pueda aliviar el dolor de perder a los que ellos entienden que son sus mascotas, por causa de individuos sin sensibilidad ni sentido de humanidad?

OK, vamos a otra cosa, que ya esto es muy deprimente…

ESTA SEMANA (22–28 DE OCTUBRE DE 2007): En busca de un milagro, un paralítico se echa agua bendita en las piernas… Olvídese de “La Cocina de Giovanna” o del Chef Piñeiro: Aquí les traigo la más novedosa receta de pollo relleno para asar en el horno… Y… Un anciano estadounidense de visita en Francia le da una lección de “civismo” a un funcionario de la aduana local.

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB