La Semana de Zuleyka

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

Bueno, tal y como se esperaba, por fin vino la nueva Miss Universe 2006, Zuleyka Rivera, a su lar patrio. Por lo menos es bueno que alguien como ella nos anestesie por un ratito, a ver si se nos hace más tolerable el dolor de vivir en un Puerto Rico cada vez más parecido al Dodge City de Gunsmoke. La cuestión es que la visita de Zuleyka ha sido la comidilla esta semana, con entrevistas aquí y allá, visitas al gobernador y a los líderes legislativos en la Cámara y el Senado (ojalá que algún día en su vejez, ella se pregunte, What the **** was I thinking then? cuando piense en las sanguijuelas que se retrataron con ella a comienzos del Siglo 21), sesiones fotográficas con cuanto presenta’o o presentá’… ¡perdón!… con todos aquellos(as) que quisieron ser parte de la historia retratándose con ella…

Por supuesto, no todo fue la proverbial “miel sobre hojuelas” (¿a quién… rayos se le pudo haber ocurrido acuñar una frase tan atroz?) durante la estadía de Zuleyka. Y viene a cuento lo sucedido el pasado martes (9/05/2006), cuando se trató de que ella recibiera el homenaje de su gente, de sus compueblanos, de la gente que la vio nacer y criarse en su pueblo de Salinas (costa Sur de Puerto Rico, para beneficio de los lectores en América Latina). Cuando las autoridades de ese municipio quisieron darle el recibimiento que ella se merecía, se formó una clase de tumulto que no permitió que ella recibiera el calor de su gente, de su pueblo.

¿Error de coordinación de las autoridades municipales? ¿Error de los coordinadores de la visita? ¿Intervención de la asquerosa política partidista?

Bueno, el alcalde de Salinas dice “Yo no fui”. (Pero, ¿no es ése el mismo alcalde que dijo al principio que su municipio no tenía el dinero para esa actividad, para luego decir que no había dicho lo que se decía que él había dicho?)

La recua de lameojos… ¡perdón!… los representantes del concurso Miss Universe en Puerto Rico e internacional hacen un coro que ni el de la UPR para decir, “¡Yo no fui!”

La tenedora de la franquicia del concurso en Puerto Rico, Magaly Febres, dice (ayúdenme aquí a fingir un acento dominicano, please?), “¡Oh oh, mi’ qué vaina, pero yo no fui! A mí casi me eitrangularon cuando tratamos de salí de allí…”

Como siempre, la culpa es huéifana huérfana…

Pero bueno, se supone que el lunes 11 ya Zuleyka esté de regreso a su casa (hasta nuevo aviso) de New York y pueda reanudar su agenda como soberana de la belleza universal. Entonces tendremos que despertar de nuevo a nuestro eterno dolor, mientras que los “cirujanos” de todos los días siguen cortándonos sin ton ni son…

OK, vamos a cambiar de tema…

ESTA SEMANA (11—17 DE SEPTIEMBRE DE 2006): Una pareja de ancianos trata de darse “una gozaíta”… En un salón de clases, cada niño le dice a su maestra cuál es la profesión de su papá o su mamá… ¡pero uno de ellos se las trae con su oficio particular!… Tres técnicos de emergencias médicas se jactan de cuán rápido responden en una situación de emergencia… La amistad entre un niño italiano y un niño judío los lleva a compartir sus regalos de cumpleaños… ¡y también lleva a uno de ellos a un cuestionamiento parental!… Y… Una atractiva clienta se ve en apuros en el supermercado cuando se le olvidan… esteeeeeeeeee… cuando se le olvidan unos artículos para su higiene personal.

Visite Humor, según Luis Daniel Beltrán.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

P.S. Durante este fin de semana coloqué algunas de las fotos que exhibo en mi página web, tanto en Flickr.com (una división de Yahoo!) como en Ringo.com. Allí podrán verlas sin los marcos que les puse para la versión actual de las mismas. Por favor, escríbanme y díganme qué opinan de las mismas, ¿OK?

LDB

De Susto y Susto

Saludos, mi gente.

Hoy quiero empezar en orden inverso de importancia. La verdad es que cada vez se hace más difícil sentirse seguro en el mundo de comienzos del Siglo 21. Ahora resulta que se estaba gestando una nueva trama terrorista para hacer estallar varios aviones en vuelo desde el Reino Unido hacia los Estados Unidos, y que la misma logró (¿?) ser desbaratada por las autoridades de esa nación. ¡Para qué ha sido eso! No hacen más que estornudar en el Reino Unido, para que acá en nuestro lado del charco estemos sintiendo los síntomas de una pulmonía. Ahora las autoridades federales han optado por prohibir el transporte de líquidos (incluidos los gels para el cabello… ¡lo sentimos, señor Alcalde de San Juan!) y aparatos electrónicos en el equipaje de mano, no vaya a ser que a algún terrorista local le dé por construir un artefacto explosivo que estalle y nos haga estrellar contra el mar. Como decía el coro de una canción de salsa en los 1970s… “¡Son los nervios! ¡Son los nervios!”

Pues sí, bastante razón hay para uno tener “los nervios ‘nerviosos'”. Con los eventos violentos que se están dando en Oriente Medio, entre israelíes y libaneses, entre los aliados de Irak y los disidentes, entre los aliados de Afganistán y los Talibanes… cualquier día se repiten los trágicos eventos que sacudieron al mundo en 2001 (de los que pronto se cumplirán 5 años). Y todo eso, ¿para qué? ¿Para reparar legítimamente los agravios que puedan alegar contra Occidente los países y grupos cuya ideología se basa en los preceptos del Islam? ¿O para satisfacer una sed homicida alimentada por el ego de quienes dirigen esos grupos? Y a todo esto, la respuesta a esta crisis, ¿será “estabilizar” a esos países, haciéndolos “a la imagen y semejanza” de las democracias occidentales? Digo, supuestamente ése es el propósito de las acciones que vemos hoy en día en Oriente Medio, pero no siempre lo que se ve es lo que es.

Y mientras tanto, aquí en Puerto Rico sigue oliendo mal el asunto de los legisladores aparentemente involucrados con el presunto narcotraficante asesinado hace menos de un mes. Siguen las promesas de decir la verdad “en su momento” (¿será que quieren que les se dé un break para borrar sus rastros, o para inventar un cuento superespectacular que los libre de toda culpa ante los ojos de los demás?), las evasivas, las negaciones… ¡y hasta las apariciones del difunto dondequiera que hubiera un político, un artista de reggaetón, etc.! De hecho, lo más que dio gracia fue esta semana, cuando una columnista del periódico Primera Hora (www.primerahora.com) comparó al hoy difunto con el personaje “Forrest Gump”, por su tendencia a aparecerse dondequiera que se estuviese haciendo historia. (Obviamente, si ustedes vieron la película, que yo no, saben a qué me refiero.)

Es más… creo que lo mejor que yo puedo hacer antes de terminar este tema es repetir aquí la famosa frase del adorable retardado sureño…

Life is like a box of chocolates… you never know what you gonna get!

Y por supuesto, los referidos legisladores (y Dios sabe quién más), hace rato metieron las manos en la caja de chocolates… ¡y probablemente no tienen idea de lo que acabarán por conseguir!

OK, vamos a lo que vinimos…

ESTA SEMANA (14—20 DE AGOSTO DE 2006): ¿Qué hacen los nacionales de distintos países del mundo cuando un insecto les cae en el café?… Llaman la atención de un niño por éste orinarse en una piscina pública… El pasado regresa a la vida de un capataz de finca para ocasionarle un accidente… Escalofriante relato de lo que le sucedió a un borracho cuando fue al baño… Un hombre trata insistentemente de convencer a su hermano para que no se haga una vasectomía… Y… Si usted se encuentra en una situación altamente peligrosa… ¿cómo se podrá zafar de la misma?

Visite Humor, Según Luis Daniel Beltrán.

Y vamos a dejarlo ahí. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

P.S. Por cierto, ¿alguien sabe dónde está Zuleyka, que casi nada se habló de ella esta semana? Bueno, excepto porque el Alcalde de su pueblo natal (Salinas, en la costa Sur de Puerto Rico, para quienes leen esto en el extranjero) afirmó (y después lo negó… ¡la culpa es de la prensa, como siempre!) que no la iban a poder recibir allí porque no hay dinero para organizar el recibimiento. Eso sí que es tener… esteeeeeeeeee… ¡ustedes saben lo que quiero decir!

LDB

La Lindeza de la Semana

Saludos, mi gente,

La verdad es que hay veces en las que uno se pregunta de dónde salen las ideas de ciertos “líderes” de la comunidad. Prueba de ello lo son las siguientes expresiones recientes:

Lo importante no es quién es el dueño, es qué van a hacer con ellas.

Esta frase, que emanó el lunes pasado de la boca del Alcalde del municipio de Salinas (en la costa Sur de Puerto Rico) se relaciona con la controversia en torno a la jurisdicción a la que corresponden las Te… ¡uy, perdón!… la formación geológica conocida como “Las Piedras del Collado”. Sí, esa misma, la que parece un par de… ¡ustedes saben! Aquí está la foto para quienes no las conocen.

Las Piedras del Collado, Salinas, Puerto Rico
Las Piedras del Collado, Salinas, Puerto Rico

Piedras del Collado (vistas desde la carretera PR-1), Salinas, Puerto Rico
Piedras del Collado (vistas desde la carretera PR-1), Salinas, Puerto Rico

Las palabras del ejecutivo municipal se recogen en un artículo con el que vine a dar por casualidad, en la página 8 de la edición de ayer (martes 10 de mayo) del periódico Primera Hora. (Y tenía que ser uno de los dos días que yo acostumbro a comprarlo… ¡otro día explico por qué!)

(OK, OK, lo confieso, es que esos dos días yo lo compro por los “bombones”…)

Pues sí, la cosa es que los alcaldes de los municipios que rodean a las… benditas tetas esas (Cayey, Salinas y Aibonito), están empeñados en reclamar cada quién el título de propiedad de las mismas. (Y yo recuerdo todavía cuando las llamaban “Las Tetas de Cayey”… ¡y eso fue no hace mucho!) ¿Con qué fin? Bueno, cada quién sabrá lo que quiere hacer con ellas.

Digo, si es cuestión de qué hacer con ellas… yo sé que hay expertas en ese tema… ¡y ellas deben saber bastante de eso!

Expertas en...
Expertas en...

Tal vez yo debería dar una opinión sobre qué hacer con las… ¡y dale que es tarde!… pero creo que me la debo reservar, para no “calentarme”…

Seguimos hablando más tarde. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB