Las uvas de la discordia… o la discordia de las uvas?

Saludos, mi gente.

Culmina otra Semana Santa que, a pesar de los pesares, pasó de manera relativamente tranquila en Puerto Rico.  Una tranquilidad relativa, sólo quebrada por el revuelo causado por las declaraciones emitidas el lunes pasado por el cantante Ricky Martin en torno a su orientación sexual.  Una “noticia” que aunque a muchos no nos sorprendió (y ustedes saben muy bien por qué lo expreso así, no se me hagan los inocentes), ha corrido por el mundo como las “infames” fotos de los médicos puertorriqueños en Haití (a los que la Junta de Licenciamiento y Disciplina les tiró la toalla un día antes de lo de Ricky, pero allá Juana con sus pollos…)  Y que ha servido de base para el destaque noticioso que muchos de nuestros políticos envidian—y del que siempre parece que están hambrientos como los lobos.

Francamente, yo no sé ni qué llevó a Ricky a “salirse del clóset”, ni creo que eso importe ya.  Pero si como él alega, esto lo hace sentirse libre… pues que sea libre y feliz, eso ya es asunto suyo y de nadie más.  Pero no es a esto a lo que voy—ya del tema se ha dicho suficiente.

Lo que quiero compartir con ustedes hoy es a algo que vi ayer mientras revisaba el boletín del sitio web Salon.com (y que creí pertinente añadir a Lo que me llama la atención).  Se trata de un artículo cuya autora, Jeanette DeMain, relata su experiencia en la búsqueda de comentarios sobre libros en Amazon.com, especialmente sobre las obras maestras de la literatura clásica y contemporánea.  La experiencia de DeMain es mixta: De un lado hay muchos comentarios acertados y excelentes; del otro lado,

"… están las reseñas que me atraen de forma algo masoquista, de ésas que le dan una puntuación de ‘una estrella’ a una obra que me ha conmovido de una manera que no puedo expresar o que ha influido en mí indeleblemente."

Seguidamente, DeMain cita varias de esas reseñas de “una estrella”, algunas de las cuales traduzco a continuación:

Sobre The Grapes of Wrath (Las uvas de la discordia) (John Steinbeck, 1939):

"Aunque he leído muchos libros malos, ninguno se puede comparar con esta obra trillada y maquinada.  Cada línea, cada palabra es deliberada y pretenciosa…  La gente ha llamado propaganda a este libro, pero eso ni siquiera es el comienzo.  En ningún otro lugar usted encontrará un diálogo tan empalagoso, ni un mensaje tan laborioso y falsamente profundo.  Pero recomiendo que todos lean este libro, sólo para gustar del tan absoluto mondongo que millones de personas son capaces de tragarse."

(¿Alguien podría dirigir al morón o morona que escribió eso a la página de Wikipedia sobre este libro, que de entrada menciona que tiene a su haber el Premio Pulitzer de 1940 y el Premio Nobel de Literatura de 1962—cosas que de seguro le serán ajenas—, y cuya versión cinematográfica de 1940 le valió a John Ford el Oscar/Academy Award al mejor director en 1941?)*

¿Qué tal Jane Eyre, (Charlotte Brontë, 1847)?

"Descripción interminable y sin sentido.  ¡¡¡DESCRIPCIÓN, DESCRIPCIÓN, DESCRIPCIÓN!!!  Todo el libro está escrito en metáforas estúpidas.  Los pocos sitios donde de veras hay algún diálogo aburren al lector hasta las lágrimas.  Honestamente, pienso que esto está marcado como un clásico porque es más viejo que la arena.  ¡Caray, yo creo que si yo garabateo algunas palabras en un pedazo de papel, será un clásico en 160 años!  Será lectura requerida en el tercer año de escuela superior, como este ‘cuento’ idiota.  Con su permiso, me voy a empezar mi obra maestra.  Estoy seguro que será mejor que esto."

(Y a esta persona, ¿tanto le molesta la prosa descriptiva?  De nuevo, que alguien dirija a este engendro a la página sobre Jane Eyre en el mataburros cibernético de récord.)

Ni siquiera se salvan del ataque inmisericorde los clásicos para niños, como Charlotte’s Web (E.B. White, 1952):

"Un libro absolutamente sin razón para leerse.  Yo no sentí nada hacia los personajes.  A mí en realidad no me importó que Wilbur [el cerdo] ganara el primer premio [en la feria agrícola].  ¿Y cómo rayos un cerdo y una araña se pueden hacer amigos?  No alcanzo a entenderlo.  La parte de atrás de una caja de cereal es más excitante que este libro.  Fui forzado a leerlo por lo menos cinco veces y lo encontré agotador.  Hasta cuando niño yo encontré que la trama era traída por los pelos.  Debido a este libro horrendo es que como salchichas cada mañana y le digo a mi papá que mate cada araña que veo.  Es un relato traumático que induce al coma y que ha cambiado mi vida para siempre.  En conclusión siento que nadie debería pasar por esa tortura y que este libro debe ser vetado de toda escuela, biblioteca y librería de la Vía Láctea."

Cualquiera diría que esta persona nunca tuvo infancia, o si la tuvo, nunca la disfrutó.  Como tal vez esta otra persona, a quien le dio con criticar así el libro, Where the Wild Things Are (Maurice Sendak, 1963):

"Con todas las reseñas—compré este libro para mi hijo.  Aunque aunque alguna de la gráfica del libro es muy buena, creo que el mensaje es totalmente equivocado.  Él [Max, el niño protagonista del relato] le contesta a su madre y creo que el mensaje para los niños es totalmente equivocado.  Ahorre su dinero—hay muchísimos otros libros que envían un mensaje positivo."

¡Quién sabe y a lo mejor esta misma persona habrá boicoteado la versión semianimada para el cine que se hizo el año pasado (dir. Spike Jonze, 2009)!  Y qué interesante que su preocupación sea el “mal ejemplo” de Max al retar la autoridad de su mamá (aun por más justificada que sea esa preocupación, valga aclararlo) y la necesidad de sustituir ese tipo de mensaje con mensajes “positivos”… ¡aunque habría que ver qué significa eso para esta persona!

Por último, y para no abrumarlos tanto como a mí (y nada más de hacer todas estas traducciones, ya me siento drenado emocionalmente… de veras), veamos esta lumbrera de reseña sobre Nineteen Eighty-four (George Orwell [seudónimo de Eric Arthur Blair], 1949):

"Al principio sí me gustó el libro.  Entonces, comenzó a ponerse porquería para cuando Winston [Smith, el personaje principal] estaba envolviéndose sexualmente con su amiguita.  Odié tanto el libro que hasta se me olvidó el nombre de ella.  Las primeras cien páginas más o menos me gustaron, entonces se puso realmente aburrido.  Así que yo recomiendo muchísimo que NO LEAN ESTE LIBRO.  Y por favor, por amor a Dios no lean ese libro de ‘Un Nuevo Mundo Feliz’ por Hoxley.  Es el doble de peor que 1984.  Francamente, NO LEAN NADA DE GEORGE ORWELL.  Están perdiendo su tiempo."

Francamente, parece que esta persona perdió su tiempo en la escuela, a juzgar por los errores y horrores en su comentario (incluido el error en el nombre del autor de Brave New World, Aldous Huxley) y por su falta de un argumento sólido y contundente.  Y entonces, ¿esta persona va a boicotear un libro como 1984 porque lo encontró aburrido?

Y parece que esta persona no es la única, ya que más adelante, DeMain cita una reseña sobre el libro, The Diary of a Young Girl (Annelies Marie “Anne” Frank, 1947), que se reduce a lo siguiente:

"No me gustó este libro porque era muy aburrido.  Eso es todo lo que hay que decir.  Era muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy aburrido.  Si usted tiene que leer este libro, péguese un tiro antes."

A esta persona yo le diría, “¡Después de usted!”

DeMain pasa entonces a cuestionarse qué clase de persona escribe este tipo de “análisis” (que yo no dignificaría mediante el uso de esa palabra, pero ya para qué):

"En realidad tengo que preguntarme quiénes son estos tipos.  ¿Serán estudiantes disgustados?  ¿’Trolls’?  ¿Descontentos que no tienen nada que hacer?  ¿Creen ellos que están luchando contra molinos de viento y nadando valientemente contra la marea del conformismo al advertirle a otros que no lean libros universalmente reconocidos como clásicos?  (En cuyo caso yo les podría recomendar que leyeran el ‘Don Quijote’ de Cervantes, pero entonces me daría miedo ver las reseñas.)"

Sea como sea, el caso es que tras leer este artículo de Jeanette DeMain me quedé bastante sorprendido con la profundidad de la ignorancia que demuestran algunas personas.  Parecería como si ellos hubieran pasado por la escuela, pero la escuela nunca pasó por ellos.  ¿Será que “el sistema” educativo les falló?  Yo no lo creo, aunque últimamente la calidad de la enseñanza en los planteles escolares estadounidenses parece estar en descenso.  Tal vez estas personas fallaron al no aprovechar las oportunidades que se les dieron—dentro de las limitaciones propias del sistema—para expandir sus horizontes, y se convirtieron en máquinas, en seres sin sensibilidad para con el mundo que los rodea (como el “come salchichas” al que le importa poco si el cerdo Wilbur gana el premio de la feria o al final lo hacen tocineta—o panceta, como la llaman en otros países hispanos).  Seres a los que tal vez les da miedo (¿pánico?) la libertad de pensamiento… o que tal vez no reconocen su responsabilidad, con otros y consigo mismos.

(Me pregunto si alguno de ellos está infiltrado en nuestro gobierno o en nuestra legislatura…  ¡Eso sí que da mucho miedo!)

¡Y vamos a dejarlo ahí, que ya esta entrada se puso muy larga y no quiero que me digan que estuvo muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy aburrida!  Cuídense mucho y pórtense bien.  Hasta la próxima.

(* Academy Award(s)® © The Academy of Motion Picture Arts and Sciences.  All Rights Reserved.)

LDB

Haz Lo Que Yo Digo, No Lo Que Hago – Version 2008

¡Saludos, mi gente, dondequiera que estén!

Quienes han visitado alguna que otra vez este blog desde que lo inicié en su versión actual,* notarán que antes de la Semana Santa yo solía escribir un mensaje en el que indicaba que me tomaría un receso durante esa semana. Lamentablemente, por alguna razón de la que no tengo certeza, parece que este año mi receso sólo se limitará al Viernes Santo. Me pregunto si es que se acabó la luna de miel entre el gobierno de Puerto Rico y sus servidores públicos (como yo), después que el propio gobierno los mal acostumbró a tomar extensos periodos libres (aunque con cargo a las vacaciones regulares). Digo, por lo menos a mí me parece que ése va a ser el caso en la agencia para la que yo trabajo, pero creo que así son las cosas en este negocio. Una vez estás de buenas y otras… ¡Mejor ni hablar del tema!

(* Para los que aún no lo sepan, mi blog nació realmente en octubre de 2003, y entonces estaba alojado en Tripod.com como parte de mi sitio web, hoy llamado LuisDBeltránPR.com. Fue en mayo de 2004 que cerré ese blog y abrí en Blogger.com el blog que ustedes conocen hoy en día, y que actualmente está alojado en WordPress.com.)

Pero bueno, la verdad es que esta semana ha sido interesante. Sobre todo, dos eventos han llamado bastante mi atención, a saber: el resultado de las primarias de los dos partidos políticos principales en Puerto Rico** y la caída en desgracia del (hasta la hora en la que escribo esto—las 22:00 UTC -04:00) gobernador del estado de New York, Elliot Spitzer, tras una investigación de agentes federales. De las primarias no voy a escribir mucho, tal vez porque siento que las cosas no cambiarán significativamente para los puertorriqueños en los años venideros. Y ello, independientemente de cuánto se llenen la boca los candidatos políticos hablando del “cambio” que viene. Le guste a quien le guste, ésa es la realidad.

(** Para quienes me leen en otros países, me refiero al Partido Popular Democrático o PPD, favorecedor del actual status semiautónomo, actualmente en el poder ejecutivo; y el Partido Nuevo Progresista o PNP, favorecedor de convertir a Puerto Rico en estado de los EE.UU., que controla las dos cámaras legislativas.)

Ahora bien, aun cuando no se trate de un funcionario cuyas decisiones afecten directamente a Puerto Rico (excepto a la comunidad puertorriqueña que ha hecho de New York City, como quien dice, “la segunda gran ciudad de Puerto Rico”—después de San Juan, por supuesto), lo del señor Spitzer me ha dejado bastante sorprendido (aunque tal vez, no debería ser así). Toda una estrella de la lucha contra la delincuencia y la corrupción… ¡y ahora resulta que él hacía cosas como aquéllas contra las que él mismo combatía! La verdad es que hay que tener lo que aquí en Puerto Rico llamamos “fuerza ‘e cara” para—por ejemplo—haber encabezado redadas contra operaciones de prostitución… ¡para entonces resultar que él era cliente de una de esas mismas operaciones! Y por supuesto, para una figura bien importante como él (o séase, un VIP), sólo lo mejor: ¡una chica de US$1,000 la noche!

Lo primero que se me ocurre es pensar en esa ley no escrita que dice que cada acción trae sus consecuencias. En el caso del señor Spitzer, a mí me parece que esta acción, aparte del impacto que tendrá sobre su profesión de abogado y de la vergüenza que trajo sobre su familia, tendrá el efecto de restarle credibilidad, no sólo a él (que ya no puede hablar de ley y orden con algún atisbo de seriedad), sino a cualquier otra persona que ahora o en el futuro se quiera erigir como un paladín de la moral y la sana convivencia en sociedad. Yo no soy quién para decir si ésa es la clase de herida de la que la sociedad se pueda recuperar fácilmente, pero de que es una herida profunda, de veras que lo es.

Pero bueno, creo que esto es deprimente, y no quiero terminar hoy así. Es más: quiero aprovechar que el lunes 3/17/2008 es el día de San Patricio, para despedirme con la Bendición Irlandesa:

May the road rise up to meet you
May the wind be always at your back
May the sun shine warm upon your face
And the rain falls soft upon your fields
And until we meet again
May God hold you in the palm of his hand.

(Que el camino se levante para encontrarte
 Que el viento siempre sople a tu favor
 Que el Sol brille cálidamente sobre tu rostro
 Y la lluvia caiga suave sobre tus campos
 Y hasta que nos volvamos a ver
 Que Dios te sostenga en la palma de su mano.)

Así que hasta que nos volvamos a ver… ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Cambia El Nombre, Pero No Cambia El Mundo

¡Hola, mi gente! ¡Bienvenidos a mi mundo!

Yo creo que ya deben haberse dado cuenta de que le acabo de cambiar el nombre a mi blog, a partir del mensaje que envié ayer sobre cómo NO hacer presentaciones en PowerPoint. La verdad es que después de tres años que llevo en estas lides (contando los pocos meses que le dediqué al blog que yo tenía en Tripod.com), yo me estaba dando cuenta que el título “Novedades…” como que ya no cuadra con lo que ha sido la trayectoria de mi blog, que ha sido exponer la manera en la que veo el mundo a mi alrededor. Así que aunque suene un poco trillado, como un clisé (que en algún sitio me enseñaron que es más correcto que decir cliché), elegí que si voy a seguir hablando de mi mundo, es mejor que mi blog se llame “El Mundo de Luis Daniel Beltrán”. Al menos así será más correcto y apropiado.

Pero bueno, dejando lo del nuevo nombre a un lado, la cosa es que luego del receso de Semana Santa, se supone que todo vuelva a la normalidad, por lo menos en el entorno con el que tengo mayor familiaridad. Claro, para mí esta semana será una un poco fuera de lo normal, con lo del Simposio del que les escribí hace un par de semanas (y del que prometo contarles mis impresiones la próxima semana). Pero claro, siempre habrá algunos nubarrones en el camino, como los que surgen de la estupidez política de todos los días… proveniente de los mismos políticos que se desbordan en buenos deseos y pedidos de reflexión al pueblo, cada vez que el calendario marca la Semana Santa y sus efemérides asociadas. Pero total, el mundo no dejará de dar vueltas, le guste a quien le guste…

Pero bueno, ¿qué tal si cambiamos de tema?

ESTA SEMANA (9–15 DE ABRIL DE 2007): Dos de “Pepito”: En uno, el niño se enferma, pero las cosas se le complican… ¡y de qué manera!… En el otro, le dicen que está por tener un hermanito… ¡pero el niño ve el asunto con tanta sutileza… como la de una hoja de papel de lija!… Y… El fabricante de una medicina recetada para la impotencia sexual… como que está nadando en dos aguas sobre el uso de su producto. Y EN ¡VÍDEOS!: Una cámara ‘web’ a la que no se le escapa nada (y cuando digo “nada”… ¡es NADA!)

(NOTA: La página de abril, la comenzamos la semana que viene, ¿OK? )

Visite Sitio ‘Web’ de Luis Daniel Beltrán y oprima donde dice “Humor, según Luis Daniel Beltrán”.

¡Y vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. ¡Hasta luego!

LDB

Receso de Semana Santa – Version de 2007

¡Hola, mi gente!

Bueno, hoy voy a tratar de ser breve. Como suele suceder cada año, llega el momento en el que se supone que nos recojamos a buen vivir, tanto en Puerto Rico como alrededor del mundo… o al menos aquella parte del mundo que profesa el cristianismo. Me refiero al comienzo de la Semana Santa. Ocasión que como llevo insistiendo desde que empecé estos blogs (si contamos éste y el que yo tenía antes en Tripod.com), debe servirnos para reflexionar sobre lo que es la vida, sobre el valor que le damos a lo que somos, sobre el rumbo que toman los acontecimientos aquí y allá, y sobre el rumbo que esos mismos acontecimientos deberían de tomar.

Y a decir verdad, las cosas no han cambiado gran cosa desde que yo empecé a escribir estos blogs. Seguimos teniendo que soportar una caterva de líderes políticos sin madurez, sin un intelecto desarrollado (cuyas conversaciones nos hacen desear sentarnos a la mesa con los franceses… ¡ellos sí que saben lo que es una conversación intelectualmente estimulante!), con la mira únicamente en el poder y en el beneficio personal disfrazado de ideales políticos… Seguimos teniendo que enfrentar la evidente incompetencia de las autoridades para detener la ola delictiva que nos afecta, y que cobra hasta las víctimas más inesperadas, como el secretario general de una unión obrera, al que hace unos días alguien mandó a matar (por unos US$3 000) para evitar que denunciara unas movidas sospechosas dentro de su sindical… Seguimos teniendo que enfrentar una crisis ambiental por la disposición (o falta de la misma) de desperdicios sólidos, y sobre todo, de desperdicios biomédicos, como lo dejó patente hace un par de semanas un incendio de este tipo de desecho almacenado indebidamente en una planta de incineración cercana a mi lugar de residencia (y que por cierto, tuvo su costo para mí en cuanto a la congestión de tránsito en torno al lugar del incendio, que me impidió llegar a mi casa a la hora en la que normalmente lo hago)…

Y preferiría no seguir alargando la cosa, para no dañar el ambiente que me gustaría fomentar. Un ambiente en el que exista la concordia, en el que podamos ayudarnos unos a otros, en el que no medien ni las ambiciones personales, ni las distinciones, ni la maldad, ni el deseo de busconear en perjuicio de otros que no favorecen ese tipo de conducta… Insisto: ¿será eso demasiado pedir?

Pues sí, en lo que reflexionamos durante esta Semana Santa sobre todo eso que acabo de decir, y buscamos en nosotros mismos las maneras para recuperar el camino desandado, yo estaré haciendo mi habitual receso de Semana Santa. Tanto el blog como “Humor… según Luis Daniel Beltrán” estarán de vuelta el próximo domingo (4/08/2007). Claro, eso será a menos que surja alguna cosa in between que amerite que yo se las traiga a ustedes en el blog.

Así que por lo pronto… ¡vamos a dejar eso ahí! Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

O Antes, De Ser Necesario: Cuantos Usos Pueden Tener Los Blogs?

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

Antes de que se empiecen a preguntar “¿qué hace Luis Daniel que no se está ‘recogiendo a buen vivir’ el Viernes Santo?”… OK, OK, ya sé, después que tanto lo he estado diciendo en estos días…

Enigüei, hoy quiero colocar un artículo que me parece ilustrativo de las “mil y una razones” por las que los blogs están alcanzando punto de fiebre. La anfitriona de la sección de blogs de About.com, Sheila Ann Manuel Coggins, escribió esta semana un artículo en el que se detallan por lo menos 10 de los usos principales para los blogs, desde los blogs personales (como el mío, si puedo atreverme a citarlo como ejemplo) hasta los blogs en los que se propagan comentarios sobre la política y el acontecer mundial.

Yo por lo menos espero que si leen el artículo de Sheila Ann, a lo mejor cualquiera de ustedes se motiva y crea un blog. ¡Quién sabe! A lo mejor se le despierta la musa a alguien…

10 Uses for Blogging: Ways to Use Web Logs

OK, ahora sí los dejo por lo que resta de la Semana Santa. Cuídense mucho y pórtense bien, ¿OK? Hasta luego.

BONO: Baidegüei, si quieren conocer un poco mejor a Sheila Ann, éste es su su blog personal.

LDB