Del Nuevo Papa Y De Las Lluvias

Saludos, mi gente,

Bueno, ya por fin podría decirse que el mundo está volviendo a su ritmo más o menos normal de vida, luego de ser sacudido por el fallecimiento del Papa Juan Pablo II y de la elección de su sucesor, Benedicto XVI. Lógicamente, he visto muchas cosas en las noticias sobre el nuevo Papa, especialmente sobre su pasado y cómo el mismo podría representar una carga para su pontificado. En realidad no está en mí juzgar en este momento si las cosas que él hizo (o no) en el pasado serán influencia en sus acciones durante el tiempo en que ejerza su nueva encomienda. Tal vez lo mejor que podemos hacer de momento es dejar que las cosas sigan su rumbo, aunque creo que tal vez no le sea fácil igualar (y hasta superar) los logros de su antecesor. Total, ahora le toca a Benedicto XVI marcar su propio rumbo, como a cada quien en este valle de lágrimas.

Hablando de lágrimas, pero de las que caen del cielo, esta semana que acaba de terminar nos trajo una intensa lluvia en casi todo Puerto Rico, especialmente en la mitad Norte, a causa de un sistema frontal que parece que no se enteró que estamos en primavera en el Hemisferio Norte. Lo bueno es que esta lluvia nos vino bien y nos alivió un poco del calor asfixiante que ha estado haciendo en estos días. Sin embargo, lo malo es que no parece haber hecho mella en la sequía que ha afectado al Sur de Puerto Rico desde el pasado invierno, sobre todo en los embalses de esa zona en particular. Lo cierto es que aún está latente la posibilidad de que el consumo de agua se racione en algunas zonas de Puerto Rico… y eso sí sería desastroso para la vida diaria puertorriqueña. Vamos a ver si las primeras lluvias de mayo nos traen mejor suerte que esa.

Mientras tanto,

ESTA SEMANA EN LA PÁGINA DE ABRIL: Dos jóvenes en extremos opuestos del mundo comparten un mismo pensamiento… Una pareja en vías de renovar sus votos matrimoniales hace una consulta a sus amistades… Una paciente se queja de dolores en la rodilla causados por… bueno, ya verán por qué… En Los Angeles intentan atajar la ola delictiva con cámaras de vídeo… Un sexólogo describe cuatro tipos de conducta sexual en el hombre… En la oscuridad de la noche, una esposa le pide a su esposo… algo especial… Y… Los abuelos del futuro, ¿de qué cosas les hablarán a sus nietos?

Sitio ‘Web’ de LUIS DANIEL BELTRÁN – Humor

Bueno, aquí me bajo del coche. Cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

Lloramos la Muerte o Celebramos la Vida?

Saludos,

Yo creo que coincidirán conmigo en que la semana que acaba de terminar fue muy fuerte, por el papel estelar que jugó la muerte, la misma que nunca se toma unas vacaciones. Comenzamos con la muerte de Theresa Marie Schindler-Schiavo, una mujer de por sí atractiva (en mejores tiempos, claro), cuya lucha por satisfacer una necesidad de cariño y aceptación la llevó a resolver un problema de sobrepeso “de cantazo”, lo que le causó un desequilibrio químico que afectó su corazón y dejó su cerebro sin recibir oxígeno por un tiempo crucial, y que en 1990 la llevó en última instancia a un estado vegetativo persistente, que 15 años después la llevaría al valle de sombra de muerte… Y que lamentablemente la convirtió, sin ella quererlo, en otro peón del ajedrez político. Y cuida’o que tanto estuvieron sus ahora deudos entre prolongarle la vida, quitarle la sonda alimentaria que la mantenía viva, ir al tribunal a pedir que le reconectaran la sonda, recibir tantos NO HA LUGAR de los tribunales…

A esto siguió la agonía y fin de la vida del Papa Juan Pablo II el sábado 2 de abril. Y aquí quiero hacer un aparte, porque aunque en estos momentos me siento un poco distante de mis raíces, no deja de dolerme la pérdida de quien en 26 años de pontificado tuvo una activa participación en los eventos del mundo. Además de todo lo que se ha dicho sobre él en los pasados días, no queda mucho más que decir, excepto que luchó hasta el fin, que siempre libró la buena batalla… Ahora lo que resta es preguntarse como en el título de la semana pasada, ¿a dónde vamos desde aquí?

Para completar, apenas al levantarme lo primero que me da la radio es la noticia del fallecimiento del cantante italoargentino Tony Croatto, a causa de un cáncer que le fue diagnosticado no hace mucho. Tony llegó a Puerto Rico hacia la década de 1970 (si mi recuerdo es correcto), y con su hermana Nelly se dieron a conocer en El Show de las 12 (SÍ, el mismo programa de TV que hace apenas unas semanas fue cancelado después de 40 años de emisión continua, como ya saben de un par de mensajes atrás). Con los años, Tony fue compenetrándose de aquellos elementos culturales que nos caracterizan, al punto de que echó raíces en Puerto Rico y se convirtió en “un jíbaro termina’o”, como diría una de sus canciones.

La verdad es que cuando una persona muere, la vida propia adquiere unos matices diferentes. La vida se ve desde otra perspectiva, como un sendero que quienes nos quedamos en este valle de lágrimas debemos seguir trillando, como una constante aventura que debe vivirse, sentirse, experimentarse… guiados siempre por los faros de luz de quienes trillaron el sendero antes que nosotros, y cuyo recuerdo seguirá con nosotros para siempre…

Para mis tres Huéspedes de Honor de esta semana, cito (más o menos) de la Bendición Irlandesa: “Hasta que nos volvamos a ver, que Dios los tenga en la palma de Su mano.”

Para el resto de nosotros aquí abajo, cuídense mucho y pórtense bien. Bye!

LDB

P.S. Como muestra de respeto ante el deceso del Papa Juan Pablo II, creí prudente no sacar las páginas de marzo y abril de mi sección de humor. Las mismas estarán de vuelta el próximo fin de semana.