Categorías
comunicaciones Estados Unidos eventos gobierno internacional Internet Medio ambiente política Puerto Rico racismo sociedad web sites

Historia de dos lideres: . . . y los primeros cien dias del otro

¡Qué tal, mi gente!

Aunque con una semana de retraso, lo prometido es deuda, y ahora es que me toca escribir algo sobre los primeros 100 días de Barack H. Obama como presidente de los Estados Unidos, los cuales se cumplieron el día 29 de abril de 2009—exactamente el mismo día en el que el gobernador Luis G. Fortuño Bruset rendía al país su mensaje presupuestario, en el que se incluía su plan para la “recuperación” de las finanzas públicas, aunque a costa de 30000 empleados públicos a los que se pretende despedir, pero ya esa es otra historia.

Y como dije un par de entradas atrás, estos primeros 100 días han sido bastante intensos a su propia manera.  Han sido días en los que se ha visto de todo en la naciente administración federal.  Desde el “arranque en fa” con la firma de una directriz ejecutiva para cerrar—en el plazo de un año—el campamento penal en la base naval estadounidense de Bahía Guantánamo en Cuba (donde aún están presos algunos de los sospechosos en la "guerra contra el terrorismo" de la administración de George W. Bush), hasta el plan de “estímulo económico” de US$787 mil millones con el que se pretende paliar la crisis en la economía estadounidense, la cual está en una situación bastante difícil, aunque no todo lo mala que podría ser.

La cuestión es que desde el mismo primer día de trabajo, el presidente Obama ha puesto su empeño en cumplir las promesas que hizo en su campaña electoral, aunque a lo largo del camino, él debe haber descubierto que no todas las promesas que él hizo serán fáciles de cumplir (y aún falta un trecho bien laaaaaaaaaargo por recorrer).  Aun aquéllas que algunos sectores considerarían “peligrosas” para el bienestar de los estadounidenses y para la “seguridad nacional”—como el cierre del campamento penal en Guantánamo y la divulgación de los memorandos secretos del gobierno federal sobre las torturas “técnicas especializadas para la obtención de inteligencia”.  (Y por favor, recuerden lo que dijo una vez George W. Bush: “Estados Unidos no tortura a sus prisioneros”.  Me imagino que a la vez que dijo eso, él no asentía con la cabeza, porque ahí sí que estamos mal…)

Aunque francamente, yo no veo que los alarmistas de la vida aclaren cuán peligroso puede ser para su país, por ejemplo, que se sepa la verdad sobre las “técnicas especializadas para la obtención de inteligencia”, o aun que se proteja la integridad de la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente, con una base científica sólida (tema que me toca bastante de cerca, por razones que ustedes ya conocen).  Y esto último es importante si se quiere despejar toda duda levantada a causa de la toma de decisiones de claro corte político partidista en acciones que afectan la vida de los ciudadanos, positiva o negativamente (como restringir la investigación científica con las células madre o stem cells—porque para conseguir nuevas líneas de esas células hay que utilizar bebés abortados, y eso es un anatema para la derecha reaccionaria con base “religiosa”—, abrir a la exploración petrolera las áreas naturales de gran valor como el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico en Alaska, disminuir las protecciones legales para las especies amenazadas o en peligro de extinguirse, etc.).*

Pero eso no ha sido lo único.  En todos esos 100 días, el presidente Obama ha estado llevando a cabo acciones para presentarse en la escena mundial como la clase de líder que pretende que queden atrás los vicios de una política internacional matizada por la toma de partidos (“el que no esté con nosotros está en nuestra contra”) y por el ejercicio de solucionar de la peor manera posible la crisis a la que Estados Unidos y el mundo se vieron arrojados con los infames actos terroristas del 11 de septiembre de 2001.  No todos los beneficiarios prospectivos, como Irán, han quedado satisfechos—en ese caso, porque el liderazgo iraní se siente como que los occidentales no quieren quitarle el guante de la cara en lo de su supuesta ambición nuclear con fines “pacíficos”.  Sin embargo, otros parecen ver una oportunidad para limar algunas de sus asperezas con los Estados Unidos, aun cuando de todos modos sigan atrincherados en sus propias posiciones ideológicas.  Tal parece ser el caso de Venezuela, como lo demostró el gesto de su presidente, Hugo Chávez Frías, de estrechar la mano de su homólogo estadounidense y obsequiarle un ejemplar—en español, en el que no creo que el nuevo presidente estadounidense tenga alguna fluidez—del libro, Las venas abiertas de América Latina, por el uruguayo Eduardo Germán Hughes Galeano, una fuerte denuncia contra la explotación de las riquezas latinoamericanas por los países industrializados, a un alto costo social y político.  (Libro del que, por cierto, yo también tengo un ejemplar en mi biblioteca, y que me propongo leer de nuevo en los próximos días.)

Por supuesto, no han faltado las críticas contra el presidente Obama, principalmente provenientes de personeros de la derecha política republicana que, más que una genuina preocupación por el rumbo que toma su nación, lo que destilan es rencor, con un matiz de revanchismo político.  Por lo menos, para mí ésa es la explicación de que muchos de estos personeros expresen su esperanza de que el presidente Obama fracase en su mandato.  ¿Por qué?  ¿Será porque se dejaron vencer por alguien “distinto” (interprétese como se interprete) y eso no les hizo gracia alguna?  ¿Será por que no tienen nuevas ideas que ofrecer a su pueblo?  ¿Será porque no creen en la constante del cambio, en que deben evolucionar con la misma sociedad que dicen representar?  ¿Será porque no tienen la capacidad para admitir—y afrontar con valentía—las fallas de su propia ideología, los puntos débiles, los defectos, a fin de corregirlos y ponerse en pie como fuerza política válida?

(Por supuesto, esto no significa necesariamente que los demócratas estadounidenses son hermanitas de la caridad, en tanto su interés en una mayor intervención del gobierno en la vida de sus ciudadanos es igual de “saludable” que la confianza desmedida del gobierno en el “dejar hacer” para impulsar la economía—la misma confianza que ha llevado a los estadounidenses al hoyo económico en el que están al presente.)

A mi juicio, el presidente Obama es una persona bastante carismática, que ha exhibido un gran arraigo entre sus conciudadanos y una gran admiración en otros países (por no hablar de que ha sabido aprovechar la Internet y los nuevos medios tecnológicos para conectarse con sus conciudadanos y con el mundo), y que en sus primeros 100 días de mandato ha mostrado una disposición para atacar los problemas que los afectan y buscarles soluciones, si posible dentro de un espíritu de colaboración bipartidista (aunque como ya expresé, no todos parecen estar en esa misma onda… ¡igualito que aquí!).  Así que a mí me parece que él le ha sacado bastante partido a sus primeros 100 días como presidente de la nación más “poderosa” del mundo…  Y entonces, ¿qué se esperará para los restantes 1361 días (o en el mejor de los casos, 2822 días)?  Ya veremos qué sucede.

¡Y vamos a dejar la “Historia de dos líderes” ahí… por lo pronto!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Hasta luego.


* Sobre la restauración de la integridad científica en el ámbito del gobierno federal vea: Memorandum for the Heads of Executive Departments and Agencies, del día 9 de marzo de 2009.


LDB

Categorías
deportes espiritualidad eventos figuras públicas política Puerto Rico sociedad

De Manipulaciones Religiosas, CAMPEONES (Con Mayusculas) y Momentos Historicos

Hola,

La verdad es que ya yo no sé ni en qué pensar. La semana que acaba de concluir comenzó con la aparición de una reverenda protestante en un anuncio de campaña del ex-gobernador de Puerto Rico y candidato a regresar a esa posición en las elecciones generales de 2004, Dr. Pedro J. Roselló. La aparición de este anuncio ciertamente fue controvertible, dado que al ex-gobernador Roselló se le asocia normalmente con ciertas situaciones irregulares que él habría “dejado pasar” durante los 8 años de su mandato (1993–1996, 1997–2000). (Favor notar las comillas en la oración anterior; la frase entre las comillas podría interpretarse de cualquier manera.) Mucho mayor conmoción causó el que dicha reverenda expresara en entrevista subsiguiente que el propio ex-gobernador había aceptado a nuestro señor Jesucristo como su salvador personal, y que sería bautizado ulteriormente como protestante. Mayor conmoción aún causó el que el propio ex-gobernador negara en parte lo del bautizo, y se denominara a sí mismo como un “Católico protestante”. (¿Alguien entiende exactamente a qué… diantre se refiere eso?)

Obviamente, las reacciones de la alta cúpula Católico Romana en Puerto Rico no se hicieron esperar. El Arzobispo de San Juan apuntó hacia una “crisis de identidad” de parte del ex-gobernador en sus expresiones, mientras que su antecesor, Luis (Cardenal) Aponte-Martínez, tildó al ex-gobernador de “apóstata confeso”, en el sentido de que éste estaba renegando de la fe profesada en el bautismo Católico. Y por supuesto, el ex-gobernador “devolvió el golpe” al restarle reconocimiento al Arzobispo de San Juan por éste estar involucrado en actuaciones políticas (como lo de sacar al US Navy de Vieques, pero ya ése es otro cantar)…

Sinceramente, todo lo anterior me preocupa muchísimo. Ahora parece que ciertos sectores de Puerto Rico han optado por apropiarse de la fe religiosa como un medio para manipular al resto del pueblo y llevarlo hacia una dirección particular. Una de las cosas que más me inquietan es ver cómo gente que ha estado involucrada en muchas de las situaciones irregulares a las que hice referencia al comienzo trata de manipular la religión para dejar la impresión de que son buenas personas, cantándose “víctimas inocentes” de una persecución de estado (aunque los presuntos perseguidores, en realidad tampoco son precisamente discípulos de la Madre Teresa). Es como una forma de hacer una distinción entre los buenos y los malos, entre las víctimas inocentes y sus verdugos.

La pregunta que yo me hago entonces es: ¿Hasta dónde se pretende llegar mediante la manipulación de un área tan delicada para nuestra vida de pueblo como la fe religiosa, por gente cuyas actuaciones no necesariamente son muestras de virtud, de amor y de dominio propio? (Y estoy hablando de uno y otro bando. Ambos son exactamente los mismos “sepulcros blanqueados”, por más que lo nieguen.) Yo estoy seguro que el propio pueblo que dentro de 30 días (contando desde el día en que coloco esto en mi blog) estará emitiendo su voto, es muchísimo más inteligente que sus mismos líderes y no se dejarán manipular ni faltar el respeto.

Por lo pronto, cierro el tema con un recordatorio:

Si alguien se cree ser algo, cuando no es nada, a sí mismo se engaña.

(Gálatas 6:3, Versión “Dios Habla Hoy”, CELAM, 1983.)

Mientras tanto, hoy estoy contento porque…

ESTA SEMANA ESTOY BOTANDO LA CASA POR LA VENTANA CON LA PÁGINA NÚMERO 100* DE LA SECCIÓN DE HUMOR (2004-39): Una chica en notable estado de embriaguez se vanagloria de… ¡ejem!… la fuente de TODOS sus bienes… Grave problema de salud entre los soldados de un regimiento, y el remedio es mucho peor que la enfermedad… Una madre advierte a su hija adolescente sobre la deshonra… Woody Allen se expresa sobre el sexo sin amor… Tras impedírsele la entrada a los Estados Unidos, el artista previamente conocido como Cat Stevens lanza una amenaza… Publican nuevo libro sobre el SEXO… ¡Ah!, y ya que tengo su atención, surgen nuevas razas de perros en los Estados Unidos… ¿Que el nene y su amiguita ya no quieren jugar “al médico”?… Y… Los 10 mandamientos del matrimonio.

(*Se cuenta ésta como la página número 100 del total de páginas que tiene esta sección de mi sitio ‘web’; las primeras 8 páginas son las de los años 1995 a 2002, la primera página del conjunto de 2003 es la número 9, y así por el estilo.)

ADEMÁS, ALGO NUEVO EN LA PÁGINA DE 2001: Ahora resulta que el Invisible Fence no es sólo para mantener a raya a perros y gatos.

(Sitio ‘Web’ de LUIS DANIEL BELTRÁN – Humor: http://luisdbeltranpr.tripod.com/humor/index.htm.)

Bueno, no quiero cerrar sin antes comentar un poco sobre la pelea de Tito Trinidad y Ricardo Mayorga efectuada la noche del sábado (2/OCT/2004). (Aclaro que hace mucho tiempo dejé de seguir el deporte de boxeo, por lo que aquí voy a “tocar de oído”.) Me alegra saber que por medio de los puños, Tito demostró al mundo en su regreso por qué es actualmente el mejor boxeador libra por libra (o kilo por kilo, para el resto del mundo) en su categoría. Sobre todo, Tito demostró al mundo que es un verdadero deportista, y que puede distinguirse fácilmente de su rival (sea quien sea). En otras palabras, un CAMPEÓN (así, con mayúsculas).

OK, hasta aquí llegué yo por hoy. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB