Ya verás, Puerto Rico, ya verás…

Captura de pantalla (modificada para eliminarle la publicidad que no viene al caso) de la entrada que escribí en TwitLonger el 18 de octubre de 2014, al día siguiente de producirse los despidos en el departamento de noticias de Univisión-Puerto Rico (WLII-DT).

Pues sí, amigas y amigos, mi gente, la imagen que encabeza esta entrada es una captura de pantalla (o como dirían en el mismo suburbio sanjuanero donde ocurrió el hecho, un “screenshot”)* de una nota que escribí el pasado 18 de octubre de 2014.  Apenas un día después de ocurrido un evento que aún comenzando noviembre sigue dando de qué hablar.  Pero como no todos ustedes tienen la vista “igual de buena” que yo… afortunadamente, porque la mía no anda muy bien que digamos (pero no es nada que no se pueda corregir con bifocales, así que no se me asusten)… permítanme reproducir abajo lo que dice la entrada (y como es de esperarse, el énfasis que no está en el original es con toda la intención):

“Nota Solidaria

“Mi gente, tengo que sacar un momento para solidarizarme con @MarilianaTorres, @Roberto_FuerzaD y @SusanSoltero, entre otr@s, tras el golpe que representa el cierre de la operación de noticias de @UnivisionPRCuando se cierra un taller de trabajo como éste y se deja en la calle a todo un grupo de comunicadores talentosos, que hacen su trabajo con dignidad y profesionalismo, Puerto Rico pierde mucho.  Es otro ejemplo de por dónde está partiendo la soga en estos tiempos.  Desde aquí le deseo todo lo mejor a estos seres humanos, padres y madres de familia, que se han visto perjudicad@s por la codicia corporativa, y que a dondequiera que les lleve la vida, puedan tener éxito.

“¡Y vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

“LDB”

Triste, ¿verdad que sí?  Más de un centenar de empleados, entre periodistas, redactores, videoperiodistas, editores, presentadores (los eufemísticamente llamados “anclas”… ¿será porque algun@ que otr@ de ell@s cae pesad@?), y un larguísimo et cétera.  Tod@s víctimas en medio de lo que el Gabo hubiera llamado la “crónica de una muerte anunciada”, desde que a comienzos de 2014 se eliminaran las ediciones de fin de semana de los mismos informativos que hoy acaban de pasar a mejor vida.  Y para colmo, las razones para la caída de entonces son las mismas para la debacle de ahora, como lo muestra la periodista Sandra Rodríguez Cotto en dos entradas de su blog (he aquí una, y he aquí la otra).

Razones a las que puede añadirse lo que parece ser un enfoque empresarial dentro del cual esos empleados parecen no tener cabida.  Un enfoque que como vimos en una ocasión anterior, igual se aplica en la operación pública sin mucho miramiento.

Un enfoque que por más gestos que traten de hacerse, por más intentos de expresar “buena voluntad”, que se está cumpliendo con la responsabilidad contraída con un pueblo como el nuestro, difícilmente se percibe como algo sincero, como lo muestra este artículo en la revista cibernética 80grados.

Y un enfoque que a la larga podría resultar siendo todo lo contrario a lo que se pretendía lograr en principio, fuese lo que fuese.  En el que sólo por mantener una apariencia de que se está sirviendo a la comunidad en el área de servicio de la emisora, se sustituya el noticiario estelar de la tarde (el que tod@s querían ver al llegar del trabajo a la casa, aunque fuera para sufrirle las mismas payasadas a los políticos del patio y enterarse de cuán mal está el mundo a su alrededor—aunque la atención al mundo que nos rodea sólo se reduzca a una cápsula de un minuto), por un programa de entrevistas de actualidad noticiosa… ¡la veintiúnica carta que dejaron para jugar en esta baraja!  Estrategia que bien podría estar fallando, si no cuenta con el favor del público, como nuevamente lo muestra la periodista Rodríguez Cotto.

Tal vez sea esto un indicio de que alguna reinvención se necesita en los medios de comunicación social y que los mismos tiene que evolucionar con los tiempos, como lo menciona repetidamente la periodista Rodríguez Cotto en las entradas de su blog que estoy citando aquí (y ciertamente, recomiendo encarecidamente que las lean).  Quien sabe, a lo mejor sea esto un llamado a despertar (nuevamente en español de “Guaynabo City”, un “wake-up call”) para estos profesionales de la información—los de hoy y los que vendrán después, si antes no se quitan—, especialmente a que pongan el oído en tierra y se preparen para una marejada de cambios que los puede arropar cuando menos lo esperen.  Total, las cosas no están buenas para nadie en absoluto.  ¡Para nadie!

Mientras tanto, seguiremos viendo cómo la codicia corporativa a la que me refería en mi tuiteo largo de arriba hace que una emisora que ha tenido una trayectoria distinguida, desde sus humildes comienzos en una calle en el distrito Santurce de San Juan** hasta nuestros días… pues, se hunde.  Porque para sacarla a flote, como dicen, se necesitará de “Dios y su santa ayuda”.

Y ahora si, ¡vamos a dejarlo ahí!  Cuídense mucho y sean personas razonables, gústele a quien le guste.


* Valga aclararles que la captura de pantalla que encabeza esta entrada fue alterada por mí, a fin de eliminarle los anuncios encima y debajo de la nota, por entender que los mismos no son pertinentes para el propósito de la entrada original.

** Si mis lectores fuera de Puerto Rico me disculpan la digresión, la zona donde ubicó en su momento esa emisora es hoy en día un área venida a menos, plagada de adicciones y prostitución… ¡lo siento mucho, pero hay que decirlo!


LDB

Historia de dos líderes: Medianoche en una tarde de San Juan

A typical Cuban sandwich that can be found in ...
Image via Wikipedia

Astuto.  Yo no creo que el Presidente de los EE.UU. de A., Barack H. Obama, pueda ser descrito con una palabra más adecuada, tras viajar el martes 16 de junio de 2011 a San Juan para una visita que comoquiera duró menos de lo que dura un centavo de queso.  Una visita para la que se hicieron muchas expectativas, sobre lo que se lograría alcanzar tras la misma.  Una visita para la que se quiso vestir a San Juan de punta en blanco.  Una visita para la cual se quiso movilizar a la gente, tal vez para dar la impresión de que Puerto Rico estaba así de contento de recibir a un visitante de la importancia del líder de la nación más poderosa sobre la tierra.

¿Y qué pasó?  (O más bien, ¿qué fue lo que no pasó?)  La llegada del “Fuerza Aérea 1” a San Juan con algunos minutos de adelanto, un discurso presidencial de 10 minutos y medio (en el que apenas dijo algo sustantivo—o lo que dijo no era nada nuevo), una caravana motorizada que se desplazó por la vía de rodaje como si tuviera prisa, una parada breve en el palacio de gobierno puertorriqueño (“La Fortaleza”), una parada para almorzar en una repostería y restaurante del sector El Condado…  ¡Adi’ó!  Pero, ¿y el almuerzo a todo dar que se le tenía preparado en La Fortaleza?  Y para terminar de hacerla, ¿almorzando con el principal líder de la oposición, el senador Alejandro García Padilla (PPD-Acumulación)?  No sólo eso: ¿almorzando (lo que en buen puertorriqueño conocemos como) un sándwich de medianoche” (cuyos ingredientes suelen incluir el jamón, el pernil de cerdo y el queso suizo), con agua embotellada?  Yo no sé, pero ese “sandwichito” debe ser un tremendo “resuelve” cuando se tienen por delante dos actividades de recaudación de fondos de campaña (una de las cuales era a US$38500 por cabeza), además de concederle entrevistas a dos de los medios locales (El Nuevo Día y Univisión Puerto Rico) antes de partir con rumbo a casa en el “Fuerza Aérea 1”.

¿Y dónde quedó el gobernador?  ¿Y dónde quedó la debida deferencia a las autoridades locales?  A mí me parece que eso se llama “plantón”.  Un buen plantón para las autoridades estatales y para muchos de los que fueron a vitorearle a su paso, como para que él viera que los puertorriqueños somos “una tribu feliz”.  Y no quepa la menor duda que quienes tanto se quisieron lucir, como si se tratara del reciente casorio de Guillo y Kati (¡y dale que es tarde!) de la boda real efectuada en abril pasado (y me imagino que alguna de las aspirantes a realeza conocidas “cariñosamente” como “las Cívicas” habría querido lucir un sombrero tan ridículo como el que llevó entonces la princesa Beatrice, que parecía más que otra cosa un asiento de excusado—o de retrete, o de inodoro… whatever!), se llevaron una enorme decepción.  Porque más que nada, lo principal que le importaba a las autoridades locales era lucirse.  Dar una buena impresión para que se nos tome en cuenta, a la hora de decidir nuestro futuro político, si queremos o no tener algo que ver con la nación poderosa del mundo.

Nación a la que—si nos dejamos llevar por algunos comentaristas políticos, como el periodista Luis Francisco Ojeda, uno de los expertos en dimes y diretes, broncas y bolletes “análisis” y “noticias”—no le interesa resolver la situación de su relación política con Puerto Rico.  ¿Será porque como hemos visto en otras ocasiones, siempre hay “asuntos más importantes que atender”?  ¿O será que al saber que aquí cada quién tira para su lado, simplemente los cachanchanes de allá están esperando a que nos acabemos de arrancar las cabezas?  Y cuidado que lo vengo diciendo, desde cuándo…

El caso es que, a mi juicio, una de las consecuencias inmediatas de la visita del presidente Obama Puerto Rico ha sido dejar una estela de “malos perdedores” (o que se comportan así), principalmente entre las huestes azules locales.  (Interesantemente, el color azul es el símbolo político que tienen en común los personeros del actual gobierno local [PNP] y los miembros del Partido Demócrata, a pesar de que los primeros se identifican principalmente con el Partido Republicano estadounidense, cuyo color es el rojo—el mismo que por décadas ha identificado a los miembros del PPD.  ¿Entendieron eso?  ¿No?  ¡Olvídenlo!)  Ya por lo menos, ha habido dos amenazas de miembros del actual gobierno (de hecho, son el presidente del senado y una senadora que es hija de un ex-gobernador) de irse de “tour” a través de las comunidades hispanas en los EE.UU.—las mismas a las cuales precisamente iba dirigido el viaje presidencial—para expresar el “agravio” del que fueron objeto a manos del mandatario.  (Y cuando se oye hablar a estas personas, no se puede menos que pensar en que están en la etapa de la ira que postulaba la doctora Kübler-Ross, como si se les hubiese arrebatado algo tan querido, una oportunidad que tal vez nunca volverán a tener.)

Sea como sea, para mí que este viaje presidencial no tuvo los resultados que todos teníamos en mente.  Y aun cuando algun@ que otr@ ilus@ pudiera albergar esperanzas de que tras el regreso del presidente Obama a Washington, de repente empezara a nevar en nuestras montañas (y si no me lo creen, véanse este “reportaje” en El Ñame), francamente, eso no habrá de suceder, o al menos no sucederá así porque sí.  Y nunca hubo la intención de que eso sucediera.

Lo que sí hubo fue un brillante ejercicio de astucia política.  Una partida de ajedrez de movimientos impredecibles—aunque no para los conocedores del juego, y me refiero en este caso al juego de ajedrez político.  Un ejercicio en el que prevaleció el gran maestro, el estratega (un poco irónico, tratándose de un ganador del Premio Nobel de la Paz), el que movió las fichas en el tablero a su antojo, dejando al bando enemigo tratando de curarse las heridas de la batalla.

Interesantemente, se nos vendió ésta como la primera visita en asuntos oficiales de un mandatario estadounidense, desde la de John F. Kennedy en diciembre de 1961 (y yo era un infante entonces, por lo que no tengo recuerdos de esa visita—sorry!), o como el cumplimiento de la promesa de campaña que el entonces candidato presidencial y senador por el estado de Illinois había hecho en otra visita fugaz, en 2008, de que volvería a Puerto Rico como presidente estadounidense.  Para muchos de nosotros, esta “venta” salió demasiado cara.

¡Y vamos a dejar eso ahí!  Cuídense mucho y pórtense bien.

LDB

El Deporte Favorito del Mundo… O de Casi Todo El Mundo

Puerto Rico Soccer League PlayOff Cup
Image via Wikipedia

Saludos, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando! Y hoy comenzamos con fútbol…

(¡NO! Voy yo a comenzar con el índice NASDAQ…)

OK, por si están preguntándose si en Puerto Rico estamos siguiendo los juegos de la Copa Mundial de Balompié o Soccer (y eso, porque en Puerto Rico hay quienes no se dignan a llamar a ese deporte como “fútbol”, porque ese nombre se lo reservan para el football de la NFL) Alemania 2006… tal vez no es una cosa tal que sea “punto de fiebre” como en otros países del mundo donde este deporte es apasionante. Pero sí, yo creo que se está generando algún interés… No será la gran cosa, pero algo hay.

Al menos una cosa que sirve de ayuda es que TeleLata… ¡y dale, que es tarde!… Univisión-Puerto Rico esté transmitiendo los partidos más relevantes de cada jornada, en horarios en los que no se afecta la dosis diaria de melodramas (¡sí!, porque ése es el livelihood de esa telecadena y no lo van a sacrificar por nada del mundo). Pero aún así faltaría por verse si ello lleva a que se empiece a fomentar en Puerto Rico una cultura en la que podamos trascender más allá de la pelota de grandes ligas (MLB), el baloncesto de la NBA (¿por qué ca…ramba la post-temporada de la NBA tiene que ser así de interminablemente insufrible?), aun el mismo football estadounidense (con sus “accidentes de guardarropa” como el del intermedio en el SuperBowl de 2004), y podamos aceptar como parte nuestra un deporte que goza de un prestigio considerable en todo el mundo. Es más… imagínense la cantera de talento que Puerto Rico pudiera producir (posiblemente hasta de calidad internacional), si se fomentara en nuestras escuelas la práctica del balompié y se hicieran torneos que puedan arrastrar tanto público como las series finales de baloncesto superior o vólibol (volleyball) superior… o hasta como sucedió en su momento con el béisbol profesional de invierno (antes que a los equipos del MLB les diera la gana de impedir la participación de sus “estrellas”… diz que “para que no se lastimen”… ¡qué co… ejem… pantalones!).

Pero en fin, que estoy soñando despierto otra vez…

Enigüei, vamos a hablar de otra cosa. Nos acaba de pasar por encima el día de los padres, y pensando en ello, quise plasmar en este mensaje un cuento que le escuché a un pastor bautista natural de mi pueblo… ¡a quien no conozco personalmente (aunque sí a una de sus nueras, que estudió conmigo en la universidad)! Resulta que éste es un padre de los de “enántej”, que cada tarde ponía a su hijo a leerle la siguiente porción bíblica:

Hijos, obedezcan a sus padres por amor al Señor, porque esto es justo. El primer mandamiento que contiene una promesa es éste: “Honra a tu padre y a tu madre, para que seas feliz y vivas una larga vida en la tierra”.

(Efesios, capítulo 6, versos 1–3; versión Dios Habla Hoy [DHH], CELAM, 1983)

Hasta aquí todo iba bien… hasta que el hijo empezaba el verso que le sigue…

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos…

(Efesios, capítulo 6, verso 4, DHH)*

¡Y ahí era que el muy señor él mandaba a su hijo a que dejara de leer y se fuera a dormir!

(¡Ríanse, por favor! Se supone que esto es un chiste… ¿Qué, ustedes no se rieron? Ah pues… ¡no vale la pena discutir más al respecto!)

Mientras tanto…

ESTA SEMANA (19—25 DE JUNIO DE 2006): Si usted recibe en su correspondencia un sobre con un polvito blanco… ¡no caiga en pánico y averigüe bien de qué se trata!… Amiga que me lee: ¿Su huerto casero no le está rindiendo los vegetales que usted quiere? Entérese de lo que hizo una ama de casa que tenía el mismo problema… ¡y cuál fue el resultado!… Una recién casada busca complacer a su marido en todo (y dije “EN TODO”, ¿OK?)… Un hombre entra a una barra y allí encuentra una tremenda mami… ¡uy, perdón!… una chica muy atractiva… Vea lo que sucede cuando tres enfermeras mueren y llegan a que San Pedro las admita en el cielo… Y… Conozca la GRAN diferencia entre las décadas de 1950 y 1980.

Humor, Según Luis Daniel Beltrán… ¡Y no hay más na’!

(¡Sí! Parece que la zafra de chistes de esta semana estuvo mejor que las anteriores…)

Bueno, será hasta la próxima. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!


* El verso 4 completo lee así:

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino más bien críenlos con disciplina e instrúyanlos en el amor al Señor.

(¿No les parece que esto tiene más sentido que irse a los extremos de una crianza muy represiva, de un lado, y una crianza demasiado liberal y permisiva, por el otro?)


LDB

Hasta En La Sopa!

Hola, mi gente. ¡Esto es lo que está pasando!

Miren, la verdad del caso es que lo que empecé a comentar la semana pasada sobre el infame vídeo #3 de la cámara de seguridad 59 en el Capitolio de Puerto Rico… ¡apesta como si fuera un pañal sucio! Y si vamos a ver, las cosas están más o menos como las vimos la semana pasada, con los mismos protagonistas, cada quien en sus respectivas trincheras de lucha, más algunos personajes del tipo de los que se añaden a las telenovelas para tener más teleaudiencia. Ejemplo de esto último es un ex-ayudante del actual senador por Arecibo, a quien se le atribuye haber tenido acceso al vídeo para proveerlo a la senadora “escandalizada” por la mala conducta retratada en el mismo. Pues bien, dicho individuo ha sido objeto de sanciones que incluyen la suspensión de varios contratos de “asesoría” en la “casa de las leyes”. Sin embargo, estas sanciones no cuentan necesariamente con el aval de su ex-jefe, del que el ex-ayudante en cuestión ha dicho que seguirá trabajando para él, aunque sea sin paga. Interesante caso de lealtad a toda prueba, ¿no?

Pero el punto hacia el que quiero dirigirme hoy es que ya la gente común y corriente, la gente que vive todos los días con una actividad delictiva difícil de controlar, con un aumento en la incidencia de enfermedades mentales, con un incremento en los costos de los alimentos y los servicios básicos… en fin, la gente ya está HARTA de ver todos los días la misma porquería. La gente ya está cansada de ver cómo los pseudolíderes políticos que pululan en las ramas principales del gobierno (excluyendo la rama judicial, claro está… pero “eso, pequeño Adam, es otra historia”), en busca del protagonismo que les da su razón para levantarse de la cama cada mañana, no demuestren la suficiente madurez para atender los graves problemas que afectan a nuestra sociedad y se dediquen a debatir estupideces. (Y créanme quienes me estén leyendo en otros lugares donde el español se hable con orgullo, que ninguna de las tribus locales que encabezan el actual “gobierno compartido” [PNP y PPD, y hasta el PIP] tiene en sus líderes el temple y la madurez suficiente como para echar pa’lante y hacer su parte por el bien de Puerto Rico. ABSOLUTAMENTE NINGUNA.)

Así es como llegamos al punto de que el debate por el infame vídeo C-59 nos salga “hasta en la sopa”… Es más, hasta una conocida meteoróloga de la televisión local (la Sra. Ada Monzón, de WLII-TV/DT, o Univisión-PR) lo utilizó como excusa para justificar el que no hubiera hecho una transmisión remota desde la sede de un foro sobre mitigación de riesgos y planificación, en el que ella hizo una presentación, y al que yo (como planificador profesional licenciado que soy) asistí esta semana que acaba de terminar. Baidegüei, durante el almuerzo el primer plato fue de una riquísima sopa de plátano… mmm mmm mmmmmmmmmm… ¡exquisita!… pero ni señas de que el vídeo C-59 estuviese en esa sopa en particular. De todos modos, seguiré investigando las sopas, a ver que es lo que hay…

Aún así, independientemente de lo que indica la prensa de Puerto Rico como su función de fiscalizar las actuaciones del gobierno de Puerto Rico (sea del partido político que sea, gústele a los pseudolíderes de turno o no… y hasta me guste o no, ya que yo trabajo para ese mismo gobierno), ya viene siendo hora de que la prensa le reduzca y hasta le quite el protagonismo a las controversias estúpidas y estériles (y a quienes las alimentan de día en día). Definitivamente, ésa es una humillación que nadie se merece… ¡ABSOLUTAMENTE NADIE!

Mientras tanto…

¿QUÉ HAY DE NUEVO ESTA SEMANA? Cómo hace un abogado para regalarle a alguien una naranja… Las 30 cosas que tienen que soportar a diario los ingenieros de sistemas de informática… Qué sucede cuando una joven liberada entra desnuda en un bar… Y… Qué es lo que hace un jubilado cuando quiere divertirse un poco.

Así que manda pa’l ca**jo el vídeo C-59 y échate pa’cá.

(Sí, ya sé, yo no me expreso normalmente de esa manera, ni por escrito… ¡pero siempre hay una primera vez!)

Antes de irme, quiero destacar la sorpresiva pérdida del cantante Vicente Carattini, líder del grupo “Los Cantores de San Juan”, fallecido el pasado lunes 7 a causa del cáncer. Durante 34 años, Carattini y su grupo fueron parte del paisaje musical navideño, debido a la gran cantidad de grabaciones musicales que sonaban cada año (hasta yo cantaba mucha de su música cuando iba de parranda con mis tíos y primos… años luz atrás). Irónicamente, la muerte lo sorprendió estando a punto de salir a la calle su más reciente grabación navideña. Definitivamente, con su partida (más la de Tony Croatto a comienzos de este año), sentimos que algo del espíritu navideño se nos está yendo, poco a poco… ¡Buen viaje, Carattini!

Bueno, con eso los dejo por lo pronto. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB