Cuando yo sea grande, quiero ser…

¡Última hora, mi gente!  Esta mañana, mientras yo revisaba si tenía mensajes en mi correo electrónico, me encontré con una nota que podría sonar cómica, si no reflejara una realidad tan trágica.

Resulta que al inicio del presente periodo escolar en China (el pasado 1 de septiembre de 2009 ), se le hizo a varios niños de lo que en Puerto Rico sería una escuela elemental (grados primero al sexto, o aproximadamente de 6 a 12 años de edad) la tan gastada y antipática pregunta, “¿Qué quieres ser cuando seas grande?”.  Una niñita le contestó al entrevistador que ella quería llegar a ser un funcionario público, pero cuando el entrevistador le preguntó qué clase de funcionario público quería ser, ella—me imagino que con toda la candidez y la inocencia del mundo—contestó…

(¡Sí!  Ya saben lo que viene aquí: Redoble de tambores, por favor…)

¡UN FUNCIONARIO PÚBLICO CORRUPTO, PORQUE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS CORRUPTOS SIEMPRE TIENEN MUCHAS COSAS (PERTENENCIAS, POSESIONES) LINDAS!

(¡Exactamente como lo están leyendo!  Y por favor, después no digan que no les advertí al comienzo de esta entrada.)

Y como con la censura a las obras literarias por parte del Departamento de Educación de la que escribí en mi entrada anterior, “las reacciones no se hicieron esperar”.  (Otra vez el maldito cliché ése…)  Desde que no se debe tomar muy en serio ese tipo de comentario por parte de un niño—que de todos modos, no ha desarrollado aún la malicia suficiente para sobrevivir en la olla de grillos que le espera—hasta que la expresión de la niña representa un comentario triste sobre la realidad, sobre la falta de una sólida enseñanza de valores, sobre la inocencia que dice en público lo que los adultos no se atreven a admitir (¿se acuerdan de “El Traje Nuevo del Emperador”?), sobre la forma en la que se ejercita el poder del estado sobre sus ciudadanos—con todos sus excesos, con toda su codicia.

Por supuesto, cabría pensar que cosas como ésa sólo ocurren en países como China, donde un poder centralizado dicta las vidas de sus ciudadanos, mientras quienes ostentan ese poder se dan la buena vida (¿acaso necesito mencionar nombres?).  ¿Pero aquí en Puerto Rico?  ¿Quién dijo eso?  Digo, hasta el momento, con tantos ejemplos que vemos a diario (legisladores que adquieren riquezas de la noche a la mañana, como si tuvieran ese derecho por la gracia divina, o funcionarios que insultan y ofenden a quienes no son tan “agraciados” como ellos porque such is life… ¿de veras quieren que siga citando ejemplos?), dudo mucho que una cosa como ésa vaya a ocurrir en Puerto Rico… digo, eso creo…

Pero bueno, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

(¡Ah!  Y antes de que se me olvide, aquí está el enlace a la síntesis que hace Global Voices Online de la contestación de la niña y las reacciones de la blogósfera china—traducidas al inglés.  Allí también está el vídeo del reportaje en cuestión—en su idioma original—, en el que el rostro de la niña aparece borroso, presumo que para protegerla de cualquier posible represalia.)

LDB

La vida es como una caja de chocolates…

¡Saludos, mi gente!

Leo en la prensa diaria sobre lo mal que está la economía puertorriqueña, muy a pesar de los pronósticos que aseguran que los Estados Unidos y otros países están pudiendo salir—poco a poco, pero a paso seguro—del hoyo económico que se cavaron.  Leo cómo se pretende la idea de resolver “a la trágala” problemas que, por las razones que sean, no debió haberse permitido que ocurrieran, como la gesta de los residentes de Villas del Sol en Toa Baja, un grupo de personas pobres, las mismas que quedan excluidas por omisión de la posibilidad de adquirir una vivienda en el mercado actual (donde la vivienda más barata está hoy en día en los “bajos” US$190000), cuyo único delito es reclamar unos terrenos en los cuales construir sus viviendas (aun cuando la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA, ha determinado que los terrenos donde está asentada esa comunidad son inundables—y no creo que ése sea un dato para sacarse “de la manga”, sobre todo si así consta en los mapas de zonas inundables que dicha agencia federal prepara), y que por los pasados años han estado a la expectativa de cualquier intento gubernamental de desalojarlos, como puede leerse en este resumen (en inglés) (vean también la traducción al español).  (Y a muchos de nosotros, esos intentos de desalojo nos traen a la mente el violento desalojo policial en la comunidad Villa Sin Miedo en 1982, ante la posibilidad—latente, pero nunca lejana—de que eso sea lo que acabe por suceder.)

Y tal vez ustedes crean que nuestros políticos “del patio” mostrarán algún interés por atender problemas como los que acabo de mencionar (sólo por mencionar algunos).  Pero no.  Parece que el interés de nuestros pseudolíderes es mantenerse siempre en el candelero, aunque sea por cualquier estupidez que se les ocurra, de manera que la gente les ría las gracias que hacen y l@s apoye de todos modos a la hora de votar.  Tal vez será como decía en una ocasión la cantante Madonna, que lo importante es que la gente hable de un@… bien o mal, ¡pero que hablen!

Ejemplos de lo anterior (de los miles que vemos a diario) saltan a la vista.  Uno de ellos lo provee la “distinguida” senadora Evelyn Vázquez (les refiero a mi más reciente comentario en la entrada que le dediqué), el cual el blog Poder 5 resume en todos sus sórdidos detalles…  (Michael, si estás leyendo esto, discúlpame la exageración, ¿OK?).  El otro ejemplo se dio a finales de esta semana, cuando el Senado de Puerto Rico publicó en los principales rotativos del país un folleto publicitario—de esos que dan de qué hablar, pero no necesariamente por las razones correctas—en el que divulga asuntos de interés para el país.  Digo, hasta ahí vamos bien, ¿no?  Pero ése no es el problema.  Veamos los siguientes "exhibits":

  • Exhibit 1: El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz con la recién juramentada Jueza Asociada del Tribunal Supremo de los EE.UU., Sonia Sotomayor. Me imagino que cuando ella se retire mirará esta foto y se preguntará, "What the hell was I thinking? Who the hell's this guy?"
  • Exhibit 2: El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, ayuda al alcalde (en chaqueta y corbata) y a la Primera Dama estatal (Sra. Lucé Vela de Fortuño) a sembrar un árbol de almácigo en una escuela de Trujillo Alto. ¡Así cualquiera siembra un árbol!
  • Exhibit 3: El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz (do you see a pattern here?) parece que está en campaña todo el tiempo. (¡Adió'! Y la rubia que está a la derecha en la foto, ¿no es la senadora Evelyn Vázquez? Hasta en esta entrada ella se cuela…)
  • Y por último, Exhibit 4: El presidente del… OK, ustedes ya saben quién, rodeado de los jóvenes del Campamento de Verano del Taller de Fotoperiodismo de San Juan. Yo no sé, pero en mi casa me enseñaron de niño a no acercarme mucho a los extraños…

¿Notan algo extraño en estos "exhibits"?  Pues sí, en todos ellos aparece el presidente del Senado, Thomas (Tomás, si lo quieren escribir así) Rivera Schatz.  De hecho, él aparece en unas 15 fotos de todas las que “engalanan” las 12 páginas del folleto.  Desde retratarse con la recién juramentada Jueza Asociada del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, Sonia Sotomayor (de quien espero que ninguna de sus decisiones futuras "se sale" después de haberse tomado esa foto), hasta retratarse con los Niños Escuchas, los participantes del Taller de Fotoperiodismo (o de periodismo gráfico, que así suena a tono con nuestros tiempos) o los presidentes de organizaciones cívicas… ¡y algunos vicepresidentes también!

Y yo me pregunto, ¿qué necesidad tiene este señor de darse tanta exposición?  ¿Será que él aspira a la gobernación de Puerto Rico en el 2012, y quiere empezar el ascenso a la cima desde ya?  ¿Será que él quiere dar la impresión de que él es quien gobierna realmente en Puerto Rico, y no el gobernador Luis G. Fortuño Bruset, a quien el pueblo eligió democráticamente (aunque parece que algunos de quienes lo eligieron se están empezando a arrepentir por las razones que todos conocemos)?  Para mí hay una cosa que es segura, y es que él quiere que la gente hable de él—bien o mal, pero que hablen de él—, que lo vea como el gran protagonista, como un hombre de poder, que puede hacer y deshacer sin que se le cuestione su capacidad, porque quien lo cuestione, quien lo critique es su enemigo, es de los que “no le gusta que se digan las cosas positivas que él el Senado está haciendo por Puerto Rico y sólo destacan lo negativo”, como dijo de “algunos sectores de la prensa” puertorriqueña.  (Y aunque eso no me impide pensar lo que ya en otras ocasiones he dicho aquí sobre algunos sectores de la prensa, sospecho que por lo demás él es de los que prefiere matar al mensajero cuando éste se atreve a cantarle las verdades.)

Pero bueno, ya que establecimos el propósito de este ejercicio de autopromoción del senador Rivera Schatz, creo que lo que procede es invocar la sabiduría de cierto retardado sureño estadounidense con incapacidad de aprendizaje, Forrest Gump:

My momma always says, ‘Life is like a box of chocolates. . . you never know what you gonna get!’

(¿Alguien sabe si el DVD de esta película se consigue todavía?)

Y como recordarán los que vieron esa película, un punto fuerte de dicho personaje es su habilidad para insertarse dentro de la historia, hacer un cuento tan y tan verosímil que el resto del mundo se lo podría creer.  (Claro está, ayuda mucho a ello el que se emplearan efectos digitales en esa película para, por ejemplo, ubicar a Forrest en una ceremonia en la que recibe una medalla de honor de parte del presidente Kennedy, pero ya eso es otra cosa…)  Es más, ¿qué tal si hacemos algunas sugerencias para ubicar a esta versión boricua (porque lo es, quiera o no) de Forrest Gump?  Permítanme sugerir varios ejemplos:

  • Él ayudó a rescatar algunas de las víctimas del incendio en el Dupont Plaza, el día de año viejo de 1986, y salió retratado en todos los periódicos de esa época;
  • Él se ganó todos los eventos de pista y campo (atletismo… pero me gusta más la frase “pista y campo”) de los Juegos Panamericanos San Juan 1979, y salió retratado en todos los periódicos;
  • Cuando ocurrieron los trágicos eventos del 11 de septiembre de 2001, el salió inmediatamente en un avión hacia Nueva York y llegó a tiempo para salvar a varios centenares de personas, antes de que se cayera la primera de las torres gemelas…

Podría estar todo este rato proponiendo ejemplos y más ejemplos, pero creo que con éstos es más que suficiente.  Pero en fin, ésta es la realidad de nuestra faena política cotidiana, una faena en la que más se destaca el o la que más “roba cámara”, el o la que se presenta hasta en los bautizos de muñecas, el o la que se desvive porque hablen de él o ella—bien o mal… ¡pero que hablen!

Y los que estamos en la rueda de abajo… ¡bien, gracias!

¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

P.S.  Antes de terminar, aprovecho para agradecer a la autora del resumen al que me refería al final del primer párrafo de esta entrada, la periodista Firuzeh Shokooh Valle, de Global Voices, por citar parte de mi entrada anterior sobre los despidos en el departamento de noticias de la televisora pública WIPR-DT de San Juan en su reseña de lo que la blogosfera puertorriqueña ha estado comentando al respecto.  Digo, eso me hace sentir halagado, en tanto hice mi aportación para ayudar al resto del mundo a entender la lamentable situación por la que Puerto Rico atraviesa en estos momentos.  Nuevamente, ¡muchas gracias!

NOTA ADMINISTRATIVA (8 DE SEPTIEMBRE DE 2009 A LA 01:42 UTC): Para los que se estén preguntando qué pasó con las cuatro fotos que eran los “exhibits” de la ubicua presencia del presidente del Senado a través de su folleto publicitario, sepan que decidí eliminar las mismas de la entrada para evitar problemas con los derechos de autoría que pueda reclamar el Senado de Puerto Rico por dicho folleto.  Es solamente ésa y ninguna otra razón.  Gracias.

LDB

Nosotros Los Santos, Ustedes Los Malvados

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está ocurriendo!

La semana pasada vimos lo que nos pareció más bien un concurso de quién era más ladrón que el otro. Sucede que en salas separadas del Tribunal de Distrito de los EE.UU. en San Juan, se están viendo dos casos que amenazan con sacudir de alguna manera los cimientos de la sociedad, al exponer los malabares de quienes en lugar de servirle al país, se quieren servir del país.

De un lado, se ve un caso de fraude contra dos funcionarios del gobierno estadoísta que rigió desde 1993 hasta 2000, los cuales le sacaron el jugo a una obra de infraestructura (específicamente a un “superacueducto” con el que se ha pretendido resolver los problemas en el suministro de agua a los residentes de San Juan. Digo, imagino que eso será dejando a secas a medio mundo en el área fuente… pero allá ellos, que se fastidien…) El caso es que dichos funcionarios se apropiaron de millones de dólares en contratos con el gobierno, pero ¿para qué? Para poder ostentar un lujo que no les sienta bien, para darse aires de grandeza, para darse una sensación de poder, de estar por encima de las leyes que el resto de nosotros estamos obligados a cumplir… ¡quién sabe!

Del otro lado, se está viendo una sesión del Gran Jurado federal en la que se investiga si se deben radicar cargos relacionados con unos donativos a la campaña del actual gobernador de Puerto Rico, cuando éste era candidato a Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington, D.C. En este otro caso, se ha llamado a testificar testigos relacionados con las transacciones cuestionadas, funcionarios de aquella campaña, funcionarios del gobierno actual…

¡SÍ! Eso fue lo que escribí: “funcionarios del gobierno actual”. Pero ustedes dirán, “¿Qué ca…ramba tiene que ver el cargo actual de él como gobernador con los donativos para la campaña de Comisionado Residente?” Yo no sé (como ya he insinuado en otras ocasiones, yo no sigo la misma línea política del actual ejecutivo… ¡pero tampoco digo a cuál de los dos bandos que quedan me asocio!). Lo que sí sé es que hasta el gato está siendo llamado a testificar en esas sesiones, y hasta se están pesquisando documentos, desde los que se pueden conseguir mediante una fácil gestión hasta aquéllos que “se les olvidó” entregar desde el principio…

Obviamente, el bando contrario de cada quién está haciendo fiesta con la mala fortuna del otro. Parece que para eso es lo único que sirven nuestros políticos en este país. Y el resto de nosotros, los meros mortales puertorriqueños… ¡Pues muy bien, gracias!

En fin, que siga el relajito. Y ya que hablamos de relajito…

ESTA SEMANA (23—29 DE OCTUBRE DE 2006): Un rey moribundo quiere pedirle un favor bien especial a sus cuatro esposas… Un hombre aprovecha la ausencia de su familia para hacerle el amor a su sirvienta… pero ésta quiere quiere que él tome ciertas precauciones… Una mujer se hace una cirugía para reducirse… esteeeeeeeeee… una parte de su cuerpo, y no quiere que nadie más que su médico se entere… Y… Un repostero a punto de cerrar su negocio se ve forzado a atender un pedido de urgencia.

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”. And that’s all there is.

¡Y vamos a dejarlo ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

P.S. Tal vez más adelante les explicaré lo de la chica robótica de mi mensaje anterior. Lo que sucede es que la encontré tan cute… ¡Ojalá y fuera de carne y hueso! Arigato!

LDB

Receso de Semana Santa – Version de 2006 – Es Tiempo de Reflexionar

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

De veras, estoy empezando a preocuparme por lo que ha sido la comidilla de la semana: la posibilidad de que el gobierno de Puerto Rico se quede sin dinero para pagar la nómina de las agencias públicas a mediados del mes de mayo de este año. Hay muchas cosas que pasan por mi mente según pienso en esta situación, pero entre todas ellas, la más apremiante es: ¿cómo es posible que hayamos llegado a una situación como ésta?

Las respuestas a esta incógnita pueden ser tan variadas como los actores que intervienen en esta tragedia. Está el gobernador, que con una cara dice que el pueblo tiene que aceptar los retos y hacer su parte para poner a Puerto Rico sobre sus pies, mientras que con la otra permite que los empleados de confianza de las agencias públicas ganen sueldos elevados. Está la asamblea legislativa, la misma que estando en oposición al poder ejecutivo, está más enfrascada en chismes, homenajes sin ton ni son, guerras internas de poder… y también se ganan sueldos que no son precisamente “de hambre”, como los del resto de los servidores públicos.

La cosa es que Puerto Rico no tiene un presupuesto estable y equilibrado en su gobierno, que le permita atender las necesidades del país sin tener que endeudarse, sin tener que poner en tela de juicio su buen nombre. Y no lo tiene, ni tiene una solución acertada a este dilema, debido a la falta de madurez, incompetencia e intolerancia de sus líderes políticos actuales. Yo creo que esto debería ser una lección para todos nosotros, sobre lo importante que debe ser un gobierno compartido, en el que haya madurez y voluntad en las personas que lo van a dirigir. Cuando no hay ninguna de esas cosas, un país como el nuestro solamente puede ir en picada hacia abajo.

Mientras tanto, ¿qué se supone que debemos hacer? Tal vez ahora que la Semana Santa está ante nosotros, empezar a reflexionar con mayor detenimiento sobre el rumbo que lleva nuestro país, con una clase política enajenada de la realidad, con un pueblo que tiene graves problemas de salud mental y de seguridad pública… Yo no sé, pero creo que el autor de las siguientes palabras tenía mucha razón cuando dijo,

Es mejor confiar en el Señor que confiar en grandes hombres.
(Salmo 118, verso 9; versión Dios Habla Hoy, CELAM 1983)

(Noten que otras versiones, como la más reciente revisión de Reina-Valera, dicen “príncipes” en lugar de “grandes hombres”, pero para el caso es lo mismo…)

Pero así es como están las cosas…

Yo, por lo pronto, me dispongo a hacer mi habitual receso de Semana Santa. Estaré de vuelta al blog el domingo de Pascua de Resurrección (4/16/2006), o antes, si ocurre algún evento que lo amerite. Mientras tanto, mi gente, cuídense mucho y recójanse buen vivir, ¿OK? Bye!

P.S. Las páginas de Humor, según Luis Daniel Beltrán también recesan hasta el domingo 16, ¿OK?

LDB

Espectaculo Bochornoso

Saludos, mi gente,

Al empezar a escribir esto me siento… digamos… no muy cómodo con darme cuenta que el tiempo me ha dado la razón. Recordarán que en mi mensaje de la semana pasada comencé así:

Yo siempre estoy diciendo que algo debe estar tan terriblemente mal para que quienes ponen una mano (preferiblemente la mano derecha) sobre la Biblia y juran ante Dios (o el Ser Supremo, según cada quien lo entienda) que protegerán y servirán al pueblo, sean los primeros en violar el mismo régimen de ley y orden con el que hicieron tan solemne compromiso…./i>

Por supuesto, no hay que tener un Doctorado en Física Nuclear para darse cuenta de que me estoy refiriendo al vergonzoso despliegue de cafrería que Puerto Rico y el resto del mundo vio el pasado martes (31 de mayo), cuando una sesión del Senado de Puerto Rico se convirtió en una discusión callejera fundamentada en la lucha de poder por la presidencia de dicho cuerpo legislativo. Fue como si los mismos que deben dar un ejemplo de madurez y de civismo dejaran dichas cualidades en el estacionamiento del Capitolio. Ciertamente fue bochornoso ver senadores y senadoras (lo siento, pero tengo que escribirlo en minúsculas) que se condujeron con insultos, ofensas, gritos, abucheos y rechiflas, falta de deferencia a los importantes cargos que ostentan, etc.

¿Y quién gana con ese bochornoso despliegue de cafrería? ¿El presidente del Senado, electo por sus propios compañeros (los mismos que aspiran a hacer el papel de Bruto en esa tragedia romana)? ¿Su retador, el ex-gobernador de Puerto Rico y ahora senador de distrito que ambiciona ese puesto? ¿Los seguidores de uno u otro bando? ¿La oposición (en minoría parlamentaria, pero de la cual procede el actual gobernador, debidamente electo, nos guste o no)? ¿La prensa, que vive del espectáculo diario que hacen los legisladores? ¿El resto del pueblo que observa atónito este lamentable espectáculo?

Repitan conmigo: ¡NADIE! ¡ABSOLUTAMENTE NADIE!

Y lo peor de todo es que este asomo de garata callejera se produce en momentos en que hace falta la misma madurez y civismo que no demuestran estos servidores públicos (que lo son, les guste o no) de los partidos políticos principales para cooperar con Puerto Rico para que salga a flote de su actual crisis económica y social. Crisis que (les guste o no) también se refleja en la salud emocional y social de nuestro pueblo. A menos que todos los bandos implicados desarrollen esa madurez y ese sentido de compromiso, el experimento de gobierno compartido entre dichos bandos no será viable.

Como lo dije la semana pasada, así lo reitero hoy:

Sea como sea, una cosa sí es segura: Algo anda terriblemente mal en Puerto Rico, y es algo que debe detenerse lo antes posible, antes que se salga de control.

Es en momentos como éste cuando de veras necesitamos de Dios (o el Ser Supremo, según cada quien lo entienda) y su santa ayuda, para empezar…

Mientras tanto…

ESTA SEMANA, CERRAMOS LA PÁGINA DE MAYO DE 2005 CON: Un individuo que se molesta lo mismo, con o sin aire acondicionado. Y EN “¡QUÉ HAY DE NUEVO!” ABRIMOS EL EXPEDIENTE DE JUNIO DE 2005 CON: Individuos de la ciudad tratan de agarrar de… ¡ejem!… de zoquete a un campesino… Un hombre que llega a su casa y encuentra a su esposa en una situación… ¡ejem!… difícil… Y… Otro lamentable incidente en la… ¡ejem!… “Guerra Global Contra el Terrorismo”. (¿Qué es esto? Hasta aquí me estoy carraspeando también… ¡ejem!)

OK, repitan conmigo: ¡Aquí es que es! ¡Aquí es que es!

OK, antes de irme, tengo dos cosas que mencionar:

1) Quiero aprovechar para reconocer el mensaje de Eugenio, quien me notificó ayer (4 de junio) de que este blog ha sido añadido al Directorio de Blogs puertorriqueños del wiki Wikeo.com. Estoy sumamente agradecido por este privilegio, y espero que cualquier lector o lectora que llegue a mi blog desde ese directorio me haga saber sus comentarios e impresiones. Una vez más, muchas gracias.

2) Junto con ese mensaje, recibí un comentario del lector Edwin Vázquez al enlace que coloqué el sábado 28 de mayo sobre la niña actriz japonesa Saaya Irie, a la cual se le atribuye un mensaje en la red para tratar de aliviar las tensiones políticas entre su país y la China. La niña en cuestión tiene la particularidad de que a sus 11 añitos, ya ella tiene apariencia de “mujer hecha y derecha”, como lo atestiguan las dos fotos colocadas en la página a la que apunta el enlace (en el sitio ‘web’ de la columna semanal This is TRUE, escrita por Randy Cassingham). Quiero aclarar que la colocación de dicho enlace fue con el propósito de presentar esa información como algo curioso, como una de esas cosas insólitas que suceden en nuestro mundo o que aparecen en la red de vez en cuando.* Ahora bien, es necesario destacar que ello no implica que yo esté necesariamente apoyando que una niña de esa edad, no importa cuán avanzado sea su desarrollo físico, no importa en que lugar del mundo ella esté, se exponga de la manera en la que ella lo está haciendo. De hecho, si se fijan en mi respuesta al comentario del señor Vázquez, notarán que coincido con el señor Cassingham en que esta maniobra, que bien podría ser obra de los padres de esta niña (por razones obvias), es algo mal concebido y (ante la situación que genera el mensaje que se le atribuye a ella, que es a lo que realmente viene esta discusión) puede ponerla en graves aprietos, al ella quedar como peón político. Aunque ella pueda superar este incidente y seguir adelante con su carrera, sólo el tiempo dirá cuán duraderas serán las consecuencias.

*Que conste: Siempre que yo encuentre en mis viajes por la Internet algo que sea insólito o curioso, “pónganle el sello” de que ustedes lo verán a través de mi blog ¿OK?

Bueno, y ahora sí que los dejo por hoy. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB